miércoles, 25 de febrero de 2015

Crítica: Wyrmwood: Road Of The Dead

“Y tocó la trompeta el tercer ángel, y se precipitó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha: cayó en la tercera parte de los ríos y en los manantiales de las aguas. El nombre de la estrella era Wormwood, y convirtióse la tercera parte de las aguas en Wormwood; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas porque se habían vuelto amargas.” 

Apocalipsis 8:10-11
Un meteorito cayendo del cielo es en lenguaje cinematográfico aplicado al cine de género fantástico lo que un pie descalzo de mujer que se abre paso entre nuestra entrepierna bajo la mesa mientras en la superficie la vida sigue ajena al deseo, al erotismo. Al menos, así ha sido en muchas ocasiones, donde dicho fenómeno ha significado el pistoletazo de salida a gloriosos episodios de la historia del cine de terror: “El Terror no Tiene Forma” (“The Blob”, Chuck Russell, 1988), “Granja Maldita” (“The Curse”, David Keith, 1987) o “La Noche del Cometa” (“Night of the Comet”, Thom Eberhardt, 1984) son algunos de los fragmentos de materia espacial que más gloria han dado al aficionado terrícola. 

En el subgénero zombie, también ha sido un recurso recurrente a la hora de justificar el apocalipsis de turno, sin ir más lejos, tenemos en “Los No Muertos” (“Undead”, Michael & Peter Spierig, 2003) el perfecto ejemplo, pues la ópera prima de los Spierig guarda alguna que otra similitud con la película que nos ocupa: “Wyrmwood: Road of the Dead”, nueva epopeya zombie que nos llega desde tierras australianas de la mano del debutante Kiah Roache-Turner y que algunos ya se han apresurado en definir, sin falta de razón, como la versión zombie de “Mad Max”, en lo que sin duda sería un inteligente ejercicio de oportunismo, pues recordemos que la nueva entrega de la saga iniciada en 1979 por George Miller, está prevista para este mismo año. 

“Wyrmwood: Road of the Dead” vendría a catalogarse en un eslabón perdido entre la típica comedia zombie que tanto se llevó unos años atrás y lo que vendría a ser la vertiente “seria” del subgénero. Para que nos entendamos, uno o dos niveles menos de estupidez que lo visto en la cinta de los Spierig, por lo que no estaríamos hablando de una película de terror, pero tampoco de una comedia pese a las altas dosis de humor negro que contiene, en ocasiones, rozando lo absurdo. Indefinición que sin duda, puede resultar restrictiva para determinado perfil de espectador, que ni la encontrará graciosa ni aterradora. 

En lo personal, esto no me supone un problema, pues entiendo la obra más como un homenaje al subgénero zombie y al género de terror en general, que no como una mutación fallida y entiendo también, que su pleno disfrute reside en saber o querer apreciar las altas dosis de fetichismo que contiene, donde las referencias a títulos míticos de la historia del fantástico se suceden cuasi secuencia a secuencia, dando como resultado un producto que, visto con los ojos adecuados, da para hora y media de ameno entretenimiento e incluso gran diversión cuando más alto está el fuego sin apenas despeinarse. 

Para mas inri, la ópera prima del amigo Turner, es como esa flor supurante de inagotable néctar a la que la afortunada abeja visita una y otra vez y no deja de llenarse el gaznate en cada coito o lo que se suponga que hagan las abejas con el néctar, que oye, cada uno hace con él lo que quiere. Quiero decir que pese a lo que pueda parecer, estamos ante un filme que no deja de sorprender al espectador ni un solo momento, ni siquiera al más listillo de la clase que cree que en esto de los muertos vivientes, ya lo ha visto todo. Y lo hace no solo por su puesta en escena (recordemos que hablamos del debut de un primerizo que además, ha sido financiado en gran parte gracias al crowdfunding), espectacular a todos los niveles, donde unos FX de primer nivel, nos abofetean secuencia si, secuencia también, rallando muy por encima de lo visto en producciones mucho más pretenciosas, sino también por la maestría del director a la hora de manejar los cientos de recursos fílmicos con los que adorna la acción (recordando mucho a piezas del calibre de “Hobo With a Shotgun” o “Wither”). 

