viernes, 9 de junio de 2017

Crítica: The Belko Experiment

Para algunos, levantarse cada mañana para ir a trabajar, es una pesada losa que cuelga del escroto. Luego está también esa gente a la que le encanta su trabajo y están encantados de dedicar su vida a la causa. Son aquellos que dicen cosas como: “yo si me tocara la lotería, no dejaría de trabajar”. Tarados los hay en todas partes. Pienso, que esto, a no ser que seas músico, funcionario o diputado, tiene que ser algún tipo de patología. Los que hemos tenido o tenemos un trabajo de mierda y que el escroto nos llega ya hasta los tobillos, sabemos lo tortuoso que puede llegar a resultar lidiar con según que cosas y sobretodo, con según que gente. Ese microsistema de falsedades en el cual, los mismos que te ríen las gracias te clavan el puñal cada vez que les das la espalda... ¿Cuantos de nosotros no hemos fantaseado en alguna ocasión con la erótica idea de matar a nuestros jefes o compañeros de trabajo? Bienvenidos a “The Belko Experiment”.

El historiador Alan Jones de la revista Total Film Magazine, incluyó al australiano Greg McLean dentro de lo que él acuño como el “Splat Pack”, un selecto grupo de directores modernos caracterizados por la brutalidad y violencia de su cine, junto a otros cineastas como Alexandre Aja, Darren Lynn Bousman, Neil Marshall, Eli Roth, James Wan, Leigh Whannell o Rob Zombie. McLean, regresa al género puro y duro, después de haber mordido recientemente la manzana del mainstream o terror para toda la familia con “La Oscuridad” (“The Darkness”, 2016) y lo hace con esta esperada “The Belko Experiment”, a medio camino, como reza en el cartel promocional, entre “Office Space” (Mike Judge, 1999) y “Battle Royale” (Kinji Fukasaku, 2000), si bien, podemos encontrar claras referencias a otras películas como “El Experimento” (“Das Experiment”, Oliver Hirschbiegel, 2001), "Cube" (Vincenzo Natali, 1997), "El Método" (Marcelo Piñeyro, 2005), "La Purga" ("The Purge",  James DeMonaco, 2013) o “Circle” (Aaron Hann/Mario Miscione, 2015).

En “The Belko Experiment” se pone nuevamente sobre la mesa, la condición humana y su naturaleza. Charles Darwin en su teoría de la evolución de las especies, habló sobre la selección natural, de como aquellos individuos más fuertes se adaptan al medio para sobrevivir. Entre todos ellos, es el ser humano (después de las cucarachas, lo cual no deja de ser tan poéticamente macabro como revelador) el gran especialista en esto de la adaptación a las circunstancias del entorno. En este caso, McLean plantea como microsistema un edificio de oficinas de una importante multinacional afincada en Colombia y desoja los primeros pétalos de la margarita haciendo un fidedigno retrato de las bondades y miserias de tan particular escenario, en un ejercicio similar aunque algo más satírico que lo mostrado por Won-Chan Hong en “Office” (“Opiseu”, 2015).

¿Hasta cuando puede uno regirse por las normas preestablecidas y los límites marcados por la propia moralidad? En “The Belko Experiment”, los participantes del impuesto experimento, deberán adaptarse al entorno y a sus peculiares circunstancias si quieren sobrevivir. Ochenta empleados que tendrán que posicionarse y escoger entre los dos posibles destinos que el experimento plantea, o bien aferrarse a la humanidad que se supone nos caracteriza (o debiera), o bien dejarla de lado en un intento desesperado por sobrevivir, haciendo bueno aquello de que el fin justifica los medios, más  si es en nombre de un bien común. McLean, a partir del guion original de James Gunn (“Guardianes de la Galaxia”) vuelve a plantear una nueva criba, al igual que ya hicieran Aaron Hann y Mario Miscione en “Circle”. ¿Quién merece vivir más que los demás?¿Quién se sacrificará para que otros vivan? Cuestiones morales que al final, no tienen excesiva trascendencia, pues como se comenta, estamos ante una nueva reimaginación con más “re” que “imaginación” de la mítica “Battle Royale”. Un sálvese quien pueda plagado de violencia, tensión y algún que otro ramalazo de humor negro, que pese a la falta de originalidad, seduce con suma facilidad y se disfruta de principio a fin, pese a visitar constantemente lugares recurrentes.

