sábado, 4 de febrero de 2017

Crítica: Animales Nocturnos

Animales Nocturnos es una película que me sorprende de forma muy positiva. Empiezo a verla sabiendo muy poco acerca de ella y me encuentro con un thriller cargado de tensión. Sin duda, uno de los grandes méritos de la película es conseguir que entres en ella rápido y permanezcas atento a todo lo que sucede durante las casi dos horas de metraje. Realmente no me esperaba que Tom Ford, en su segunda película, se manejase con tanto oficio en este género.
  
Me cuestiono cómo consigue pasar al cine con tanto acierto y leo sobre de él para conocer su bagaje. Tom Ford vivió en Texas y Nuevo México, estudió Arte primero y Arquitectura después en Nueva York, posteriormente se interesó por la moda viviendo en París, y acabó siendo el director creativo de Gucci e YSL en Milán. Millonario a los 40, principalmente por haber reflotado Gucci, crea su propia marca y una compañía de producción de cine, Fade to Black Productions, con la que se libera y empieza su carrera como director. 

Si ya en su primera película, A Single Man (2009), dejó patente sus habilidades como guionista, un uso cuidado de la imagen y una excelente dirección de actores, en ésta confirma todas esas fortalezas y las suma a un argumento más que interesante y ambiguo.   

Animales Nocturnos nos cuenta la historia de Susan (Amy Adams), una mujer infeliz que, rodeada de lujos y con un marido ausente, lleva una vida vacía trabajando como directora de una galería de arte en Los Ángeles. Una noche recibe un libro titulado Animales Nocturnos, escrito y dedicado por Edward (Jake Gyllenhaall), su primer marido, al que no ve desde hace 19 años. En la nota que acompaña el manuscrito, éste le dice que le gustaría que fuese la primera persona en leer el libro.

Empieza la película con la escena de una performance en la inauguración de una exposición. Dicha performance, trabajo de la propia Susan, consiste en el baile de un grupo de señoras mayores gordas y desnudas. Esta escena, que sirve para abrir los títulos de crédito, es ya reveladora acerca del momento de crisis en el que se encuentra Susan que, sin confianza en lo que hace, se empieza a cuestionar sus decisiones, su vida y su decadente matrimonio. Tras hacernos una breve introducción de la vida de Susan, ésta recibe el paquete con el manuscrito de Animales Nocturnos. Llega la noche y, solitaria como siempre, empieza a leer y con ella nos metemos en la historia del libro, violenta y sórdida, en la que un hombre (Tony), su mujer y su hija, conduciendo de noche por una carretera secundaria de Texas, son sometidos y secuestrados por tres hombres. Empieza así una historia dual, la de la novela (un thriller), y la que vive la propia protagonista (un drama psicológico), a la que el libro irá perturbando, causando efectos demoledores, trayendo recuerdos, remordimientos y dolorosas verdades. 

Esa novela escrita por el ex es como un afilado cuchillo que penetra en Susan y la hiere de forma sutil y sin cura, dejando claro el punto de vista y los sentimientos de Edward sobre el pasado. 

Ambos protagonistas masculinos, Edward (ex marido) y Tony (protagonista de la novela), son interpretados por Gyllenhaal, lo que no podría ser de otra manera en esta historia de alter egos, debilidad, ambición, pérdida, fracaso, arrepentimiento y venganza. En la que las segundas oportunidades no existen, al igual que no se puede volver al pasado a vivir de nuevo la juventud soñadora. Esa fase iniciática llena de metas utópicas y necesarias, llena de experiencias por probar y decisiones que nos marcarán. Parafraseando con libertades a Kerouac para definir esa fase, por su impacto principalmente en la juventud norteamericana de los años 60 y 70, somos animales nocturnos a los que la noche nos confunde y alimenta, corriendo inquietos en pos de una estrella fugaz tras otra.

Aunque advierto, sin entrar en detalles para no caer en un molesto spoiler, que son posibles varias interpretaciones en las que se podría mezclar lo real con lo irreal. 