No queda ahí la cosa, y es que el guión... ay el guión... el guión también depara alguna que otra sorpresa y se permite el lujo de hacer algo a lo que por desgracia, no estamos muy acostumbrados en el género últimamente: innovar. ¿Como? Introduciendo algunos elementos nuevos que al menos servidor, no había visto antes como ya hiciera el papi de los podridos George A.Romero en “Land of the Dead”, donde éstos razonaban o los transalpinos Luca Boni y Marco Ristori en “Eaters”, donde iban un paso más allá otorgándoles la capacidad del habla. Turner, se saca de la chistera bizarradas tales como SPOILER utilizar a los zombies como carburante de automóvil o controlarlos al gusto con el poder de la mente FIN SPOILER

En conclusión, estamos ante una nueva joya del subgénero zombie donde se demuestra que en ocasiones, la mejor esencia se encuentra en el tarro pequeño y que en esto del cine, lo que importa no es el tamaño sino como se maneje. “Wyrmwood: Road of the Dead” es un alucinante ejercicio de estilo plagado de acción y gore que a modo de continuo homenaje al género, demuestra que en lo que a muertos vivientes se refiere, afortunadamente, aun no está todo inventado y que con cuatro duros, pero con talento y buenas ideas, pueden parirse engendros tan endiabladamente disfrutables como éste. 

Lo mejor: Todo lo referente a una puesta en escena que entra por los ojos desde el primer fotograma y algunas ocurrencias del guión, sencillamente brillantes. 

Lo peor: Algunas interpretaciones algo justitas y el hecho de moverse entre dos tierras sin terminar de decantarse por ninguna.


18 comentarios:

Missterror dijo...

Querido Rector, qué cosas estas del apocalipsis!!! Lo digo porque suscribo punto por punto lo que comentas en tu brillante crítica, pero difiero en la puntuación, y es que como comentas, si no perteneces al grupo de espectadores que comulgan con estas películas que van a caballo entre la comedia y el cine serio pero que no se decantan claramente por ninguna de las dos cosas, es algo difícil disfrutarla como se debe. Ese es mi caso.
Alabo la novedad, y de verdad que me pareció que estaba bien hecha y que aportaba frescura al género, pero yo , como comentas, ni la encontré graciosa, ni aterradora, por tanto me quedé algo fría y muy muy envidiosa al ver cómo tú la estabas disfrutando tanto y yo no podía alcanzar ese nivel.
Objetivamente es exactamente lo que tú comentas. Subjetivamente me hubiera gustado que se hubiera definido. Los grises que plantea no terminaron de convencerme.

Saludos

andres pavone dijo...

Nadie mejor que tu para realizar semejante analisis a este aire fresco en materia de zombies. Otra vez Austarlia demostrando ingenio.BRILLANTE!!!, ORIGINAL, ENTRETENIDA Y GRACIOSA. Así le defino. los persoanjes( si bien como dices tu algunos justitos con la actuación) muy carismáticos, sobre todo el maori cade vez que abría la boca emitía esas frases... ja ja!!!

El Rector dijo...

Missterror, yo después del cinquillo cumplidor que le cascaste a "Terroríficamente Muertos", tengo muy claro que esto de la miscelánea de géneros no es lo tuyo :)

Al menos coincidimos en las virtudes del filme, aunque nuestros distintos puntos de vista le deparen valoraciones distintas.

Andres, que gustazo degustar algo nuevo dentro de un subgénero tan manido como es el de los muertos vivientes. Puliendo esas interpretaciones justitas (no olvidemos no obstante, que estamos ante una producción novel y muy modesta pese a que la fantástica puesta en escena parezca decir lo contrario), hablaríamos de una cinta cuasi perfecta.

