viernes, 8 de octubre de 2010

Crítica: Altitude

A los aficionados al mundo el cómic, seguro que les sonará el nombre de Kaare Andrews, prolífero guionista y dibujante que ha dado vida a personajes tan populares como Spider-Man, "Hulk" o "The X-Men". Detrás de las cámaras también ha hecho sus pinitos, dirigiendo videoclips musicales de calaña MTV, así como un buen puñado de cortos.

"Altitude" significa su debut en el largometraje, una película de terror que vuelve a juntar a un grupo de jóvenes en el viaje de sus vidas, aunque en esta ocasión y pese a que el asunto anda bastante cerca de la típica "Road Movie", la cosa, sin que sirva de precedente, no va por carretera (lo que es de agradecer), así que en este sentido podríamos decir que "Altitude" es una propuesta "original" y es que la acción se desarrolla íntegramente en el interior de una avioneta a unas cuantas millas de altitud.


La cinta nos invita a acompañar a Sara, una chica que perdió a su madre cuando era pequeña debido a un accidente aéreo, que ahora, siguiendo la tradición familiar, acaba de sacarse el permiso de piloto y planea viajar junto a sus amigos hasta la ciudad donde tocan "Coldplay", su banda favorita, en lo que significa su primer vuelo sola. Al poco tiempo de viaje, una avería técnica bloquea los controles del avión y sin apenas darse cuenta se ven atrapados en medio de una terrible tormenta, mientras en el interior comienzan a aparecer las primeras diferencias entre los tripulantes, aunque este será el menor de sus problemas, ya que no tardarán en descubrir que no están solos, pues algo aterrador se esconde entre las nubes y está decidido a darles caza.

Después de ver cientos de películas clónicas sobre jóvenes que viajan en carretera y son acechados por algún tipo de asesino, criatura o fuerza maléfica, es de agradecer que se intente hacer algo un poquito diferente (por lo menos en cuanto a las formas) dentro de las denominadas "Road Movies", subgénero donde posiblemente podríamos englobar el esperado debut de Kaare Andrews, el cual nos sitúa en los confines del firmamento en compañía de una criatura de pesadilla que bien podría ser el "Kraken" de "Furia de Titanes" y que sin duda marca de forma involuntaria el devenir de la película, por que si hay una cosa que le sobra a "Altitude", es el monstruo.

Esto que de entrada puede sonar extraño (¿Qué le queda a una película que trata de una avioneta perseguida por un monstruo si le quitas el monstruo?), tiene todo el sentido del mundo si le pegáis un ojo a la primera hora de metraje, una experiencia apasionante muy cercana a la magnífica "Frozen" de Adam Green, es decir, un thriller de terror minimalista y r-e-a-l-i-s-t-a de esos de "esto me podría pasar a mi" que nos mantendrá pegados a la butaca como auténticos "sufridores en casa" (véase el célebre "Un, dos, tres… responda otra vez") gracias a la gran credibilidad tanto de situación como de personajes, donde lo terrorífico de los acontecimientos (atrapados e incomunicados en un avión averiado en medio de una tormenta con un piloto inexperto al mando) se combina con las tensas relaciones ya existentes entre los afectados, que ya de entrada daban para un interesante melodrama. El combo es brutal.

Pero claro, la historia tiene algo pendiente, un monstruo. Es entonces cuando el filme pierde todo el crédito acumulado hasta ese momento. Despertamos de la terrorífica pesadilla a la cual hemos sido sometidos y descubrimos que solo estamos viendo otra película de serie B, entretenida, si, pero tan solo eso. Por lo que de ahí en adelante, la historia pierde gancho, los personajes se desdibujan y lo que antes era tensión, ahora tan solo son efectos especiales y un puñado de situaciones más propias de una película de aventuras que de terror.

Conclusión, a "Altitude" no le falta de nada, mas bien le sobra. Le sobra el elemento fantástico. Le sobra esa criatura Lovecraftiana. Le sobra por que esta es una película que nos cuenta una historia creíble, una historia de personas reales atrapadas en una situación real que por si sola, funciona a las mil maravillas, resultando tensa, fresca y relativamente original hasta que entramos en terrenos del "todo vale", metemos un monstruo de por medio de forma totalmente injustificada (ojo por que cuando lo intentan justificar la cosa alcanza desproporcionadas cotas de ridiculez), rodamos unos cuantos planos vistosos para amortizar al bichejo, añadimos a la historia el elemento "cómic" con calzador (esto no podía faltar, ¿verdad Kaare?) e incluso jugamos a nuestro antojo con la línea temporal a ver que pasa… por que igual alguien pensó que para el público fantástico, un monstruo vende mas que un simple accidente de aviación.

