lunes, 13 de junio de 2011

Crítica: Smash Cut

Más vale tarde que nunca. Si amigos, hoy vuelvo a abusar del refranero popular para presentar la película que nos ocupa, uno de los títulos mas escritos en mi buscador de Google los dos últimos años (o lustros, no recuerdo), “Smash Cut”, la cual por fin ha caído en mis inmundas zarpas subtitulada al castellano, condición indispensable para todos aquellos que del inglés, solo entendemos tacos y obscenidades. Pero bueno, lo que importa es que ya hemos podido degustar la penúltima película del señor Lee Demarbre, padre de aquella para algunos cinta de culto (no es mi caso) “Jesucristo Cazavampiros” y quien hace un par de años llamó la atención del público (sobretodo del masculino) con “Smash Cut” gracias a la presencia de una “scream queen” muy particular, ni mas ni menos que la pornostar Sasha Grey, lo que supongo que le funcionaría de perlas a nivel de promoción, pues en su último trabajo, “El Crepúsculo de Summer”, trazó una treta similar al darle todo el protagonismo del mismo a otra chica con altísimas cotas de popularidad, Ashley Green, famosa entre los adolescentes del mundo entero por su participación en la saga “Crepúsculo”.

“Smash Cut” es la historia de Able Withman, un director de cine de tercera fila que acaba de estrenar su nuevo trabajo, “El Juguete del Terror”, el cual se convierte inmediatamente en el hazmereír de público y crítica, sumiendo al pobre Able en una profunda depresión que termina en tragedia, pues después de una larga noche ahogando las penas en alcohol en un local de streptease, el y su novia Gigi, sufren un aparatoso accidente de tráfico que termina con la vida de esta. Able, conmocionado y aun bajo los efectos del alcohol, esconde el cadáver en el maletero de su coche y abandona la escena de autos. A la mañana siguiente, durante el rodaje de su nueva película, se da cuenta de que los efectos especiales que está utilizando son muy poco creíbles y echa mano del cadáver de su novia, dejando impresionados a los jefes de la productora por su gran realismo. A partir de ese momento, Able se convertirá en un asesino en serie e irá matando a todos los que le rodean con el fin de dar forma a la película mas realista de la historia del cine. Paralelamente, April Carson, una famosa presentadora de televisión, contrata los servicios de Isaac Beaumonde, un detective privado de consumada reputación para investigar la desaparición de su hermana, Gigi.

“Yo veo el cine como un negocio, y compadezco a aquellos que lo consideran un arte”, con esta frase de Herschell Gordon Lewis (también conocido como el padre del Gore), se abre “Smash Cut” cual revelación, pues nunca tan pocas palabras bastaron para definir tan bien una película. Y es que la cinta es eso, puro negocio. De hecho, yo mismo quizá jamás me habría acercado a un producto como este de no ser por la presencia de Sasha Grey (resulta curioso como normalmente, el aficionado al cine y en especial al cine de género, está deseando que las chicas aparezcan ligeritas de ropa, a poder ser enseñando las pechugas. En cambio y paradójicamente, la mayor expectación se crea cuando una tía que se pasa el día desnuda fornicando delante de la cámara, aparece en una película vestida), quien cumple a la perfección su papel de reclamo publicitario, vestida de enfermera en el sexy poster promocional con el fin de engatusar a aquellos pobres diablos que se dejen seducir por los placeres de la carne.

Yo personalmente, que como se puede suponer, jamás he visto una peli porno ni se lo que se cuece por ese degenerado mundo, supe de las actividades artísticas de la señorita Grey por comentarios de terceros y haciendo buena esa paradoja que comentaba, me sentí atraído por un proyecto que además de una sexy protagonista, prometía buenas dosis de sangre y humor negro. Por desgracia, uno rápidamente se da cuenta de que en “Smash Cut” no hay vida más allá de Sasha. Y eso que la cosa no comienza mal, la divertida banda sonora fuertemente “influenciada” por “Los Intocables” de De Palma y la secuencia de créditos en plan Grindhouse, invita al optimismo. Incluso la secuencia inicial donde somos espectadores de lujo de “El Juguete del Terror”, consigue negociar alguna que otra sonrisa y aquí comienza la segunda paradoja del asunto., pues resulta que el eje principal de la historia es que dicha película es una mierda antológica, cuando la realidad es que visto lo visto, “El Juguete del Terror” es un producto mucho mas disfrutable que la propia “Smas Cut”, por que puestos en faena, la cinta de Demarbre, resulta un tostón insoportable, con una historia sin ritmo, sin gancho, sin gracia, repetitiva y lo que es peor, horriblemente interpretada por todos y cada uno de los actores participantes, bueno, por todos no (y e aquí la tercera paradoja), pues Sasha Grey es de largo, la interprete mas creíble del reparto pese a las limitaciones impuestas por el propio personaje, siendo sus apariciones los únicos momentos mínimamente salvables de un filme que roza lo ridículo gran parte del metraje y que se vuelve mas irritante a medida que pasan los minutos.

