viernes, 25 de octubre de 2013

Crítica: +1

El efecto mariposa, dentro del marco de la denominada teoría del caos, es aquel que nos habla de como la más mínima variación dentro de un determinado sistema caótico, puede hacer que este evolucione o se desarrolle de incalculables formas diferentes. Las consecuencias de esto aplicadas a los viajes temporales en el mundo de la ciencia ficción ya han sido mil veces tratadas en el cine. Lo hizo por ejemplo Robert Zemeckis en su trilogía de “Regreso al Futuro”, donde el efecto mariposa jugó con la paradoja de que el propio Marty McFly, jamás hubiese nacido al no producirse las concretas circunstancias en las que sus padres se habían conocido. “Los Cronocrímenes” de Vigalondo o “Triangle” de Christopher Smith, también ponían sobre la mesa, la eterna disyuntiva entre ciencia y folclore, o lo que es lo mismo, entre azar y destino. ¿Podemos elegir nuestro camino? ¿o bien todo lo que hacemos, todos las pasos que andamos están previamente dibujados en el lienzo de nuestra vida? E incluso, ¿estos actos, tienen la potestad de manipular y moldear nuestra propia esencia? Lo que somos, lo que podemos llegar a ser...

Esto es un poco lo que plantea “+1”, la nueva película de Dennis Iliadis, a quien recordamos hace unos años (cuatro, pare ser concretos) reimaginando de forma totalmente innecesaria (blasfema incluso dirían algunos) el clásico de Wes Craven, “La Última Casa a la Izquierda” de 1972, lo que por otro lado nos desnuda por completo a ojos del citado efecto mariposa si nosotros guiamos los nuestros hacia las carnes de una jovencísima Sara Paxton y nos preguntamos que habría sido de su carrera cinematográfica de no haber protagonizado la cinta de Iliadis, gracias a la cual, se ha convertido en una habitual del cine de género fantástico y de terror como bien atesora su ya dilatada experiencia dentro del mismo con “The Inkeepers” (Ti West, 2011), “Shark Night 3D” (David R. Ellis, 2011), “Static” (Todd Levin, 2012) o la reciente “Cheap Thrills” (E.L. Katz, 2013).

De todas formas, Iliadis no centra su nueva película en este controvertido fenómeno al 100%, más bien lo utiliza como recurso para desarrollar una historia que también se nutre de otros elementos que poco o nada tienen que ver con el primero, tales como las invasiones alienígenas, pues es imposible pasar por alto las influencias sobre la cinta del griego del clásico por antonomasia del terror y la ciencia ficción de 1978, “La Invasión de los Ultracuerpos” (Philip Kaufman, 1978), que a su vez era un remake, recordemos, de “La Invasión de los ladrones de Cuerpos”, que dirigiera Don Siegel en 1956 o como la propia dualidad inherente del ser humano y su eterna lucha interior entre el bien y el mal. ¿Hasta donde somos capaces de llegar para conseguir aquello que anhelamos?

“+1” intenta dar respuestas a toda esta amalgama de ideas desde el formato de la ciencia ficción de corte ochentero y la tragicomedia indie, donde la caída de un misterioso meteorito sobre un tranquilo barrio residencial, cambiará el destino de los invitados de la típica fiesta de adolescentes americanos, cuando estos comiencen a ser duplicados.
 
El gran logro de la película es precisamente el embriagador aroma que desprende todo este batiburrillo de ideas y conceptos en sus inicios, los cuales, consiguen captar la atención y el interés del espectador de una manera desmedida, sumergiéndolo en ese estado de euforia cinematográfica en el cual, todo rema en dirección del viento. Una idea original en manos de un director que a priori, parece tener todas las coordenadas adecuadas para llevar a la nave a buen puerto, en compañía de un elenco de actores jóvenes, pero capaces y una atmósfera pseudo psicodélica de tonalidades místicas que fluyen a la perfección en este simbionte ecosistema en el que conviven en armonía el cine de ciencia ficción de serie B y la comedia adolescente moderna, dando todo ello como resultado una confortable al tiempo que perturbadora atmósfera que engancha a la par que estimula los sentidos.

