domingo, 17 de mayo de 2015

Crítica: Mad Max Fury Road

Han pasado ya 30 años desde que en 1985 George Miller pusiera punto final a su trilogía post-apocalíptica con la decepcionante “Mad Max 3: Más Allá De La Cúpula Del Trueno”. Desde entonces el cine de acción ha caído en un abismo de indiferencia por parte de la mayoría del público debido en gran parte a la escasa calidad de los títulos que han intentado hacerse un hueco en el olimpo del género. Hemos tenido que recurrir al cine oriental para encontrar de nuevo la magia en películas como la maravillosa “The Raid”, sin embargo eso acaba de cambiar. “Mad Max: Fury Road” es lo que se consigue cuando a un director con talento se le permite trabajar con un prepuesto adecuado y con libertad absoluta, y lo que ha sucedido es que estamos ante la mejor película de lo que va de año y probablemente una de las mejores películas de acción de que va de siglo.

La historia nos cuenta como Max, interpretado en esta ocasión por un sobresaliente Tom Hardy, es capturado por una tribu que rinde culto al caudillo Immortal Joe. No desvelaré más de la trama central de la cinta ya que una de las grandes virtudes del guion es ir mostrándote poco a poco los detalles que conforman parte de la historia y es que hasta bien pasada su primera media hora la película no desvela su historia principal. En esta ocasión Miller sacrifica parte del desarrollo narrativo de la historia sustituyéndolo por una sucesión de escenas de acción trepidantes que no ofrecen ni un respiro y a pesar de lo que uno pudiera pensar la decisión funciona a la perfección. 

Y es que en muchas ocasiones Miller consigue hacernos creer que estamos ante un lienzo en llamas mientras la acción se desarrolla de forma arrolladora ante nuestros ojos. La mayoría de los planos de la película son verdaderas obras de arte ante las que uno solo puede fascinarse mientras intenta asimilar como un director de tal maestría ha podido estar alejado tanto tiempo del género. El uso de la luz es sencillamente sublime utilizando unos tonos amarillentos y sucios para los días y unos colores cálidos y limpios para representar las turbulentas noches del páramo. 

Las escenas de persecución conforman más del 60% del metraje y es sencillamente impresionante cada segundo de ellas. Miller ya había demostrado con anterioridad ser todo un artesano en este tipos de escenas sin embargo en esta ocasión da rienda suelta a todo su talento ofreciéndonos verdaderas locuras donde es imposible apreciar la enorme cantidad de detalles que invaden la pantalla. Sin embargo no se conforma únicamente con eso y nos deleita con más de una lucha cuerpo a cuerpo donde de nuevo uno no puede hacer otra cosa que no sea aplaudir. Es curioso ver cómo mientras la nueva hornada de director se centra en ralentizar cada vez más la acción con el uso del slow motion Miller apuesta por acelerarla cada vez más siendo fiel a su estilo y dejando claro cómo se deben hacer las cosas. 

En el reparto encontramos a un notable Tom Hardy que si bien no llega a hacernos olvidar del todo al bueno de Mel consigue dar una visión totalmente distinta del personaje y eso es algo que se agradece. Aunque sin duda la gran protagonista de la historia es Charlize Theron que interpreta a Imperator Furiosa quien probablemente sea el mejor personaje femenino de la historia del cine de acción.  

Y es que al contrario de lo que pudiera parecer esta película es de lejos una de las películas más feministas de los últimos años. En esta ocasión son las mujeres de la historia las que toman las riendas de la misma y las encargadas de luchar contra la opresión de los hombres y eso es algo distinto y que se agradece. En el reparto también nos encontramos con Nicholas Hoult (“Memorias de un zombie adolecente”) que con su papel de Nux logra ganarse nuestro cariño y a un inconmensurable Hugh Keays-Byrne que con su Immortan Joe nos ofrece de lejos el mejor villano de la saga. 

La cinta es totalmente independiente de la trilogía original por lo que puede verse de forma separada a la misma, sin embargo aquellos que hayamos seguido la historia del bueno de Max encontraremos algunos guiños en la historia que nos harán recordar tiempos mejores (ojo a la aparición de esa caja de música que todos recordaremos de “Mad Max 2”). 

