Crítica: Dragged Across Concrete (S. Craig Zahler, 2018) Crítica: Await Further Instructions (Johnny Kevorkian, 2018) Crítica: Luciferina (Gonzalo Calzada, 2018) Crítica: Muere, Monstruo, Muere (Alejandro Fadel, 2018) Crítica: La Noche de Halloween (David Gordon Green, 2018)

lunes, 22 de octubre de 2018

Crítica: Apostle

Hablar de Gareth Evans es hablar de “The Raid” (2011). Cuando alguien rueda una película como aquella, es complicado quitársela de encima por más méritos futuros realizados. Pascal Laugier siempre “cargará” con “Martyrs” (2008), Robert Eggers con “La Bruja” (2015) o Ari Aster con “Hereditary” (2018). Dulces losas que en uno u otro momento de sus respectivas carreras, tendrán que soportar sobre sus espaldas. Evans entró por méritos propios hace siete años en esta bendita lista de damnificados, pero si Laugier demostró hace poco con “Ghostland”, que puede existir vida inteligente más allá de “Martyrs”, lo de Evans con “Apostle”, su nueva película, es poco menos que una revelación antropológica.


“Evans nos propone una interesante metáfora religiosa, de cómo el hombre ha utilizado los iconos religiosos a conveniencia para manipular a las masas y conseguir así sus propios beneficios personales”


La cinta de Evans (con permiso de lo nuevo de Tjahjanto), marca un antes y un después en las producciones cinematográficas de Netflix. Un currículum hasta la fecha el de la plataforma, repleto de claros y oscuros que, pese a algunos títulos notables, no había terminado de encontrar aun el camino de una excelencia que sí había sabido hallar en el universo de las series. De los malos vicios de Netflix, no hay ni rastro en “Apostle” (“El Apóstol”), segunda incursión, primera en el largometraje, de Evans en el género de terror tras dirigir aquel estupendo segmento de “V/H/S 2” titulado “Safe Haven” junto al susodicho Timo Tjahjanto y en el cual, ya demostró buena parte de esa fascinación por el macabro mundo de las sectas a la que ha dado continuidad en esta “Apostle”, por méritos propios, otra de las grandes cintas de terror de este 2018 (y van...).

Evans nos propone una interesante metáfora religiosa, de cómo el hombre ha utilizado los iconos religiosos a conveniencia para manipular a las masas y conseguir así sus propios beneficios personales. Lo hace a modo de crudo cuento gótico de terror y aventuras con el paganismo como telón de fondo y una constante y severa crítica a esa gran lacra que siempre ha sido, y es, el cristianismo, que al igual que otras tantas doctrinas religiosas, sigue intentando poner palos en las ruedas del libre desarrollo de las sociedades modernas, a menudo, subyugadas a toda esa basura folclórica medieval y supuestos “valores” morales que lamentablemente, continúan fuertemente arraigados en según qué sectores y estamentos de nuestra sociedad, herencia maldita de un tiempo de tinieblas.


“una premisa sencilla, pero tan directa y bien planificada, que Evans consigue vestirla de una complejidad formal tal, que termina dando forma a un título tremendamente personal”


Como digo, la película supone un punto de inflexión en la que hasta ahora ha sido, premeditadamente o no, la forma de entender el cine por parte de Netflix. En “Apostle” no hay ni rastro de esos diálogos eternos y en muchas ocasiones, intrascendentes, con el que algunas de las producciones de Netflix, intentaban jugar al despiste para bien compensar flojos guiones, falta de recursos o una combinación de ambas. Un mal endémico que sin ir más lejos ha terminado ya, con la vida de dos de las series más populares de la plataforma, como eran “Luke Cage” e “Iron Fist”, ambas canceladas tras sendas decepcionantes segundas temporadas y dos grandes ejemplos de toda esa cháchara vacía que tenía como único objetivo retardar la eyaculación el mayor tiempo posible.

