domingo, 9 de noviembre de 2014

Crítica: Goodnight Mommy

Severin Fiala y Veronika Franz, nos han traído una cinta a Sitges que puede calificarse de muchas maneras pero a la que hay que reconocer su condición de “especial” sin duda alguna. Con una trama tensa, extraña, inteligentemente atroz y que adquiere por momentos un tono excesivamente inquietante y retorcido, el público presente la acogió de manera bastante buena y casi unánime. He de decir que a mí me provocó cierta repulsión, que como es lo pretendido, no es sino un plus a la nota que le casque finalmente.

“Ich seh, Ich seh” , título estupendo en alemán, (significa “Veo veo” y es la versión alemana del jueguecito que nos proponía a mi generación Teresa Rabal), es un preocupante reflejo de lo que puede pasar por la imaginación de un niño ante un elemento externo, ajeno, aunque propio y cómo puede resultar un mecanismo de defensa que afronte la tragedia y sacarle fuera de control terminando por horrorizar a público y personajes. En Buenas noches mamá, asistimos perplejos a la fantasía onfantil sobre la identidad de la propia madre y a cómo un suceso cualquiera puede llegar a afectar de distinta forma a varias personas. Pero además en el caso de un niño, que aún no ha desarrollado su personalidad, su carácter, sus recursos de seguridad tan necesarios, un hecho cualquiera puede acabar somatizándose, generándole un verdadero trauma. 

Preocupada por los signos que la edad y los problemas de una familia desintegrada van dejando en su rostro, una recientemente madre soltera (Susanne Wuest) decide someterse a unatiene cirugía estética renovadora. Cuando sale del hospital y regresa a casa, sus dos hijos gemelos (Elias y Lukas Schwarz) no reconocen del todo esos lazos maternales que todos damos por descontados y desconfían del carácter irritable y el cambio en la personalidad de la mujer que se esconde bajo un mar de vendas. La cosa se va poniendo turbia, siniestra y muy retorcida hasta el punto de que la desconfianza acaba por echar profundas raíces llevando la incertidumbre a sangrientas e inesperadas consecuencias. Los niños inicialmente lo toman todo como un juego, pero en breve pondrán a la mujer a prueba para al final reforzar su convencimiento en la duda, actuando en consecuencia. 

La introducción de la película ya es de esas (Children, mi referente absoluto, Home movie...) que lleva al público a plantearse muy, muy en serio el hecho de ser padre y tirará a más de uno para atrás, tarde en mi caso, y que incluso nos hará mirar a nuestros hijos con ojos diferentes (Pobre Alejo) cuando veamos que los nenes cabrones se toman la cosa como un juego de niños que es pura sesión, macabra y aterradora, de interrogatorios y torturas, con el preocupante agravante de que el prisionero del juego es la propia madre y que a los niños se le va un poco la mano.... Se ha comparado mucho la cinta con “Funny Games” de Haneke (me da igual el original que el remake), pero he de decir que esta cinta es, de lejos, muchísimo más desagradable, violenta y perturbadora, quizás porque en su obra maestra Haneke reflexionaba sobre la violencia gratuíta y desatada a la que cualquiera de nosotros podemos entregarnos el día menos pensado y en “Goodnight Mommy” la cosa va más allá y el salvajismo se desata sobre la figura (encubierta y vendada) de la propia madre. 

Existen pues, dos horrores bien diferenciados en la cinta: el de la madre, mujer sin rostro, desesperada por demostrar su identidad, y el de los hijos, asustados por el abandono de la madre, por la intrusión de la desconocida y por la imposibilidad de recuperar a su mamá. 

Parte del horror de la película se fundamenta en un casi insoportable retorcido verismo y realismo salvaje que como forma de transmitir un mensaje, de narrar la historia es no sólo adecuado y respetable, sino brillante. 

Esa terrible violencia física en la que se entrometen los lazos más humanos, es perturbadora, pero más como resultado de la propia violencia emocional y sentimental. Los actos de los niños son extremas, pero de forma absolutamente creíble y concebible. Las excentricidades del par se establecen bien claras desde el principio con una marcadísima obsesión por los animales, casi como objetos y más en concreto por los insectos. Las herramientas que usan en su juego de tortura no son más elementos caseros que todos tenemos en nuestro hogar y que en manos de un niño perturbado pueden convertirse en simplistas pero sádicas armas. 

Pero si hay un momento donde las cosas se ponen feas es en su tercer acto, final, al que un sinfín de pistas en dos direcciones nos conducen a pensar cuál será la realidad en la historia, si la de los niños o la de la madre, en una gradual progresión de trampas y giros que acaban encajando a la perfección, ensamblados, de un fascinante guión que nos muestra, sin complejos, la solución en lo esperado, que no por ello deja de ser horrible. 