En resumen “Mad Max: Fury Road” es de lejos la mejor película de lo que llevamos de año y probablemente sea la mejor película de acción de la última década. Una forma maravillosa de expandir el universo de Max y la película más loca y original que se ha hecho en años. Miller da una lección de cine de dos horas y demuestra que el cine de acción todavía tiene mucho que ofrecernos. Acción sin frenos que nos deja con unas ganas tremendas de ver más aventuras del bueno de Max. 

Lo mejor: Las persecuciones donde Miller demuestra de nuevo todo su talento. 

Lo peor: Un poco más de desarrollo argumental no le hubiera estado mal.


15 comentarios:

Chanpoo dijo...

Sobresaliente la película y notable la reseña. Para mí, otro tipo de película igual necesita más desarrollo argumental, pero a estos mongoles no los veo soltar un monólogo tipo Hamlet. Echo a faltar también que no hayas mencionado las virtudes de la Banda Sonora y el juego que ella tiene en la película, cuestión que siempre ha dominado el trabajo de Miller, sobre todo en los últimos tiempos.
Y ya que estamos... hablas de "The raid". Espero que hayas visto la secuela...

Max Cady dijo...

Estupenda crítica querido Sutter Cane con la que coincido al 130%. Yo soy un fan absoluto de la saga post-apocalíptica de Mad Max creada por el australiano George Miller a finales de la década de los 70, y debo reconocer que a pesar de tener que esperar 30 años desde la interesante y entretenida, aunque a mi juicio la más floja de las anteriores, Mad Max Beyond Thunderdome, para una nueva incursión en el brillante y caótico universo creado por Miller, la espera ha merecido, y mucho, la pena.

Mad Max Fury Road es un western-postapocalíptico plasmado en forma de orgía trepidante y feroz, magníficamente realizado y cuyos aspectos técnicos son todos dignos de alabanza aunque destacaría por encima de todos ellos la soberbia la fotografía de John Seale y el vibrante montaje de Jason Ballantine.

Los ingredientes marca de la casa siguen más vivos y potenciados que nunca en esta cuarta entrega, no sólo se ve en la pantalla el amor y respeto que Miller siente por su “criatura”, sino por todos los fans de la saga, ávidos de acción sin límites y emociones fuertes. Parece mentira que este señor sea un septuagenario, porque la vitalidad y adrenalina que desprende cada fotograma de la película empequeñece el trabajo de algunos colegas suyos, mucho más jóvenes, que confunden acción y ritmo trepidante con ruido y confusión.

Uno de los grandes alicientes de la nueva entrega era comprobar cómo le sentaría al fabuloso actor británico Tom Hardy la piel de Max Rockatansky, y la verdad es que consigue que nos olvidemos por un par de horas del recuerdo de Mel Gibson. El resto del reparto está a la altura de lo que se espera de un producto como este y sus esquizoides personajes, pero lo cierto es que brilla con luz propia una Charlize Theron que está magnífica como Furiosa y se permite el lujo de robarle gran cantidad de planos al mismísimo Max (incluso me atrevería a decir que en esta ocasión Max es el secundario de lujo).

En definitiva, Mad Max Fury Road es el gran bombazo cinematográfico del año (y posiblemente de lo que llevamos de siglo XXI). Una serie b “de lujo” bastarda, convulsa y salvajemente entretenida que nos lleva a los confines de un mundo post-apocalíptico repleto de sangre, fuego, arena y velocidad que formará parte desde ya de la mitología icónica del séptimo arte. ¡Una bendita locura!

Saludos enormes!!!!!!!!!!!!

Donnie Darko dijo...

Impresionante lo que ha hecho el señor Miller con esta cuarta entrega de "Mad Max". Si, es cierto que no hay mucha historia, y también es cierto que lo poco de historia que hay nos recuerda a otras cintas pero acostumbrados como estamos a ver películas de acción donde muchos directores creen que dar ritmo es cambiar de plano cada segundo ver una película como "Mad Max furia en la carretera" en pantalla grande es un autentico placer..

muy recomendable para todos aquellos a los que les guste la acción..

Un Saludo

Donnie

ps. Y lo que ha hecho Junkie XL con la banda sonora es digno de alabar.. impresionante..