¿A destacar?, pues la primera hora de película funciona muy bien, absorbente, entretenida y dinámica pese a desarrollarse en un escenario tan limitado como el interior de una avioneta, los personajes, siendo bastante tópicos, están bastante mas trabajados que de costumbre y resulta muy fácil dejarse liar por sus problemas terrenales. Algunas secuencias que, aunque en detrimento de ese "realismo" o cercanía, son muy espectaculares y por supuesto, la presencia de Jessica Lowndes ("Autopsy"), que además de hacerlo francamente bien nuevamente al frente de una cinta de terror, siempre es un regalo para la vista. Interesante película que, con un enfoque distinto, podría haberse convertido en uno de los pelotazos del año.


4 comentarios:

Green Arrow dijo...

"Altitude", es ciertamente un film que a pesar de haberme sacado una buena sorpresa, lamento señalar que haya sido revelada en las escenas finales. No hay que descarar el toque de originalidad que se dio al desarrollar la historia en un contexto tan atípico para las películas de terror como lo es estar viajando en una avioneta. Sin embargo,los personajes no fueron bien "pulidos" individualmente, pero los conflictos que se desatan entre ellos a lo largo de la trama le dan un leve gancho que se limita a no dejar de verla por unos minutos. si a esto sumamos la aparición de este monstruo, cuya presencia nos resulta totalmente incoherente (solo en un principio) y lo mal que se planteo la introducción, (que parece abordar el 70% de la película) creo que no hay que crear tantas expectativas, basta con ver la caratula, que a mi parecer minimiza el plus del tema e incluso lo ridiculiza.

Darkotica dijo...

Cuando veo películas protagonizadas por adolescentes guapos y guapas, no puedo evitar preguntarme como hubieran sido éstas mismas películas si sus protagonistas fueran adultos (y cuando digo adultos me refiero a la treintena en adelante, porque en Hollywood, con 25 tacos todavía puedes hacer de adolescente...), y es más, como sería si esos protagonistas tuvieran arrugas, sobrepeso, alopecias o canas.... Incluso me pregunto como hubiera resultado si en vez de poner a jovencitos y jovencitas que parecen sacados de un anuncio de Ralph Lauren, hubieran puesto a adolescentes normales y corrientes, unos más feos, otros menos, unos con acné, otras planas y alguno con michelines, gafas, dientes torzidos, etc..etc.. Y siempre que lo pienso, creo que el resultado hubiera sido mejor, más creible y porqué no...más cercano y divertido.

Esto mismo me ha pasado con "Altitude", me empalaga ver a tanta chica y chico guapo protagonizar películas de terror, me aburre, y llega el momento que se me va la cabeza y me da por fijarme en sus flequillos inmóviles, sus tirabuzones perfectos y sus perdurables pintalabios...da igual que un monstruo lovecraftiano les ataque, que hordas de zombies se los quieran zampar o que lleven días encerrados en un búnker bajo tierra sin comida desde hace semanas...la juventud en Hollywood es siempre bella. Sin duda, lo más divertido de esta clase de cintas es ver morir a sus protagonistas entre terribles sufrimientos...

MAFP dijo...

Debe ser lejos unas de las peores películas que he visto en mi vida: El guión está realmente mal escrito. A parte de los pésimos diálogos pareciera que nunca tuvo claro a qué iba la película. En un primer momento se trata de las fallas de la avioneta y cómo sobreviven a ello. Luego, da la impresión que eso no funciona y aparece estas especie de alien en escena. Para finalizar mete lo del comic, dando otra vuelta de tuerca al estilo de final destination. Todo lo anterior es una muestra palpable que el guionista nunca tuvo la claridad suficiente del camino que debía recorrer la historia.Lo otro son los actores. Un verdadero desastre. Pésimo casting. En fin, una peli aberrante. Haganse un favor y no la vean.

Anónimo dijo...

Hola, a la peli le sobra la mitad del metraje, simplemente se podría haber metido en un capítulo de la saga CreepShow.

Cuando se descubre el pastel, la peli cae en picado como la avioneta de la misma. Una lástima, para alquilarla en el videoclub y ver con palomitas y ganas de cachondeo

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.