lunes, 5 de octubre de 2015

Crítica: Deathgasm

Cuando allá por los albores de mediados de los ochenta, Lamberto Bava rodaba aquella mítica secuencia de “Demons” en la cual los protagonistas cabalgaban en moto entre butacas de la sala de cine mientras jugaban con los demonios al son de aquella no menos mítica “Fast as a Shark” de los teutones “Accept”, no tenía ni idea de lo feliz que años después, haría a un atónito adolescente ante semejante estampa, que lo flipaba con el terror y con el metal. Aquella fue una de las comuniones más grandes que haya podido disfrutar entre mis dos grandes pasiones y eso, que el heavy metal y el cine de terror, siempre han disfrutado de gran afinidad.

Grandes bandas sonoras han “metalizado” la historia del género e incluso, la cultura del rock duro ha servido de leit motiv para variopintas cintas de terror. Como olvidar aquella estupenda “Muerte a 33 r.p.m” (“Trick or Treat”, Charles Martion Smith, 1986) con dos estrellas del medio como eran Gene “pisa pollitos” Simmons y Ozzy “come murciélagos” Osbourne involucrados... o alguna que otra opera rock reciente como la decepcionante “Suck” de Rob Stefaniuk con gente como Alice Cooper (otro rockero habitual del género al que ya habíamos visto en “El Príncipe de las Tinieblas” de Carpenter o haciendo incluso de progenitor, del mismísimo Freddy Krueger en “Pesadilla en Elm Street 6: La Muerte de Freddy”) o Iggy Pop (otro que ha tenido sus momentos de gloria en el fantástico, bordándolo en un papel hecho a su imagen y semejanza en “El Cuervo: Ciudad de Ángeles” o cerrando la saga de “Pesadillla en Elm Street” con ese trallazo rockero títulado “Freddy is Death”), o “Repo! The Genetic Opera”, que se adentraba en sonoridades góticas e industriales.

Es evidente que rock y terror siempre han ido de la mano, complementándose a lo largo de los años de una u otra manera. Pero no es menos cierto que siempre desde una perspectiva muy concreta, la de la cultura estadounidense. Y claro, si de lo que uno quiere hablar, es de metal y no de rock, hay que cruzar el charco y poner los oídos en un lugar bastante alejado de la cultura yanki y toda la parafernalia esta del “rock star”. Por supuesto me refiero, al viejo continente, cuna y origen del auténtico metal, aquel que se forja en los abrasadores fuegos del averno e irrumpe en la tierra desde sus entrañas mismas para corromper las almas de todos ser vivo de exquisito paladar auditivo.

Está claro, que si una película iba a apostar fuerte y con fundamento por la cultura del heavy metal, esta no podía venir de los estados unidos y así ha sido. Desde Nueva Zelanda (ahí es nada) nos llega “Deathgasm”, la ópera prima del especialista en efectos especiales, de dilatada carrera en el medio (ha trabajado en proyector de la envergadura de la trilogía de “El Hobbit” o en “Los Vengadores”, por poner un par de ejemplos), Jason Lei Howden, la cual dirige y escribe, es una carta de amor tan sumamente emotiva y sincera, que enamorará sin remedio a todo aquel que haya empuñado alguna vez el mástil de una guitarra eléctrica, ya sea para hacerle una ofrenda al diablo (o cualquier otro familiar), o para rendir pleitesía el Dios mitológico de turno.

Esta pequeña introducción a modo generalista, no termina de ceñirse a la realidad de “Deathgasm”. He leído por ahí, de puño y letra profana, que se habla de ella en clave de heavy metal... nada más lejos de la realidad. Si bien la cinta le depara algún que otro gag ha tan noble género, la verdadera temática de la película versa en torno al metal extremo y en especial, el black metal y su mitología. Así que todo aquel que ha experimentado extremas erecciones diseccionando cada nota del “In the Nightside Eclipse” de Emperor, que ha deseado correr desnudo por las nevadas montañas nevadas de Noruega al ser violado por algún pasaje del “At the Heart of the Winter” de Immortal, o incluso ha querido desvirgar y sacrificar (y no necesariamente en ese orden) a alguna que otra virgen, mientras intentaba descifrar algún berrido de Fenriz en el “Transilvanian Hunger” de Darkthrone, tienen en “Deathgasm”, esa película que siempre habían soñado.

Servidor, que cumple (anti)religiosamente con todo lo anteriormente citado, no puede más que rendirse ante la aplastante evidencia de que “Deathgasm” es la experiencia definitiva para cualquier amante del black metal que se precie. Noventa minutos de gloria absoluta que se nos presentan en clave de comedia de terror gore y que pase a lo que alguno pueda pensar de entrada, viendo los derroteros por los que suele transitar este subgénero en la actualidad, se aleja completamente de cualquier otro título similar que os pueda venir a la mente. Y es que hay que dejar una cosa muy clara de inicio: “Deathgasm” en ningún momento ejerce de parodia, sino de homenaje. Y uno además, genuino y alejado de cualquier tipo de artificio. Se nota que Jason Lei Howden es perfecto conocedor de lo que está hablando en todo momento y que no tira puntada sin hilo o deja cuero sin tachuela.

Una de las grandes grandezas, valga la redundancia, de “Deathgasm”, es que en muchas ocasiones, ni siquiera necesita tirar de los típicos chistes (que los tiene) de turno para hacer reír al personal, tan solo disparando pequeños trocitos de realidad, una realidad que muchos hemos experimentado en nuestras propias carnes, consigue ese mismo efecto en el espectador. Reproducir situaciones que muchos hemos vivido y que reconocemos como algo nuestro, otorgan un erótico carácter auto-biográfico a muchos de los gags de la película, haciendo de estas algo extremadamente fresco al tiempo que divertido (y aquí sí, incluso, hilarante), al vernos reflejados en ellos en primera persona.

