viernes, 9 de julio de 2010

Crítica: Expediente 39

Ya están aquí de nuevo mis terrores favoritos, los niños, despreciables criaturas de la misma o peor calaña que trolls, duendes, orcos, diminutos, fraguels, hurones (a excepción de "Poti.Poti" y "Gallofa", a estos los respeto) y demás alimañas de la naturaleza, solo que por desgracia, estos son muy reales. Christian Alvart (a quien debemos la entretenida "Pandorum") lo sabe, sabe que estas en apariencia dulces personitas, esconden un reverso tenebroso y el cine está lleno de ejemplos, "La Profecía", "Los Chicos del Maíz", "El Pueblo de los Malditos", "Hellion: El Ángel Caído", "La Huérfana", "The Children" o la serie "Webster", son algunos de sus máximos exponentes. Pese a todos estos documentos, aún existe una gran parte de la población que vive engañada y no es capaz de vislumbrar el auténtico rostro del mal, la auténtica naturaleza de la inmunda bestia, gente que jamás relacionaría lo maligno con la candidez de un niño. A todos esos insensatos está destinada esta "Expediente 39", donde Christian Alvart aprovecha el tirón mediático que suelen tener las películas protagonizadas por niños para firmar, a partir de un guión de Ray Wright (encargado del esperado remake de "The Crazies") una cinta de "terror para toda la familia" (nomenclatura que utilizo para denominar a todas aquellas películas del género de las cuales me ha hablado bien mi madre), es decir, una no demasiado sangrienta, no demasiado sexual, no demasiado nada, llena de tópicos y protagonizada por algún actor o actriz popular del momento.


"Expediente 39" cumple con exactitud todas estas directrices. De entrada, estamos ante una película de terror, eso es innegable (aunque tengamos claro que como buena película de "terror familiar", no puede dar demasiado miedo). De personalidad va mas bien justita, coged al niño de "Hellion: El Ángel Caído", cambiarle de sexo (tratándose de críos igual entra por el seguro) y en lugar de secuestrarlo, adoptarlo. Y es que esa es básicamente la base argumental de "Expediente 39", una asistenta social que trabajando en un caso como muchos otros, se topa con una dulce niña que vive atemorizada por sus siniestros padres, llegando estos incluso, al extremo de intentar acabar con su vida, con lo que obviamente pierden la custodia y la asistenta, encariñada con la pequeña, decide acogerla en su casa hasta que aparezcan unos padres adoptivos para ella. Lo que desconoce es que la inocente niñita es más mala que la niña de "La Huérfana" menstruando.

Bien, como seguro ya habéis deducido de la sinopsis, de original tiene más bien poco, pero es que de sangrienta aún tiene menos, es como aquellas películas porno que daban (según me han contado) a altas horas de la madrugada en algunos canales locales de televisión, en versión "soft", donde se pasaban hora y media follando pero no se veía nada (lo cual tenía su mérito), pues aquí lo mismo, por que "Expediente 39" esta plagada de escabrosas situaciones susceptibles de acabar en escabechina, pero como decía aquel refrán popular "Que la sangre no llegue al río", pues eso, no llega (recordemos que una película de terror familiar no puede ni debe ser sangrienta). ¿Es sexual? Obviamente no, a no ser claro, que consideremos sexual ver a Renée Zellweger (y aquí tenemos a la actriz popular) corriendo en bragas calle abajo (y entre nosotros, os diré que yo le encontré cierto morbillo). Y tópicos, bueno, yo diría que no se han dejado ni uno solo, tanto a nivel de desarrollo, donde los que de inicio parecen muy buenos, luego son muy malos y viceversa, como en la construcción de personajes, los cuales no voy a "spoilear" pero que seguro identificareis rápidamente cuando os pongáis a la faena, pues cada uno tiene su destino escrito en un cartel pegado en la frente desde el principio.

Ahora que ya tenemos claro el término "terror familiar", pues diré que estamos ante uno de los ejemplos más disfrutables de los últimos años, donde dejando de lado las limitaciones propias de su naturaleza, "Expediente 39" tiene un buen puñado de detalles que hacen de ella una experiencia como poco, amena. De entrada una línea argumental de lo más sencilla, claramente enfocada a un público no habitual de terror más sibarita, directa al grano y sin complicaciones, así que no tendremos que comernos el coco buscando retorcidas explicaciones (la misma película se pasa este concepto por el forro de los cojones y ni siquiera se molesta en buscar una), atando cabos o desperdiciar el tiempo con absurdos dilemas morales. Otra cosa interesante es tener la oportunidad de ver a Renée Zellweger en un papel que no le permite sonreír cada cinco minutos, en una actuación que si bien no definiría de antológica, si que consigue meterse bastante bien en el papel y que nos creamos que lo esta pasando realmente mal. Luego tenemos a su compañera de reparto, la joven Jodelle Ferland (la hemos visto en cantidad de filmes del género pese a su corta edad: "Seed", "Silent Hill", "BloodRayne II: Deliverance", "The Messengers","Masters of Horror: The V Word") que como no podía ser de otra forma para el éxito del filme, consigue hacerse odiar sin demasiadas complicaciones. Un par de buenos secundarios terminan de completar el plantel, por un lado el emergente Bradley Cooper ("The Midnight Meat Train") y por otro el consagrado y veterano Ian McShane ("Deadwood").

Conclusión, "Expediente 39" es una "comercial" propuesta de terror de clase media concebida como una buena oportunidad de sacar un buen pellizco en la taquilla, una actriz con gancho entre los profanos del fantástico, una niña de por medio (eso siempre vende), un argumento cogido por los pelos y todos los tópicos del mundo para un público, igual no tan acostumbrado a ellos como el seguidor habitual del género. Todo esto no quita que estemos ante una película entretenida, con un buen puñado de "sustos" graciosos, incluso algunos momentos tan surrealistas que pueden llegar a resultar jodidamente divertidos, unos efectos especiales bastante logrados y que aunque muy típicos todos ellos, dotan a la película de un aspecto general bastante atractivo pese a la total ausencia de sangre y de secuencias subidas de tono, así como un apañadete reparto y la ventaja que representan las escasas expectativas con las que afrontamos su visionado y que hacen posible aquello de "ha sido una grata sorpresa". Una interesante propuesta para disfrutar en familia.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.