A destacar y sobremanera, las excelentes actuaciones de la madre y los hijos, que consiguen transmitir esa sensación de autenticidad terrible que antes comentaba y que hacen de la cinta una obra dura, impactante y generadora de diálogo inevitablemente. 

El trabajo de dirección es puro, firme, con una una narrativa muy singular e inquietante bastante original en esto del terror. También destacable la fotografía, nada gafapastil y muy convincente, obra de Martin Gschlacht que se recrea en los tonos fríos y metálicos, así como la música pesadillesca (que incluye distintas canciones de cuna en alemán como "Guten Abend, gut 'Nacht" que realmente ponen los pelos de punta) y los efectos de sonido que hacen de la cinta algo aún más apasionante y aterrador, y que favorece notablemente el flujo narrativo de la película. 

En definitiva, todo funciona muy, muy bien, en el trabajo de estos dos directores, que han aprovechado el presupuesto de manera soberbia rodando como lo haría cualquiera de los grandes. Hay escenas impresionantemente bien trabajadas, como la tormenta de granizo, y nos hace poner el ojo en las futuras películas de terror austríaco, ya que este debut en el largo es francamente una genialidad. Las referencias y paralelismos son notables, e incluso admirables, revisemos a Andreas Prochaska y su "In 3 Tagen bist du tot". 

Presentada y producida por Ulrich Seidl, la cinta nos propone hábilmente esa doble lectura en lo que comienza como un thriller psicológico dotado de una atmósfera absolutamente asfixiante y acaba convirtiéndose en una delicatessen al más puro estilo del terror sádico. (En su proyección en Venecia se armó un buen revuelo con mareos, abandonos de la sala y demás). 

Lo mejor: Es salvaje, como pocas.

Lo peor: El maravilloso giro en la trama se puede oler desde casi el principio de la peli, pues una de las escenas de arranque es una clara evidencia e indicativo de lo que sucede en la casa.

RECOMENDABILÍSIMA


15 comentarios:

Missterror dijo...

Menuda manera de abrir el apetito!!! Esta va a mi lista de más buscadas ya mismo, tiene todos los ingredientes para fascinarme por completo.
Ahora a cruzar los dedos para que nos llegue pronto...

Gracias Damien!!!

May Dove dijo...

Ahora si que si, esta película es un sí en toda regla. Las imágenes me han recordado un poco La piel que habito. La máscara en una de las fotos es exactamente la misma.
Me la guardo en mega buscadas como Missterror porque tiene pinta de ser un win!

El Rector dijo...

TGW, de hecho, es literalmente la misma, pues mucho me temo que se me ha colado a la hora de hacer el montaje :)

Saludos y disculpas.

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Solo entro para deciros que habéis hecho unas fantásticas mejoras en vuestra pagina. Seguid así.

Abz,

Damien Thorn dijo...

Missterror, esta es de las que especialmente me alegro de descubrirte... Te debo dos de mis favoritas, que vi gracias a ti y se que te va a guitarrero.
May, es un si como la copa de un pino.
Rector, hasta cuando se te cuela una imagen está bien colada, xq el diseño le debe mucho mucho a la peli almodovariana.
Chanpoo, lo de gafapasta suele aparecer en mis críticas tanto o más que buena, soberbia, lustrosa...
Gracias a todos, y comparto el deseo de Missterror de que nos llegue pronto,que repito fijo!!!
Saludetessssss

Damien Thorn dijo...

Anónimo, muchísimas gracias!!!
La verdad es que tenemos a dos cracks al frente, y eso se nota!!!!!

El Rector dijo...

Anónimo, me uno a los agradecimientos del sr.Thorn, muy agradecidos. Hemos intentado con la nueva interfaz, ofreceros a los lectores, la posibilidad de acceder más rápido a los contenidos, tal y como muchos de vosotros nos habíais pedido.

Damien, uno puede meter la para hasta el fondo, pero siempre con estilo :)

Saludos.

May Dove dijo...

Ya decía yo!!! Estaba pensando: se han copiado la máscara si o si! Aunque en las otras imágenes se veía que la máscara se parecía mucho y no desentonaba!
Anónimo, el trabajo que han hecho en el blog no se paga con dinero. Ha quedado precioso!

Damien Thorn dijo...

Antes muertos que sencillos, Rec
Jejejee
Pedazo de trabajo, amigos, como para no estar orgullosos!!!!!

El Rector dijo...

TGW, Damien, gracias a los dos, pero es que compis, la apariencia del blog debe estar a la altura de su contenido y eso, con fieras como vosotros, no es nada sencillo.

Saludos.

Max Cady dijo...