Escapando de posibles spoilers, paso a comentar el lado técnico de la película. Empezando por la dirección de actores que es fantástica (que en sus dos películas hasta la fecha, haya conseguido nominaciones a los Oscars en este apartado ya dice mucho), y en este caso es Michel Shannon el que opta a premio dando vida a un detective (muy hermanos Coen) que está en las últimas y que, con una frialdad mayúscula y extraña, busca a los tres criminales imperturbablemente. A uno de ellos lo interpreta con distinción Taylor-Johson (Kick-ass). Destaca también la Música, en la que repite Korzeniowski, y la fotografía de McGarvey, colaborador habitual del director Joe Wrigth (incluso le acompañó en su participación en Black Mirror), y que ya fue nominado a dos Oscars por Atonement y Anna Karenina. Y para finalizar menciono otro acierto más, el guión escrito por el propio director (lo que le da más mérito si cabe), que basado en la novela de Austin Wright (Tony and Susan, aquí Tres Noches), hace los cambios necesarios para dejar abiertas varias posibilidades en la interpretación de la película, tal y como comentaba. En este sentido me recuerda a Enemy, de Villeneuve, que basada en El hombre duplicado de Saramago, también se toma libertades en el guión para dejar un final abierto a interpretaciones (posiblemente es el hecho de que en ambas trabaje el mismo actor lo que me lleva a tal comparación, porque el argumento no tiene nada que ver). 

Salgo de la película más que satisfecho, me esperaba algo correcto e interesante, y me encuentro con una película notable, que confirma a Tom Ford como un gran y prometedor cineasta. 

Lo mejor: Logra mantener una tensión alta, con una historia dual que da lugar a varias interpretaciones. 

Lo peor: Hay gente en la industria cinematográfica que no lleva bien el hecho de que un director venga de otras profesiones, y eso lo sitúa en permanente cuestionamiento, tal vez por la expectación que crea. Al fin y al cabo, vivimos en una sociedad ambiciosa y envidiosa, y esto ocurre también en el cerrado mundo de la cultura en el que algunos iluminados se creen profetas (y no lo son).


19 comentarios:

Donnie Darko dijo...

Creo que 'Animales nocturnos' es una de las mejores películas del año pasado. Creo que efectivamente que el director sea Tom ford ha hecho que se cuestione demasiado muchos de los meritos de esta película. Ford no solo saca provecho a todos los actores (Cosa por otro lado fácil al ver el elenco que tenía entre manos), juega de manera magistral con las tres historias que muestra (El presente de la protagonista, su pasado y la historia ficticia que lee y que escribió su ex) pero es que además su trabajo a la hora de elaborar el guión de la película es soberbio (Me alegró mucho ver la nominación al mejor guión original a 'Langosta' de Lanthimos pero me extraña que no se haya nominado a Ford por esta película) ya que coge los mejores elementos de la novela de Austin Wright y deja fuera aquellos que no solo no aportan demasiado si no que ademas hacen que el ritmo de esta decaiga.

Obviamente no todo es perfecto en 'Animales nocturnos'. A Ford se le va la mano en ciertos momentos (La escena a lo 'Twin Peaks' cambiando a bob por Aaron Taylor-Johnson creo que no es necesaria en la historia) y hay otras escenas que creo que no están resueltas aunque ahora no lo voy a comentar :-)

De verdad, si alguno tenéis algún tipo de prejuicio acerca de esta película, dejadlo de lado y echadle un vistazo. Aunque solo sea por ver compartir escena a Jake Gyllenhaal, Aaron Taylor-Johnson y Michael Shannon y también por ver a Amy Adams que mucho se ha hablado de su trabajo en 'La llegada' y poco de lo que hace en 'Animales nocturos'.

Un Abrazo!!!

Donnie

El Rector dijo...

Que pereza extrema me genera mr. Gyllenhaal (aka el hombre seta). Es un actor que no me transmite absolutamente nada y encima, suelen cogerlo siempre para este tipo de películas "densas" donde la interpretación de los actores se antoja fundamental, lo cual no ayuda.