El aborigen australiano es sin duda el mejor personaje de todos, al menos el más carismático y el aglutina gran parte de la carga cómica de la función. Personaje de culto desde ya.

Como siempre, mil gracias por tus palabras.

Saludos.

Dieguito 71 dijo...

Guay! Tengo ganas de una buena de zombies y tu crítica me ha convencido, como siempre haces! Crack!

Francisco Gonzalez dijo...

Okay, ahora es una prioridad ver esta, la tenia en mi radar, pero ahora si que si, gracias por el excelente review.

El Rector dijo...

Dieguito, pues si te apetece una buena película de zombies, estoy seguro que ésta la vas a disfrutar.

Francisco, gracias a ti por leernos. Tu radar no iba nada desencaminado :)

Saludos.

May Dove dijo...

Rector, esta mezcla entre comedia y terror, es rara pero veo que la puntuación es alta. Además, hablas del factor sorpresa en cada secuencia (casi). Me ha llamado la atención tu maravillosa crítica y tengo muchas ganas de echarle un ojo.

Me alegro tanto de que estés recuperado 100%

El Rector dijo...

TWG, si, tiene cierto "raror", pues siendo en esencia una serie Z (de un nivel de calidad por encima de la media, eso si), en ningún momento se destapa como la típica burrada cómica, manteniendo el tipo "serio" gran parte de metraje muy al estilo de "Hobo With a Shotgun", si, pienso que la cinta de Eisener, es una buena comparativa para entender esta dualidad de la que hablo.

No te la pierdas.

Saludos.

P.D: al 110%, muchas gracias guapa.

Donnie Darko dijo...

Tuve la suerte de verla en la maratón zombie en el pasado festival de cine de Sitges junto con "Goal of the dead" y "Life After Beth" y la disfrute muchísimo. No conocía de su existencia hasta ese momento y me pareció una película muy fresca y entretenida.. La recomiendo!!

El Rector dijo...

Donnie, y brilla aun más al lado de dos mediocridades como "Goal of the Dead" y "Life After Beth", donde la primera aprobaría por los pelos y la segunda, en mi opinión, fue uno de los grandes fiascos del festival.

Saludos.

Bieitols dijo...

Me la vi por recomendación del Sr. Rector. Y ciertamente pasé un buen rato. Aunque no me gustó tanto. Si bien el ser debut, y semipriducida por crowdfunding pues le da puntos. Todos sabemos cuánto cuesta levantar una película. Y más siendo novato. Peor aún con los medios justos. Y conseguir que no se note nada.
Aún así la juzgaré sin tenerlo en cuenta. Y he decir que mi opinión tiene mucho más que ver con gustos personales que con fallos o errores de la película. Que realmente no tiene, al menos no de esos gruesos que estropean un film.
Sin duda alguna la definición perfecta es imaginarse un cruce entre Mad Max y Walking Dead (el cómic). Y tiene virtudes de ambas.
Los personajes funcionan en su cara cómica. No tanto en la sería. Por eso todos destacamos el aborigen y no a la chica. Para mi lo que tampoco funciona, para nada, es el científico loco. No entendí lo exagerado de su personaje. La película tendría que ser más loca para meter a alguien así.
La indefinicion no le favorece. Como también se diluye su carga dramática. Yo no sentí nada con los asesinatos de familiares. Algo que sí está muy logrado en Walking Dead Cómic.
Y no creo que el dramatismo y el humor negro estén reñidos. Eso simplemente no le funciona al australiano.

Me encantó el arranque. Estuve 15-20 minutos sin parpadear. Luego, tengo que reconocer que me fui desenganchando de la película poco a poco. Las películas de acción y los diálogos vacíos suelen aburrirme. Y para mi en esta película hay demasiada carga de acción. Me pasó con The Raúl. Y es mejor que ésta.
Hay unos cuantos gags muy buenos.
Y algunas ideas novedosas muy ingeniosas.
En absoluto es mala película. Pero no pasa de digno entretenimiento para mi.

