viernes, 6 de septiembre de 2013

Crítica: El Sexto Sentido

Doy por sentado que a estas alturas mucha gente ha visto o bien conoce la sorpresa final de “El sexto sentido” (1999). Un poco como ocurre con otras películas como “Psicosis”, volver a ver “El sexto sentido” una vez conocida su ya famosa resolución permite fijarse con mayor detenimiento en la habilidad de la labor de su director, en este caso M. Night Shyamalan, al frente del guión y la dirección.

Al cabo de un año de recibir un disparo de un paciente, el psicólogo infantil Malcolm Crowe (Bruce Willis) trata el problema de un niño atormentado, Cole (Haley Joel Osment). Al parecer, Cole es capaz de ver a los muertos: fantasmas de personas que han dejado asuntos pendientes al fallecer y que lo visitan buscando la solución. Entretanto, la vida privada de Malcolm es un desastre, y su matrimonio con Anna (Olivia Williams) resulta frío y distante sin que él, al parecer, sea capaz de hacer nada por remediarlo.

Con su segunda película, el estadounidense de origen indio Shyamalan se hizo mundialmente conocido. Dirigida con una potencia visual casi hipnótica, de ritmo elegante y fascinante argumento, no solo fue un gran éxito de crítica sino que además consiguió colarse entre las películas más taquilleras de la historia del cine.

Esta historia de fantasmas funciona en diferentes sentidos. Los espectros aparecen efectivamente, pero más que un film de suspense estamos ante un drama emocional centrado en la relación entre niño y psicólogo, entre Malcolm y su mujer, y entre Cole y su madre (Toni Collette). El niño Osment está increíble en un papel que habría destrozado la película con una interpretación demasiado eficiente.

No supone ningún descrédito para el film afirmar que la idea del personaje que ve fantasmas y lo que sucede en el final de la historia ya fue explotada en profundidad por “Carnival of Souls” (1962), notable y modesta película de terror de bajo presupuesto dirigida por Herk Harvey, y la misma idea reaparecería en “El superviviente” (1980) de David Hemmings o en “Haunted” (1995) de Lewis Gilbert.

Lo mejor de “El sexto sentido” reside en su pericia para estar contando una película y en realidad estar contando otra película. Y en este sentido se ha acusado al film de resultar excesivamente artificioso por forzar demasiado la credulidad de las situaciones que muestra en función de su efectiva sorpresa final. Véase, por ejemplo, el momento en el que Malcolm y Lynn, la madre de Cole, parecen esperar que el niño vuelva del colegio sentados el uno frente al otro, sin mediar palabra entre ellos.

Como dato curioso recordar como en su momento fueron muy comentadas las semejanzas con la posterior “Los otros” (2001) de Alejandro Amenábar por la sencilla razón de que ambas giraban alrededor de relatos de fantasmas cuya sorpresa final era clave para desvelar la naturaleza de los personajes. Sin lugar a dudas Shyamalan construye y mantiene una atmósfera fantasmagórica llena de tensión que mejora a medida que avanza demostrando que “El sexto sentido” es una inteligente película de terror a la vez que un drama romántico que tiene su mayor efectismo en el sorprendente final.

LO MEJOR: Una de las mejores películas de su director. El guión y la dirección son notables.

LO PEOR: Resulta en ciertos aspectos excesivamente artificioso.

 

7 comentarios:

Max Cady dijo...

Buena crítica y muy de acuerdo en casi todo lo que mencionas (aunque a mí nunca me ha parecido ninguna maravilla). Lo cierto es que esta buena película de fantasmas (la mejor del señor Shyamalan junto a la fabulosa El Protegido, porque el resto es un desmadre) es muy deudora de su final y una vez visto, con cada visionado posterior, te das cuenta de lo tramposo de todo lo contado. No obstante una muy bien realizada y entretenida película que se ha convertido en uno de los mayores e inesperados éxitos cinematográficos de los últimos 15 años.

Saludos.

P.D. ¿Por qué cada vez que aparece un muerto está claro que lo es y sin embargo Bruce Willis no? Sólo para guardarlo para la traca final (¡Qué cara más dura tienes Shyamalan!).

thewronggirl dijo...

Esta peli me encantó en el cine y fui de las que se llevó sorpresa. Nadie me había hecho spoiler en la cola del cine como le pasó a muchos otros. Impresionante!
Y ahora cada vez que la veo, siento detalles nuevos.

Nada que ver con otras mierdas de Shyamalan como La Joven del Agua.
Venga, a mi las ostias!

Juan Roures dijo...

Aun recuerdo mi mega-sorpresa ante el final de esta película. Fantástica, la mejor de su director. Saludos.

TED BUNDY dijo...

Como bien indicáis depende mucho de su final y en posteriores visionados ves lo tramposa que es en cierto aspecto.

Yo también me sorprendí con el final. No me lo esperaba. Tal vez porque no sabía nada de la peli y con Bruce Willis en el reparto me esperaba acción.

Yo soy de los que cree que "La joven del Agua" es una interesante propuesta, al igual que "El protegido", críticas sobre estas pelis, por cierto, que veréis en el blog porque las he escrito para que El Rector las publique cuando él vea conveniente.

Saludos.

Missterror dijo...

"El Sexto Sentido" es un peliculón, ni más ni menos. Te mantiene pegado al asiento tooodo el metraje, y lo del final, de traca, porque seamos sinceros, NINGUNO lo vio venir y la boca abierta nos la dejó a todos (atando bien los cabos)

Yo reconozco que me encantan los finales "tramposos" (siempre me ha parecido una palabra muy fea para definirlos), porque encajar cosas así no es fácil y Shyamalam en "El sexto Sentido" lo hace con muuucho acierto ( y si se me permite, y aunque no tenga nada que ver, aplaudo el final de "Alta Tensión, digáis lo que digáis!!!).

El resto de la filmografia de este señor no me interesa en absoluto ("El protegido" incluido), por no decir cosas peores...

Buen análisis, Ted!!!

saludos

El Rector dijo...

Maravillosa película y sin ninguna duda, pionera por definición de los denominados "giros" argumentales, por lo menos, a ese nivel. Jamás y digo JAMÁS, me ha sorprendido tanto un desenlace como en esta ocasión y, lejos de sacarle peros en posteriores visionados, aun he podido apreciar con más detalle la perfección con la que el indio ató todos y cada uno de los cabos.

Max, los muertos que van apareciendo, son víctimas de brutales muertes (en su mayoría), la muerte de Willis fue algo más sutil.

Donde si coincido contigo es a la hora de valorar a El protegido, para mi no solo un peldaño superior a El Sexto Sentido, sino una cinta de culto absoluto.

Sobre el indio, decir que a excepción de La Joven del Agua, que me aburrió sobremanera (aunque tiene sus cosillas), me gusta todo lo que ha hecho (sin contar esta última para toda la familia que aun no he visto).

Ted, todo a su tiempo viejo amigo.

Saludos.

quetzal dijo...

max si prestas atencion, en varias escenas de la peli se puede ver como willis se toca la zona en donde le dio el balazo como si le volviera a doler en ciertos momentos de crisis, es el detalle que indica que no se oculta que esta muerto

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.