De todas formas, solo se leen cosas buenas sobre esta "Animales Nocturnos" y vuestros comentarios no hacen más que corroborarlo.

Me la meto por vena en brevas y os cuento.

Saludos.

P.D: Entiendo que al bueno de Tom Ford le va a tocar sufrir lo mismo que a otro sufridor compulsivo como Rob Zombie.

RONETTE PULASKI dijo...

Donnie, veo que coincidimos en los puntos con Animales Nocturnos. Sobre la nominación de The Lobster, ni me había enterado. Vi la lista de las candidatas y se me pasó. Vaya peli bizarra...
Rector, es cierto que en este tipo de pelis los actores son fundamentales y en sus interpretaciones puede estar el éxito o el fracaso. Sobre Gyllenhaal (qué apellido difícil de escribir, prefiero mil veces el pseudônimo de Hombre Seta), te entiendo. Yo después de Donnie Darko lo puse en un altar, pero no convence a todo el mundo. Aunque habrá que irse acostumbrando porque se está aficionando a hacer thriller y ciencia ficción... sobre la película, seguro que le vas a encontrar muchas más cosas que no te gustan, pues yo le encuentro pocas, pero aun así creo que te gustará al menos una parte.
Sobre Rob Zombie, pensé en él cuando escribí esas líneas...

Javier Ludeña Fernández dijo...

SPOILERS A SACO. No leer si no la has visto

Pues yo creo que no hay ningún ex y no hay ninguna novela. En mi opinión, la película no se está entendiendo, o se está entendiendo de una manera muy literal, pero que la deja totalmente cogida con pinzas y, con perdón, al borde de la tontería argumental. Me explico:

La película abunda en momentos que con la explicación "normal" (mujer rica insatisfecha bla bla bla recibe una novela de su ex bla bla bla) no tienen ningún sentido. Por ejemplo: cuando ella le comenta a su hastiado marido (él está muy agobiado porque su mujer está muy mal psiquiátricamente, y eso mina mucho) que ha recibido una novela de su ex. ¿Qué contesta él? "No sabía que hubieses estado casada antes". Ella contesta "sí lo sabías", pero él ya pasa de contestar.

Ella es una mujer sobre la que se demuestra que hace cosas y luego no las recuerda: llega a su galería de arte y pregunta "¿quién ha comprado esto?". Y su ayudante le dice: "Tú.". No lo recuerda. En otra reunión de trabajo mantiene la postura opuesta a la que había mantenido anteriormente, sin que haya habido cambio de opiniión (simplemente no recuerda su propia postura). Y así sucesivametne.

Ella es una mujer que ve cosas raras (la escena en la que se carga el iPhone de su asistente)

O al final: queda en un restaurante, y él nunca llega. El espectador medio piensa: le da plantón. Ya, o eso, o simplemente es que ella no ha quedado con nadie: él no existe. O si existe, desde luego ya no está en su vida (a lo mejor es verdad que tuvo aquella relación)

En conclusión: "Animales nocturnos" es un interesantísimo retrato de la ESQUIZOFRENIA. Ella está mal. Y eso tiene mucho más sentido que el hecho de que un ex se vengue de ella enviándole una novela de género "rape & revenge", y que su lectura le pueda llegar a afectar tanto (a nadie normal).

Si no, ¿cómo explicáis, por ejemplo, los momentos que he destacado?

RONETTE PULASKI dijo...

