martes, 9 de noviembre de 2010

Crítica: Dream Home

Bueno, después de unos días de poca actividad por parte de un servidor debido a la mudanza de la vieja web al blog, retomamos con una de las películas (cortesía de los amigos de "Gore Nation") que mas gustaron en la pasada edición del festival de Sitges, una salvajada venida de Hong Kong titulada “Dream Home” donde su director, Ho-Cheung Pang, mezcla de forma magistral el drama social con el “splatter” gore de toda la vida, dando como resultado una de las mejores películas de terror asiático que han desfilado ante mis ojos. Aunque ante todo (y paradójicamente, la cinta está basada en hechos reales), decir que hablamos de una película de FICCIÓN y que un servidor, pese a haber disfrutado como un auténtico cerdo rebozado en mierda, no aprueba ninguno de los actos perpetuados en la misma. Lo digo, no sea que a algún iluminado se le aparezca la virgen maría y le revele que esto también es algo inmoral (véase “A Serbian Film”) que no puede ser de ninguna manera, visionado por el rebaño y que todos aquellos que lo han disfrutado, son además, unos depravados que deben ser quemados en la hoguera cual santa inquisición.

Dejado claro esto, “Dream Home” nos sitúa en un Hong Kong donde la problemática de la vivienda ha llegado a un nivel extremo y donde conseguir comprarse un apartamento es un privilegio restringido a unos pocos elegidos. Cheng Li-sheung es una joven pluriempleada que intenta ahorrar el dinero suficiente para comprarse el piso de sus sueños cerca de la bahía, pero ante la imposibilidad de hacer frente a la desorbitada hipoteca y después de una serie de desafortunados acontecimientos, decide hacer la única cosa que se le ocurre para intentar devaluar el inmueble, asesinar a todos los vecinos del edificio.


La cinta de Pang no podría llegar en un momento mas oportuno, pues la problemática de la vivienda en nuestro país también ha llegado a un punto casi insostenible, donde las familias tienen que hipotecarse hasta las cejas y malvivir para poder hacer frente a la hipoteca o el alquiler y los jóvenes tienen que vivir con los padres hasta que se les comienza a caer el pelo. Es por ello que resulta increíblemente sencillo meterse en esta historia de terror con tintes dramáticos y especialmente identificarse con su protagonista, una chica dispuesta a hacer cualquier cosa con tal de cumplir su sueño a quien interpreta de forma magistral, la actriz Josie Ho (ganadora del premio a mejor actriz en Sitges).

Aunque pueda sonar aberrante, “Dream Home” tiene bastantes similitudes con “Neighbor”, no solo en la historia de la chica asesina que la lía en el vecindario, sino también en la forma de contar la misma desde diferentes marcos temporales. La diferencia es que esta vez está bien hecho, hay una historia detrás, y la actriz protagonista sabe bastante de esto de actuar. Por eso, a pesar de los múltiples saltos temporales, la historia en ningún momento se hace difícil de seguir, ni siquiera los abundantes flashbacks del pasado, consiguen romper el ritmo de una película que atrapa desde la secuencia inicial, perfecto resumen gráfico de lo que vamos a encontrar en el resto del filme, un trepidante ejercicio de cine gore (ganadora también a los mejores efectos especiales en Sitges) que recuerda por momentos a películas como “A L´Interieur” o “Macabre”, aunque añadiendo alguna ligera dosis de humor negro.

Técnicamente la cinta es una delicia, todo está cuidado al milímetro, fotografía, interpretaciones, efectos especiales… resultando todo ello además, fresco, muy fresco, dejando esa agradable sensación en el espectador de estar viendo algo que se sale de lo habitual (aquí de los clichés del cine asiático ni rastro), como queda patente en infinidad de pequeños detalles como algunos enfoques de cámara, la utilización de maquetas, etc…

Conclusión, “Dream Home” es una reimaginación sangrienta y salvaje de la cruda realidad de la vivienda en China, una película maravillosa a nivel técnico y narrada con la precisión de un cirujano que esconde, detrás de su clara naturaleza de denuncia social, uno de los festines de cine “Splatter” mas despiadados e hilarantes que un servidor a podido disfrutar, con algunos momentos que rozan la mas absoluta genialidad y que no andan demasiado lejos de lo visto en la demonizada por algunos, “A Serbian Film”  sino ojito con la secuencia de la embarazada o la del coito interruptus. Desde ya, y a pesar de que algunos (viendo lo visto) la podrán encontrar de mal gusto e incluso censurable, un título de culto.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen slasher, con una Josie Ho incomensurable.
Espero que no cunda el ejemplo, para abaratar aún más los precios de la vivienda... jeje. Un saludo de CratosXp.

El Rector dijo...

Hombre CratosXp, esperemos que no tengamos que llegar a esos extremos macho... lo de Josie Ho es para enmarcar, su slasher de circunstancias es sencillamente genial.

Iván Roldán dijo...

Muy buena, me agrada ese toque que Pang Ho-Cheung suele darle a sus películas, y las hace ver como algo... humm... poco peculiar, "original".
Aún así, creo que hubiese sido bueno que ofreciera algo de tensión, capaz de producir intriga e interés en la trama... pero no, es entretenida, sí, pero... en ningún momento sorprende con giros inesperados, el drama está muy leve y la crítica social acaba siendo una sátira caricaturizada. Pero en fin, ¡me gustó mucho! y Josie Ho es muy linda :-)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.