En “The Belko Experiment”, de entre el cúmulo de ideas que coge prestadas de otros títulos, destacan algunos ramalazos de genuina serie B que conseguirán transportar a los más nostálgicos a episodios de nuestra adolescencia tan entrañables como fueron “Perseguido” (“The Running Man”, Paul Michael Glaser, 1978) o “Fortaleza Infernal” (“Forteess”, Stuart Gordon, 1992), en el sentido de como manejar al rebaño a base de tecnología (y hasta ahí puedo leer en esa dirección para no desvelar más de la cuenta), ese “pequeño” empujoncito para que cada uno saque lo mejor de sí en esta entretenida escenificación de lo frágiles que pueden llegar a ser los cimientos sobre los cuales están edificadas las reglas de nuestra sociedad, en donde un pequeño temblor, puede hacer que todo se venga abajo como un castillo de naipes.

A destacar, lo bien integrados que están los no muy recurrentes, pero certeros gags a modo de humor negro a lo largo de todo un metraje de carácter eminéntemente dramático y repleto de situaciones tensas. Un fresco contraste que vuelve a poner de manifiesto lo efectivo del binomio terror/humor cuando la mezcla se hace bien. La película en ningún momento cede ni en su cuota de tensión ni en su duro tono, a pesar de los chistes que a modo de migas de pan, se van dejando por el camino, incluso cuando estos se alejan de la sutileza general y caen un poco en la gracieta fácil, personificadas todas ellas, en el personaje interpretado por Sean Gunn (“Guardianes de la Galaxia”) a modo de bufón de la corte dentro de un reparto repleto de rostros reconocibles para los asiduos al género como son los de John Gallagher Jr. (“Calle Cloverfield 10”, “Hush”), Tony Goldwyn (“Ghost”), John C. McGinley (“Seven”), David Dastmalchian (“El Caballero Oscuro”) o Michael “Mary Poppins” Rooker (“Guardianes de la Galaxia”, “Henry, Retrato de un Asesino”).

“The Belko Experiment” significa un nuevo viaje con destino conocido a la verdad más oscura de la naturaleza humana. Un aparente título de terror de corte psicológico con poso, que termina desenmascarándose para mostrarse como lo que es, un notable divertimento burro plagado de violencia y algo de humor negro, amén de mostrar una certera radiografía de algunas de las miserias con las que muchos tenemos que lidiar en el día a día dentro de ese maravilloso circo que muchas veces significa nuestra ocupación laboral (en los tiempos que corren, un mal envidiado por otros tantos). Una sobria puesta en escena, con un excelente uso de la banda sonora y un ritmo envidiable, para lo que sin duda significa el regreso triunfal de Greg McLean al cine de terror de pura cepa que nunca debió abandonar después de su efímero paso por el mainstream de corte más comercial y, por supuesto, una película a recomendar por servidor, a poco que alguna vez, hayas deseado (como yo) estrangular a tu jefe con tus propias manos o a alguno de tus "estimados" compañeros de trabajo.

Lo mejor: Tensa y adictiva a partes iguales, el acertado uso del humor negro y el siempre seductor dedo que hurga en la llaga de la moralidad.

Lo peor: Bajo su aparente trascendencia y dilemas prestados, se esconde un moderado splatter en toda regla. Sus últimos compases a modo de explicación empírica, no resultan todo lo satisfactorios que debieran, a pesar del buen sabor de boca que deja su imagen final... aunque tampoco sea del todo “suya”.


20 comentarios:

Jesús Haro dijo...

Me gustaría que en vez de sangre salieran palomitas.

Missterror dijo...

Jesús- cuidado con las palomitas que son muy indigestas...

Rector, comparto tu opinión sobre "The Belko Experiment" y cómo esta manera de recuperar ideas ya vistas en un montón de películas anteriores funciona de maravilla. Desde que las puertas del edificio se cierran, creo que no habrá nadie que no tenga en la cabeza "Battle Royale" e incluso "los juegos del hambre" o "The human race", y como no, "Circle", pero aún así, tiene tan buena factura que no importa lo poco original que sea porque engancha desde el principio hasta el final. Los efectos curradísimos, los actores cumpliendo, la banda sonora muy acertada, el escenario ideal...encima hablamos de compañeros de trabajo, auuuuuuuuuuu!!! Cuando uno está acostumbrado a trabajar en un lugar cerrado con tantas personas, con lo que eso conlleva, este Belko experiment se hace aún más interesante.
La pena es que se lo hayan currado tan poco al final y no hayan sabido cerrar con broche de oro, y se me ocurren un montón de formas de haberlo hecho para dejar boquiabierto al personal, así que entiendo que a un guionista profesional se le tendrían que haber ocurrido mil ideas mejores que las mías, pero...

