lunes, 27 de octubre de 2014

Crítica: Annabelle

Qué pereza, señores, qué pereza!!! No puedo empezar de otra manera, porque hay veces en las que escribir sobre determinadas películas acentúa esa sensación de pesadez de cuerpo y mente que sentimos cuando llega el sueñito. Esta es una de esas veces, porque "Annabelle" es, otra vez, el cuento de "que viene el lobo, que viene el lobo", y encima resulta que no viene. Para que nos entendamos, "Annabelle" es de esas películas de las que tienes mejor opinión antes de que se rueden, porque una vez vista, vuelve a aparecer otra vez ese pensamiento suicida que tenemos de que no hay manera de que en el cine estrenen una buena película de terror.

Antencedentes: Anabelle es la muñequita que ponía los pelos de punta en "Expediente Warren" hace un añito. Estaba claro que harían un spin off de la muñeca, ya que el público había mostrado gran interés por ella, y los Warren la tenían como uno de sus logros más peligrosos. Hasta aquí todo correcto, se creó el hype de "Annabelle", justo cuando terminó "Expediente Warren". Ya no era necesario hacer publicidad, pues la película de James Wan ya se había garantizado el paso por taquilla para ver a la inquietante "Annabelle". El problema básico es que estamos ante una película de James Wan sin James Wan, y nos guste más o menos, este señor suele ser tremendamente efectivo. 

"Annabelle" nos cuenta la historia de cómo un espíritu maligno se mete en el cuerpo inanimado de la muñeca para seguir haciendo el mal. En este caso, el director John R. Leonetti (director también de lindezas como "Mortal Kombat:Annihilation" y "El efecto mariposa 2"), explica este origen a traves del mundo de las sectas satánicas, de similitudes sonrojantes con la secta de Charles Manson, pero con objetivos y doctrinas muy difusos. Así, una de las muñecas más feas que servidora haya visto, será la portadora del alma oscura de Annabelle, la seguidora de la secta X que busca la entrada del demonio. 

La historia no da para mucho y el guión para menos, por lo que hay que centrarse en la tensión que generen las actuaciones de los protagonistas y lo que está por venir, y es precisamente ahí donde echamos de menos a James Wan, y suplicamos que el conjunto de sustos previsibles, al menos, sean efectivos, pero no, el diseño de estos sustos se hace con el "diseña la moda" de cuando éramos pequeñas, y todo pasa por el tamiz de la ligereza para no escandalizar demasiado. 

Bueno, pues tenemos una película de sustos sin sustos, pero veamos qué más hace mal este señor Leonetti, para que "Annabelle" se convierta en una de las decepciones más sangrantes del año. El segundo clavo en la muñeca que nos sostiene a la cruz, viene dado por el carácter de la pareja protagonista de la cinta: Mia y John Gordon, o cómo estar vivo sin tener sangre en las venas. Cada una de sus reacciones resulta tan sosa, tan alelada y ellos tan faltos de carisma, que es imposible cogerles cariño ni nada que se le parezca, de hecho, hemos venido a verles pasarlo mal, y hasta pasándolo mal resultan cansinos y nada creíbles. 

Cubriéndose de gloria, "Annabelle" avanza como un panfleto religioso, y nos regala momentos bochornosos como el final, en el que poco podemos hacer para no sentir la vergüenza ajena que no obliga a sentir, al ver semejante despliegue de "bondad" en la misión para la que cada uno de nosotros está en este mundo. Amén. 

Y a todo esto, ¿dónde está la muñeca con el alma de Annabelle?, pues ella pasaba por allí. Annabelle está presente en muchos planos, en muchas escenas, pero la sensación es que ella no tiene protagonismo, porque está claro que aquí no se puede hacer una versión seria de "Chucky", no sería correcto para el tono de la película ver a la muñeca Annabelle corriendo y soltando risotadas, pero en cada maldad, en cada oscuridad, en cada dolor, ahí debería estar la carita de la muñeca en primer plano, llenando toda la pantalla, mostrando que ella es el verdadero mal, y si esto no pasa, de nada sirven los efectos sonoros, de nada sirve copiar a Wan y sus demonios, de nada sirve que se apague la luz en el peor de los momentos, de nada sirve ver a niñas-adultas corriendo hacia ti, de nada sirve "Annabelle". 