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Y mirado el trailer ahora tengo que ver la película en el cine u online.

Francisco Gonzalez dijo...

Me encanto Mad Max Fury Road, visualmente impactante, colorida...lo unico es que yo queria ver mas de Max..quizas en la proxima entrega. Miller dice que va a hacer mas, esperemos que asi sea.

Sutter Cane dijo...

Chanpoo: La película se centra en lo visual más que en lo narrativo y para mí eso funciona a la perfección. Fallo mío, debido a las prisas, no haber mencionado su maravillosa banda sonora que hace que las imágenes cobren aún más fuerza.

Max Cady: Gracias por tus palabras y sobre todo por tu fantástico comentario. Poco más que añadir toda una joya de nuestro tiempo y que en mi opinión va a marcar un antes y un después dentro del cine de género.

Donnie Darko: Tremenda la banda sonora y tremenda la película. El ritmo no decae en ningún momento y todos y cada uno de los planos están aprovechadas. Todo un lujo haber podido disfrutar de esta película en pantalla grande.

Agustin: Te recomiendo verla si o si y sobre todo si puedes en pantalla grande. Es toda una gozada poder disfrutar de esta película en un buen cine.

Francisco: En esta película Max es más un coprotagonista que un protagonista absoluto eso es verdad. Miller ya ha confirmado secuela así que tendremos la suerte de disfrutar de nuevo de Max.

Francisco Gonzalez dijo...

En realidad, si analizamos las peliculas de Mad Max, la unica que es genuinamente de Max es la primera, que trata acerca de su familia, sus amigos y su venganza. En las siguientes peliculas el solo sirve el papel de salvador...ninguna de las secuelas de la serie son de Max Rockatanski. Mas bien son de Max salvando o ayudando a alguien. Me gustaria que la proxima (titulada Mad Max: The Wasteland) se centrara mas en Max.

El Rector dijo...

Al terminar la película, lo difícil para el espectador, es despegarse de la butaca y es que "Mad Max: Fury Road" te aplasta contra ella con saña en uno de los ejercicios de cine de acción más grandes que servidor recuerda (quizás la primera "The raid", aunque en otra guisa).

Cine de acción en mayúsculas para el nuevo siglo que sin duda, marcará un punto de inflexión. Me quedo con la idea de Sutter cuando habla de "lienzo" y es que como bien comenta, la belleza de algunas de las secuencias (y me viene a la cabeza aquella en la que penetran en la tormenta), son para guardarlas en un museo.

Fantásticos personajes para una galería grotesca, original y digna de una saga que siempre ha brillado con luz propia en este aspecto y que tenía el listón muy alto.

Muy bien Theron, no tanto el apático e inexpresivo Hardy, para mi lo más flojo de la película y a años luz del Max original de Gibson, per oes tan grande y majestuosa la función, que a la postre esto queda en anécdota.

Acción trepidante sin descanso (perfectamente la cinta se podría haber convertido en una única secuencia continuada haciendo su particular versión de aquella "La casa Muda"), una banda sonora de órdago, grandes personajes... poco más se le puede pedir a esta fantástica secuela.

Saludos.

Sutter Cane dijo...

El Rector: "Mad Max: Fury Road" es sin duda una de las películas más adrenalíticas que un servidor recuerda haber visto. Con un ritmo que no ofrece ni un solo respiro pero sin perder en ningún momento su coherencia narrativa. La mencionada secuencia de la tormenta de arena nos ofrece uno de los planos más bellos de la historia del cine, al menos en mi opinión.

Para mi Hardy cumple como comparsa de Theron, esperemos que en la segunda parte se ponga las pilas y sea capaz de cargar con el peso de la trama central si es lo que Miller considera conveniente.

Un saludo.

El Rector dijo...

Sutter, el problema con Hardy, es que yo no creo que sea tanto un ídem de peso o protagonismo en la película (está claro que esta "Mad Max" es una obra mucho más coral que el resto de entregas de la saga), sino de las características del propio Hardy, que es la antítesis como actor de Gibson, un tipo expresivo donde los haya que lo decía absolutamente todo con una simple mirada, con un solo gesto. Hardy... bueno, digamos que no destaca precisamente por eso, por su expresividad.