Y en en este aspecto, donde puede que resida también el lado más “oscuro” de la cinta, pues al utilizar un tipo de humor tan enfocado a determinado tipo de público, es muy posible que el resto del espectro se pierda gran parte de ese ingenio al no entender muchas de las múltiples referencias a la mitología del black metal que aquí se manejan. Se entiende que alguien ajeno a dicho género musical, al ir el nombre de “Burzum”, pues lo asocie más a una marca de insecticida, que a otra cosa. Es por ello, que estoy convencido de que a mucha gente de la que lea esta crítica, le costará entender parte de mi desorbitado entusiasmo por la misma.

Aclarado esto, sigamos con sus excelencias y hablemos de referencias mucho más universales y reconocibles para el aficionado al terror. Y es que si “Deathgasm” es un homenaje al black metal, también lo es a la serie B y al cine gore. Pero siendo de nuevo fiel a la editorial de este análisis y siendo un poquito más específico, es un homenaje puro y duro no solo a “Evil Dead”, también a la cinematografía de su padre, Sam Raimi. En general, la fuerte influencia de Raimi a lo largo del filme, puede olerse en los poros de todos y cada uno de los hijos de puta infernales que desfilan por la pantalla a lo largo del filme, pero en especial, hay un pasaje concreto del mismo, plagado de referencias, que es poco menos que una larga e intensa felación tanto a la obra de este señor, como a todos sus adoradores entre los cuales, me incluyo.

Por supuesto, en un filme de esta naturaleza, era imposible que la banda sonora no tuviera peso en la obra. En ella, encontraremos un buen puñado de bandas tanto de black como de heavy metal e incluso aparecen los mismísimos “Emperor” con dos piezas maestras como son “Inno a Satana” y “The Burning Shadows of Silence”. Otro festín para los oído que no hace más que engrandecer la ya de por si grandeza de la obra cinematográfica, en lo cual también hay que decirlo, lo clavan todos sus jóvenes protagonistas. Comenzando por un genuino Milo Cawthorne como guitarra solista del filme, que parece una reencarnación de juventud de Joey Demaio y un no menos creíble y debutante James Blake, al bajo. En la batería y a los teclados, Sam Berkley y Daniel Cresswell aportando el punto más cómico del filme, encarnando a dos fanáticos de los juegos de rol. Kimberley Crossman aporta el contrapunto femenino a tantísima testosterona.

Poco más se puede añadir de esta divertidísima comedia de terror plagada de inteligentes sketches y mil y una referencias al universo del metal. Una película entrañable como pocas que además, despunta en todos los apartados: grandes interpretaciones (dada su naturaleza) dando forma a personajes a los que adoraremos por su rebosante empatía, sangre y gore de primera a raudales, gags desternillantes de inusitada brillantez de los cuales nos identificaremos con gran parte de ellos y un sentido del humor negro, muy negro y politicamente incorrecto que hará las delicias de las mentes más “sucias” y gamberras. Todo ello, por si fuera poco, a ritmo de heavy metal y metal extremo en dosis pornográficas.

Sin duda, Jason Lei Howden se gana desde ya, el título de "Maese". Así pues, Maese Howden nos regala “Deathgasm”, una de las películas del año y para muchos, desde ya, un título de culto moderno dentro del género. Por una vez y sin que sirva de precedente, las grandes expectativas generadas por el filme, se colman con creces.


!!!!Muerte al falso metal¡¡¡¡¡¡¡¡

La cúspide de lo sublime: La secuencia del videoclip que graban los chicos de “Deathgasm”. Creo que no me había reído tanto en años. Alguno se va a hacer pipí encima y todo.

El infinito orgasmo de esperma y sangre más allá de las colinas del eterno placer sobre los rostros inmaculados de una multitud de hembras semi desnudas con tangas de cuero negro: TODO. Sería imposible quedarme solo con unas pocas cosas.

El desagradecido sabor del vómito y el semen corrompido recorriendo nuestra garganta tras una brutal violación oral de satanás y sus huestes: Los profanos en la materia se perderán buena parte de la grandeza del filme al no entender muchas de sus referencias. Y su parte final, algo menos grandilocuente y épica de lo que se podía esperar, viendo lo visto.


31 comentarios:

Missterror dijo...

"Deathgasm" es BRUTAL!! Un sobresaliente merecidísimo para una de las películas más divertidas que recuerdo, y en mi caso, no solo del año, sino de la historia, que es conocida mi sosería para esto de la comedia gore y hacía años que no me lo pasaba tan bien con una película así.

