martes, 12 de octubre de 2010

Crítica: Lost Boys: The Thirst (Jóvenes Ocultos 3)

Entre los sucesos mas tristes del presente año, se enmarca la trágica muerte de Corey Haim, protagonista de la mítica "Jóvenes Ocultos" allá por 1987, quien por motivos de agenda declaró que le era imposible participar en la tercera parte de la saga que preparaba el italiano Dario Piana, quien se diera a conocer unos años antes con la curiosa "The Deaths of Ian Stone , y que pese a las mala acogida (en general) que tuvo "Lost Boys: The Tribe , la secuela dirigida por PJ Pesce, se embarcó en un nuevo episodio de esta saga de vampiros y adolescentes rebeldes con una idea muy clara, no cometer el mismo error que Pesce "copiando" la trama de la cinta original y centrarse en explotar lo único que daba sentido a "Lost Boys: The Tribe , la figura de los hermanos Frog.

Es por ello que esta tercera entrega titulada "Lost Boys: The Thirst", es prácticamente un "Spin-off" de la saga que se centra en la carismática pareja de caza vampiros interpretada por mi ídolo adolescente Corey Feldman ("Jóvenes Ocultos", Los Goonies", "Gremilins") como Edgar Frog y Jamison Newlander ("Jovenes Ocultos", "El Terror No Tiene Forma") como Alan Frog.


La historia de "Lost Boys: The Thirst", comienza cuando una popular escritora de novelas vampíricas para adolescentes va al encuentro de un arruinado y decadente Edgar Frog, quien malvive en una caravana. Esta le cuenta que hay un grupo de vampiros, entre los cuales se encuentra el vampiro "alfa", que se dedica a organizar fiestas "rave" por todo el mundo con el objetivo de popularizar una nueva droga, que en el fondo no es otra cosa que sangre de vampiro, gracias a la cual están creando un ejercito de no muertos. Su propio hermano ha caído en manos de los chupa sangre en una fiesta en Ibiza y cree que Frost es el único que puede rescatarlo con vida. Viendo la oportunidad de terminar con sus archi enemigos de una vez por todas, Frost acepta el trabajo, lo que no sabe es que tendrá que trabajar codo con codo, con un popular farsante televisivo que pretende grabar un episodio para su programa de tele basura.

Viendo la secuela dirigida por Pesce, estaba bastante claro que si la franquicia tenía algún tipo de futuro, mas allá de acumular polvo en la estantería de algún videoclub, y ante la imposibilidad de contar nuevamente con Corey Haim, este pasaba por centrarse en exclusiva en la figura de Edgar Frost, último vestigio del clásico de Joel Schumacher. Nada mas lejos de la realidad, por que "Lost Boys: The Thirst" es un monólogo del amigo Corey Feldman (eso es una voz y lo demás son mariconadas), quien exprime durante ochenta minutos todo el jugo posible del célebre personaje, un atemporal caza vampiros solitario a medio camino entre Rambo y el inspector Clouseau embarcado en la imposible cruzada de erradicar a los vampiros de la tierra para vengar la muerte de sus seres queridos.

Este es el principal atractivo de una cinta pensada exclusivamente para aquellos a los que se nos ponen los pelos de punta con tan solo oír el nombre de Edgar Frog, pues como película y como ya sucediese con el filme anterior, "Lost Boys: The Thirst" no tiene mucha historia. Una trama simple para cubrir el expediente (aunque se agradece que no se haya optado por repetir la misma fórmula de las películas anteriores), bastantes dosis de humor, vistosos efectos especiales y un buen puñado de tópicos vampíricos que sirven para excusa para que el bueno de Frost haga de las suyas mientras somos sometidos por parte del señor Piana, a toda una serie de tentativas para manipularnos a través de la nostalgia, tales como recuperar el tema principal de la primera parte, el "Cry Little Sister" de "Sisters of Mercy", que suena en algunos pasajes del filme aunque ahora interpretado por unos tal "Alden" (que no lo hacen mal del todo) o apuñalarnos directamente al corazón con una sucesión de "flashes" de la misma en los que aparecen los hermanos Frost junto a Sam (Corey Haim), que apelan a nuestros recuerdos de adolescencia sin compasión alguna.