Lo dicho chicos y chicas, estamos ante una película que no aporta nada y que encima no cumple lo que promete, que es como mínimo asustar o hacernos mirar a la puerta para ver si está bien cerrada. El guión, que es flojo como él solo, se carga cualquier intención y la poca pericia a la hora de generar tensión del director hace el resto. No es que el germen de esta película, "Expediente Warren" fuera original, pues no lo era, y jugaba a contarnos cuentos que ya habíamos escuchado, pero la gran diferencia es que "Expediente Warren" asustaba de verdad, de hecho, para mi fue totalmente aterradora, y "Annabelle" aparte de predecible, es pesada. 

Advertencia: Cualquier intento por parte de los directores del mundo de acercarse a " Expediente Warren" e incluso a "La Semilla del mal" puede producir efectos nocivos. 

Conclusión: Si queréis pasar miedo de verdad, recordad a Monchito, Doña Rogelia o Rockefeller de la mano de Mari Carmen y Jose Luis Moreno, y olvidaos de Annabelle.


21 comentarios:

Chanpoo dijo...

Después de lo de ayer, te juro que me cuesta contestar y más para discrepar, así es que lo primero que diré es que no solo respeto tu opinión sino que hasta te entiendo. No coincido con algunas cosas como por ejemplo lo del panfleto religioso/católico ya que yo lo veo lamentablemente un reflejo de parte de la sociedad norteamericana, pero a mí sí que hubo alguna escena que me inquietó como la del ascensor y alrededores.
Yo creo que el problema es que todos -y me incluyo- esperábamos algo con muñecas diabólicas -¿recuerdas como puse en mi entrevista que "El triángulo diabólico de las Bermudas" me marcó?, pues algo así. Sin embargo yo creo que eso es un acierto. Seguro que estaré equivocado, vistas las muchas opiniones que coincidís, los comentarios de Sitges e incluso alguna campaña organizada como lo de los disturbios franceses, pero a mí no me disgustó y mucho menos me sentí estafado. Podría darte más razones, pero ya escribí mi reseña en su momento.
En todo caso, que se me entienda, no es la bomba y no le llega a la suela del zapato a "Expediente Warren"; ahí coincidimos todos, pero oye, con toda la mierda -perdón por el vocabulario- que nos toca tragarnos actualmente en el género, esta tiene un mínimo de calidad. Es mi modesta opinión.

El Rector dijo...

Todo lo desacuerdo que estuvimos en Expediente Warren, Missterror, queda en agua de borrajas con este insufrible spin-off de la puñetera muñequita. Pienso que ni los más pesimistas, se podían esperar un producto tan simplón y descafeinado como el que ha terminado siendo la película del sr.Leonetti, quien entre otras muchas cosas, ha demostrado que NO es James Wan.

Un guión mil veces visto, sin chispa, mal desarrollado y horriblemente cerrado, con uno de esos desenlaces que ponen en entredicho la inteligencia de determinados guionistas y sobretodo, su nivel de respeto hacia el espectador, en este caso, muy poco.

Si entramos a examinar las cualidades "susteras" del filme, pues otro fiasco. Previsibles todos y de poca, muy poca imaginación. Salvo dos momentos de toda la cinta, la secuencia de la casa de los vecinos a través de la ventana y la parte del ascensor. El resto, para aburrir a las piedras o para asustar a "marujas" (con todos mis respetos para todas ellas), lo cual, viene a ser lo mismo.

"Expediente Warren" era más de lo mismo, si, pero bien hecho. "Annabelle" es un intento ruin y lo peor, mediocre, de intentar estirar la goma hasta el límite a ver que pasa... y por desgracia, no pasa nada de nada.

Uno de los grandes bodrios del festival y me atrevo a decir, del año. Aunque en lo personal, a mi no me ha sorprendido para nada.

