miércoles, 4 de mayo de 2016

Crítica: Puppet Master

Existen una serie de mecanismos naturales que desconocemos poseer y realmente sí poseemos para aguantar más de lo que creemos y seguramente más de lo que merecemos y ya os digo que son unos mecanismos naturales que todos tenemos. Esos mecanismos los activa nuestro propio cuerpo cuando las cosas se ponen feas. También existen otro tipo de mecanismos que nosotros mismos vamos ideando y desarrollando para protegernos de situaciones que nos provocan ansiedad, como son los lunes.

Los lunes son mierdosos y todos lo sabemos. Los lunes comienza otra vez la rutina del trabajo o los estudios, las obligaciones y la repetición, y eso siempre conlleva realizar una serie de actividades que nos desagradan o que directamente odiamos, al igual que tener que convivir de nuevo durante unos cuantos días con gente que no nos simpatiza. Pues bien, en mi casa hemos ideado un mecanismo de defensa para los lunes, para hacer un poco más llevadero el peor día de la semana, y no es otra que declarar ese día como el día oficial del terror clásico. Un día que consiste en ver, sí o sí y sin ninguna excusa, un clásico de terror por la noche y dejarnos llevar por el espíritu nostálgico. Es un mecanismo que funciona y que os recomiendo encarecidamente. Haced que vuestros lunes valgan la pena!!

Efectivamente y como habéis adivinado por las fotos, la película que nos ocupa fue la elegida para este lunes pasado. Estamos ante uno de los clásicos por antonomasia de la serie B e iniciador de una infame y famosa saga: "Puppert Master", y bueno, por decirlo suavemente, empezaré diciendo que una película así no soporta un revisionado adulto sin desvelar sus muchas vergüenzas de ninguna de las maneras y que más allá de todo el merchandising molón que podamos tener de las marionetas, esta película es una de las excepciones a la regla, y es que no todas las películas de culto son necesariamente buenas, ni mucho menos, y señores, esta es realmente mala.

Si nos olvidamos de la nostalgia de la época y de lo entrañables que nos puedan parecer todas estas marionetas asesinas, "Puppet Master" no se sostiene por ningún lado. Desde luego, la historia hace aguas por todas partes y pese a su simpleza, es bastante complicado hacer una sinopsis, porque simplificando lo simple se consigue la casi nada, y no hay quien entienda muy bien qué es lo que realmente quería contar David Schmoeller, cuando decidió dar vida a las marionetas.

Recordemos como podamos la trama: un titiritero, perseguido por no sabemos quienes, consigue desvelar el secreto egipcio de la vida y crea una serie de peculiares marionetas con vida propia, que esconde antes de suicidarse. Años más tarde, un millonario contrata a una serie de parapsicólogos, videntes y personas con habilidades sobrenaturales concretas, para que le ayuden a encontrar el secreto de la vida eterna, sin embargo, el millonario Gallagher en cuestión muere, y con el señor aún de cuerpo presente, los muñecos vuelven a la vida en el hotel que Gallagher regentaba y se convierten en una amenaza para todos los allí presentes. Mamaaá!!!

¿Por qué? ¿Por qué pasan todas estas cosas? ¿Por qué nada de lo que ocurre tiene sentido y se es capaz de explicar lo que va aconteciendo si es una historia tan simple? ¿Por qué se quedan tantos cabos sueltos sin ninguna explicación, si esto es el ABC del terror?. Como argumento y como guión esto es un desastre absoluto, y lo que es peor, el ritmo le acompaña en el baile para hacer bastante insufrible la experiencia, en la que se saca tan poco partido al pánico irracional que despiertan los muñecos con vida, que uno piensa que en el mundo de los momentos desaprovechados, "Puppet Master" debe tener corona de oro y cetro de rey, y es que todas estas carencias podrían haberse camuflado con una buena capa de maquilaje y latex y haber hecho de esta experiencia un festín gore para que las marionetas se pusieran las botas, pero no, no ha sido el caso.

Entiendo que es una película de bajo presupuesto, pero todo tiene que tener algún sentido, si lo preferís, todo debería tener aunque fuera una excusa, pero aquí las escenas se suceden sin lógica y sin acuerdo, de tal manera que en el desfile marionetil, Pinhead, Tunneler, Leech Woman, Blade y Jester (las famosas marionetas) actúan dentro de una teletienda, unicamente destinada al frikismo post visionado que hace que cuando veas estos muñecos en cualquier tienda, sientas un deseo irrefrenable de llevártelos a casa, cerquita de Chucky, pero siendo serios, debemos reconocer que como película es una tomadura de pelo.

