domingo, 12 de febrero de 2017

Crítica: Pacto de Sangre

Se dice que una de las sensaciones más poderosas que el hombre puede experimentar es el deseo de venganza, ese deseo capaz de anular el juicio, la perspectiva, el sentido común e incluso confundir aún más la mente para que no active el mecanismo de defensa que deberíamos tener todos para poder sobreponernos a una pérdida, sea cual sea.

Voy a ser un poco más concreta y hablaré del deseo de venganza ante la pérdida de un ser muy querido. Ese deseo que parece que es lo único que hace que sigamos conectados a esa persona que ya no está, incluso por encima de los recuerdos de amor, en realidad lo que hace es confundir y desgarrar por dentro, de tal manera que es imposible dar forma a cada día sin revivir el instante preciso de la pérdida una y otra vez, como si fuera una maldición expelida del inframundo. Y sobre esta necesidad inmediata de venganza tras una pérdida irreparable, es sobre lo que trata "Pacto de Sangre" ("Pumpkinhead", 1988) una película que, sin duda, hay que reivindicar con fuerza y que marcó el inicio de una franquicia, que inexplicablemente no es de las más famosas.

Los atractivos de " Pacto de Sangre" son variados: un terror clásico manejado con firmeza, una utilización nada excesiva de las miserias humanas y divinas, la templanza que dan los pasos consistentes de un guión que sabe perfectamente hacia donde se dirige y cómo quiere llegar hasta allí, una criatura-demonio diseñada para hacer las delicias de todo coleccionista y a Lance Henriksen, quien dos años después de dar vida al androide Bishop y pasar a la historia de los papeles míticos, se mete en la piel de Ed Harley, un padre amoroso que ejemplifica a la perfección esa necesidad de venganza irracional de la que quería hablar al inicio de esta crítica y sus consecuencias.

Lo primero y primordial en esta película es la lejanía de esta historia con las historias livianas que generalmente ofrecía la serie B en los ochenta. "Pacto de Sangre" es una película seria, donde demonios, brujas y maleficios, son tratados con una perspectiva que invita al temor. Estos elementos son el centro de una trama que no da lugar al visionado entre amigos y cervezas, sino que se disfruta más desde la soledad y el silencio.

El guión, por fantástico que sea, se trata desde el respeto a una mitología oscura que nos lleva a bosques siniestros habitados por magias negras, donde el hombre propone y la brujería dispone. No debemos olvidar que "Pacto de Sangre" es una cruel venganza, que no es un hecho fortuito donde las fuerzas del mal campan a sus anchas para terror de la humanidad, sino que es una elección humana la que desata una fuerza sobrenatural, y no es sino el manejo de una lucidez envidiable a la hora de llevar esto a escena, lo que consigue que la historia, que siempre se toma en serio a sí misma, sea tomada de la misma manera por el espectador.

Y una vez que los cimientos son fuertes y estables, sólo queda levantar la construcción de esta obra de culto con una buena materia prima y ahí es donde el director, Stan Winston, sabe que tiene todas las de ganar, pues es uno de los mejores exponentes del arte de los efectos especiales de la historia del cine, destacando precisamente en sus creaciones de criaturas. Stan Wilson, quien se lanzó a dirigir con esta película, contaba con varias bazas para asegurarse el éxito, la primera y primordial, es el Pumpkinhead (o "cabezón" en la penosa traducción española), quien nos recordará en primera instancia a una figura gigeriana, que no le era ajena al bueno de Stan para nada, pues fue él el responsable de los efectos especiales de "Aliens: El regreso", pero que a medida que avanza la película vas viendo de otra manera, con una fisonomía sacada de cualquier historia clásica sobre demonios y una sorpresa final artesanal y perfecta, precisa y reveladora donde se entiende que "Pacto de Sangre" juega en la liga de las grandes obras de terror.

La segunda apuesta sobre seguro del sr. Winston fue contar con Henriksen para el personaje principal, pues no cabe duda de que era una buen reclamo, pero a la vez una gran elección, ya que este actor es capaz de pasar de la apatía al amor con sólo una sonrisa y de la calma a la furia con solo una mirada. Sin duda, en esta historia con moraleja, un hombre como Henriksen fue todo un acierto, ya que entender esa parte de bondad que emanan sus ojos, es básico para entender a su personaje, Ed Harley.