Ahora, solo nos queda rezar para que a nadie se le ocurra volver a sacar a la muñequita de marras de la puñetera estantería de los Warren.

Saludos.

Missterror dijo...

Chanpoo- Pero bueno!!! Que no te de cosa, que a mi los debates sobre cine me apasionan.
Para mi, "Annabelle" si es un panfleto religioso,y puede que tengas razón y que lo mire demasiado bajo mi perspectiva europea atea, pero la figura de la vecina abnegada y el cura con su discurso de la misión que dios tiene para cada uno de nosotros, a mi me daba ganas de vomitar, y podría haberse disfrazado un poco más.
Es curioso porque yo soy muy asustadiza, pero en "Annabelle" no hubo nada que me perturbara ( SPOILER si acaso la escena de la muerte de los vecinos en la que subió el sonido).
Te doy la razón, yo me esperaba una película de muñecas asesinas. No me esperaba un Chucky, pues, como comento, tenía claro que el tono era serio, pero sí algo más "muñequil" y menos espiritual. De todas formas no creo que el problema base sea no haber hecho lo que se espera, sino haber hecho algo mediocre.

Ya estamos acostumbrados a ver mierda, esto es así, para ver algo bueno, tienes que ver cine cacotas .Aunque te diré que yo ultimamente estoy de enhorabuena y me estoy encontrando cosas muy chulas (y lo digo habiendo visto anoche la abominación de "Mockinbird"...)

Rector- No volvamos a "Expediente Warren" que me pierdo... ;). Coincido en todo lo que expones. La palabra que mejor la define es simplona, y con esa losa encima, si encima no cumple en sustos, que dios nos pille confesados!!! (que para eso nos envió aquí, para su misión...).
Dices que no te sorprendió su calidad, a mi en realidad sí, pues iba sin expectativa alguna, pero algo mejor que lo que vi, sí que me esperaba.

Yo no creo que saquen a pasear de nuevo a la muñeca, creo que el chicle se ha estirado hasta aquí.

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, Chucky, es decir, "Muñeco Diabólico", tiene dos entregas cómicas, el tono del resto de la saga, dista bastante de la comedia, otra cosa es que pueda contener algo de humor negro de forma esporádica, pues la criaturilla en cuestión, se presta bastante a ello.

En referencia al asesino de trapo (o plástico, no estoy muy seguro), pienso que gran parte de la decepción que a supuesto "Annabelle" (más allá de su mediocridad generalizada), es que muchos esperaban una especie de nuevo "Muñeco Diabólico" y no una película de fantasmas "made in Wan".

Saludos.

Romasanta Macias dijo...

uffffff!!! Si Expediente Warren no me gustó nada, aunque destaco la labor tras las cámaras de Wan, sus buenos actores y la maravillosa puesta en escena, me aburrí como una ostra y me decepcionó de forma espantosa. Claro....poco me iba a plantear ver la susodicha "Annabelle", que sí que fue el único elemento de Expediente Warren que me causó cierto repelús. La verdad sea dicha, viendo el tráiler se veía a leguas las intenciones de sus responsables, aunque a veces aunque se quiera sacar pasta háganlo con un poquito de decencia, por favor! Por supuesto, y lamento desanimarle Sr.Rector dudo en que la muñeca no vuelva a ser utilizada porque la película ha conseguido una recaudación de 206 millones $ hasta la fecha globalmente; teniendo en cuenta un presupuesto de 6.5 millones, es más que probable una secuela...aixxx que repelús!!
Felicidades por la crítica Missterror, siempre tan excelente!!!

Saludetes

El Rector dijo...

Sr.Santa,

Desde luego, esos 199,5 millones de $ de beneficio, juegan en mi contra. Desconocía el dato y mucho me temo entonces, que tenemos muñeca para rato... quien sabe si antes incluso que la anunciada secuela de los Warren y cia, que por cierto, volverá a venir firmada por el amigo Wan. Poderoso caballero es don dinero. Veremos si entre pitos y flautas, no se le desinfla la franquicia (al igual que le ha pasado con la de "Insidious", que después de la mediocre secuela, ya todo el mundo tiembla con lo que puede deparar la innecesaria tercera parte y conste, que disfruté de lo lindo con la primogénita).