No obstante, los problemas comienzan una vez el planteamiento inicial expira y la teoría debe llevarse a la práctica. Justo en el momento en que hay que darle sentido a todas las variables que tenemos en la pizarra mientras el alumnado comienza a murmurar a nuestras espaldas al ver que los minutos se desgranan y no damos con la respuesta. Y eso que el problema de “+1” no radica curiosamente en las respuestas, este es uno de esos casos en los que no es necesaria una explicación a lo que está sucediendo (la ciencia ficción a veces tiene estas cosas), no importa tanto el como han llegado las piezas al tablero, lo que realmente importa es como las mueves y resuelves la partida y está claro que Iliadis se estrella en esto. Como se suele decir, quien mucho abarca, poco aprieta. Ahí falla realmente “+1”, en su incapacidad por desarrollar ninguna de las buenas ideas de la que parte por intentar desarrollarlas todas y al final, esto se traduce en un giro argumental grotesco para intentar salvar los muebles, que por absurdo, uno no sabe muy bien si tomarse en serio o en broma, si bien queda claro que el tono del filme aboga claramente por lo primero.

A esto hay que sumarle el excesivo carácter divagador de una obra que da vueltas sobre si misma tantas veces, que termina por aburrir a la par que desorientar al espectador, perdido entre tantas idas y venidas y sin sentidos en un desarrollo que se va espesando a medida que avanzan los minutos y una historia que, valga la redundancia, lejos de avanzar, se estanca exponencialmente cuanto más nos acercamos a su aun incierto aunque ya estéril desenlace a esas alturas de la película, pues los terrenos en los que esta anda sumida, apenas dan margen alguno a la genialidad o en su defecto, a la sorpresa, que apuntaba en su mucho más elaborado y prometedor estado embrionario. Dicen que tenemos a los políticos que nos merecemos. Bien, “+1”, tras las falsas promesas electorales, tiene el desenlace que merece, ni más ni menos.

Lo mejor: Su interesante premisa, buena factura técnica y los brillantes e hipnóticos 30 primeros minutos de metraje.

Lo peor: La incapacidad por desarrollar de manera satisfactoria ninguno de los frentes abiertos y sobretodo, el desacertado giro dado en su último tercio.
 
 

12 comentarios:

Max Cady dijo...

Estupenda reseña, Rector. Cuando leí que esta película era una especie de versión actualizada de La Invasión de los Ladrones de Cuerpos (esa obra maestra de Don Siegel) me picó enormemente la curiosidad, luego cuando vi el tráiler mis ganas disminuyeron, ya que cuando aparecen en escena jóvenes descerebrados en perpetua fiesta me aburren sobremanera sus imbecilidades (y máxime cuando estas ocupan la mayoría del metraje y tarda en arrancar lo que realmente queremos ver), y ahora después de leer tú critica pues el bajonazo es total. No esperaba mucho de un tipo como Iliadis, fagocitado por la maquinaria Hollywoodiense, que como bien dices realizó una pésima revisión de la cinta de Craven, pero pienso que ciertas ideas del pasado revisadas en la sociedad actual si tendrían cabida. Una reinterpretación del clásico de la ciencia ficción como la obra de Siegel (genialmente revisada por Kaufman) y con elementos de profundidad sobre la esencia del ser humano y la naturaleza del mal, podría ser la hostia. Pero por lo que comentas, otra vez será.

Saludos!!!!!!!!!!!!

P.D. No obstante le echaré un vistazo.

Damien Thorn dijo...

Vaya...Me moría de ganas de verla, pero después de tu estupenda crítica no sé si me convencerá... De momento al cajón.
Sólo con que hayas nombrado "Triangle", una de mis favoritas, ya me ha dado un buen plan para esta tarde.
Felicidades!!!

El Rector dijo...

Max, muchas gracias. Lamentablemente, debo decirte que la premisa tan interesante que el filme plantea, está tratada y enfocada, precisamente, a un público digamos afín a ese tipo de escenarios fiesteros adolescentes, hecho que sin duda (entre otros factores más achacables a la incapacidad de los guionistas), tiene mucho que ver con los derroteros por los que el film termina desembocando, dejando un poco (bastante) de lado esa idea de indagar en la esencia del ser humano, para centrarse en el conflicto que representa que individuos de universos paralelos converjan en un mismo punto en tiempo y espacio.

Damien, muchas gracias también. Te puedo asegurar que con Triangle, pese a ese desenlace "imposible", disfruté muchisímo más que con "+1", que de paradojas temporales, pese a que hace amagos, va justita.

Saludos.

andres pavone dijo...

Bueno Querido rector coincido al 100% con tu reseña. La película que para mi daba para mas termino siendo esas películas de fiestas adolecentes con escenas un poco ridículas, con un final medio previsible y con un regular toque de ciencia ficción. Como siempre magia en tus palabras querido amigo. Saludos!!!

El Rector dijo...

Andres, grandísima decepción. Personalmente, me atraía mucho esta película, por el gran potencial de la historia y como comentas, al final se ha quedado en algo mucho más pequeño y sobretodo, muy alejado de su premisa inicial.