En cualquier caso, ha merecido la pena la espera y todas las expectativas que tenía puesta en ella.

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, veremos esta semana, cuantas veces te acuerdas de esta película, jeje. Una pena lo del final, eso sí. Para lo que te terminan explicando (amén de lo imposible de la situación, digno del mejor de los telefilmes o incluso de alguna serie de los ochenta), mejor hubiera sido apostar por uno de esos finales abiertos que tanto nos gustan. O ya que mencionas a "The Human Race", también se podría haber probado con un WTF de ese tipo, que aunque no fuese creíble, al menos te dejara con la boca abierta o el culo torcido. Una pena que le haya faltado el broche de oro para cerrar una película redonda. Pero bueno, estupenda factura y muy muy entretenida. Poco más se puede pedir.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Bueno... He de reconocer, que a pesar de ser una copia de muchos otras, me ha entretenido. Aunque, la rápidez con la que se alzan algunos sobre el resto con decisiones tan drásticas (aunque te amenacen de muerte con pruebas más que feacientes) me rechina un poco dentro del conjunto global.

En ese aspecto me ha recordado a un capítulo de South Park que se encerraban en un polideportivo por el cambio climatico y a los 2 minutos ya estaban pensando en comerse unos a otros. Creo que El Experimento e incluso La Ola, son ejemplos que deberían haber seguido McLean en su película, sin pausa pero sin prisa.

Saludos.

El Rector dijo...

Sr.Bateman, piensa que hay mucho hijo de puta suelto que está esperando a la más mínima oportunidad para sacar a relucir su auténtica naturaleza. Si ya les das una "excusa" palpable, ni te cuento. A mi no me han parecido para nada forzadas las reacciones, lo terrorífico es eso, que mes la creo sin plantearme la menor duda al respecto.

No olvidemos tampoco ese puntito de sátira y humor negro soterrado que siempre está presente aunque sea muy de fondo, a la hora de evaluar determinadas situaciones que se dan en la película.

Saludos.

Anónimo dijo...

Yo después de ver The darkness se me quitaron las ganas de seguir viendo películas de este hombre, aunque reconozco que el tema de asesinar compañeros de trabajo me llama mucho la atención.Voy a fiarme del rector y si puedo le hago sitio en el menú del fin de semana.
Veo que McLean está que lo peta.No para el tio y ya corre el tráiler de Jungle con Harry Potter de protagonista, aunque esta vez parece que no hace de zombie pedorro.
Diego.

El Rector dijo...

Diego, como un huevo y una castaña. Palabrita ;)

No es una película original ni especialmente violenta (si la comparamos con "Battle Royale" al menos). pero es muy pero que muy entretenida y con alguna que otra secuencia muy chula.

Ya nos contarás.

Ni puñetera idea tenía sobre la tal "Jungle"... a ver si McLean se va a convertir en un Flanagan de la vida, sacando una película por año, jeje (no olvidemos que también tiene en cartera la tercera entrega de "Wolf Creek"). De todas formas, parece ser que no tiene mucho que ver con el terror. Veremos.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Mas que definir esta película como una mezcla entre 'Trabajo basura' y 'Battle Royale', yo diría que es una mezcla entre 'Bloodsucking bastards' y la cinta de Kinji Fukasaku.

Personalmente no comparto la idea de que la mezcla de ideas funcione bien (A las ya dichas sumaria el hecho de que el personaje interpretado por Sean Gunn me recuerda mucho al tono que Fran Kranz da al suyo en 'The cabin in the woods'), al menos en mi caso la película me aburrió bastante y solo me interesó cuando esta empezó a ponerse un poco sádica.

Mi mayor problema con 'The Belko experiment' es que siendo una película que bebe de muchas fuentes, no me aportó nada nuevo, ni su conflicto moral me llegó, ni me hizo plantearme nada, sinceramente no creo que haya nada ni trascendente ni profundo, solo una mera excusa para matar gente. Echo en falta mas crítica a las condiciones laborales, a la filosofía de estas empresas tan guays algo que por ejemplo si que había en 'Bloodsucking bastards' y esta tampoco es una cinta que le de la vuelta a este tipo de películas como hacia la de Drew Goddard.

Para mi esta no es una de las peores cintas del año ni mucho menos, pero si que es una de las mas decepcionantes. Esperaba mas pero que mucho mas..

