martes, 6 de julio de 2010

Crítica: The Shortcut

Películas como la que nos ocupa le hacen recordar a uno sus años de juventud, aquellos maravillosos años (y no, el amigo feo del prota de tan entrañable serie, no era Marylin Manson) donde un todavía imberbe Rector sediento de aventuras, muy posiblemente influenciado por cosas como "Los Goonies", se apuntaba a todas las travesuras adolescentes que se lo ponían a tiro, en un afán de conseguir fama, fortuna y por que no decirlo, de alguna novia guapa con la que fardar en el colegio (si conseguías hacerte con una, estabas muy bien visto). Ni que decir tiene que todos los esfuerzos fueron en vano y no conseguí ninguna de las tres cosas, solo un montón de problemas y un estadístico fracaso escolar que me dejó al borde del analfabetismo, truncando así mi mas que previsible carrera hacia el premio Novel de literatura. Lástima.

Y es que "The Shortcut" es un homenaje a todas esas entrañables aventuras de infancia con todas las de la ley, que producida por el popular humorista Adam Sandler, bajo la batuta del debutante en el género Nicholaus Goossen y con el san Benito de "Película directa a DVD", nos pone en el pellejo de un grupo de jóvenes con el síndrome "teenager", es decir, aquellos que viven en unos eternos 16 (muchos de ellos casados y divorciados en la vida real) habituales de las películas americanas, que en esta ocasión y por casualidades de la vida o exigencias del guión, conviven con una vieja leyenda urbana que habla sobre una senda que atraviesa un pequeño bosque que comunica la escuela con el vecindario, vamos, lo que sería el atajo de toda la vida, en el cual se dice que años atrás desaparecieron muchos estudiantes en extrañas circunstancias. Cuando el perro de uno de los chicos desaparece, todo señala hacia un viejo huraño que vive en la propiedad que atraviesa dicho sendero, con lo que los muchachos comenzarán a espiar al misterioso hombre y como suele ocurrir en estos casos, descubrirán secretos que jamás deberían ser descubiertos, convirtiendo lo que en principio era una divertida aventura, en una pesadilla que pondrá en peligro sus propias vidas.


Apasionante, ¿verdad?, pues siendo fiel a la verdad, la película, dentro de ese tono de propuesta ligera, a caballo entre el thriller de terror y la comedia chorra de domingo por la tarde y me vienen a la cabeza títulos como "Secuestrando a la señorita Tingle", "Verano de Corrupción" o la mas reciente "Disturbia" (para que os hagáis una idea de por donde van los tiros), funciona bastante bien en un principio, donde vamos conociendo por un lado a los personajes principales, todos ellos estereotipados hasta la saciedad y fácilmente reconocibles por todos nosotros, el chico nuevo que llega al instituto y que acaba de mudarse desde otra ciudad, el amigo salido que va de gracioso, la amiga común de ambos, enamorada en secreto del chico nuevo o la chica popular, rubia de ojos azules y estrella del equipo de fútbol femenino por la cual se siente profundamente atraído el chico nuevo. Por el otro lado se nos van dando datos sobre el origen de la leyenda urbana a modo de flashbacks del pasado que van aportando luz al prólogo de la historia, situado en 1945 y que ya nos mostraba el primer crimen perpetuado en el lugar.

Pues con un presupuesto no demasiado elevado que limita los excesos visuales a los últimos diez minutos de metraje, "The Shortcut" transcurre por la senda del suspense con una sucesión de escenas de lo mas clásicas, allanamientos de morada nocturnos, retorcidos planes que salen mal y terminan de la peor forma posible, amor adolescente y alguna que otra secuencia divertida, construyendo sus cimientos a partir de la incertidumbre del argumento, siendo esto al mismo tiempo, un arma de doble filo que termina por volverse en su contra, cuando la historia lejos de avanzar, regresa sobre sus pasos una y otra vez mientras se van consumiendo los escasos 80 minutos de duración y no termina de pasar gran cosa. Es en la parte final donde el filme enseña todas sus cartas, primero dejando de lado ese tono de irrelevancia al que nos tenía acostumbrados hasta el momento, y segundo añadiendo un par de giros argumentales, que por desgracia no terminan de funcionar por motivos radicalmente opuestos, el primero de ellos por que es demasiado predecible y el segundo es de lo mas "tramposo" con lo que me he topado últimamente con permiso claro está, de lo visto en "A Perfect Gateway" (película por otro lado, súper recomendable y protagonizada por una guapísima Milla Jovovich y esto va dedicado al amigo Fernando Carrión), un buen ejemplo de como reírse del espectador que le deja a uno con cara de tonto.

Aunque a grandes rasgos, el reparto no es demasiado conocido, si encontramos algunas caras familiares como la del actor William B. Davis, mas conocido como "el fumador" de la serie "Expediente X", Raymond J. Barry, quien ha participado en infinidad de series de televisión y al que pudimos ver en la comedia de terror "Flight of the Living Dead" o a la joven Shannon Woodwar de "The Haunting of Molley Hartley".

Conclusión, "The Shortcut" es el clásico producto destinado a aparecer directamente a formato doméstico y ahorrarse el absurdo e innecesario trámite de las salas de cine, donde a partir de una historia sencilla se consigue construir una película bastante entretenida a pesar de su simpleza a todos los niveles, con un reparto que cumple, graciosa por momentos y que incluso se permite la osadía de intentar sorprender en su parte final, cosa que se agradece en los tiempos que corren, pero que por desgracia no solo no termina de funcionar, sino que echa por tierra gran parte del correcto trabajo hecho hasta ese momento con uno de esos finales "trampa" que no suele hacerle mucha gracia al espectador y que dudo mucho que enseñen precisamente, en las escuelas de cine. En cualquier caso, es una opción no del todo descabellada si nos sobran 80 minutos de nuestro preciado tiempo libre. A fracaso escolar no llega, pero por los pelos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.