Homenaje total a todos los metalheads, homenaje a ese mundo que, por suerte tan bien conozco, porque yo, como infiltrada en el metal, y aunque no me guste el black metal, siempre me he sentido muy cómoda en ese ambiente, tanto que lo considero mi casa, aunque haya sido siempre como guest star ;) Es básico entender este mundo para comprender muchas de los gags (lo de "te voy a hacer un Burzum" es una de los chistes más bien llevados que he escuchado en una película jamás) Es normal que sonriamos ante las referencias a esta música que, nada más ser pronunciadas, hacen que sonrías de oreja a oreja, porque lo has vivido, porque lo sientes como propio y porque entiendes que es así..."Deathgasm" me ha llevado otra vez a mi adolescencia de una manera total!! De repente estaba yo con 17 años en uno de mis bares favoritos, el Necronomicón, hablando de los nombres que le pondríamos a nuestro grupo...y ojalá se me hubiera ocurrido DEATHGASM, así en mayúsculas, en lugar de llamarnos "Anikilación" pero qué quieres??? éramos jóvenes e inexpertas...¿quién no ha tenido un "local de ensayo", que era un garaje destartalado? ¿quién no ha llevado una cuchilla colgando del cuello? Hablo de estos lugares comunes, y no me refiero a aquello que ya hemos visto mil veces en pantalla, sino a lo que hemos vivido, a que esto es parte de muchos de los aficionados al terror, porque la vida era mucho más divertida si la vivías bajo el prisma del metal y el terror, claro que sí!! e insisto en que siempre me he considerado intrusa, pero os he entendido taaan bien a los metaleros y me lo habéis hecho pasar taaaan bien, que para mi era imposible no pertenecer a ese mundo. "Deathgasm" ha conseguido que, al finalizar la película, buscara viejas fotos de mis fiestas heavys, o de reuniones con amigos en las que poníamos cara de malos para la foto y el maquillaje blanco y negro era el rey...Esto sí que es nostalgia, y de la buena.
Técnicamente es tan rica además, que la experiencia es perfecta. Lo tiene todo: buen gore, grandiosas actuaciones, buena banda sonora, una idea muy bien desarrollada, y diversión a raudales. Si es que no le sobra ni una solo segundo!!! Lástima que no entre en sección oficial de SItges...
Recomiendo que todo el mundo que pueda ir a verla en las madrugadas del 11 o el 17/10 a la maratòn de MIdnight Extreme, que no se la pierdan,porque van a disfrutar como hace mucho tiempo que no lo hacen...
Super fan de esta película al instante, pero mucho más fanática del videoclip que graban los DEATHGASM, que como bien comentas, Rector, es una de las partes más hilarantes que he visto nunca, porque Brody, Zakk, Dion y Giles, son los putos amos del metal y el bosque es su lugar natural!!!

Brotherhood of steel!!!

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, que te puedo decir, creo que esta vez el nivel de disfrute viendo semejante hora y media diversión ilimitada, ha sido bastante parejo :)

"Deathgasm" me ha dejado una sensación parecida a la que me dejó en su día otra cinta de la tierra, hablo evidentemente de "Braindead". Con le tiempo, la epopeya black metalera de DEATHGASM (en mayúscula impacta más,jaja!!), también será culto absoluto igual que la cinta de Jackson.

Las antípodas están que se salen... me viene a la cabeza también la estupenda "Wyrmwood", aunque a otro nivel ,por supuesto.

Y tranqui, que aunque no seas black metalera, ni te vaya el metal épico ni ninguna otra delicatessen similar, siempre tendrás un sitio asegurado junto a los profetas del metal verdadero ;)

Saludos.

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, y precisamente lo que comentas sobre la genialidad sobre "Burzum", es el perfecto ejemplo de lo que comentaba del humor claramente enfocado al metalero. Quien no sepa quien diablos es "Burzum", pues no entenderá ni ese, ni otros muchos gags del filme y por lo tanto, no captará toda la esencia de "Deathgasm".

Aun así, la película es totalmente disfrutable para todos los públicos, ya solo sea por el glorioso festín de gore.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Salvo algún disco puntual, nunca me ha gustado el Black, pero llevo escuchando Metal 22 años, y conozco sobradamente todas las 'anécdotas' Nordicas. Está claro que para entender el tipo de bromas que comentáis, hay que ser metalero, probablemente un cirujano no entendería una road movie. Desde luego pinta bien la película.

El Rector dijo...

Sr.Bateman, pues ten por seguro que en ese caso, lo vas a flipar con la película, pues está minuciosamente pensada para espectadores como tu. esta vez, hay que tener algo más de "especialización" para sacarle todo el jugo a la propuesta, más allá de los cuatro tópicos de turno sobre el rock duro que tiene todo hijo de vecino. Aquí con eso solo, no basta.

Tuve hace un tiempo una conversación similar a este tema en referencia a la popular serie de televisión "The Big Bang Therory" que me parece que ilustra bastante bien lo que comentamos. Está claro que un show como éste, es disfrutado por muchísima gente como así dicen las audiencias, pero está claro que es una serie pensada para los "frikis" (en el mejor sentido de la palabra), si no conoces a fondo esa cultura (videojuegos, cine, televisión, etc...), te vas a perder la esencia del show, por mucho que de cada diez gags le encuentres gracia a la chorrada de turno para "todos los públicos". Mismo ocurre con "Deathgasm".

Saludos.

P.D: De todas formas, creo que un cirujano si podría entender una road movie... incluso un funcionario, no te digo más :)

Patrick Bateman dijo...

No veo The Big Bang Theory, pero entiendo perfectamente la comparación. Pues sí, estoy bastante convencido que conozco todas las bromas especializadas que pueda contener Deathgasm, tengo amigos que si que les gusta el Black y lo que no he leído a lo largo de los años, me lo han contado ellos. Y del resto de subgéneros o referencias metaleras, las llevo en la sangre. Así que seguro la disfruto.

Pd. Vale, touche, era una comparación un poco absurda la del cirujano, pero no se me ocurría nada más. XD

El Cabrero dijo...