Hola Javier,
Esa es una de las posibilidades a las que me refiero con un final abierto. Está claro que hay elementos (diálogos) como los que comentas que dan juego a esa interpretación. Principalmente el final.
No puedo en la crítica hablar de mis propias conclusiones, pues cada uno debe sacar las suyas sin condicionamientos.
SPOILER
Es cualquier caso, si quieres saber mi opinión personal, yo no me quedaría con esa idea de que ella tiene un problema mental y todo sucede solo en su cabeza. De ir por ahí los tiros (hipótesis antes mencionada), yo la entiendo más como una alegoría de la que hablo expresamente en la crítica. Es decir, que ese libro representa el remordimiento a determinadas decisiones tomadas en el pasado (a esto dedico varios párrafos) y la no comparecencia de él en la cita (exista o no) representa la imposibilidad de volver al pasado pues, como digo, no hay segundas oportunidades. Pero no la interpretaría de una forma tan literal y sí más como una representación cargada de simbolismo.
Veo claro lo que intenta decirnos el director, hasta tal punto que es igual que él exista o no en el presente. El mensaje está claro y nos llega. Y eso, es una de las cosas que me parecen tan interesantes de la película. Esa dualidad.
Saludos

Donnie Darko dijo...

Me parece muy interesante lo que comenta Javier pero viendo la película y leyendo la novela no estoy de acuerdo. Ford juega en ciertos momentos con la ambiguedad, algo que no esta en la novela en la que se basa, lo que podría considerarse como efectista. Esto se puede observar en el final de la película que no en el del libro.

No creo que el hecho de que una mujer se encuentre en una relación que hace aguas y donde su marido le es infiel sea sinónimo de esquizofrenia. si eso fuera así la mitad del país sufriría de esa enfermedad mental. 'Animales nocturnos' habla del peso de las decisiones y de como estas nos condicionan. La protagonista de la película de Ford (y de la novela) se obsesiona con una relación pasada de igual manera que lo hacia del protagonista de 'Love' de Gaspar Noe. Ambas películas son comparables por la manera en la que ambos recuerdan el pasado y su hastío del presente. Pero nadie se plantea que Murphy es esquizofrenico.

Un Saludo!

Donnie

Javier Ludeña Fernández dijo...

Donnie Darko: Si la novela es diferente en esos puntos, o lo explica más, ahí ya tienes ventaja sobre mí. Yo la novela no la he leído, solo conozco el universo de la película. En ningún momento digo que ella esté esquizofrénica porque su relación haga aguas y su marido la sea infiel. No, lo que digo es que ella es esquizofrénica porque ve cosas que no existen (la cara del violador en la cuna del bebé de su asistente), hace cosas y luego se comporta como si no las hubiese hecho ella (estas dos cosas explícitas en la película) o, quizás (en esto me la juego más de mi cosecha) se inventa un ex no que existe y una novela que tampoco.

Otro ejemplo: en la fiesta en su casa, le cuenta a su amiga que al marido le van mal los negocios, y la amiga le dice "vaya, no lo sabíamos". Naturalmente que no lo saben: ¡es que no le van mal! Si cuestionamos lo que ella dice y tratamos de cruzarlo con alguna clase de evidencia externa... ¡nunca hay evidencias! Según ella al marido le va mal, tiene un ex, ha recibido una novela, no sabe quién compró los cuadros, un violador está en la cuna del bebé de su empleada, etc, etc. Está una chota. Seguramente su matrimonio va mal por eso también, porque mantener relaciones con personas con desórdenes físicos machaca mucho.

Pero insisto, eso solo según lo que Ford ha puesto y no ha puesto en cada fotograma. El texto original lo desconozco.

Ronette Pulanski. Sí, lo que dices también es cierto. La película me funciona en los dos planos. Tal vez no sean ni excluyentes. Por lo que sabemos de ella (otra vez la falta de evidencias), y la viveza de los recuerdos, tal vez sí tuvo esa relación, que para ella en su desorden actual supone todo eso de lo que tan bien expones en tu reseña. Muy buena, por cierto.

RONETTE PULASKI dijo...