Lo peor, la insufrible estética videoclipera y lo irreal de la imagen. Supongo que será cosa de la iluminación. Pero no me va ese rollo. El tratamiento de la imagen no me gustó nada. Aunque sí algunos golpes visuales de escenas concretas.
Lo mejor, por supuesta, la sangre.

La película está bien. Lo que no me gusta creo que es más cosa mía. Fui educado por Buttgereit en esto del gore y mi cerebro quedó afectado para siempre . Me gusta más cuanto más sucio y podrido.

El Rector dijo...

Bieitols, me alegra que al final te animaras con ella y que la disfrutases, aunque curiosamente veo que diferimos significativamente en uno de los que para mi es, el principal logro del filme, que es su puesta en escena. No solo en sus brillantes efectos especiales, también en su estética, donde pienso que el trabajo de post-producción es alucinante, consiguiendo que una producción tan modesta como ésta, luzca al nivel de proyectos de mucha mayor envergadura.

Sobre la estética videoclipera, pienso que es otra de las señas de identidad del filme y que le viene al dedillo, como comenté, muy al estilo de esa obra de arte que es "Hobo With a Shotgun" y entendiéndola siempre, desde la óptica cómica de la película.

Tampoco tengo muy claro que las películas que juegan a dos bandas con terror y humor (y me suelen gustar mucho cuando esto se hace bien), puedan llegar a transmitir ese dramatismo que requiere el terror de pura cepa. Coincido contigo en que no es el caso de "Wyrmwood" y tengo claro que esto le puede restar puntos a quien espere encontrar ese tipo de emociones tan habituales en el cine zombie... pero tengo dudas de que hayan por ahí muchos más títulos que lo consigan.

Por lo demás, coincidimos plenamente :)

Saludos.

Bieitols dijo...

Todas tus recomendaciones están siendo seguidas. O vistas o a la cola de serlo.
A mi la puesta en escena sí me gustó. Me expliqué mal. No me gusta el tratamiento de la imagen. Esa presencia tan digital, tan falsa. Como ocurre en los videoclips. Y no sé si será efecto de la iluminación. Los filtros usados. No creo que sea por tratamientos posteriores. No soy técnico y me pierdo, hablo un poco a ciegas.
En Troma funcionaba perfecto la parte emocional. Sin ir más lejos. Y Hobo es una joya. Pero juega fuerte, porque camina al límite del ridículo todo el tiempo. Pero manteniéndose siempre del lado de la genialidad.
Bien es cierto que al frente tiene a un actorazo.
Los efectos especiales de Wyrmwood son admirables. Nada que decir. Ya dije que es más cuestión de gustos que otra cosa. En el mundo gore suelo preferir Tanathomorfose al cine de acción Aunque no me cierro a nada. Pero el cine de acción suele aburrirme. Y ésta es cine de acción.
Ya me pasa en Alien. La que idolatro menos es la 2. Por eso mismo.

El Rector dijo...

Bieitols, a ese tratamiento de la imagen que comentas me refería. No luce como la típica producción menor hecha con cuatro duros, sino como algo de mucha más envergadura. A mi si me ha gustado mucho en ese sentido y para nada pienso que sea falsear nada. Simplemente, buscar el mejor empaque. De todas formas, también es un tema de gustos personales a la hora de valorarlo y si lo que a ti te gusta, es un formato por decirlo de alguna manera, más "primitivo", entiendo que no termine de cuajarte el estilismo de "Wyrmwood".

En cuanto a la parte emocional, creo que hablamos de emotividades diferentes. Yo me refiero a la sensación de incomodidad que se supone debe transmitir una película de terror (aunque a día de hoy sea mucho suponer). Sensación que se esfuma cual daño colateral, cuando se apuesta por la baza del humor (en mayor o menor medida) como aquí ocurre.

Cuando hablas de Troma y "parte emocional", supongo que te refieres a temas "románticos" de juventud :)

Entiendo también lo que comentas sobre la acción y no cabe duda de que "Wyrmwood" aboga por ella de manera descarada. No podía ser de otra forma cuando todo el mundo mete a "Mad Max" en la ecuación a la hora de definirla.