Además tampoco estamos ni mucho menos ante el baño de sangre y erotismo que muchos esperábamos, la realidad es que lo único que vamos a encontrar son tres o cuatro secuencias bastante cutres (por mucho que se intenten amparar bajo su supuesto carácter cómico) que no compensan para nada tener que soportar tan soporífera experiencia y a nivel erótico, pues alguna que otra stripper meneando el culo y Sasha Grey VESTIDA de enfermera para desgracia de aquellos que esperaban ver a la californiana en una tesitura mas cercana a lo que ha sido hasta ahora su carrera cinematográfica.

Conclusión, “Smash Cut” es de lo peorcito que he podido ver este año, típico ejemplo de aquello de “no juzgues a un libro por su portada” (por mucho que en ella aparezca una actriz porno vestida de latex) y que como comedia de terror lo único que tiene de cómico son las esperpénticas interpretaciones del reparto, por mucho nombre ilustre que aparezca (llámese David Hess, Michael Berryman o Herschell Gordon Lewis), la pésima dirección por parte de un Lee Demarbre que en mi opinión, mejor hubiera empleado su tiempo en “El Juguete del Terror” y el que yo he perdido peinando la red para hacerme con ella en lugar de profundizar en la filmografía de Sasha Gr... digo, de Herschell Gordon Lewis. Un producto que como serie B resulta ridículo y como serie Z descafeinado, donde incluso la currada banda sonora termina por hacerse insoportable al ser utilizada en el 90% del filme y que a la postre lo único que tiene que ofrecer es la curiosidad de ver a una actriz porno enrolada en una película no pornográfica, aunque si se trata de verla interpretar de verdad, recomiendo que visionéis “The Girlfriend Experience” de Steven Soderbergh o bien alguna de sus películas para Digital Playground como “Pirates 2” (aunque yo por supuesto no he visto ninguna), productos todos ellos, muy superiores en calidad y a todos los niveles, que esta “Smash Cut”, una auténtica y gran paradoja en sí misma.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que te hace falta maldad para mejorar tus crticas, sigo tu blog desde hace ya tiempo para informarme de noticias de este adorable genero pero casi nunca estoy de acuerdo contigo en las criticas.
por ejemplo wolf creek, babysitter wanted, calvaire, etc. etc. no le das el valor a grandes cintas y no exagero.
smash cut por ejemplo si es una basura pero en muchas buenas peliculas siempre esperas lo mismo.

El Rector dijo...

La verdad es que mucha maldad no tengo, soy un tipo bastante bonachón, pero no acabo de entender lo que comentas, por un lado me pides mala leche y por el otro, no entiendes que critique cosas como Wolf Creek (y aclaro que esta crítica en concreto no fue mía, por que si lo hubiese sido habría salido mucho peor parada, pues me parece un extraño caso de mediocridad muy sobrevalorada). No se, yo pienso que en la diversidad de gustos y opiniones está la gracia de esto (hey, y me gustaron tanto Calvaire como Babysitter Wanted), ¿sino que sentido tendría que existiese tan obscena cantidad de sitios dedicados a esto, si todos pensamos igual?

Por lo menos estamos de acuerdo con que Smash Cut es un bodriete de cuidado, así que ya tenemos algo en común.

No dudes en exponer tu opinión y llevarme la contraria cuando lo creas conveniente.

Un saludo y gracias por seguirnos compañero!!

Diego dijo...

Yo me la trague hace la tira de meses en version italiana "seducido por los placeres de la carne" y menuda castaña, en parte lo achaque al idioma, pero ya veo que el problema era mas profundo. Eso si, que guapa sasha.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.