Es que para colmo, ni han sabido (o querido) sacar partido de determinadas situaciones, que daban para bastantes juegos morbosos... lástima.

Seguiremos buscando una buena cinta de ciencia ficción mi estimado amigo. Desde luego, esta no lo es. Curiosa y poco más.

Saludos.

Missterror dijo...

Felicidades por tu crítica Rector (esta era de las chungas...)
Estoy muy de acuerdo con tu planteamiento, la idea era buena, estuviera ambientada o no en medio de una fiesta llena de una horda de jóvenes con ganas de desfasarse. El tema es que a medida que avanza, vas desistiendo en la idea de ver una explosión del gran guión que imaginabas, que creo que es de lo que peca la película.
El desenlace es raro, no dice mucho, intentando decir mas de la cuenta, y pese a que la idea SPOILER de verse encerrados en la cabaña con temor de sí mismo, de lo que creen que son y de quienes creen que es el enemigo, todos y cada uno de los "yos" que salen, me parece muy curiosa, cómo se ejecuta toda esta parte sólo intenta desliar algo que ni siquiera se había liado, y que termina resultando demasiado repetitivo (siendo consciente de que este tipo de película son así).

Aun así, yo también la aprobaría.

Respecto a "Triangle" (para mi entre las 3 mejores película del 2009), tengo que revisionarla de nuevo, porque la vi dos veces y las dos veces entendí que TODO encajaba. Precisamente fue el guión(que consideré que se cerraba muy bien), lo que me sedujo por completo de esa película

saludos

El Rector dijo...

Missterror, en realidad no creo que +1 sea una tan mala película como para no darle una oportunidad, pero desde luego en este caso, las altas expectativas (al menos en mi caso), han jugado muy pero mucho en su contra,

Dices que este tipo de películas suelen ser repetitivas... yo te diría que no, que precisamente la gracia de las paradojas temporales, es que pese a ser en APARIENCIA repetitivas, ni se repiten ni se hacen aburridas, cosa que +1, si.

Sobre Triangle, te diré que este tipo de relatos sobre viajes temporales y sus complicados entresijos, los podríamos definir como un gato que se muerde la cola, en el momento en el que el gato, no llega a mordérsela, es que algo falla y eso es justamente lo que ocurre en el desenlace de Triangle. Por lo tanto, su premisa, es físicamente imposible.

Tu suerte es que ahora mismo no lo recuerdo bien, pero te prometo un revisionado y su consiguiente explicación para que veas que estoy en lo cierto.

Saludos.

May Dove dijo...

Vaya, no me queda claro si la quiero ver o no. La verdad, por una parte que confirmes que aparecen ideas y guiños a the invasion of the body snatchers (una de mis películas favoritas) ya hace que quiera verla si o si y mucho; pero luego veo que al final se va un poco por la tangente sin acabar de hacer o arreglar nada y eso me da por culo...
Estoy indecisa

El Rector dijo...

Wrong Girl, es imposible no sacarle parecidos con La Invasión de los Ultracuerpos, pero solo eso, parecidos. Viendo además como se desarrolla a posteriori, yo diría que eventuales.

De todas formas, es una película curiosa y hasta cierto punto, pese a sus miserias, diferente. Por lo tanto, recomendarla no me parece ninguna osadía por mi parte por mucha decepción que me haya supuesto.

Dale una oportunidad.

Saludos.

May Dove dijo...

venga, que me lo apunto!

Max Cady dijo...

Terminada de ver y debo decir que coincido prácticamente al 100% contigo Rector. Es una lástima que no termine de decantarse por la vertiente más descerebrada del planteamiento de la duplicidad con posibilidades terroríficas, pero aún así debo decir que me ha entretenido enormemente y me ha mantenido hasta el final esperando algo que desgraciadamente no ha llegado. No obstante, una interesante propuesta, estupendamente realizada por el señor Iliadis (muy superior a las historias de adolescentes descerebrados supurantes de hormonas en perpetua rave), que el tiempo convertirá en una pequeña obra de culto o una olvidada cinta que desperdiciaba sus (infinitas) posibilidades.

Saludos!!!!!!!!!!!!!

El Rector dijo...

Max, es ese "algo", lo que te mantiene enganchado hasta el final, lástima que no termine llegando nunca o lo que al final llega, no sea lo que una esperaba. Y aunque como se ha comentado y gracias a esa falsa promesa de riquezas sin parangón y gloria eterna, la cinta cumple su cometido, entretener. Eso si, al final, la sensación de decepción es inevitable, por lo que es y pudo ser.

Yo abogo más por la segunda de las posibilidades que planteas.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.