Yo en el terror, no tengo predilección ni limitación alguna en este sentido. Disfruto por igual propuestas lentas y atmosféricas de vieja cuna (como la citada "Thanatomorphose") que el terror endiabladamente frenético que se suele practicar hoy en día. O entre el terror de corte más psicológico y el ídem más visceral y gráfico. Vamos, que me lo meto todo siempre y cuando tenga un mínimo de calidad.

De todas formas, pienso que no hay nada reñido entre ninguna de estas formas de entender el terror y por ejemplo, ya que hablas de "Aliens" y siendo sin duda, la entrega de la saga con más acción, para mi también es la más terrorífica de todas, incluso por encima de la cinta de Scott.

Saludos.

Bieitols dijo...

Sobre la parte emocional me refiero a que te joda (o te alegre) cuando muere alguien. O que sientas el dolor de matar a un zombie querido.
Lo de la incomodidad ya casi es algo que ni me espero. Sólo llendo a lo extremo o películas de calidad pueden conseguirlo.

Yo cerrar no me cierro a nada. Simplemente me doy cuenta que en general me suele gustar más un tipo de cine que otro. Aunque va todo para dentro, porque a veces te llevas sorpresas.
Por ejemplo, WWZ pensé que iba a ser una merda y al final me resultó bastante entretenida.
Esta Wyrmwood también, eh. Es solo que puestos a comentar pues trato de analizarla un poco desde mi perspectiva.

El Rector dijo...

Bieitols, pues si Troma consigue tocarte la fibra emocional, tienes que ser una persona de lo más sensible :) Yo es que no soy gran seguidor de sus películas... demasiado gamberras para mi gusto... o emotivas, quien sabe :)

Yo también quedé bastante satisfecho con WWZ, pese a que en posteriores visionados, se me desinfló algo. Pero si, se esperaba muy poco de ella y en cambio salió una de zombies mainstream la mar de apañada.

Puestos a comentar... como se agradece poder debatir sobre cine con gente como tu. Alguien con opinión y que las defiende y argumenta... por desgracia, esto del debate y de la opinión está en desuso y muchos parece que le tienen alergia al tema. Muy interesantes siempre tus perspectivas y un pacer que las compartas con nosotros.

Saludos.

Bieitols dijo...

Pues sí, un placer debatir con quien lo disfruta. Yo casi lo había dejado, porque la gente se aburre o se vuelve talibán. Sobretodo por Internet. Y no es eso. Así que encantado de encontrarnos. Y que debatamos mucho.

Simplemente voy a matizar una cosa sobre Trama. No me refiero a que me haga mojar el lagrimal (en todo caso riéndome) sino que me provoca emociones a pesar de lo gamberro y lo cutre que es todo. Es decir, lo que le ocurre a los personajes me importa. Odio a unos y le cojo cariño a otros.
Y ésto no es fácil y menos a lo Troma X)
No me gusta mucho Sargento Kabukiman pero el primer Vengador Tóxico (incluso el segundo), Redneck Zombies, Combat Shock, Tromeo y Julieta, Killer Condon, Los surfistas nazis...
Vaya colección de joyas!
Y que buenos videoclubs tuve siempre cerca de casa, a pesar de vivir siempre en sitios pequeños.

El Rector dijo...

Bieitols, yo es que la Troma... igual con algo más de estética videoclipera y un poquito más de acción... :)

De la lista de "joyas" que comentas, solo he visto las de "El Vengador Tóxico" y bueno, alguna que otra emoción si que me despertaron, si... he visto también algunas de las últimas producciones de la compañía como la de los pollos zombie o aquella del instituto donde salían unas tías con pollas mutantes y bueno, básicamente les desee la muerte a todos :)

Yo tuve suerte y a mi videoclub, no llegaban este tipo de películas, los dueños eran más propensos a la serie B y tal.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.