A mi juicio no ha sido la mejor de las elecciones, siendo en un actor que no me desagrada, pero en otros roles y que como dices, como un ingrediente más de la receta, cumple. Ahora, no se si en una cinta como esta, que raya la excelencia, cumplir es el mínimo que se debe exigir.

Saludos.

Missterror dijo...

Muy muy de acuerdo con la crítica, pues yo también afirmo que es una de las mejores películas de acción que hayan visto mis ojos. Yo me he rendido por completo a esta cuarta parte de Mad Max, y no soy capaz de pensar en algo más grandioso en lo que a cine de acción se refiere que esta orgía de escenas grandiosas y furiosas.
En lo disiento es el el propio Max, pues a Hardy yo no me lo trago en ese papel, precisamente por lo que comenta el Rector más arriba, porque la sombra de Gibson es alargada y toda la fuerza que tiene el Max orignal con su carisma natural y su expresividad, la pierde Hardy con su sosez, por eso parece el patito que acompaña a Imperator Furiosa, porque no es capaz de imprimir a su personaje, la potencia y locura que necesitaba.
Respecto a Theron, pues yo no soy muy fan de esta actriz, pero debo reconocer que como Furiosa está fantástica, aunque si alguien me robó el corazón fue Inmortan Joe y su camión de música de guerra.
No creo que haya nadie en su sano juicio que pueda decir que "Mad Max: Fury Road" no sea un peliculón de acción de 10!!!

Saludos

Damien Thorn dijo...

Absolutamente de acuerdo con tu entusiasmo que comparto por completo, amigo Sutter! Así, la verdad, es que da gusto ir al cine desprejuiciado.
Felicidades por tu reseña, brillante.
Saludetes!

Shivers dijo...

Medio descolocada en el blog pero me gustó bastante la peli.
La sobredosis de acción, aunque divertida por delirante y desacomplejada, llega a descompensar el film en mi opinión. Sin embargo, la estética y unos pocos trazos bastan para perfilar un mundo oscuro y retorcidamente distócico y unos personajes que llaman la atención por estar repletos de personalidad. En los pocos respiros que le dejan las persecuciones, Miller hace un trabajo sorprendente presentando personajes como Immortan Joe (y sus soportes mecanico plasticos) o Nux (con su frase “vivo, muero, vuelvo a vivir”) y situaciones como la del agua. Con mucha economía nos dibuja todo un mundo que se muestra decadente a nivel moral, político, religioso y orgánico.
Peli entretenida de acción apuntalada por un trabajo estético y una capacidad para narrar más que destacable.

Sutter Cane dijo...

El Rector: Haciendo de abogado del diablo y reconociendo sus deficiencias en esta cinta te recomiendo “Bronson” una película donde Hardy demuestra su buen hacer y apunta maneras para poder llegar muy lejos en el futuro.

Un saludo.

Missterror: Sin duda todos hemos quedado cautivados por la grandiosidad y belleza de unas escenas de acción que son sin duda dignas de recordar y que puedo confirmar que no hacen más que ganar con un segundo visionado.

Una película que difícilmente olvidaremos y que más allá de la discusión Hardy/Gibson ha logrado enamorarnos a todos los fans del cine de acción bien hecho.

Un saludo.

Damien Thorn: Gracias por tus palabras y me alegro de que compartamos el entusiasmo por una cinta que sin duda será de lo mejor de este 2015.

Un saludo.

Shivers: Tenemos toda la saga analizada en el blog y además por un servidor así que te animo a pasarte y comentarme que te parece.

Sin duda la cinta más allá de la grandiosidad de la acción esconde una belleza visual alejada de la común y con la que Miller demuestra maestría además de oficio. Con pocos recursos y elementos logra plasmarnos un mundo repleto de posibilidad y del que uno desea conocer más inmediatamente.

Un saludo.

Anónimo dijo...

La verdad casi nunca me quedo a ver un detrás de cámaras de una pelicula, me arruina la emoción saber como se hizo y se va la adrenalina, con fury road es al contrario porque en estas épocas en las que la acción practica es rarisima y fui testigo (xD) de como se arriesgan el pellejo al hacer la pelicula. Como dijo El Rector, es digno de un museo.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.