jueves, 12 de enero de 2012

Crítica: Los Cazafantasmas

Siendo honesto con el lector, debo reconocer que nunca he sido muy fan de las películas ni los dibujos de los cazafantasmas.

Nunca entendí, como unas películas tan bobas habían podido tener tanto éxito en los 80, ni mucho menos el revuelo que se originó cuando Dan Aykroyd confirmó que todo el reparto original, además de su director, Ivan Reitman, volverían a trabajar juntos en una tardía tercera parte.

Tampoco ayudaba el hecho de que Bill Murray nunca me haya parecido, hasta Lost in traslation de Sofia Coppola, un actor interesante. Algo que me ocurre con gran cantidad de actores cómicos de los 80 como Chevy Chase, Martin Short y un largo etcétera, salidos la mayoría de ellos, del fantástico programa americano Saturday night live.

Y me gustaría aclarar algo antes de seguir, cuando digo que no me resultan interesantes, me estoy refiriendo a todos ellos como actores, porque como cómicos me encantan.

De ahí que siempre esperase más de ellos, un humor más negro y transgresor. Sus películas siempre me dejaron un extraño sabor de boca y la sensación de que habían suavizado su arte para poder ser compatibles con la maquinaria de Hollywood, algo que para un niño tan loco como yo, era inaceptable.

Hace tres años quise dar otra oportunidad a nuestros amigos y vi seguidas ambas películas en compañía de mi antiguo compañero de piso, todo un experto de la película que nos ocupa y su secuela. El resultado fue el mismo, indiferencia total, sobre todo tras el visionado de su triste segunda parte…

No me extraña que tras su estreno, Bill Murray fuese reticente a volver a vestirse con una bombona de butano a la espalda por tercera vez.

El destino a veces es extraño y cuando el señor Rector nos propuso hacer este ejercicio de memoria para estas navidades, no sé porque extraña razón elegí esta película.

Tal vez, para reconciliarme con ella y descubrir valores que nunca había apreciado en ella, como me ha sucedido ahora.

Tampoco voy a engañar a nadie, entiendo porque fue un rotundo éxito en su época y he disfrutado mucho viéndola, pero sigue sin parecerme ninguna obra maestra.

El guión, firmado por Dan Aykroyd y Harold Ramis, director de la estupenda “Atrapado en el tiempo”, es curioso cuanto menos, pero no una maravilla. Se trata de una película macarra al servicio del señor Murray, pero dedo reconocer que los personajes están bien construidos y las situaciones cómicas bien creadas.

Las actuaciones son divertidísimas porque los actores que las llevan a cabo no podían ser otros. Aunque como es sabido, el papel de Murray fue inicialmente escrito pensando en John Belushi y el de Ernie Hudson en Eddie Murphy.

Todo el elenco está fantástico, destacando por encima de todos ellos, como no podía ser de otra forma, Bill Murray.

La constante ironía de la que hace gala el doctor Peter Venkman provoca algunos de los mejores momentos del metraje y hace que nos enamoremos en escasos minutos del personaje.

Destacan también Rick Moranis como el pesado y torpe vecino, y la siempre estupenda Sigourney Weaver, quien muestra una sensualidad desbordante además de ser la pareja sentimental de Murray en la película.

Los efectos, son lo más entrañable de una película que fue realizada en la época dorada de los efectos especiales artesanales, todo emana un olor ochentero que se contagia…

La banda sonora es cuanto menos mítica y la dirección de Reitman no desentona en absoluto.

Una buena película para ver un sábado por la tarde con los amigos alrededor de unas cervezas.

¡Larga vida a los cazafantasmas!

12 comentarios:

The Wrong Girl dijo...

Who you gonna call? Ghostbusters!
Me encanta

El Rector dijo...