Querido Damien Thorn, estoy muy de acuerdo contigo que esta película fue una de las grandes sorpresas del 2014 (lástima no haberla podido ver hasta ahora). Esta malsana historia, que yo la situaría a medio camino entre The Other de Robert Mulligan (de la que bebe muchísimo) y las obsesiones enfermizas y violentas de Haneke, es una muestra de cine de género muy personal que pese a no inventar nada ofrece más de hora y media de mal rollo y tensión muy disfrutable.

La realización y factura técnica es impecable, por momentos me recordaba esa otra exquisitez titulada Borgman, y los actores están sensacionales. La única pega (pequeña) que le pongo es que no tenga un ritmo más ágil en algunos pasajes, sobre todo al inicio, y que no fuera un poco más salvaje en su tramo final (reconozco que me va lo extremo). No obstante, un peliculón a reivindicar desde ya.

Saludos enormes!!!!!!!!!!!!

Missterror dijo...

Otra de las esperadas que por fin y tras innumerables intentos, he podido ver. En este caso soy algo menos entusiasta que tú, pues el giro que se ve venir en los primeros diez minutos no ayudó mucho a que pudiera entender que la película no debía versas sobre eso, sino sobre la crueldad infantil (otra vez los niños...) , el miedo y sus consecuencias.
Admito que la película no me estaba convenciendo hasta el tercio final, demasiadas miguitas de pan por el camino...pero llegados al punto de venda en pies y manos, oh la la!!! Ahí entendí que aquello del giro cantado, no era más que un despiste y que lo verdaderamente importante era el momento madre-hijo de terror absoluto y que las conjeturas ya daban igual, sólo importaba si había un límite.
Maravillosas actuaciones de los hermanos y de la madre, así como esa fotografía que casa perfectamente con el paisaje y ese maravilloso acento alemán en boca de un niño.
Coincido con Max en que el ritmo de la primera mitad de la película es contemplativo en exceso (y de ahí que mi nota fuera más baja), aunque cierto que se compensa con la parte final, de cuyo salvajismo no tengo ninguna queja. El justo y necesario.

Veo veo...miedo me da volver a jugar.

Saludos

El Rector dijo...

Ningún problema en mi caso con la citada contemplatividad, pues la entiendo como algo natural dentro de este tipo de propuestas, como algo necesario, incluso.

El problema es que el juego del despiste, no juega a favor de la película en este caso concreto, pues de inicio, queda muy claro de que va el asunto y uno se tira el 75% del metraje rezando para que el tramo final nos depare un inesperado giro argumental que desmonte nuestras prematuras i evidentes teorías... algo que nunca sucede y la obra, termina por cerrarse de la manera más fácil y tirando de efectismos visuales en un desenlace, que poco tiene que ver con lo visto anteriormente.

Yo habría preferido un desenlace algo más "inteligente" basado en el guión de grandísimo potencial que maneja el filme (las posibilidades en lo que a la madre respecta, eran casi infinitas y todas ellas jugosas) en lugar del típico barbarismo por el que se ha terminado optando.

De todas formas, la intriga que genera y sus muchas virtudes técnicas, la convierten en una interesante propuesta pese a que se quede muy lejos, de lo que podría haber sido.

Saludos.

Rayner Gonzalez dijo...

Me pareció muy buena cinta, estoy de acuerdo en varios puntos que se rescatan en tu crítica, como la fotografía impecable, actuaciones y que es perturbadora.
Por otro lado, no me pareció que a causa de la edad, su situación familiar, etc... la madre haya optado por la cirugía desde un punto de vista "estético" más bien me pareció que el accidente mencionado en la parte final de la cinta, es muy reciente, por lo cuál, el temor, inseguridad y miedo se desatan del lado de Elías y el mal genio, cambio de humor, tonalidades distintas de una personalidad común, flaquean ya que una perdida se encuentra muy reciente, siendo este el caso.
Me pareció bastante original y perturbante, tiene muchas cargas de misterio, suspenso, terror y horror y eso me encanta, continúa siendo elegante y vistosa a lo largo del filme. La carga de dudas y temores, acompañados de una trama nada lenta y muy interesante hacen un juego de cuestionamientos en el cuál no sabes que va a suceder o que sucedió.
Muy buen manejo de fotografía, del guión, actuaciones, y demás elementos. Hacen un juego perfecto, me gustan ese tipo de giros que da la trama, es el segundo final insano e inquietante que me ha gustado, mencionando una película muy valorada por mi (Eden Lake) que usa esa misma pirueta en la parte final del filme. Desde la primer cuestión sí la madre es o no es quien dice ser, acompañada de elementos visuales que hacen un muy buen juego para "aterrorizar" de cierta forma, logran su cometido, un final bastante insano, con un mal pero grato sabor de boca, afortunadamente llegó y se proyectó en la Cineteca Nacional (México) y pude acudir a verla como de debe.
Hay una imagen colada de "La piel que hábito" me pareció un descuido un tanto curioso. Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.