Entiendo que corría el año 1989, y que el tirón de los muñecos era importante, "Dolls" (1987) y sobre todo "El muñeco diabólico" (1988), ya le habían hecho casi todo el trabajo a "Puppet Master" y con un poco de interés, podrían haberse sacado cosas interesantes con estas marionetas que resultaron no tener objetivo, pues es innegable que los muñecajos tienen su aquel y gustan mucho, y da rabia porque la película podría haber sido una bizarrada de categoría, si se le hubiera prestado atención a los detalles y las escenas tuvieran un propósito. Teniendo en cuenta la sexualidad que rezuma "Puppet Master", y lo grotesco de cierta escena pretendidamente subida de tono entre Leech woman y uno de nuestros casposos personajes, haber ido un poquito más lejos, hubiera venido de maravilla. Al igual que dar la relevancia que debería a esa marioneta con manos humanas y fuerza sobrenatural, que no termina de encajar en ninguna parte y nunca mejor dicho, andaba como títere sin cabeza.

Está claro que las marionetas deberían rellenar esos huecos de guión que los humanos dejaban, pero al no emitir nada más que soniditos y decidir privarles de las peroratas que deberían haber soltado por esa boquita para potenciar que no hay titiritero que les controle, no consiguen ser lo temibles y malvados que les presuponemos y esa halo casposo en ese hotel casposo con esa banda sonora casposa, nunca desaparece.

Así pues, el lunes del terror clásico, como imaginaréis, se torció. "Puppet Master" es mucho mejor en nuestra memoria que en la realidad (lo mismo que le ocurre a "Dolls") y la semana comenzó con una mueca disgustada por mi parte, aunque por esas casualidades de la vida (alguna vez os hablaré del efecto Missterror...), justo al día siguiente de este visionado, leí que se va a realizar el reboot de esta película y que el director será S. Craig Zahler ("Bone Tomahawk") y la sonrisa me volvió, porque el tema pinta bastante bien, y yo añado que si en lugar de reboot, hacen un remake en condiciones, podemos estar ante un nuevo caso de mejora de la película original. A ver si alguien se anima.


8 comentarios:

El Rector dijo...

Esta es sin duda, una de esas películas de las que es mejor guardar el buen recuerdo de adolescencia, que revisionar ya con canas en la barba.

Comparto todo lo expuesto en la crítica por Missterror y con todo, creo que aun ha sido benévola con la película del sr.Schmoeller, un HORROR en casi todos los aspectos, más allá de algún efecto especial simpático y de ese ligero toque erótico-festivo que destila alguna de las secuencias, en especial la mencionada de la muñequita de las lenguas juguetonas.

Muy poquito más para una cinta absurda sin el menor sentido en su trama, un galimatías importante plagado de agujeros e interrogantes que no se explican en ningún momento (supongo que no tuvieron cojones ni a intentarlo), unas interpretaciones justitas y una banda sonora irritante como pocas. Me atrevería a decir que el filme rezuma un tufillo a telefilme italiano que pone la piel de gallina... vista la experiencia, al menos servidor, no tiene la menor intención de enfrentarse a ninguna de sus muchas secuelas, por más que el sentido común me diga, que mejorar esta primera andadura de las marionetas asesinas, puede estar al alcance de cualquiera de los títulos que componen esta longeva franquicia.

Saludos.

P.D: Missterror, te deseo más suerte para el próximo el lunes ;)

Missterror dijo...

Rector-Y uno va con toda la ilusión y zasca!! La verdad es que es mala, y por muy cine de culto que sea, la película no hay por donde cogerla.
YO la verdad es que creo que no es tan dificil rellenar esos huecos del guión, simplemente, con un poco de atención, ya puedes crear algo con cara y ojos, que no hace falta que se escriba "Los pilares de la tierra", que al final no son más que unas marionetas chungas, pero chico, no podían haber conectado la historia del titiritero con los que pasa durante toda la película? No podían haber explicado mejor la historia de Gallagher? A quién obedecen las marionetas? Y así un sinfín de preguntas...