Pues ya somos dos... pero, ¿solo un 6 Sr. Bates?? Los cazafantasmas es una de las comedias fantásticas mas grandes que se han rodado nunca hombre, y con cervezas, ya debe ser la hostia... incluso esa "triste segunda parte" es diversión en estado puro. A ver si se anima el señor Murray y al final tira para adelante esa maldita tercera entrega, que a este paso, tendrán que buscar fantasmas en la residencia de ancianos.

En cualquier caso y pase lo que pase, no crucéis los rayos!!! Joder, piel de gallina...

Dr. Gonzo dijo...

Los cazafantasmas y su secuela son, para mí, dos películas insignia. He perdido la cuenta de las veces que las he visto, y cada vez me gustan más.
Claro que el factor nostalgia también cuenta, ya que son dos películas de mi infancia. Pero aunque no fuese así, seguiría pareciéndome una saga tremendamente entretenida, ocurrente, cachonda y surrealista.
Y Bill Murray está que se sale.

Darkotica dijo...

Si mi cerebro fuese una enciclopedia al lado de la palabra "Diversión" aparecería una foto de Los Cazafantasmas, y si se pudieran hacer oposiciones para poder ser una cazafantasmas ahora mismo estaría hincando los codos...y dicho esto, ya esta todo dicho ;D

Se me olvidaba, cada vez que alguien me dice aquello de "no pienses en nada" no puedo evitar pensar en Mr. Marshmallow, ja ja!. Norman, creo que elegiste Los Cazafantasmas porque en el fondo te gusta más de lo que te piensas...

Dr. Gonzo dijo...

Estoy con Darkotica. Me mataría estudiando para poder currar como cazafantasmas junto a Bill Murray, Dan Akroyd y compañía.

El Rector dijo...

Se me escapó el detalle de Eddie Murphy, no tenía ni idea de eso. Ni que decirt iene, que hubiera sido la polla tener a Murphy en el equipo, por que por mucha simpatía que le tenga a Ernie Hudson, joderm no es lo mismo.

Por cierto Sr. Bates, yo a Chevy Chase, le hago un par de reverencias cada mañana cuando me levanto de la cama, no digo mas :)

newzombie dijo...

se te perdona el sacrilegio pero para mi es un clasico, a un mas poder verla en sitges en pantalla grande y en vose. para mi a un mas genial como mitica. la segunda prefiero ni recordarla.

El Rector dijo...

newzombie, ¿Qué problema hay con la segunda parte?´A mi me parece una secuela dignísima, lejos de la primera, como suele ser habitual, pero muuuy divertida también. El villano del retrato, me parece una de las criaturas ectoplásmicas, mas conseguidas de la saga.

Saludos, ectoplásmicos, también.

newzombie dijo...

recuerdo que la segunda no me llego a gustar, pero recuerdo que solo la he visto una sola vez. lo mas seguro que la vuelva a ver y comience a dar palmas con las orejas. le dare una oportunidad, recordar si teneis la oportunidad de ver la primera entrega en pantalla grande hacerlo es genial,por lo menos se me cumplio un sueño- la sala era pura diversion y la gente riendo y aplaudiendo(bueno esas cosas de los festivales de cine). habia algunos criajo que decian que los fx eran malos y yo al volver a verlos pienso que ya no se hacen igual.

Lestat dijo...

Un 6?? venga hombre, yo no le hubiera dado menos de un 8! Pero bueno, cada quien con su criterio. Ahora, nunca me quedo claro si te gusto o no, al principio dices que sentiste indiferencia, pero luego que te divertiste... Creo que al final caíste en las manos de los caza fantasmas como hemos hecho todos!

Hombre, Chevy Chase no es el tipo más divertido de su época, pero me rió como un idiota en todas sus películas, en especial "American Lampoon's Christmas Vacation", que es una de esas películas que para mi es obligatorio ver todas las navidades.

El Sepulturero Torero dijo...

Hosti, Lestat, esa es genial Y la de el club de los chalados es la repanocha también. El Chevy es un crack, hombre.

Lestat dijo...

Esa me gustó mucho también. Lastima que ambas fueron seguidas por dos ascos de secuelas...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.