Yo disfrutaba del death metal, el grindcore, el black, el brutal death y demás en los 90's, cuando todo era aún puro y verdadero...sí, soy un poco talibán pese que al género nunca lo he respetado de verdad. Pero en su momento (últimos años de instituto, primeros dando bandazos en la vida) conocía a la típica pandilla que vendió su alma al metal extremo, y entre ellos alguna chica, lo cual le daba un morbo tremendo. Hoy no, hoy el death y el black es como KISS, algo muy infantil que si te lo tomas así pues a disfrutarlo. Pero tipos con pelos en los huevos que juegan a ser muy muy malotes y satánicos...en fin, cuando quemaban iglesias y se apuñalaban entre ellos tenían al menos coherencia. Ahora todo ese universo es como Star Wars. Siempre recordaré aquella canción que me puso una chica cuyo estribillo era todo el rato "MATA AL PADRE VIOLA A LA MADRE". Eso molaba. También recuerdo Mariano Muniesa con su programa de radio heavy en verano dedicando un espacio al death y al metal...era muy entrañable...si, en pleno verano cordobés escuchando Anathema, Type 0 Negative, My Dying Bride, Brutal Truth, Amorphis, Morbid Angel...pero bueno yo siempre fui más de Pop y Rock, donde estén The Police, The Smiths y The Cure que se quiten los falsos adoradores de Satán!

Max Cady dijo...

Totalmente de acuerdo en todo lo que comenta querido Rector, DEATHGASM es puro disfrute. La combinación de metal extremo, humor negro y gore que propone Jason Lei Howden (el padre de la criatura) es una delicia (sobre todo) para los amantes del cine de género y el metal más contundente. Sin duda, una de las grandes sorpresas del año, por no decir: LA SORPRESA. Estoy convencido que se convertirá con el tiempo en una joyita de culto a reivindicar.

Destacaría por encima de todo, el reflejo en cada fotograma de la película, el amor y disfrute que todos los integrantes de la misma (actores y técnicos) han puesto a la hora de realizarla. No sólo se nota si no que se contagia, y consiguen que durante 90 minutos disfrutemos de cada víscera, decapitación, chiste y riff de guitarra que alberga la cinta. Un producto totalmente disfrutable y 100% recomendable para ver en pandilla.

Saludos enormes!!!!!!!!!!!!

P.D. Aunque todo el metal me gusta y devoro continuamente, un servidor es más fiel del Thrash o Death que del Black. Muerte al falso metal!!!!!!!!!!!!!!!

El Rector dijo...

Patrick, más que nada porque hay por ahí cada cirujano que es un carnicero :)

Ya nos cuentas cuando la veas.

Cabrero, en realidad, eres un rato talibán, jeje. Yo es que ese discurso del true black metal y demás purezas, nunca me lo he creído demasiado, no cuando comencé a escucharlo a muy tierna edad, porque en realidad, son todo modas y pretextos para vender más revistas. A mi el metal extremo me ha interesado siempre por la música, porque sentarse a escuchar un buen disco de black metal (o de cualquier otro estilo, a mi me gustan varios) con una cervecita en la mano, una copa de vino o un zumito de naranja natural, no tiene precio. Lo demás ya te digo, nunca me ha interesado demasiado. Ni quien quemaba más iglesias, ni quien sacaba más cabezas de cerdo en los conciertos, ni quien se pegaba más tiros en la chota... puro merchandising todo. Y ojo, que este pensamiento se lo aplico a todos los estilos, que cada uno tiene lo suyo.

Max, si es que ya sabía yo que con esta no íbamos a tener "conflicto" tu yo :) Quizá algo más con la música (que yo soy mucho más de black que de death,jeje) y que le tengo alergia casi sistemática, a todo lo que venga de los USA, que quieres que te diga, me huele a ASUFRE... :)

Pienso como tu respecto a la potencial naturaleza de culto de "Deathgasm", aunque en mi caso, no habrá que esperar mucho para ello. Culto absoluto e innegociable.

Muerte al falso metal +1!!!!!!!!!!!!!!

Y muerte a Slasher!!!!!!!! :)

Saludos.

El Cabrero dijo...

Bueno, mi pandilla era auténtica: no leían revistas, entonces no estaba de moda el piercing ni los tattoos (más de uno se llevó un hostia de sus padres por ponerse piercings en la cara) y pasábamos del CD (recuerdo el día en que uno vino con un vinilo original de Obituary!). Es que si escuchas metal extremo o eres talibán no falso metal! Pete Steel era mi ídolo, entre otras cosas porque igual te hacía death metal que una ranchera, y su temazo Christian Woman asustaba con esa línea que cantaba: Jesuschrist Looks Like Meeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Lo mejor era escuchar death imaginando a la pelirroja de la pandilla en tu dormitorio...eso si que era true metal...girl

El Rector dijo...

Cabrero, y supongo que también bebíais sangre de cabra (la de virgen costaba más de conseguir)... ¿Pasabais del CD? válgame Dios, eso es radicalidad y lo demás son monsergas :)

No, en serio. La realidad es que comparto parte de lo que dices sobre posicionarse en un bando u otro. Yo también tengo algo de radicalidad en ese sentido, pero siempre por temas que tengan que ver con la propia música, todo lo demás, ya te digo, me parece parafernalia.

¿Peter Steel? ¿Seguro que no leíais revistas? ;)

Saludos.

El Cabrero dijo...