“Apostle” es la antítesis de dicha fórmula, una película de más de dos horas de metraje que se pasan en un suspiro sin tener que recurrir en ningún momento a este tipo de tretas. Si algo ha demostrado Evans a lo largo de su corta pero intensa filmografía, es su buen pulso narrativo, algo que plasma en una película como “Apostle”, que pese al gran peso que ostentan las atmósferas (como buen terror gótico) y la cantidad de personajes a descubrir a medida que se desarrolla el relato, en ningún momento acusa bajada de ritmo alguna, todo lo contrario, ganando interés de forma continua a medida que el espectador se va adentrando en las catacumbas del relato hasta tener a tocar sus negras raíces. Y eso que el punto de partida ya es muy alto, con una premisa sencilla, pero tan directa y bien planificada, que Evans consigue vestirla de una complejidad formal tal, que termina dando forma a un título tremendamente personal.

De cinematografía pálida y siniestras sonoridades (exquisita la partitura de Aria Prayogi y Fajar Yuskemal), Evans pone en manos del emergente Dan Stevens (“The Guest”) buena parte de la suerte del filme, ya que no serán pocos los que no terminen de conectar con la forma de interpretar del actor, quien parece aquí seguir anclado en el David de la compleja “Legion”, llevando incluso al extremo muchos de los tics del personaje a la hora de dar vida a Thomas, el héroe de la historia. Stevens está desproporcionado en todos sus gestos, algunos dirán que sobreactuado, lo cual no deja de contrastar con la sobriedad cuasi militar de la cinta en todas sus facetas. A mi es algo que realmente me ha gustado mucho, ya sea buscado o no. Salvando las diferencias de tono, me ha sido imposible no acordarme de Ezra Godden en “Dagon: La Secta del Mar” (Stuart Gordon, 2001), con la cual, por cierto, la película de Evans guarda ciertos parecidos.


“Una película larga y densa que por contra, desafía a la física misma para mostrarse como un relato ágil y directo”


La parte más “oscura” del filme la encontramos en algunos puntos del guion, oscurantismos que tienen que ver con todo lo que rodea a la familia Richardson, la relación entre sus distintos miembros, en especial la de Thomas (Dan Stevens) con su hermana, que habría ayudado a dar algo más de entidad a ambos personajes. Tampoco termina de quedar del todo claro todo lo que rodea a la relación de los pobladores con la isla y de esta con Thomas, resultando algunas “cosicas” un tanto arbitrarias.

“Apostle” es por tanto, otra de las grandes cintas de terror del año y lo mejor que ha producido hasta la fecha Netflix junto a “The Night Comes For Us” (Timo Tjahjanto, 2018). Una evolución tan lógica como necesaria que demuestra que Evans es mucho más que “The Raid” y que el cine de terror, acaba de ganar un valioso activo. Una película larga y densa que por contra, desafía a la física misma para mostrarse como un relato ágil y directo que no hace prisioneros, con una primera mitad repleta de atmósferas y un manejo envidiable del suspense, que termina desembocando en todo un festín de cruda violencia, tanto física como psicológica. Certero retrato de la religión y de todos aquellos que se aprovechan de ella para manipular al más débil, ya sea en una remota isla en boca de un falso profeta, subido a un púlpito en una iglesia cualquiera de nuestra ciudad o abogando contra las libertades individuales desde una rancia poltrona de la moncloa.

Lo mejor: Su envidiable pulso narrativo, la preciosista fotografía, cuidada banda sonora , dos o tres secuencias absolutamente creepy y su cruda descripción del fanatismo religioso, mucho más aterrador de lo que podamos ver en cualquier ficción.

Lo peor: Algunos borrones del guion y la histriónica interpretación de Dan Stevens, que puede resultar un handicap para según quien.


11 comentarios:

andres pavone dijo...

HACE MUCHO TIEMPO QUE NO ANDO POR ESTOS LARES, PERO SIEMPRE ESTOY ESO SE LOS ASEGURO CUERVOS QUERIDOS. MI ADMIRADO RECTOR.... BUSQUE UN CALIFICATIVO PARA APOSTOL Y SE ME OCURRRIO UNO QUE HACE BASTANTE NO USABA MACABRO, APOSTOL ES MACABRA.UNA CINTA CAUTIVADORA, Y A PESAR DE QUE LA NARRACION SE ESTIRA UN POCO ES UNA VERDADERA JOYITA EN LOS TIEMPOS QUE CORRE.CREATIVIDAD PURA. SU FOTOGRAFIA ES DE LO MAS DELICIOSA. Y A PESAR DE QUE ALGUNOS LA TILDARON DE CONFUSA Y DECEPCIONANTE A MI ME PARECIÓ DE LO MAS INTERESANTE,UN POCO DE TODO PERO NO DEMASIADO, INTRIGA, SUSPENSO, TERROR.SALUDOS.