Muchas gracias Javier,
De lo que comentas me quedo con este párrafo tuyo, que me parece muy acertado en cuanto a una de las posibles interpretaciones:
"O al final: queda en un restaurante, y él nunca llega. El espectador medio piensa: le da plantón. Ya, o eso, o simplemente es que ella no ha quedado con nadie: él no existe. O si existe, desde luego ya no está en su vida (a lo mejor es verdad que tuvo aquella relación)"

Ella efectivamente vivió esa ruptura en el pasado, y ahora que se encuentra en crisis con un matrimonio que naufraga, piensa en ese pasado con remordimiento y culpa (lo que comentábamos: tomó una decisión en el pasado, ahora se arrepiente, pero ya no hay marcha atrás). Es decir, Edward es real, tal vez no esté ya en el presente (como bien dices, esa es una las posibilidades abiertas), pero al menos existió y ahora le crea esa herida.
Hay que pensar además, que cuando una persona está en crisis suceden muchas de las cosas que comentas y se tiende a pensar y exaltar que lo vivido en el pasado era maravilloso (mejor de lo que en realidad fue). Eso podría explicar esa frase de: no sabía que habías estado casada. Quizá no lo estuvo con Edward (su amor de juventud, su novio de la universidad), pero para ella sí porque en este momento de debilidad amplifica y agranda sus sentimientos hacia él (y lamenta lo que pudo haber sido y no fue...).

Rhaul Black dijo...

Había leido sobre ella en la red, ahora tengo más ganas de verla pronto. Gran análisis! Si puedo no pasa de este mes.

Saludos!!

Donnie Darko dijo...

Hola Javier!

Lo primero de todo: Aunque no comparto tu punto de vista sobre la película, me parece un enfoque muy interesante. El hecho de que el libro sea un elemento parecido a las cintas de vídeo de 'Carretera Perdida' y la obsesión de Susan sea en cierto modo el reflejo de la de Fred Madison es un acercamiento que me encanta. Con todo esto he de plantear otra vez el hecho de que hay un abismo entre obsesión y otro tipo de enfermedades mentales o desviaciones del comportamiento. Susan es una persona que está en pleno proceso de asimilación de que se está convirtiendo en lo que mas odia: Su madre y de que su vida se va por el sumidero, todo lo que tiene a su alrededor se viene abajo.

Sobre ' le cuenta a su amiga que al marido le van mal los negocios, y la amiga le dice "vaya, no lo sabíamos". Naturalmente que no lo saben: ¡es que no le van mal!' hay otro momento en el que cuando Susan habla de que su ex-marido la llamaba 'animal nocturo' la persona a la que se lo está contando le dice que no sabía que hubiera estado casada. ¿Hemos de pensar que nunca estuvo casada o que simplemente Susan es una persona que no se abre a los demás y se guarda para si partes de su vida? Quiero decir, la gente que se mueve a esos niveles (Tiene un Jeff Koons en el jardín) ¿va contando por ahí que les van mal los negocios o intenta aparentar lo mas posible?

SPOILER SPOILER SPOILER
El momento en el que el psicopata aparece en el movil de su compañera yo lo veo como una muestra de todo aquello que perdió con su ex-. Recordemos que Susan abortó de un hijo que iba a tener con Edward y que Ray Marcus acabó con la vida de la hija (y la mujer) de Tony el alter ego de Edward. Esa aparición no deja de ser una muestra de lo que ambos Susan y Ray le quitaron a Edward y Tony. El recuerdo de lo que hizo. Lo que la atormenta. Lo que la obsesiona. El peso del pasado y las decisiones tomadas de manera, muchas veces, equivocadas..

Esta es mi opinión pero ya te digo, creo que tu punto de vista es realmente interesante :-)

Un Abrazo!

Donnie

Missterror dijo...

Ya la he visto y por fin puedo entrar en este fantástico debate que se ha abierto. De entrada, tengo que decir que "Animales nocturnos" me ha parecido una grandísima película de la que no esperaba nada, la verdad. Acabo de vivir en mis propias carnes los prejuicios y me he llevado una buena lección. Desconocía la faceta de Ford como director y me ha parecido interesantísimo. Este hombre hace de todo y todo bien, ¿no?