Conclusión, "Lost Boys: The Thirst" es en mi opinión (y esta vez es extremadamente personal y nace mas del corazón que de la cabeza), una divertidísima película de vampiros (mas después de haber visto recientemente bromas de tan mal gusto como "30 Days of Night: Dark Days ) y un trabajo que supura cariño hacia la saga por todos sus poros, que pese a tratarse de una producción menor, luce fantástica para lo que son sus posibilidades, con unos efectos especiales muy cuidados, buenas dosis de sangre y melancolía (forzada si queréis) y un reparto que cumple con creces con su cometido, donde por supuesto, brilla con luz propia la figura de Corey Feldman (a pesar de sus muchos detractores), que borda de nuevo el papel de antihéroe y se mete al público en el bolsillo del primer al último minuto.

Por supuesto, fetichismos de este tipo quedan reservados a un público muy concreto, por lo que aquellos que no experimenten erecciones o mojen las braguitas con los Frog y compañía, difícilmente encontrarán alicientes en una película que por otro lado, ni destaca en ninguna parcela concreta, ni ofrece nada nuevo. Algunas secuencias de acción bastante normalitas, tópicos a mansalva, un buen puñado de chistes fáciles y algún que otro reclamo en forma de anatomía femenina. Por suerte, yo que no me cuento entre estos millones de inconscientes, la he disfrutado de lo lindo, por lo que el divertido final abierto para una cuarta parte, me parece la mejor forma de cerrar un producto tan poco pretencioso pero hecho con tanto cariño como este.


11 comentarios:

Darkotica dijo...

¿Será porque "Jóvenes Ocultos" (1987) es una de mis películas favoritas de vampiros?, ¿será porque siento debilidad por todos los personajes que ha interpretado Corey Feldman desde que era un chaval?, ¿o será por la versión de la canción de Sisters of Mercy?...No lo sé, pero "Lost Boys: The Thirst" me ha gustado, incluso le he encontrado ese punto ochentero que tanto anhelo. Sólo puedo decir una cosa...People are strange.

Anónimo dijo...

Esta muy bien el blog aunque tengo que hacerte una corrección la canción "Cry little sister" de la primera parte no es de Sisters of mercy, sino de "G Tom Mac" conocido por "Gerard Macmann"... aquí su myspace http://www.myspace.com/gtommac

Darkotica dijo...

Cierto, llevo años engañada pensando que se trataba de Sister of Mercy, los cuales por lo visto hicieron una versión y curiosamente se les ha adjudicado en más de una ocasión la auautoría de la canción. Gracias por aclararlo, es bueno saberlo...

Juan Esteban Rivera Quintero dijo...

para mi esta pelicula fue muyyyy mala

El Rector dijo...

Pues habría apostado mi alma a que el tema era de los Sisters, mea culpa. Por cierto, una buena noticia, la película ya ha sido editada en DVD en España, una oportunidad que no hay que dejar pasar viendo como está el patio. Si con la segunda entrega hubo unanimidad, esta tercera parte ha creado mucha mas controversia, hay gente a quien no le ha gustado nada y otros que la han visto como una dignísima secuela de la cinta original. Sigo pensando que es una película muy particular, destinada a un público muy concreto.

Anónimo dijo...

Puffff, vaya ladrillo
No se la aconsejo a nadie, no pierdas su tiempo en verla, es mejor leer las lecrológicas del periodico, al menos estarás al día de algo.

Anónimo dijo...

Yo la he visto hace unos dias y me ha parecido malisima también, bueno igual de mala que la 2ª

Froggy dijo...

La película me ha gustado y me ha parecido un mas que aceptable film. Mucho mejor que la segunda parte y una buena continuación de la primera.

Anónimo dijo...

comparar esta con la segunda me parece de verguenza ajena, vampiros del surf era un escandalo de mala y esta sin ser ningun prodigio sique es digna y muy entretenida. sobretodo verla en version original.

Anónimo dijo...

The lost boys de los ochenta es un clasico de culto dificilmente iigualable a no ser que inventen alguna historia donde regrese david y el resto de la oandilla original seria genial!!!!

El Rector dijo...

Vaya, pues tenía esta crítica un poco desatendida, jeje... mis disculpas.

A los dos primeros anónimos, no les contestaré, porque Froggy y el otro anónimo, ya lo han hecho por mi, pienso igual que ellos.

Al último anónimo, decirte que eso va a ser complicado, primero porque igualar la calidad y el carisma del filme original (parece ser que a Schumacher le sonó la flauta por una vez), es complicado y segundo, porque lo de reunir a la pandilla tras la muerte de Corey Haim...

Siempre te queda disfrutar de esta divertidísima tercera entrega.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.