Unknown dijo...

Está película posee en ciertos momentos una fotografía bellísima; las localizaciones son fantásticas; pero en cuanto al resto suspende. Ya no sólo porque la actuación del ya famoso Dan Stevens (este muchacho se atreve con todo: teatro, series, películas de alto y bajo presupuesto) no acabé de cuajar; sino porque el tema del fanatismo religioso se ha tratado demasiadas veces desde el mismo punto de vista. No se cuántos telefilmes me habré tragado con esta temática. En mi opinión aparte de en ciertos aspectos ya mencionados, esta película no ofrece absolutamente nada nuevo; nada más cruel, más profundo, más comprensible o más terrorífico. Y es que para terrorífico basta con observar el fanatismo que generan cada día, en la vida real, religiones y vías absurdas de pensamiento como para echar a temblar y no parar.

El Rector dijo...

Andres, cada día eres más caro de ver, viejo amigo. Un placer leerte de nuevo :)

Veo que coincidimos en casi todo y que tú también has disfrutado con lo nuevo de Evans. Solo difiero contigo en una cosa, ya que yo no veo que la película esté alargada más de la cuenta, de hecho, estoy seguro que ha pasado por la tijera más de lo deseable, y mucho me temo, que de ahí vengan algunas de las pequeñas lagunas que nos deja el guion. Pero en cuanto a metraje, no me sobra nada.


Sí, yo también he leído algunas opiniones que hablan de decepción y me cuesta entenderlo, la verdad. Pero ya se sabe que todo lo que viene de Netflix, suele tener un plus de inquina, o igual se esperaban otra de artes marciales :)

Lorena San, me quedo pues con esa fotografía, jeje.

Sobre el fanatismo religioso, es cierto que se ha tratado muchas veces y entiendo que desde el único punto de vista posible. En ese sentido, no creo que una película como "Apostle" pretenda ni ofrecer otra visión, ni resultar especialmente original en ningún aspecto. Para mi es una mezcla de terror y aventuras muy entretenida y muy bien rodada. Y sí, estoy de acuerdo contigo que en temas de religión, la realidad, por desgracia, siempre suele superar a la ficción.

Saludos.

Missterror dijo...

¿Qué está pasando con Netflix? Yo que creía que sólo nos dejaba buenas series pero que en producciones cinematográficas ya estaba muerta, va y saca en el mismo mes, dos de las películas del año: "The Night comes for us" y "Apostle". Tengo claro que una va al top 10 de cabeza y con la otra tengo dudas, porque está el tema complicado, pero entiendo ese 8 perfectamente, Rector.
En Sitges me quedé dormida en algunos momentos, lo reconozco, a esas alturas del festival, ya llevaba mucha tralla encima y pese a que lo que veía me interesaba, en algunos momentos me vencía el sueño y los mil cafés que uno se mete por vena en esos días a veces no son suficientes. Tenía claro que algo me había perdido porque había cosas que tenían muy buen dirección y otras que no entendía pese a que la historia no era complicada.
Una vez en casa, la volví a ver y ya sí que la disfruté bien. No soy capaz de entender las malas críticas, la verdad. A mí me pareció una cinta bien hilvanada, entretenida, enigmática y con un libreto bastante aceptable, que si bien es cierto que se deja temas por el camino que de haber sido minimamente desvelados hubieran dado mayor solidez a la narración (todo lo concerniente al pasado de la familia Richardson y esa fe rota de Thomas, así como la naturaleza de la diosa y la elección final...ya me entiendes) En cualquier caso, pese a estos gaps, se resuelve de una manera satisfactoria pese a no ser redonda y el resultado es una entretenida película que tiene un poco de todo, como comentas y que sale airosa en todas sus partes.
Una de las cosas que menos me gustaron fue la elección de Dan Stevens para dar vida a Thomas Richardon porque por mucha simpatía que le tenga a este actor, su histrionismo desentonaba bastante con el resto del elenco y yo también pensaba constantemente en el David de "Legion".
Los momentos sangrientos, lo son con ganas, el momento pasadijo subterránea da la suficiente cosica, la secta está lo suficientemente influencia para rozar el taradismo y los escenarios son un lujo. Resultado: más de dos horas que se pasan sin que te des cuenta.
La evolución de Gareth Evans, va muy bien. Hay vida después de "Tha Raid" y tengo claro que saber qué teclas quiere tocar.
Y te dejo que llego tarde a misa.