Un Abrazo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, buf... "Bloodsucking Bastards". Aunque no le veo yo parecido más allá de que trascurre en una oficina, aunque sí, por ahí podemos aceptarlo como animal de compañía y te mentiría si te dijera que no me acordé de ella cuando escribí la crítica, pero me parece tan horrible (me dio hasta pereza escribir sobre ella), que me fue moralmente imposible compararla (aunque sea a nivel muy superficial) con la película de McLean.

Si te aburrió, poco más se puede añadir. A mi me paso todo lo contrario. Me parece una película que como dices, no aporta nada nuevo, pero que está contada de manera muy dinámico, lo que se traduce en hora y medio de puro entretenimiento, sin mucho más fondo que el comentado (tampoco creo que fuera la idea), muy bien rodada, con algunos detalles visuales muy chulos y algunas secuencias de lo más vistosas, si bien a mi juicio, se queda algo corta en cuanto a casquería.

Las películas no siempre tienen que aportar algo nuevo, ni tampoco hay que buscarles siempre algo bajo la superficie. A veces, es tan fácil como dejarse entretener un rato y creo que "The Belko Experiment" va sobrada en este sentido. Yo con el calor infernal que nos rodea, es una película que no puedo dejar de recomendar para pasar un buen rato a base de fantasía laboral :)

En mi caso, todo lo contrario. No esperaba mucho de McLean después de ver por donde fueron los tiros de su anterior trabajo y me ha resultado una gratísima sorpresa.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Hola Rector.

Hay mucho hijo de puta suelto, cierto. Pero el artífice de todo el plan de ejecuciones, presume de estar atormentado al tomar algunas decisiones. Esa doble moral, para mí, le resta credibilidad.

Saludos.

El Rector dijo...

Sr.Bateman, no podía ser de otra manera. Esa doble moral, tan presente en nuestra sociedad actual, es precisamente lo que le da a mi juicio, credibilidad al personaje. De lo contrario, estaríamos ante un villano típico, rol que por cierto también está cubierto en la película por alguno de los secuaces del jefazo.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Rector, si que te tengo que dar la razón en que algunos detalles visuales son muy chulos y alguna secuencia muy interesante pero para mi ahí se acaba todo. Creo que una película como esta tendría que tener mas trasfondo, creo que es una verdadera lastima que no profundice, que no pase de un mero divertimento y no nos haga pensar.. 'Ostias.. si esto pasara en mi oficina.. ¿que haría?' No pensé eso al ver 'The belko experiment' pero si al ver 'Bloodsucking bastards' Puede que debido a mi trabajo me vea representado en esos informáticos que son poco a poco convertidos en vampiros por un MBA que cree que esa es la mejor forma de hacer que la productividad de la empresa. Puede que la forma falle pero el fondo de esta película es realmente crítico.. y eso hecho en falta en 'The belko experiment' que teniendo todo a su favor para construir una gran metáfora, para mi en este aspecto se quede en nada..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, pero aquí estamos un poco en lo de siempre, cuando hablamos de trasfondo, mensaje o demás profundidades. Yo, no tengo muy claro que "The Belko Experiment" pretenda generar algún tipo de debate moral, más allá de la sátira ligera que ofrece. Pienso que la idea era hacer un splatter "divertido" sin más complicaciones. Sigo pensando como ya dije, que las profundidades deberíamos dejarlas para otro tipo de cine... y fíjate lo curioso que es, tú aquí pidiendo profundidad y metáforas y luego, resulta que a "Alien: Covenant" se la pone (en general) a caer de un burro precisamente por contener esa misma profundidad, jeje. Mi no entender.

"The Belko Experiment" es lo que es, una película de terror con algo de humor negro, violencia gratuita (que para mi es tan disfrutable como la de "pago") y con una puesta en escena bastante interesante. Yo no le puedo pedir más. Si quiero darle al coco, me pongo "Alien: Covenant" :)

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

La película me entretuvo, que ya es bastante, pero creo que le falta fondo a la historia. Se intenta desmarcar en algunas cosas de otras pelis como Battle Royal y al final se queda en una idea similar.
De este tipo de experimentos, además de con Battle Royal (tenía la serie de comics, es buenísima!), me quedo con As the Gods Will de Miike.
El final no es ninguna maravilla (parece de dibujos animados), pero en su conjunto merece la pena, hay escenas muy logradas y es divertida (el humor está presente hasta en la propia OST). Como ya dices en la crítica, sin ser original es muy disfrutable.

Donnie Darko dijo...