Saludos.

Romasanta Macias dijo...

Pues debo decirle que con Insidious 2 disfruté de lo lindo, cosa que la primera fue bochornosa y no la pude aguantar, no sé este Sr.Wan no tiene mucho que decirme y la única que supo despertarme respeto fue Silencio desde el mal, y después la destrozaron los críticos -como somos-jajaja. Eso sí decirle que los números dan para mucho, Insidious tuvo un presupuesto de 1,5 mill $ frente a una recaudación global de 97 millones, mientras que Insidious 2 tuvo un presupuesto de 5 millones y consiguió una taquilla mundial de 161, así que creo que aún le queda fuelle para quemarse con dos secuelas más.

Saludetes

andres pavone dijo...

Excelente critica querida mis terror CHUCKY + PEPONA= ANNABELLE JA JA....... Mucho el tema de los muñecos terroríficos a mi no me mueve y no se porque cuando empezó toda esta movida de Annabelle enseguida imagine que no iva a ser gran cosa ( a mi en El CONJURO la muñeca ni fu, ni fa) en fin ayer la fui a ver y era lo que esperaba...... una pelicula con algunos sustos pero hueca ( Y MIRA QUE SOY MIEDOSO), a difrencia de los que estaban en la sala, la mayoria adolescentes, desataba un histeria inentendible ( aclaro..... mi esposa salio espantada, pero bueno no es de ver estas cosas) En fin entretenida.... puede ser pero nada del otro mundo. Espero que las siguientes referente a los Warren sean dignas.Saludo

Anónimo dijo...

De todo el pastizal que me he dejado este año en el festival los únicos nueve pavos que me han dolido de verdad han sido los de esta tomadura de pelo para toda la familia. Los responsables del festival deberían obviar en su programación es te tipo de cine tan comercial, total quien quiera verlas, las tiene en cualquier cine de su ciudad.

Os felicito por la cobertura que habéis hecho, un año mas, los más mejores, aunque se os hayan quedado algunas muy interesantes en el tintero. un gustazo leeros.

-Oscar Tarrega-

Machete dijo...

Mala es un calificativo insuficiente para Annabelle. Yo detesto Insidious y Expediente Warren se salva por los pelos. Pero lo perpretado en este spin-off ya es para apuñalarse los ojos. Creo que has sido incluso un poco benevolente en la crítica. ;)

sr burton dijo...

totalmente de acuerdo con la critica,decepcion es decir poco con esta cinta,previsible,light y aburridisima......aunque bastante bien realizada en lo referente a la fotografia y tal.......la muñeca esta hay como podria estar un oso de peluche,no pinta nada.en fin horrible de principio a fin.P.D:cuando aprenderan las empresas que realiuzan los trailers a no enseñar los 3 o 4 sustos de las pelis de terror????????

Missterror dijo...

Rector- Me refería a Chucky en sí, que es la ironía y el sarcasmo hecho muñeco, y que de humor negro va sobradísimo (y en más de dos entrega...). En el convencionalismo de "Annabelle" esto no pegaba, y creo que esto todos los teníamos claro, lo que pasa es que esperábamos la mano de Wan, porque su sombra es muy alargada, y nada de esto pudo ser.

Romasanta- pues si de "Expediente Warren" lo que más te gustó fue la muñeca Annabelle, lo mismo tú le puedes sacar algo de jugo a esta película, eso sí, si la ves, mejor sin expectativas.
A mi "Insidious" me dejó bastante fría, pero para mi es infinitamente mejor la primera parte que la segunda.
Yo debo ser un poco idealista e ingenua y creo que "Annabelle" ya no da para más, no la veo en plan saga, como está pasando con "Insidious", antes que eso veo más probable que volvamos a ver a los Warren dándolo todo.