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, pues pasa que uno no nace aprendido y que por lo general, solemos aprender de nuestros errores, aunque a algunos nos cueste más que a otros, jeje. Está claro que hay un antes y un después en las producciones de Netflix con esta "Apostle" y "The Night Comes For Us", dos películas dignas de destacar en un festival como el de Sitges, como así ha sido.

¿El caso que nos ocupa? Pues muy de acuerdo en tus valoraciones, no tanto con el tema de Dan Stevens, pero claro, entramos ya ahí en el mundo de las filias y fobias personales y en este caso, sabes que soy muy fan de este tipo de exageraciones interpretativas, aunque entiendo que igual, no termina de pegar con esa sobriedad tan germánica que desprende el filme.

Sobre las malas críticas, bueno, no es ni será el último caso curioso o controvertido, rara vez hoy, con la moda del hateo y el circo de las redes, una película genera consenso entre los aficionados, por más calidad que tenga, como es el caso. Súmale esa surrealista animadversión de nueva cuña y sistemática, hacia todas las pelis "largas" (a sumar a la de las pelis lentas) y ahí puedes tener parte de la explicación. Cuando se enterará el personal, de que es imposible hacer según que tipo de cine en una raquítica hora y media... al menos, el que a mi me gusta. Si quieres películas cortas, porque te aburres, no veas cine de terror.

Saludos.

P:D: A ver si saco tiempo y me pongo con la segunda temporada de "Legion", a riesgo de que se me licue el cerebelo :)

JuanCar dijo...

Maravillosa Apostle. Maravillosa.

Quien da más?.
Un buen libreto de progreso hacia el suspense, buenos actores, unos escenarios y una ambientación prodigiosa, buenas escenas de acción, truculencia, un final más que satisfactorio...el que se pica, ajos come.
Las malas críticas no tienen razón de ser.

Muy acertada Missterror diciendo que hay vida para Evans después de The Raid . Tenemos a un nuevo valor dentro del cine fantástico, a buen seguro que nos dará muchas alegrías.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, también me llaman mucho la atención tibia acogida que ha tenido la película entre los aficionados. De verdad, cada vez entiendo menos lo que los fans del terror esperan de este género. Si la película de Evans no les vale, ya apaga y vámonos.

Supongo que un bochornoso episodio más de esa cruzada sin sentido contra Netflix...

Saludos.

Jesús Haro dijo...

El apóstol (peli brítánica y tiene que ser buena) está protagonizada por el conocido en el Festival de cine de Sitges Dan Stevens (The guest) que hace un papelón. Peli de misterio de la vieja escuela. Empieza realmente interesante, se alarga demasiado y cae en tópicos en su conclusión.

Fantástico Michael Sheen que desde Frost contra Nixon me tiene hipnotizado. El año pasado estuvo Langella por el Festival de Sitges. Curioso como el derrotado Langella acaba sin juicio y jubilado, regalo incluido por parte de Frost.

Gran acierto esta peli El apóstol para ver en Sitges. Esta edición 51 ha sido una de las mejores de la etapa Sala. Un ejemplo lo tenemos en esta producción de Netflix, pero hay muchos más. Vosotros sois testigos.

El Rector dijo...

Jesús, yo el alargue no lo veo por ninguna parte, pero siendo una producción de Netflix y viniendo de donde venimos, tu comentario es uno de los más halagadores que he leído sobre la peli Evans :)

Sí coincido en tu apreciación del festi de este año. Un Sitges a la altura del año.

Saludos.

Tracy Kong dijo...

Estupenda EL APÒSTOL, muy acertada la referencia a DAGON, ambos films son potenciales relatos de Ktulu protagonizados por afortunados histriones. Pude ver y escuchar en persona muy recientemente al gran actor Josè Lifante recordando còmo habìa interpretado "incluso a un pez" en la recordada DAGON.

El Rector dijo...

Tracy, 100% en sintonía contigo, pues entiendo que también tienes en buena estima a la infravalorada en su momento, película de Gordon, a la que creo, todo sea dicho, que el tiempo ha ido poniendo cada vez más, en el lugar que merece.

Grande José Lifante :)

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.