Mi problema entre 'The belko experiment' y 'Alien Covenant' no es que en una no haya profundidad (El termino sátira conlleva ya la idea de criticar las costumbres de algo o alguien algo que no sucede en 'The belko experiment') y en la otra si, es que creo que en 'Alien Coventant' la parte de la flauta a mi se me hace muy pesada y me rompe completamente. como fiel defensor de 'Prometheus' y del universo alien en general, le di otra oportunidad a 'Alien Covenant' y por desgracia sigo opinando lo mismo.. Que no sea porque no le di otra oportunidad :-)

Sobre el tema de la violencia gratuita habría mucho que hablar. Cuando es festiva o intenta serlo como en 'The Belko experiment' me suele gustar bastante, cuando se va a derroteros a lo 'i spit on your grave' me desagrada mucho. Pero como todo esto es una opinión personal.

comparto la opinión de Ronette acerca de que a esta historia le falta fondo. creo que se queda un poco en tierra de nadie: No hay critica, no hay gore festivalero aunque apunta maneras, no hay excesivo humor...

Nota: Menos mal que no me di cuenta de que era una peli dirigida por el mismo tío que rodó 'the Darkness'.. jijij

Un Abrazo!

Donnie

El Rector dijo...

Ronette, pues coincidimos bastante por lo que veo. Poca originalidad, pero bastante entretenida :)

Ahora bien, lo de "As the Gods Will" ya no te lo compro. Te diré que no conseguí terminarla entera por más que me lo propuse. Lo siento, pero Miike y humor, son dos conceptos que juntos, me superan. Yo la catalogaría de bochornosa. Aunque supongo que hay que ser muy fan de todo ese royo friki nipón para saber encontrarle el gusto a este tipo de chorradas de Miike (aplicable también a la infame "Terraformers").

Donnie, que me digas que en "The Belko Experiment" no hay sátira, ye me tuerce el culo del todo. La sátira de la película, en este caso, más que en criticar según que mecanismos del día a día laboral, tiene más que ver con el hecho de reírse de ellos. Otra cosa no tendrá, pero sátira...

Con la comparación (imposible, pero oportuna) entre "The Belko Experiment" y "Alien: Covenant", quería hacer ver que es igual de loable (o absurdo) pedirle profundidad a una como a otra. Son dos películas que tal y como están concebidas, se disfrutan de igual manera con o sin el demandado "fondo". Que resulten o no pesadas, ya es a gusto del cliente (en mi caso, no me lo parecen ni la una ni la otra).

Tampoco pienso que la violencia de "The Belko Experiment" sea festiva, todo lo contrario. En este sentido, la película de McLean se aleja y mucho del tono festivo de por ejemplo, "Battle Royale" o el citado "gore festivalero". "TBE" es una película que en ningún momento transita por ese tipo de terrenos, de hecho, es una película bastante dura y tensa, por más guiños de humor negro que contenga.

Creo que con esta, no damos ni una ;)

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

Pues no te voy a llevar la contraria con la película de Miike, que se acaba haciendo pesada es un hecho casi indiscutible. Pero por otro lado, es un juego mortal (como Battle Royal), llevado al absurdo máximo. Y eso es lo que valoro, un despropósito elevado al cubo.
PS. Vuelvo a mencionar que el manga de Battle Royal es buenísimo. Una pena que sean tan caros y no lo llegué a completar, al igual que Dragon Ball, Akira o Ganz, me quedó la colección incompleta. En Japón sí son tirados de precio.

Patrick Bateman dijo...

Hola Rector.

Una cosa no quita la otra. De la esa manera es menos típico, pero a mí, me hace cuestionarme al personaje.

Saludos.

El Rector dijo...

Ronette, si lo que se busca es lo absurdo y el despropósito desmedido, no se me ocurre nadie más apropiado que Miike... bueno, quizás el último Sono le podría discutir la corona, jeje.

Saludos.

P.D: Caros de cojones y encima, para tener que leerlos al revés. la picha un lío. Ahora, la de nipón que aprendía uno "leyendo" a Toriyama para luego contarle a la plebe lo que iba a ocurrir en los próximos capítulos que se tenían que emitir en la tele (claro, luego cualquier parecido con la realidad...). No negaré que en mis tiempos más gamberros y hormonales, le daba de lo lindo a U-Jin y su fantástica serie "Angel" :)

RONETTE PULASKI dijo...

Pues no te vas a creer que pese a conocerle algunos títulos como El Club del Suicidio o Guilty of Romance, todavía no he visto ninguna de sus películas! Quién tuviera tiempo para verlo todo... para que te hagas una idea, llevo dos días intentando acabar The Cure for Wellness y aún me queda una horita... y eso que me está gustando! Jajaja
PS. Y no solo caros, el problema de completar un manga es que son 30 o 40 números...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.