El éxito o fracaso del próximo lunes, dependerá de quien elija la película ;)

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, no me atrevería a catalogar a una producción menor directa al mercado doméstico como "Puppet Master" de cinta de culto... para ganarse tal etiqueta, hace falta algo más que haber sido rodada en los ochenta. Otra cosa bien distinta, es que al ser una de esas películas que llamaban la atención en la estantería del videoclub, uno la recuerde con cierto cariño... visto lo visto, mucho me temo que del cariño al odio, hay un suspiro ;)

Con la serie B yo no soy excesivamente exigente en temas de guion, ahora bien, una cosa es eso, y otra que a uno le intenten vender semejante galimatías... y oye, si al menos la excusa para poner en danza a las marionetas sirviera para el habitual festín de sangre, pues aun, pero es que ni eso.

Con el listón tan bajo, el éxito de la semana que viene está más que asegurado.

Saludos.

JuanCar dijo...

Y nosotros esperamos con ansiedad que nos contéis todas y cada una de esas aventuras Luneras!!!, por supuesto que si.
La verdad es que Rector tuvo bastante mas suerte con "The Blob"...
Esta que comentas, Missterror, también la alcancé yo en su día y reconozco que ahora me da un poco de pánico en el sentido mas estricto de la palabra volverla a revisar. Me fío bastante de tu opinión. Así que de momento prefiero dejar el buen recuerdo que guardo de ella.
Gracias a ti me acabo de enterar de la nueva versión que esta preparando el director de "Bone Tomahawk". Esa es una de las películas de mi vida, así que de momento el señor Zahler tiene todo mi crédito.
Casualmente, yo llevo un tiempo (debido a como esta el panorama actual) haciendo lo mismo que vosotros, ya sea Lunes o "Mierdoles" (que también tienen su odio, jejejeje) y me meto de vez en cuando una inyección de cine ochentero o setentero.
Hace unos días me acorde de mi estimado Rector tras visionar una película que...vamos, me extrañaría mucho que no haya visto. "This is Spinal Tap", de ese director con destellos de maestria que es Rob Reiner. Yo me la encontré de casualidad en uno de estos "videoclubs" cercanos que tenemos en la red, en los que la gente amablemente comparte sus cosas cual clase de EGB. Es una película maravillosa que me ha desencajado la mandíbula de la risa en mas de una ocasión. Un producto muuuuy "Heahy", en esta ocasión, nunca mejor dicho.

Saludos a todos.

Nostromo dijo...

No recuerdo haber visto "Puppet Master", pero no me digais que "Dolls" no es una película entrañable y divertidísima, a mi me encanta!

Missterror dijo...

Juancar- Pues mañana es lunes!! jajajaja
Me parece a mi que El Rector sabe muy bien lo que se hace cuando elige los clásicos...
Guarda el recuerdo de "Puppet Master" y no vuelvas a acercarte a ella, porque la decepción es mayúscula. Yo tengo mucha curiosidad por ver lo que puede hacer S. Craig Zahler con esta historia.
Esto de los lunes o los "miérdoles" debería ser obligatorio para desintoxicarnos del día a día, y parar el mundo cuando ya ha caído la noche.
¿te puedes creer que yo no he visto aún "This is spinal tap"? Sí, lo se...

Nostromo- Para mi "Dolls", junto con "El alimento de los Dioses" era el clásico que más nostalgia y sonrisas me traía cada vez que pensaba en ellas. Pero hace poco, tuve la brillante idea de ver "Dolls" de nuevo, y buffffff, ha envejecido fatal, quizá la volví a ver en mal momento, y vuelva a darle otra oportunidad un lunes de esto, pero me llevé otra decepción de órdago.

Saludos

Nostromo dijo...

Hola Missterror: Pues a mi me pasó lo contrario con "Dolls", la volví a ver hace un par de meses y me gustó tanto o mas que la primera vez, algunos de los muñecos dan verdadero yuyu y tiene un aire decadente y cafre que a mi me entusiasma.

Por cierto, no te pierdas "This is Spinal Tap", es una de las películas mas divertidas de la historia del cine!

Missterror dijo...

Nostromo- Al final vas a hacer que vuelva a verla ya mismo!! ;) Lo de decadente no te lo voy a discutir, con lo de cafre, tengo que insistir en ella, para ver si la estoy viendo con el ojo equivocado.

Lo de "This is Spinal Tap" tiene miga, siempre que he intentado verla, ha ocurrido un suceso inesperado que no me lo ha permitido, es como si fuera gafe, pero está claro que es una asignatura pendiente de las que hay que aprobar sí o sí.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).