Yo leía el Popu (Popular 1) que no era una revista de death metal, era (y es) una mítica revista rockera en cuya sección de cartas suelen reirse del black metal y sus fans. Ahí se hablaba de Peter Steel pero yo a Type 0 Negative los descubrí cuando me grabaron su Bloody Kisses en una cinta de cassette (lo hizo una chica por la que sentía un morbazo increíble). Yo nunca llevé el pelo largo ni jamás me he puesto un piercing ni tattoos. Siempre defendí que para que te guste algo con pasión no hace falta disfrazarse. De mis pocos fetiches de los 90's recuerdo la sudadera negra con capucha con la portada de Masters Of Puppets de Metallica estampada en el pecho...cuando ni siquiera los había escuchado! Pero molaba tanta cruz de mármol...siempre pensé que las cosas se viven a fondo o no se viven...pero como soy un incoherente (Géminis) jamás llevé mis delirios metaleros a lo estético. Tuve la pinta de pijo tontaina de los 90's todo el rato, mientras en la oscuridad de mi cuarto escuchaba a Burzum...

El Cabrero dijo...

Ah, y desde aquí un recuerdo a mi colega Manolo Gómez, en los tiempos del instituto se dormía de noche escuchando el Coma Of Souls de Kreator...

El Rector dijo...

Cabrero, Hostia! la Popular 1... pero eso no tenía nada que ver con el metal, era una revista de rock americano para las masas (te imagino con tu pandilla, que era tan auténtica que no leía ni revistas, y a ti escondido detrás de un arbusto con semejante herejía en las manos y con tu sudadera de Metallica puesta, cuando nunca habías escuchado a Metallica... si te llegan a pillar, te revientan, jeje).

A mi es que la música yanqui (rock incluido) pues siempre me ha interesado lo mismo que el flamenco o la copla, es decir, nada. En realidad, le tengo especial tirria al rock americano, todo ese royo de los rock star lo detesto... y dudo que nadie que escribiera cartas en la Popu, tuviera ni repajolera de lo que era el black metal, se creerían que Kiss formaban parte del Inner Circle y que Paul Stanley Y Gene Simmons eran satánicos... :)

Pero las supuestas revistas de metal, no eran mucho mejores: Kerrang, Heavy Rock, Metal Hammer... eran la super pop de los supuestos metaleros. lamentable todo. La única publicación nacional que merecía la pena y que a mi me sirvió para descubrir un buen puñado de bandas interesantes del underground extremo, fue "Black Light". Cero tonterías, solo música, sangre y sexo. Lástima que terminara desapareciendo llevándose con ellos alguna que otra subscripción (malditos bastardos, jeje).

Sobre la estética, ahí sí coincido contigo, otra parafernalia. Muy bonito para subirse al escenario y hacer el show, pero para el día a día, lo de las botas, el cuero, las tachuelas, las cruces invertidas y tal, son poco prácticos :)

En la actualidad, la mayoría de viejas bandas de black, ya han renunciado a gran parte de ese royo para centrarse en la música, que es lo que tienen que hacer.

Saludos.

Missterror dijo...

Cabrero- Ha sido leer Mariano Muniesa y entrañable en la misma frase y sufrir un cólico...Estuve unos meses "currando" con él en la revista Rock Hard y guardo muy mal recuerdo...Yo era carne de "Bienvenidos al paraiso" y "Música en negro" de Carlos Pina en Radio 3, vamos soy de la secta del falso metal, pero es lo que me gusta y no reniego de mis gustos para nada.
Estoy de acuerdo con el Rector respecto a La revista Popular 1, no creo que fuera para minorías, de hecho la podías encontrar en cualquier pueblo y eso ya es mainstream. Dicho esto, debo decir que yo era lectora compulsiva de la Popu (para mi era en femenino), y que la tenía cada mes como mi biblia, era super fanática del No me judas Satánas de César Martín, y recuerdo que cuando publicaron una crítica mía del primer concierto de NIN en España, yo me creí más super estrella, que todas aquellas que odia el Rector!!! Pero también es cierto que la mayoría de las cartas estaban escritas por palurdos descerebrados, y no les daría crédito alguno.

Y hablando de todo un poco Cabrero, ¿te animarás con Deathgasm? ;)

Sinsangre dijo...

Recién terminada, no termino de convencerme por completo aunque estoy seguro que es por el hype que llevaba acumulado. Hay momentos hilarantes dignos, como dices, del más puro Raimi y los demonios están muy logrados, así como los toques humorísticos de la película. Pero la sensación que me deja es que es una excelente película para pasar un rato Muy divertido y poco más. Será que me estoy haciendo viejo.
Eso sí. Visionado obligatorio.

El Rector dijo...

Missterror, yo también recuerdo a Muniesa de haberlo escuchado en la radio los domingos por la noche y bueno... no negaré que de vez en cuando me echaba unas buenas risas. De metal extremo mucho no sabía, solía traer a un colaborador "experto" que pinchaba un par de temas de alguna banda de black o de death. El súmmum fue cuando lo vi presentando un programa de heavy metal en una de estas cadenas por satélite (no recuerdo cual). Todo un personaje.

Todo lo que tu quieras, pero del "falso metal", eres toda una diosa ;)

Coincido también en lo que comentas sobre Popular 1. Yo solía ojearla en el quiosco de vez en cuando, no por la música de la que hablaban, que no me interesaba para nada, sino por esos artículos escabrosos y sensacionalistas que solían publicar. Llegaron a dedicarle alguno que otro a todo el tema "rosa" del black metal en Noruega. Muy grandes.

Sinsangre, pues si te ha decepcionado un poco y solo te da para psar un rato divertido sin más y aun así, te parece un visionado obligado, dice muchísimo a favor de ella... y el metal no tiene edad, hombre ;)

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Rector, ya me pasaré cuando la vea a decir que me ha parecido.

