miércoles, 19 de febrero de 2014

Crítica: Almost Human

El debut en el largometraje del cineasta Joe Begos, titulado “Almost Human” (2013), hace acto de presencia en Sitges 2013 en la llamada Maratón + Monster, junto a “Big Ass Spider” y “The Station”. Presenta su película el director Joe Begos. 

Después de que Seth (Graham Skipper) pierda a su mejor amigo, Mark Fisher (Josh Ethier), en extrañas circunstancias (un brillante haz de luz se lo llevó), a lo que él atribuye a una abducción extraterrestre, no ha vuelto a ser el mismo, afectando a su trabajo y a su vida personal. Seth no pierde la esperanza de volver a ver con vida a su amigo Mark más temprano que tarde. 

Un día unos cazadores encuentran desnudo en el bosque a un hombre (a lo “Terminator”); es Mark, pero no es él. Algo le ha sucedido, se ha vuelto salvaje, oscuro, casi humano. Seth intenta contactar con Jen (Vanessa Leigh), la mujer de Mark, con la quien ha perdido la relación desde el incidente. Mark irá en busca de Jen, acabando con todo aquel que se le cruce por el camino. Extraños y macabros asesinatos se suceden en la ciudad y Seth cree que es su viejo amigo... con algo diabólico en su interior. 

Cuando compré la entrada (a pesar de tener acreditación de prensa) y llegué a la sala, me esperaba una película slasher al estilo de los años 80 (su cartel tiene la culpa) envuelta con un buen toque de ciencia ficción de temática extraterrestre. Lo que recibí fue un pequeño y tenue slasher film que se desvía de las características populares que nosotros, los fans de las películas de terror slasher, amamos. El hecho es que uno no sabe si Begos quiere ser original, no tiene suficiente presupuesto para ciertas escenas típicas slasher o es que simplemente su guión es torpe. 

Siendo su primera película, Joe Begos sabe llevar la cámara, donde ponerla y que planos ofrecernos para llamar nuestra atención. Como guionista, Begos ya no es tan bueno y parece no captar el lenguaje general de una película de terror, aún imitando ciertos aspectos de la criatura de “La Cosa (El enigma de otro mundo)” de John Carpenter. No hay nada especialmente sorprendente en la historia, divertido, profundo o incluso intrigante. La película funciona a nivel de homenaje de una loca década, la de los ochenta. Prueba de ello es, como decía, su cartel y su sangre fácil. 

Los personajes no están provistos de nada realmente atractivo, ni siquiera Mark (esa mezcla de Terminator y Jason), el protagonista de la carnicería, lo que no tiene ningún sentido, y así es prácticamente imposible conectar con casi nada de la película, salvo en un nivel puramente visceral. 

La película trata sobre una pareja del chico gordo, Mark, y la mujer hermosa arquetípica, Jen y, la tercera rueda, el amigo del hombre, Seth. Dos años más tarde de la desaparición de Mark, supuestamente secuestrado por extraterrestres, Seth sigue destrozado pero Jen ha establecido de nuevo su vida. Mark reaparece pero no en las mismas condiciones. Tal vez los extraterrestres lo utilizaron para experimentos y a quien vemos no es más que su versión maligna. Entonces Mark comienza una serie de macabros asesinatos en busca de Jen. El “sentido arácnido” de Mark es muy agudo. 

La película empieza intrigante, tiene una duración relativamente buena (80 minutos aproximadamente) y el ritmo de la interesante trama es correcto para que le demos la bienvenida. Es bastante obvio que el director Joe Begos es un gran fan del tipo de película de terror slasher de los años 80, como la saga Viernes 13. La película cuenta con muchas muertes sangrientas, que se llevan a cabo de muy diferentes maneras. 

También diría yo que “Almost Human” bebe de las primeras películas de Cronenberg y del cine de ciencia ficción de la década de los 50 y 60, concretamente de cintas como “La invasión de los ladrones de cuerpos” (1956). “Almost Human” no es le mejor de los homenajes pero si uno sincero. Es la película perfecta para ver el próximo Halloween y una digna cinta para ver en la Maratón + Monster de Sitges 2013. 

LO MEJOR: Todo su halo ochentero, desde su trama, pasando por su cartel, hasta sus vísceras. “Almost Human” es como una película de VHS perdida en una cesta de todo a 1 euro en un videoclub antiguo que cierra a causa de la piratería. 

LO PEOR: Sus efectos de maquillaje no son muy convincentes, aunque más vale efectos prácticos de mierda que una película cargada de efectos especiales.


6 comentarios:

May Dove dijo...

Me has dejado un poco rota con lo del videoclub que cierra por culpa de la piratería... quién eres? Ramoncín?
Bueno, al lío. A mi Almost Human me gustó, me pareció muy cuqui, es muy retro y es sencilla. No creo que Begos apostara por una película complicada ni tan siquiera sofisticada, lo cual es un punto positivo a su favor.
A mi me gustó la estética bucólica, de árboles y bosques y la actriz me parece muy guapa!

Creo que la película se deja ver muy bien!

El Rector dijo...

Chica equivocada, está disponible con subtítulos o la viste en el festi? Porque yo le tengo unas ganas locas.

Y no utilices el nombre de Ramoncín en vano, te pueden denunciar por derechos de autor y tal, mejor utilizar lo de "pequeño Ramón" ;)

Saludos.

May Dove dijo...

La vi por internet pero sin subtítulos!

El Rector dijo...

Estupenda película y eso, que es evidente que los recursos disponibles eran más bien escasos. Pero amigos, semejante festín de sangre ochentera con ecos a cintas como La Invasión de los Ultracuerpos, The Hidden o Vinieron de Dentro de..., no se puede dejar de disfrutar pese a la mencionada falta de recursos y la pobreza del guión, pues lo que comienza como un thriller de ciencia ficción (con un prólogo muy al estilo de aquella estupenda Altered), termina abocándose a un slasher de manual donde la susodicha ciencia ficción, tan solo funciona a modo de excusa.

Que más da, sangre por un tubo, unos FX estupendos y una frescura en cada una de las hazañas del asesino, que hacen que pasemos por alto las miserias del guión (extremadamente divagante en ocasiones, que es lo que suele ocurrir cuando no hay ideos, o dinero) y el nivel interpretativo de determinados actores.

Algunas secuencias fantásticas para el recuerdo, como la violación alienígena o la secuencia final, muy del terror de serie B de los ochenta, como no podía ser de otra forma.

Diversión pura y dura. Sin adictivos, pero con muuuuchos colorantes.

Saludos.

Bieitols dijo...

Sr. Rector, tampoco tanta sangre. Y las comparaciones son odiosas y en este caso injustas para Almost Human.
Me la acabo de ver por recomendación tuya. Y no me arrepiento. Porque bien vale para pasar unos entretenidos 80 minutos. Pero de ahí no pasa.
Creo que me gustó un poco más que a Ted y un poco menos que a ti.
Lo mejor es lo poco pretencioso de la propuesta, que acepta su humildad sin atreverse a lo que no puede llegar. Y no es poco! Y que sí parece sincero su homenaje.

El Rector dijo...

Bieitols, cierto. Tampoco TANTA. No es una cinta gore, pero contiene sus buenas dosis y sobretodo, de la buena, de la de antes y no toda esa mierda digital que se ve hoy en día en el género.

Pocas pretensiones pero a mu juicio, mucho divertimento.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.