Andrés- lo que comentas de ese terror adolescente saltando de las butacas , es más sugestión que otra cosa. Cuando alguien tiene gasnas de pasar miedo, cuando alguien va al cine predispuesto a asustarse, da igual lo que pase en pantalla, a la mínima se asustará. Son tantas las ganas de ir a gritar al cine de los adolescentes, que da igual si es "Annabelle" o cualquier otra, en cuento haya un efecto sonoro, todos a gritar, esto es así y lo he sufrido muchas veces en el cine, ¿por qué? pues no tengo explicación.
A mi no me resultó entretenida, me aburrió bastante, mi impresión era de estar perdiendo el tiempo, pero bueno, tampoco es la peor película del mundo.

Oscar Tarrega- La verdad es que has escrito mis pensamientos, pero esto es así, en cda festival tiene que haber ganchos para el gran público, ganchos que publicitan el festival hasta la extratosfera, y en este caso cierto que la más comercial era "Annabelle". Lástima que no te gastaras esos 9 "eros" en cañas y tapitas :)
Me alegro que te esté gustando la cobertura de este año también, y no sufras, a lo mejor no se han quedado en el tintero esas películas que te parecieron interesantes, todavía nos quedan muchas películas del festival de Sitges de las que hablar.

Machete- he visto tantas cosas que verdaderamente son de apuñalamiento ocular voluntario, que "Annabelle" no me pareció tan sumamente mala. Probablemente sea la decepción del año, pero para mi no es la peor del año.

Sr. Burton- Eso precisamente es lo curioso de "Annabelle", que la muñeca está por estar. Del trailer poco te puedo decir porque creo que ni lo vi, precisamente por lo que comentas, que los trailers lo enseñan todo y son los grandes culpables de las falsas ilusiones. Ahora, como empresaria, yo también haría lo mismo, está claro que para vender hay que enganchar, hay que crear una necesidad, y ¿qué mejor forma de hacerlo en una película que con un trailer potente?.

Saludos a todos

Damien Thorn dijo...

Yo, fíjate, MissT, creo que hasta te quedas corta en tu estupenda crítica de este bodrio sin tensión más allá de los sustacos a todo volumen, plana como un folio y por momentos absurda (el personaje de la librera suicida es de partirse la caja).
En mi opinión, una mierda como un templo de grande, que trata de sacar filón facilón de la estupenda peli de la que es precuela/spin of.
Saludetes!

Missterror dijo...

Damien- La carga que tienen que llevar películas de éxito es precisamente esto, tener que soportar secuelas, precuelas, spin offs y resto de productos, que en el 99.9 % son de calidad muy inferior. Claramente, "Annabelle" se mueve a sus anchas dentro de ese porcentaje.

Lo vergonzoso de todo esto, incluso mucho más que el personaje de la vecina, es que los directores de todos estos productos engendrados unica y exclusivamente para pasar por caja, no se esfuercen ni lo más mínimo en hacer algo de calidad, total, ¿para qué? pensarán ellos, si la recaudación en taquilla ya está asegurada...Indignante.

Saludos

Chanpoo dijo...

En imdb.com de más de 27.000 opiniones, un 5'7. Ahí lo dejo.

May Dove dijo...

Vamos para bingo con este tema, cuántas veces hay que explotar un producto que ha salido 'bueno' para que la gente se canse? Está claro que tiende a infinito. A mi la muñeca también me parece muy fea, no entiendo porque la gente compra muñecas que tienen caras así... donde se ponga una barbie enfermera o una nancy, que se quiten estas mierdas.
Lo mejor la conclusión, que me hace pensar en una idea macabra de Doña Rogelia poseída por un demonio intentando asesinar a Jose Luis Moreno :___)
Tremendo!

Machete dijo...

Claro que hay peores, el problema es que Annabelle la venden como buena. XD

Missterror dijo...

Champoo- yo personalmente, nunca utilizo IMDB como medidor de nada. Para mi es una herramienta unica y exclusivamente que sirve para conocer el nombre de los directores y los actores. La puntuación en IMDB suele ser proporcional a la publicidad y al hype.

May-Infinito elevado a infinito, eso no lo dudes $$$$$$$$. Si te digo la verdad a mi Barbie enfermera me parece aún más grotesca que Annabelle :) A mi el mundo creepy dolls me gusta, aunque Annabelle me parece horrorosa, porque la encuentro en un punto medio, ni termina de aterrorizar por sí sola, ni es agradable a la vista...
Doña Rogelia ya estaba poseída por un demonio...el de Sábado noche!!!