"Animales Nocturnos" para mi es una película de venganza. SPOILERS- Leo la interpretación de Javier Ludeña y me quedo boquiabierta porque no había contemplado esa posibilidad y tiene todo el sentido del mundo y de ser un relato sobre la esquizofrenia, Ford nos la habría colado a todos y se convertiría en la sorpresa del momento, peero entonces de ser así, sería una película totalmente tramposa donde todo vale (como en "Alta Tensión"), ya que la novela sí existe, puesto que hay una tercera persona, ajena a todo que es la que entrega dicha novela a Susan e incluso lee en voz alta la nota que la acompaña (hablo del asistente de Susan). Si ella también se lo imagina a él, entonces ya todo vale.
Yo creo que todo es real y que la novela es la representación del Andrew que Susan proyectaba, alguien frágil y débil, como el Tony de la historia, cuyas reacciones son del todo equivocadas a cada instante. La novela es el relato de la pérdida, no sólo física sino emocional de todos los personajes, la traslación en letras de la vida del Andrew del pasado, cuando la realidad de "Animales Nocturnos" es dejarnos ver al verdadero Andrew, el que no aparece al final, el que deja a Susan sola, el que le devuelve la mirada triste al final. Durante todo el relato sobre TOny, no entendía a este personaje hasta que la historia se hilvana con la realidad y sabes que en realidad Tony es una venganza para Susan ya que Andrew lo que quiere es que ella entienda cómo se sintió en su relación con ella. Sobra decir que el final me parece glorioso y totalmente acertado.
Respecto a los actores., Michael Shannon, una bestia parda de la interpretación. A su lado Jake Gyllenhaal se queda taaaan lejos. En el papel de Tony encaja porque ninguno tiene sangre (ole por Tom Ford por escoger a este actor para que entiendas esas debilidad de Tony, pero creo que no es algo voluntario, de verdad que creo que poco más puede hacer Gyllenhaal. Amy Adams, correcta, es una actriz que no falla, pero para mi, lejos de ser la mejor interpretación del año. Ella transmite con determinación melancolía, tristeza y frustración, pero pocas veces me ha transmitido sensaciones positivas (y aquí también las hay).

Un gustazo esta película!!!

Saludos

RONETTE PULASKI dijo...

Missterror, me alegro que te haya gustado, estoy de acuerdo con tu interpretación y veo que Donnie, tú y yo estamos en la misma línea. Ahora que ya he visto la mayoría de pelis del 2016 que participaron en los Oscars puedo decir que a mí ésta es la que más me gustó. Bien hecha, sugerente y muy interesante. La historia de la novela es tensa como pocas...
En mi opinión todo está muy meditado por Ford en la construcción de la película. Cada fotograma, cada actuación. A Gyllenhaal le va muy bien ese papel, en ocasiones cobarde en otras demostrando que no todo es lo que parece. Adams también clava su papel, pues se acaba llevando toda una lección. Y los secundarios (Shannon - el más Cohen entre los Cohen- y Taylor-Johnson) son más carismáticos que los propios protagonistas. Todo está estudiado.
Se puede interpretar de varias maneras, el libro es una venganza de Edward, pero también representa los remordimientos de Susan. Y el final es impecable: no hay segundas oportunidades.

JuanCar dijo...

Ronette,

Excelente las anotaciones y que desde Nido de Cuervos recomiendes a todo cuervo viviente este extraordinario filme.

A mi me ha encantado, he sucumbido desde el primer momento a la atmósfera que despliega Ford, plagada en todo momento de un sutil misterio. Es curioso las veces que he leído en todas partes alguna referencia a Twin Peaks, yo también la nombraria, y sin embargo me cuesta encontrar algún punto en común que no sea el de la atmósfera de la que hablo al principio.

Creo que los actores están impecables, acordes con esa frialdad que destila el mundo en el que vive la protagonista.

Por último, respeto pero no comparto las disecciones de Javier.
Creo que la película es muy clara en ese aspecto y no hay lugar para la duda, pues la construcción de la historia por parte del director es absolutamente precisa, la narrativa es muy clara.

SPOILERS

Hay 3 niveles narrativos, la vida actual de Susan, el libro y los recuerdos que le vienen a la mente.