Sin duda, toda historia de venganza, y más si hay algún elemento sobrenatural conjurado, tiene que tener altas dosis de tensión, enfatizada por una banda sonora que no desentone y una cámara que ayude a tal empresa. Ambas partes en " Pacto de Sangre" sobresalen también, demostrando que el terror que realmente deja poso, es aquel que se teje despacio, pero con todos los hilos fuertemente anudados, como pasamontañas que oculta la cara y protege del frío, ese que nos hace temibles sea cual sea el rostro que hay debajo. Ese pasamontañas bien tejido, es el  terror que amamos, ese terror que amamos es "Pacto de Sangre".

Los personajes, es cierto que están estereotipados, pero lo hacen para que tengamos claro desde el principio que cada uno de ellos cumple una función clara en la historia y que el espectador no se lleve a engaño. Aquí no hay vueltas de tuerca, no es esa la misión de "Pacto de Sangre", es todo más sencillo, todo está al servicio de una sencilla historia de brujería, como debe ser, todo los elementos al servicio del guión: fotografía, efectos especiales, elementos sonoros, actuaciones...¡Qué gozada!

Disfrutar de clásicos como estos, tranquilamente por la noche después de un día complicado, probablemente sea una de las cosas que hacen que la vida sea mejor. Se dice que una de las sensaciones más poderosas que el hombre puede experimentar es el deseo de venganza. Se dice también que cada uno sentimos de una forma diferente y que experimentamos las sensaciones con mayor o menos intensidad dependiendo de lo cerebrales que seamos. Suerte que yo no soy como el "cabezón" y la cabeza la use lo justo para que lo que sienta, lo sienta con mucha intensidad. Suerte que sea consciente de que los pequeños detalles de la vida son los que precisamente marcan mi vida. Suerte que no he tenido que vengarme nunca. Suerte que no viva cerca de un pantano en medio del bosque...


13 comentarios:

El Rector dijo...

Missterror, solo puedo añadir un "amén". Coincido en todo lo que comentas sobre esta pequeña maravilla de un incomprensiblemente poco prolífero Stan Wilson. Los ochenta están plagados de grandes series B, pero de este talante tan "serio" no encontramos tantas.

"Pacto de Sangre" es una película bastante más profunda de lo que pueda aparentar. Nada que ver con la típica monster movie vacía. Un fidedigno relato sobre la miseria de la pérdida irreparable, la venganza y la naturaleza humana.

Por supuesto, los fx son espectaculares y la ambientación soberbia. Con respecto al diseño de la criatura, si que recuerda mucho al xenomorfo, y más recuerda aun al híbrido alien/humano que aparece en "Alien: Resurrection". El detalle final del rostro, parece sacado de alguna de las entregas de "Pesadilla en Elm Street". Fantástico.

Demonios, brujería, siniestros bosques, Lance Henriksen... demasiados buenos ingredientes como para que de aquí no saliera algo grande. Reconozco que no he tenido nunca narices para ponerme con ninguna de sus muchas secuelas menores. Creo que en este caso, es recomendable quedarse con el buen sabor de boca de la cinta original.

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

Me trae buenos recuerdos esta película, principalmente de todo un estilo de cine que ya no existe, y el póster es bien representativo de esa época.
Stan Winston haría también una película que le daría mucho reconocimiento, Michael Jackson's Ghosts (el título lo dice todo), con historia de Stephen King y el autodenominado Rey del Pop dentro del proyecto... (algunos lo consideran el videoclip más largo de la historia).
De las secuelas sólo conozco una, Pacto de Sangre 2, dirigida por Jeff Burr, que debutó en cine con una película que en su época la recuerdo bien interesante, Gritos de Oldfield, pero que luego se dedicó a dirigir secuelas a cada cual peor.
De acuerdo con todo Missterror (como casi siempre ;) si bien es una película del 88 con un argumento más típico del 83, de ahí quizá que tenga mejoras con respecto a otras que la preceden tanto en su argumento como en sus efectos.
La volveré a ver para refrescar la memoria.
Abrazos,


Anónimo dijo...

par cuando las siete criticas de films dirigidos por clint eastwood y que pertenecen al genero fantastico -high plains drifter -pale rider -play misty for me - blood work-midnight in the garden of good and evil - tightrope - hereafter .

Anónimo dijo...

para cuando la critica del film the beguiled-directed by don siegel

Anónimo dijo...

etaria bien que se hiciese la unica critica de la unica pelicula de terror que hizo el actor comico paco martinez soria - - sendas marcadas.- director joan bosch - año 1959

Missterror dijo...

Rector- Misterios misteriosos hacen que Stan Wilson no dirigiera apenas películas. Imagino que su pasión sean los efectos especiales y que lo pusiera en una balanza y ganara el latex.
Uno de los mayores aciertos de la película es perder de vista la seriedad y mostrar brujería y demonios sin caer en la exageración.
Los FX son grandiosos y esa transformación final es de lo mejor de la película, por la calidad,el simbolismo y el detalle cuidado al máximo.
Yo creo que tampoco he visto ninguna secuela de "Pumpkinhead" y teniendo en cuenta lo que me gusta la original, creo que por prudencia y cobardía, en parte, tardaré en hacerlo.