Y carniceros que son cirujanos, esos son más pelígrosos.

El Cabrero dijo...

Vaya, me he confundido y he comentado lo del Popular 1 en otra entrada...jeje. En fin, sobre ver Deathgasm tengo la agenda muy ocupada! Mis próximas pelis a ver son DANDO LA NOTA- AUN MÁS ALTO, Sleeping Beauty, Welcome To The Rileys, Speak, Thirteen, El Leñador,...casi todas las he visto y son para revisarlas y algunas son de mi adorada Kristen Stewart...no, no creo que vea Deathgasm...al menos en esta vida...

Sinsangre dijo...

Quizás no conseguí expresarme de la manera más correcta. Mi problema con esta película no se sitúa en la temática en sí. Yo en su momento coqueteaba también con el género aunque termine desviándome hacia lo siniestro, The Cure y derivados. Aun así conocía bastante bien toda la parafernalia del metal y derivados sin ser muy específico. Pude haberme perdido muchos gags de la película pero eso no me importó del todo ya que para mí la película es muy divertida de por sí y el trasfondo le viene como anillo al dedo.
Mi problema lo situó en que la película al final no es más que una comedia sangrienta y dejó aparcado el terror, que es lo que esperaba. Son más por las expectativas que llevaba. Admito el humor en las cintas de este estilo y no hay más que comparar con Posesion Infernal a la que tanto homenajea. Pero con ese clásico yo estaba acojonado mientras la veía y el humor servía para relajarme un poco y aquí es toda una fiesta. Seguramente será porque ya me impresionó poco y por eso lo de que me estoy haciendo viejo.
La película la recomiendo sin dudarlo pero si, en la mayoría de las veces no leo la crítica de la película hasta haber visto la misma antes, aquí sí creo necesaria saber lo que te vas a encontrar para no llevarte esos chascos. Yo leo primero la valoración final, puntuación y demás y aquí me lancé de cabeza por esa puntuación cercana al 10 y que, una vez leida la crítica, es comprensible.
Estoy seguro que volveré a verla y la disfrutare aún más con el tiempo. Y si puede ser en pantalla grande para que se sigan haciendo cosas de este estilo.

Anónimo dijo...

Antes que nada, enhorabuena por la pagina en todos sus sentidos, especialmente por el tiempo, dedicacion y trabajo que supone – criticas, festivales, especiales – y que pocas veces se valora :(, asi que, reitero mis felicitaciones

Una vez mencionado ese aspecto- de 1º necesidad y vital, lo injusto seria no hacerlo – si me gustaria “cuestionar” el tratamiento que habeis dado a Deathgasm, desde mi punto de vista y admitiendo que no seria el publico potencial de esta pelicula- aunque escribo estas lineas con Warrior Without War de Ensiferum de fondo :) -, especialmente porque siempre he rechazado la subcultura – estetica, comportamientos- que rodea al mundillo del metal, aunque me siento como pez en el agua con generos propios de la musica gotica ;pese a todo no estaria tan lejos de ese mundillo, aunque me “asquea” en su mayor parte.

Entrando en la pelicula en si , considerar que Deathgasm deberia adquirir el titulo de “pelicula de culto” es una afirmacion gratuita -exagerada- , puesto que carece de elementos significativos para tal consideracion. No es complicado establecer una analogia entre Deathgasm y el juego Brutal Legend. Se puede incluir o mencionar infinidad de referencias, bromas y topicos de ese mundillo, pero eso no deberia ser excusa para idealizar un producto, al menos si este posee carencias de todo tipo.

Dejando a un lado su falta de originalidad, Deathgasm como comedia es discutible, puesto que no es lo “gamberra” que deberia ser y en esa linea podriamos cuestionar su “happy ending” . Por otro lado, considerar que una comedia para todos los publicos es igualmente una afirmacion exagerada. Personalmente que se use una p.. de goma como arma me produce una total indiferencia y los cliches del metal, son eso, referencias destinadas a un publico muy concreto.

Concluyendo, no estoy diciendo que sea una pelicula mediocre o algo por el estilo, pues su parte gore y el comportamiento de los demonios es digno de mencion. Sin embargo habria que valorar Deathgasm con algo de mesura y dejar a un lado nuestro “metalero” interior, al menos si queremos dar una valoracion justa de la pelicula.

Saludos

El Rector dijo...

Patric, no si lo que buscas es un buen filete de ternera :)

Cabrero, pues si no es en esta vida, que sea en la otra. Pero no se puede dejar escapar semejante buen rato... que no todo en el cine tienen que ser desgracias.

Sinsangre, pues te doy la razón con respecto a tu "problema". Como bien dices, "Deathgasm" es una comedia en toda regla, en ese sentido, si se aleja de la película de Raimi, que era una película de terror con dosis de humor negro y con la cual, te puedo decir que también experimenté mis buenas dosis de acojone en su día. Si esperabas terror con comedia, entiendo que por ahí, te haya podido decepcionar. Espero que leer mi crítica, no te despertara falsas expectativas por el hecho de etiquetarla como "comedia de terror", etiqueta utilizada en esta ocasión, quizá, de manera demasiado genérica.

Anónimo, muchas gracias por tus felicitaciones. De vez en cuando, y por mucho que a algunos nos guste la marcha, se agradecen también las buenas palabras.

Está claro que si siempre has rechazado la cultura metálica, no sería "Deathgasm" tu película tipo, pues es precisamente a lo que rinde un homenaje casi pornográfico.