Machete- Por supuesto que las hay peores!! La película es de las que ves y olvidas, no de las que dan ganas de arrancarse los ojos. Tanta publicidad está claro que le hizo un flaco favor, y otro de los problemas es que imposible no acordarse de la gran "Expediente Warren" mientras la ves, y claro...

Saludos

May Dove dijo...

Mira, el comentario del demonio de sábado noche ha hecho que me ría tan fuerte que haya sacado el zumo por la nariz. Aquí el que más y el que menos somos desagradables de ver en algún momento xD
La muñeca es horrible pero no en creepy doll, que son monísimas; no, que es fea. xD

carmelo pagano dijo...

ANNABELLE, MUÑEQUITA VALIENTE


No vi en su momento Annabelle, debido a que el tráiler me daba a entender que estaba frente a una remake de Chuckie, el muñeco diabólico.
Hace un par de semanas atrás constaté que no sólo me había equivocado sino que, encuentro el último producto de James Wan (aunque figura tercero en la producción), tanto igual como que, me animaría a decir respecto de Annabelle, ésta se posiciona un escalón por encima de, El conjuro.
Siguiendo la traza ambientalista de los setenta (fascinante caldo para narrar historias terroríficas), John R. Leonetti - iluminador excepcional de Insidious 2 y Sentencia de muerte-, toma esta historia de la muñeca brava, para contarnos cómo llegó a la vitrina de los Warren. Y para causar sugestión en el público a lo largo de la precuela, sólo le basta a Leonetti cambiar la apariencia del muñeco, no obstante, este hecho sucede por una inteligente indicación del guión (incendio pochoclero); no como derivación oportunista del mal que pasó a habitar al muñeco, y que trasciende a espantajo. Y me parece un punto valioso a la hora de degustar el filme porque, son detalles que dan cuenta de la elaboración precisa del guión, cuyo rédito irreductible redunda en la credibilidad de aquello que se nos está refiriendo.
El gran acierto de Leonetti/Dauberman, resulta ser precisamente el plus místico que le imprimen al fantoche en cuestión, cuyas derivaciones podrían conducir al film a posicionarlo como un clásico del género (¡no!, no es una exageración).
La puesta en escena de John R. Leonetti, resulta ser soberbia a través de los sucesivos planos que le confiere a la muñeca, y la prueba sobrada de la sabia decisión que tomó el director, es que cuanto más imperturbable la fotografía, más crece nuestra ansiedad conforme pasan los minutos. Tal quietud espolea nuestra fantasía; así funciona siempre desde que Fritz Lang lo postuló magistralmente en M, el vampiro.
Encuentro puntos más que interesantes, tanto en la estética como en la rigurosa puesta en escena, que me recuerdan a Rosemarie Baby, y que me llevan a pensar que los ejecutores de esta joyita se nutrieron del filme de Román Polanski. Por ejemplo cuando la cámara toma el punto de la subjetiva del personaje de Annabelle Wallis, que, herida y en el piso de la habitación, registra lo que sucede al ingresar la policía. La secuencia, de un refinamiento visual contundente, se emparenta con aquella en que Rosemarie, es narcotizada para luego ser poseída por el anticristo en persona.
El otro momento remite a la secuencia del ascensor (in)quieto, en donde luego de que sus puertas se abren un par de veces, vemos desde los ojos de Mia, el cochecito de bebé de color negro al fondo del pasillo, junto a la silueta diabólica (ésta última, me la habría ahorrado).
En suma, a Annabelle, hay que degustarla pero antes, desentiéndanse de cualquier muñequito que haya en la repisa.


Missterror dijo...

Carmelo Pagano- Comentario con título y todo!!! Queda claro con tu crítica, que has sabido sacarle unos puntos positivos que yo no he podido verle. Para mi la degustación fue insípida, pero me alegra que haya espectadores que le puedan sacar mucha más enjundia que yo.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.