Ronette- La verdad es que todos los posters que han salido de "Pacto de Sangre" son para enmarcar y poner en nuestra habitación, por más que los años nos sugieran que debemos dejarnos ya de posters...
De Stan Wilson sólo recuerdo "Gnomo Cop" y desconocía que él era el responsable de ese proyecto de Michael Jackson.
¿El argumento es más típico del 83? ¿Por qué de ese año en concreto? Explícame Ronette, que soy algo cortita a veces ;)
Recomendada la revisión, sin duda.

Anónimo- Me siento como un DJ al que le hacen peticiones sin parar toda la noche. Por lo pronto te diré, que de momento no tengo pensada ninguna de estas películas para escribir sobre ellas. "The belguiled" es un corto, y si nos sigues habitualmente, sabrás que en Nido de Cuervos, hacemos críticas de largometrajes.
"Jinete Pálido" o "Medianoche en el jardín del bien y del mal", no sé yo si encajaría bien en la temática de este blog.
Respecto a "Sendas marcadas", poco podría decirte porque no la he visto y así a priori, no me seduce demasiado ese entramado de historias que se plantean.

Saludos

RONETTE PULASKI dijo...

Stan Wilson, el diretor, era el jefazo de los efectos especiales en los 80 y 90. Ganó 4 Oscars (11 nominaciones).
Missterror,
Lo del 83 es al azar ;o solo quería decir que es un argumento muy de inicios de los 80 por esa temática venganza - slasher (Viernes 13, Prom Night, The Burning, San Valentín Sangriento, La oscura noche del espantapájaros, etc.). Ya a finales de los 80, salen otros temas como Predator, They Live, Desafío Total...
Me gustan mucho las películas de los 80, como la que comentas, de alguna forma me introduje en el cine viendo esas películas.
Anónimo,
Pale Rider es un western como una catedral, inspirado en Raíces Profundas. Muy interesante. Muy buena también The Beguiled (El Seductor).

RONETTE PULASKI dijo...

Por cierto, de ésta última tienes este año remake de Sofia Coppola. En breve...

Rhaul Black dijo...

Me han dado ganazas de verla al leer la crítica porque la tengo pendiente en mi estantería desde hace meses, pero pensaba que era una obra menor, asi que pronto me pongo a ella y vuelvo a intercambiar impresiones!

Missterror dijo...

Rhaul- ¿Cómo puede ser que la tengas en la estantería y no la hayas visto? Es más, ¿cómo puede ser que no la hayas visto hace ya taitantos años? Esto es un clásico mayúsculo querido, así que disfrútala y nos cuentas ;)

Saludos

Missterror dijo...

Ronette- Y yo buscando como loca cositas del 83!!! Sin duda los años ochenta nos marcaron a todos. Imagino que casi todos los cuervos rondemos más o menos la misma edad y está claro que crecimos con un determinado tipo de cine que nos ha marcó en la infancia-adolescencia y nos remarcó en la vida adulta.

Saludos

Rhaul Black dijo...

Miss terror,

Cuanta razón tenias en ¿porque no la habia visto antes? Jajaja la verdad tengo muchas películas pendientes de ver en la estanteria del horror de mi humilde hogar, y ésta merece su lugar en la parte alta. Me dejó fascinado no solo el bicho en sí, por lo bien hecho que está, sino el conjunto atmosférico de todo el film. Es como un sueño (o pesadilla) pasado a la realidad... si el bueno de Stan hubiera dirigido alguna de las de Elm Street (de las que Wes no estuvo...). Y la bruja y su cabaña me parecen de lo mejor que he visto en brujas en un film. Y Henriksen lo clava. Un producto sobresaliente y poco reconocido a nivel general, estaré atento a las siguientes de la franquicia que comentas, aunque imagino no serán igual que ésta!

Saludos

Missterror dijo...

Rhaul- Si ya la tienes en lo alto de la estantería ya has encontrado un muy buen lugar para "Pacto de Sangre" :)
Me alegra haber contribuido en algo a que vieras esta película y que la disfrutaras como has hecho. La parte de la bruja es asombrosa y está rodada con mucho mimo y acierto, amén de la localización, la caracterización y esa atmósfera que se crea.

Poco te puedo decir de las secuelas porque no las he visto, pero alcanzar el nivel de la original creo que va a ser difícil.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.