¿Considerar "Deathgasm" una película de culto te parece exagerado? Pues yo lo respeto, no siempre se puede coincidir con todo el mundo y todos buscamos algo diferente cuando nos sentamos delante de la pantalla. En mi caso, solo te puedo decir que "Deathgasm" es EXACTAMENTE todo aquello que siempre había soñado como fanático de la cultura metal y del gore. No se le puede pedir absolutamente nada más de lo que ofrece, por lo tanto, no me queda otra opción que otorgarle tan, a mi juicio, merecido título. Y te diré que "Brutal Legend", pese a sus muchos "peros", que los tiene, también lo considero un videojuego de culto absoluto y uno de los que más horas me ha hecho "perder" en mi vida.

Yo soy incapaz de encontrarle carencia alguna a "Deathgasm" (más allá de la batalla final, y por buscarle una pega por puro vicio). Como comedia, es hilarante y roza la genialidad en la gran mayoría de los gags, en especial en los más sutiles. Y como película gore, pues que te puedo decir, uno de los mayores homenajes que ha recibido el amigo Raimi en años. ¿Originalidad? Eso hay que pedírselo a otro tipo de películas, no a una comedia y en especial, no a una tan peculiar como es esta, que no tiene otro afán, que satisfacer al metalero y al amante de la serie B.

A mi si me parece una película extremadamente gamberra. Es cierto que el final es relativamente feliz, ¿pero en que comedia no lo és? ¿No lo era en "Braindead"? No me parece algo significativo.

Cuando me refería a que es una película que puede disfrutar todo tipo de público, me refería a un público afín al terror, no a toda la familia. Pues es cierto que también tiene bastantes chistes "sexuales" y en ese sentido, si puede resultar algo prohibitiva para según que perfiles... vamos, que no se la pondría a mi sobrinita de diez años.

Sobre la valoración, pues ye te digo, he sido todo lo mesurado que he podido, y por ello me he resistido a ponerle esa estrellita que le ha faltado para la perfección absoluta. Y si te digo la verdad, no se muy bien porque y no te creas que no me he arrepentido en algunos momentos. Quizás después de cascarle un 10 al documental sobre "Pesadilla en Elm Street", me dio "cosica" dar otro diez... que luego me dicen que tengo el listón muy bajo :)

De todas formas, pienso que mi valoración es completamente justa y por lo que veo, bastante generalizada (cosa que no me suele ocurrir muy a menudo). En este sentido, lo que pides, es imposible. me refiero a lo de dejar de lado mi lado metalero para hacer la valoración. Es como si me pides que deje de lado mi lado "gorero" para valorar "Braindead".

Saludos.

El Rector dijo...

Anónimo, por cierto, yo acabo de comentar con el "Butterfly Dance" de los "Diary of Dreams" de telón de fondo. Que no todo va a ser metal, vikingos, dioses paganos y demonios en esta vida ;)

Saludos.

Anónimo dijo...

Ciertamente es complicado desligar nuestras aficiones e inquietudes a la hora de valorar una pelicula, libro, videojuego o disco de musica, pero en este caso el apartado referencial es tan importante que llega a eclipsar al resto de la pelicula. Obviamente no se realiza al estilo The Bing Bang Theory - un insulto a la cultura geek ¬¬ - y en ese aspecto nos beneficia o nos permite gozar de una obra realizada por y para fans.

Como dije anteriormente, considero que Deathgasma es una pelicula demasiado blanca o “politicamente correcta” dentro de la tematica que aborda ; las referencias sexuales son demasiado naif y superficiales : una supuesta “mamada” por aqui, juguetes sexuales y alguna teta por alla. No estoy pidiendo una violacion o algo por el estilo, aunque hubiera optado por escenas mas extremas e irreverentes.

Su aspecto referencial - insisto, no es un aspecto negativo, es parte de la gracia de la pelicula y se agradece, faltaria mas - es el pilar sobre el que giran los gags y momentos hilantes de Deathgasm, un aspecto que nos podria sacar de la pelicula en demasiadas ocasiones, por ejemplo el momento “videoclip amateur”

En mi caso personal tendria en bucle, horas y horas, sin exagerar :), el videoclip y tema de Rebellion, Van Canto; podriamos decir que Deathgasm nos ofrece algo similar en otro genero, tono y planteado a modo de parodia, aunque paradojicamente es una parte que me produce verguenza ajena. Por eso decia que, desde mi punto de vista, no es una pelicula para todos los aficionados al genero.

Una pelicula que estaria en la misma liga- omitiendo presupuesto, medios y bagaje de sus creadores etc - que Deathgasm es Cabin in the Woods. Ambas peliculas juegan con referencias- homenajes - en distintos ambitos, una en la musica y “estilo de vida”, otra jugando con los clasicos del terror de las ultimas decadas.


La 2º funciona mejor como comedia por un simple motivo, mezcla mejor el impacto de sus referencias y propuesta general . Es indiferente que no conozcamos a los monstruos que habia en los cubiculos, pero Deathgasm es mucho mas importante conocer X grupos o pertenecer a ese mundillo.

Si seguimos en esa linea, usando la comparacion entre Cabin in the Woods y Deathgasm, la parte final de la 2º es muy decepcionante y apresurada, sin tension de ningun tipo. En cambio la 1º si nos ofrece momentos dignos de mencion y su final es memorable. Yo, ajeno al mundillo del black metal, si tuviera que realizar una pelicula condicionada por este estilo, sin ningun duda plantearia un desarrollo y final mas “oscuro”.

