domingo, 5 de septiembre de 2010

Crítica: Suck

Para alguien que ama el cine de terror y la música rock a partes iguales, una película como la que nos propone el amigo Rob Stefaniuk (quien parece tener unos gustos bastante similares), es una oportunidad demasiado especial como para tomársela a la ligera, por eso no es de extrañar que un servidor esperase "Suck" como agua de Mayo, película que podríamos englobar dentro del género del musical de terror, siguiendo los pasos de títulos tan emblemáticos como "The Rocky Horror Show" o la mas reciente y soberbia "Repo! The Genetic Opera" de Darren Lynn Bousman.

El propio Rob Stefaniuk escribe, dirige, compone la música y protagoniza una película que pone los pelos de punta con tan solo pegarle un rápido vistazo a su reparto, y es que para la ocasión se ha conseguido reunir a una auténtica constelación de estrellas del rock como pocas veces se ha visto en la gran pantalla (y esto es un eufemismo, pues la cinta ha salido directamente a mercado doméstico). Nombres como Alice Cooper, Moby, Iggy Pop, Henry Rollins o Alex Lifeson, hacen de "Suck" un auténtico canto de sirena para cualquier amante de la buena música, guste más o menos el cine fantástico.

"Suck" nos invita a acompañar en la carretera a "The Winners", una banda de rock que intenta hacerse un hueco en el complicado negocio de la música. Una noche, después de una actuación en un local de mala muerte, Jennifer, la bajista del grupo, conoce a un extraño y siniestro personaje al que termina acompañando a una fiesta. A la mañana siguiente, Jenny se reúne con el grupo para proseguir su viaje, pero algo ha cambiado, ella ha cambiado. Sus compañeros de grupo no tardarán mucho en darse cuenta de que su bajista es ahora una mortífera vampira sedienta de sangre, dejando un rastro de muertes a su paso, lo que no pasará inadvertido para Edie Van Helsing, un temible cazador de vampiros, quien tratará de darles caza.


Con la genial "Repo! The Genetic Opera" resonando todavía en mi cabeza (la cual por cierto, parece ser que no tiene ninguna pinta de asomar las narices por estas tierras dejadas de la mano de dios), me dispuse a visionar "Suck" con la misma ilusión con la que un niño estrena un videojuego (antes se decía aquello de "estrenar zapatos nuevos", ahora…), pero no hizo falta demasiado tiempo para que mi principio de erección se perdiese en las profundidades del infierno, y es que "Suck", sentimentalismos a parte, es la enésima comedia chorra y carente de gracia que intenta matarnos de aburrimiento como ya hiciesen antes títulos con la misma patología como "Dog House", "Lesbian Vampire Killers" o "2001 Maniacs: Field of Screams" , donde parece ser que la edad máxima para poder disfrutar sus gags oscila entre los doce y quince años, u en su defecto, ser anglosajón para poder entender esa cultura de chiste fácil que tan bien parece funcionar por aquellas tierras.

Esta incapacidad para hacer reír es el principal problema de la cinta, pero no el único. A su lado nos topamos con una historia que ya hemos visto antes (sin ir mas lejos en la repudiada "Jennifer ´s Body"), con la clásica chica buena reconvertida al lado oscuro que pondrá en un serio compromiso moral a aquellos que la quieren, todo ello, por supuesto acompañado de toda la colección de clichés vampíricos que suelen venir de serie con este tipo de filmes, incluido un cazador de vampiros que interpreta el cachondo de Malcom McDowell ("Doomsday", "Halloween 2"), a mi juicio lo mejorcito del filme.

¿Pero que pasa con el tema musical?, pues la verdad es que bastante justito. Por un lado, el gancho de las composiciones de Stefaniuk, dista mucho de lo que pudimos escuchar en la cinta de Bousman y salvando un par o tres de temas, el resto son bastante sosetes, algunos incluso un coñazo. Por el otro, los números musicales no ayudan, en general, a que avance la historia, y la mayoría de ellos se limitan a simples actuaciones de la banda, lo que hace que la historia no se desarrolle de forma fluida a través de estos, algo en mi opinión, fundamental en el musical.