Y si, al final su ex la deja tirada en el restaurante como venganza. Punto y final. Creo que no hay que buscar nada más.

Espero que al amigo Rector le haya recorrido ya esta excelente película por todas las venas de su cuerpo.

Saludos

JuanCar dijo...

Quería decir "Carretera Perdida", no "Twin Peaks".

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, pues la verdad es que me gustó mucho (y creí que ya lo había comentado... que mayor me hago). Me encanta esa atmósfera que comentas. Yo le veo incluso un sutil aromilla a "Eyes Wide Shut" (aunque no tenga nada que ver) en las partes de realidad, que me enganchó desde el principio. Y el relato es aterrador, con un Gyllenhaal al que no trago como actor, pero que aquí le va el papel como anillo al dedo, y un Shannon, al que adoro, que aquí lo vuelve a clavar.

De lo mejorcito que he visto este año.

Saludos.

JuanCar dijo...

Lo de Shannon es de traca. Es un pedazo de actor como un pino. Lo que hace aquí no tiene nombre.

SPOILER

Desde que aparece en escena tienes la sensación de que te vas a encontrar con otro de esos policías tan típicos fuera de la ley, y sin embargo demuestra todo lo contrario. Todo ello gracias a las múltiples facetas y al carisma irreprochable que tiene como actor.
Eso está al alcance de muy pocos.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar,

SPOILER

Sin duda. Pasa del aparente hijoputismo inicial, a la persona con principios que es, para uno de los personajes más entrañables con los que me he cruzado últimamente. Shannon a estas alturas, ya poco tiene que demostrar, se le ha visto en muy distintos roles y cumpliendo con nota en todos ellos. Otra historia bien diferente es la de su insípido y soporífero compañero de reparto, que si bien aquí da el pego, me parece uno de los grandes bluf actuales de Hollywood, por más buen ojo que tenga para elegir sus compañías y proyectos.

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

Gracias Juancar,
Pues me alegro que a ti también te haya gustado, y por lo que veo también le ha gustado al Rector, ahí tenía mis dudas ;)
Twin Peaks (o Carretera Perdida) y Eyes Wide Shut... no, si al final va a ser un cóctel de mis películas preferidas!
Sí le veo un aire en la atmósfera, como bien dices, pero en su conjunto Lynch y Ford me parecen dos mundos muy diferentes. El inicio de la película, el final y los flashbacks, por ejemplo, con partes que no me pegan nada con Lynch, que no suele emplear ese tipo de narrativa. Sin embargo, sí puede recordar la atmósfera de la parte del libro e incluso algún personaje (y el momento que menciona Donnie, que parece la aparición de Bob).
Vamos a ver si Ford sigue esta línea en su próxima película y nos vuelve a sorprender, aunque tengo mis dudas de que siga en este género.
Un abrazo!

Donnie Darko dijo...

Un películón. Coincido con JuanCar en los tres niveles de narración y con todos vosotros acerca del trabajo de los actores.

SPOILER SPOILER SPOILER
Lo único que personalmente me fastidia es la manera en la que Ford se quita de en medio al personaje de Shannon. La parte final de la película, la que refleja el libro que está leyendo la protagonista tiene partes que mejoran a la novela original (En esta, cuando el personaje de Shannon lleva a los chicos a su casa, aparecen otros dos personajes, dos mujeres, una de las cuales se llama igual que la protagonista pero la forma de meter a estos en la historia me parece un poco forzada. Esto Ford lo quita en la película lo que me parece un acierto pero la forma en la que el personaje de Shannon no vuelve a aparecer en la historia es como si a Ford este ya no le interesara mas.. una pena..
FIN SPOILER SPOILER

La atmósfera que rodea a la película es increíble y si, tiene algo de Twin Peaks, de Carretera Perdida.. Desde luego para mi estos 'Animales nocturnos' me cautivaron y al menos en mi caso, en un segundo visionado me siguió pareciendo una grandisima película.. Creo que esta es una obra totalmente recomendable..

Un Saludo!

Donnie

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.