Finalmente llegamos a la consideracion de pelicula de culto, obviamente es una afirmacion que no deberia realizar, especialmente porque en mi valoracion de esta pelicula es parcial, estaria omitiendo sus aspectos relacionados con el mundillo del metal, un aspecto vital en la valoracion de esta pelicula.

Si “hacemos trampa” y valoramos Deathgasm sin esa variable, nos quedamos con su parte de gore y comedia, unos aspectos donde esa pelicula no estaria entre las mejores. Aunque en el fondo es una cuestion de matices, estariamos mitiendo si no reconocemos que es una propuesta digna de mencion, aunque al mismo tiempo podriamos decir que no cumple con nuestras expectativas en determinados momentos.

Saludos

El Rector dijo...

Anónimo, en realidad, es imposible. Pues al final, son precisamente nuestras inquietudes y nuestros gustos personales, lo que hace del criterio de cada uno, algo personal e intransferible. En "Deathgasm", el leit motiv es el metal, eso es innegable y sin duda, a mi juicio, es lo que la define y la diferencia de cualquier otra película de este tipo, pero solo con eso, no sería suficiente, de no haber detrás más cosas. Te confesaré que cuando supe de la existencia de la película, mis augurios no eran nada buenos, pues me esperaba la típica chorrada plagada de tópicos y chistes fáciles para todos los públicos, que más que homenajear, lo que hacen es ridiculizar... y al final fíjate, cinta de culto :)

A mi si me parece una película muy gamberra, pero claro, entendida dentro de su contexto de comedia gore, de estar hablando de otro tipo de película, algo más orientado al terror, pues evidentemente habría que exigirle bastante más y una versión "Deathgasm" en plan serio, también podría ser la leche. Pero ya te digo que como comedia, no la veo justita en ese aspecto para nada. Pienso en míticas comedias gore y no me vienen muchas a la cabeza que tengan más mala leche que ésta. Pero oye, puestos a pedir, a mi me habría encantado que tuviera muchos más ingredientes de ese tipo y que todo hubiera sido mucho más oscuro, por supuesto. Pero entonces, ya no estaríamos hablando de una comedia, sino de algo muy distinto.

Yo ya comenté que era un tipo de humor muy enfocado al metalero y entiendo que en otra tesitura, gags como el del videoclip, puedan resultar poco graciosos o ridículos, como comentas. Ahí coincidimos. Lo que nos lleva de nuevo a la naturaleza del film.

La comparación con "The Cabin in the Woods", más allá de que la película de Goddard también tiene cierto componente de homenaje, no la termino de ver, pues pertenecen a dos géneros muy diferentes, Aquella es una cinta de terror con algunos toques de humor negro (algo habitual en todo lo que tiene que ver con Whedon, que al final, es el que corta el bacalao) y "Deathgasm" es una comedia pura y dura. Y ya que estamos, te diré que a mi, el tan aclamado último tercio de "The Cabin in the Woods", fue de largo lo que menos me gustó. Demasiado Whedon para mi gusto, con tanto efecto digital rimbombante... me quedo con la idea original y con su apasionante primera mitad, que si me parece que tiene mucho de esa serie B con la que servidor se hizo hombre.

Todas las valoraciones son parciales, pues en tema de gustos, lo de la objetividad es solo un mito. Un cuento de hadas para hacer que los niños se duerman por la noche. Todas nuestras opiniones son subjetivas. ¿Película de culto? pues eso ya queda a interpretación personal. Te puedo asegurar que muchas películas supuestamente de culto, a mi me parecen mediocres y viceversa. Películas que la gente cataloga de basura, yo las tengo en un altar. Al final, creo que esa es la grandeza del cine.

Como dices, si quitamos de la ecuación esa variable, sería hacer trampas y habría que aplicarlo a todas las películas, no solo a esta. Yo no entiendo "Deathgasm" sin su componente metálico, al igual que no la entiendo sin su gore, sin su sentido del humor, etc... si comenzamos a quitar y a poner cosas, ya no sería "Deathgasm". Y cuando se haga esa película resultante, la valoraremos por ello.

Acepto que no haya cumplido tus expectativas, pero te aseguro que las mías la ha colmado.

Y todo esto para decirte que al final, estamos bastante de acuerdo en líneas generales :)

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

E-N-O-R-M-E. Con perdón de películas como Muerte a 33 r.p.m, Deathgasm es la película que cualquier metalero y fan del cine gore, pudo soñar. Superficialmente realizada para la mayoría de público que disfruta con películas como Braindead o Posesión Infernal. Pero como bien mencionáis, infinidad de guiños que sólo un metalero sabe apreciar en toda su esencia. Una película de metaleros para metaleros.

El Rector dijo...

Patric, creo que tu frase: "Una película de metaleros para metaleros", es la mejor definición que puede hacerse de la misma, para que alguien que aun no ha tenido oportunidad de verla, puede entender un poco lo que se le viene encima. Como bien dices, disfrutable tanto desde su "superficialidad" de comedia gore, como de su profundidad como homenaje no ya solo a un estilo musical, también a un estilo de vida.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Tiene lo necesario para disfrutarla, pero hay que estár metido en el ajo para entender toda su magnificencia. ImI

Unknown dijo...

muy buen film sin duda fuck yeah!

El Rector dijo...

Anónimo, tan solo añadir un buen par de cuernos a ese fuck yeah! tuyo, en honor no solo al filme, también al gran Ronnie James Dio :)

Saludos.

El Rector dijo...

Y Netflix España acaba de añadirla hoy a su catálogo. Así que a disfrutarla en alta definición, como tiene que ser.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.