Visualmente no hay ninguna pega, el "look" grotesco en plan cómic de las caracterizaciones vampíricas, pega perfectamente con ese tono de comedia que intenta destilar el filme, luciendo realmente bien. Además, tampoco se escatima ni en sangre ni en efectos especiales y algunas secuencias son de lo más resultonas.

Conclusión, "Suck" es una comedia de terror que igual veinte o veinticinco años atrás, podría resultar entrañable y quedar de puta madre en nuestra colección de cintas de video junto a "Noche de Miedo" y similares, pero que ha día de hoy, con todo lo que ha llovido, resulta demasiado insustancial en cualquiera de sus vertientes, dejando bastante claro que el humor hay que dejarlo en manos de los que saben, que hacer llorar es muy fácil, pero hacer reír ya es otro tema, y no hay nada peor que un chiste sin gracia.

Por otro lado, muy mala tendría que ser para que con semejante reparto, "Suck" no resultase mínimamente entretenida o por lo menos, curiosa de ver. Ahí es donde entran Alice Cooper, Iggy Pop y el resto de celebridades, aportando cada uno de ellos (unos en mayor y otros en menor medida) su granito de arena para ponerle un poquito de pimienta al filme, destacando el numerito musical de Moby, reconvertido a metalero satánico en una de las pocas secuencias que consiguen arrancarnos una carcajada a ostias. También hay que destacar su acertado apartado visual, algunos momentos musicales puntuales y la oportunidad de volver a ver en acción a una señorita por la que siento especial predilección, la sexy Nicole De Boer (Ezri Dax para los seguidores de "Star Trek: Espacio Profundo Nueve"), aunque aquí a la sombra de la no menos interesante Jessica Paré, que es quien lleva los pantalones en esta casa.


2 comentarios:

Darkotica dijo...

Menudo chasco me he llevado con "Suck". Nunca pensé que un film que mezclara rock, vampiros, humor, momentos musicales y apariciones de artistas de la talla como Alice Cooper, Moby, Iggy Pop o Henry Rollins, pudiera resultar simple y mucho menos aburrido. Parece que "Repo! The Genetic Opera" ha dejado el listón muy alto en el apartado musical y por lo que se refiere al humor, pues empiezo a pensar que los únicos americanos que saben hacer buenos gags de humor son Ben Stiller y Jack Black. Por otro lado, todos los artistas famosos que salen en la cinta están totalmente desaprovechados.

Resumiendo, lo único que salvo de la quema son las dos primeras actuaciones musicales, el resto es paja.

Jesús Haro dijo...

Totalmente de acuerdo que muchos años atrás sería mucho más disfrutable, pero Sr. Rector yo confieso: me encanta esta película con locura.

Toda comedia de terror me interesa a rabiar y creo que "Suck" no cae en el ridículo. Esta claro que no ocupará un lugar importante en las estanterías de los amantes del terror, ni del Rock, ni del musical y el terror. Pero si algo tengo claro es que me sorprendió de tal manera en la maratón del Auditori de Sitges por sus momentos cómicos y todas las referencias musicales (The beatles, Bruce Springsteen, etc). Su banda sonora es muy interesante.

Vampiros y rock. Suck es una pequeña película tratada con gusto, sin pretensiones y con mucho amor.

Aun me parto de risa con mucho de sus detalles. La aparición de Alice Cooper o Malcom McDowell (incluso sale de joven, vaya puntazo con el montaje), los gags como el del badulaque ("Te has bebido al chico", jajaja) o cuando se cargan al batería ("Te has cargado a nuestro batería" dicen la banda y el vampiro responde "Los baterías mueren", jajaja, como si fuera algo normal, jajaja).

Hay muchos más. El calvo engreído entrando en la habitación. La prota le dice "hueles genial" (tiene unas ganas tremendas de comérselo) y él le responde "joder, por fin alguien se ha dado cuenta", jajaja.

Bueno, me parto yo solo. Una peli que te recomiendo que la mires otra vez, pero que si no te gusta es muy comprensible ya que es bastante particular.

Otro gag: el guarda fronterizo americano le pregunta al personaje de McDowell si porta armas en el vehículo. El tipo todo cansado le dice. "Sí, montones de armas". Y el otro va y le suelta todo orgulloso: "Bienvenido a casa".

Joder como me reí y me río con esta peli. Me pasa como con Tucker and Dale vs Evil (creo que se titula así), aunque esta es mucho menos buena.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.