Crítica: Nancy (Christina Choe, 2018) Crítica: Overlord (Julius Avery, 2018) Crítica: Superlópez (Javier Ruiz Caldera, 2018) Crítica: The Night Comes For Us (Timo Tjahjanto, 2018) Crítica: Mandy (Panos Cosmatos, 2018)

domingo, 11 de marzo de 2018

Crítica: Thor: Ragnarok

No cabe duda de que la vida está llena de sorpresas inesperadas. Y si algo he aprendido en todos estos años en los que estoy por aquí, es que nunca hay que dar nada por sentado, ni para bien ni para mal. Pero somos humanos y pecamos. En este caso, del noble arte del prejuicio y víctima de la ilusoria creencia de que uno está ya de vuelta de todo y que esto del cine ya no tiene secretos para alguien que lo ha visto todo y de todos los colores. Vivimos en una edad, esta del género fantástico que nos ha tocado vivir, gobernada por la dictadura del pesimismo, donde y en un buen ejemplo de lo estupidamente autodestructivos que somos, renegar de aquello que supuestamente nos gusta se ha convertido en poco menos que en macabro deporte nacional. Dime cuan hater eres y te diré cuan capullo eres.

En este caso, desconozco por completo cual ha sido la aceptación o no de la nueva película de “Thor”, y lo hago, lo desconozco, porqué reconozco que hasta ayer mismo, era posiblemente, junto a la nueva “Black Panther” de Ryan Coogler, la película de Marvel que menos interés me había generado. Supongo que el hecho de haber sufrido dos aberraciones del tamaño de “Thor” (Kenneth Branagh, 2011) y “Thor: El Mundo Oscuro” (“Thor: The Dark World”, Alan Taylor, 2013), dos más que buenos motivos para darle gasolina a los habituales detractores del cine de superhéroes, sumado al hecho de que no ha sido nunca el dios del trueno, uno de mis fetiches favoritos de la viñeta, eran dos más que buenas razones de peso para mantenerse lo más alejado posible de la nueva película del neozelandés Taika Waititi, más en una época en la que el subgénero ha alcanzado cotas de calidad tan altas, que rebajarse a según que tipo de propuestas no debería entrar ya en el orden del día.


“La ventaja de partida de esta Thor: Ragnarok es que era muy difícil hacerlo peor que sus predecesoras, no obstante, los primeros compases del filme hacen buenos los más oscuros presagios.”


Reconozco que no es la primera vez que Marvel consigue sorprenderme. Lo hicieron los Russo con la magistral “Capitán América: El Soldado de Invierno” (“Captain America: The Winter Soldier”, 2014) y lo hizo James Gunn con “Guardianes de la Galaxia” (“Guardians of the Galaxy”, 2014), hasta la fecha y con permiso del trepamuros de Raimi y de “Los Vengativos”... quiero decir, de "Los Vengadores” de Whedon, lo mejor que ha salido de la compañía. Pues sí, “Thor: Ragnarok” viene a completar mi personal e intransferible podio de zascas en toda la boca y es que pasado ya un día de su visionado, aun no se me ha repuesto el ojete.

La ventaja de partida de esta “Thor: Ragnarok” es que era muy difícil hacerlo peor que sus predecesoras, no obstante, los primeros compases del filme hacen buenos los más oscuros presagios. Un prólogo bochornoso en el que el dios del trueno vomita sobre el espectador a chascarrillo por frase mientras se mofa de un personaje del calibre de Surtur, a quien tantas buenas canciones se le han escrito en su honor.

Pasan los minutos y tras una cinemática de videojuego con Thor aporreando hordas de seres mitológicos, entre ellas un final boss a modo de dragón de RPG y un muy bien caracterizado para la ocasión Karl Urban como Skurge cortejando a dos buenas mozuelas Asgardianas, eyaculación zoofílica final incluida, asistimos horrorizados a un bochornoso espectáculo de chistes malos que apuntan a que esta nueva entrega está en condiciones de rivalizar en términos de mediocridad con sus dos hermanas mayores, pero he aquí la magia del cine y he aquí la gran virtud de “Thor: Ragnarok”, esto no va de más o menos chascarrillos, esto es una comedia al uso que bien podría haber protagonizado el propio Seth Rogen, de hecho, es muy fácil hallar los paralelismos entre el tipo de humor de la película de Waititi con el de una cinta como “Juerga Hasta el Fin” (“This Is The End”, Evan Goldberg/Seth Rogen, 2013). Descubrir entender y asimilar la verdadera naturaleza del filme, es condición sin ecuanon para su disfrute.


“Descubrir, entender y asimilar la verdadera naturaleza del filme, es condición sin ecuanon para su disfrute.”


“Thor: Ragnarok”, lejos de intentar dar continuidad a la fallida fórmula “seria” de sus dos entregas anteriores, apuesta por un tono radicalmente opuesto, haciendo de la comedia irreverente su más deslumbrante y ornamentado blasón. Si algo se ha hecho mal, ríete de ello y eso es lo que hace Waititi junto a la inestimable ayuda del triunvirato de guionistas formado por Eric Pearson, Craig Kyle y Christopher Yost, quienes no solo se ríen del (y con) universo Thor, también de todo lo que ha manufacturado hasta la fecha Marvel en la gran pantalla. La cinta es un no parar de cuchillos en la espalda a modo de gag, que no deja títere con cabeza, así como una colección de incalculable valor de guiños y homenajes de todo tipo a la gran empresa cinematográfica de Marvel, llevando al extremo aquello del fan service.

Incluso las supuestas partes “serias” del filme, terminan sucumbiendo a los excesos y a la irreverencia gamberra de una película que tengo clarísimo, horrorizará a buena parte de los seguidores más puristas del héroe y a otros tantos que desearan encontrar en este fin del mundo nórdico, la respuesta a todas sus plegarias y anhelos de hallar en la cinta de Waikiki, todo aquello que no encontraron en las de Branagh (que de Shakespeare y demás sabrá mucho, pero de superhéroes no tiene ni idea) y Alan Taylor.


“Thor: Ragnarok, lejos de intentar dar continuidad a la fallida fórmula “seria” de sus dos entregas anteriores, apuesta por un tono radicalmente opuesto, haciendo de la comedia irreverente su más deslumbrante y ornamentado blasón.”


Buen ejemplo de esta erótica degeneración hacia lo cómico lo hayamos en el fabuloso personaje de Hela, interpretado por una genial, teatral y exagerada Cate Blanchett, uno de los grandes activos del filme, quien no tarda en sumarse a la fiesta en esta especie de sexy villana de cuento en plan Maléfica de carnaval de Cádiz, después de amagar con no ir de farol en sus primeras apariciones, jugada de poker que se descubre después de la reveladora  secuencia del enfrentamiento en Asgard, digno de la Playstation 4.

Claro que si hablamos de personajes y de máximos exponentes del tono de la obra, tenemos que hablar de unos soberbios Mark Ruffalo y Jeff Goldblum absolutamente entregados a la causa y que una vez más, dejan al rubísimo y dios del trueno relegado a su habitual segundo plano, junto a su traicionero hermano Loki, quienes intentan aguantar el chaparrón como buenamente pueden, pese a que los mejores chistes no han sido escritos para ellos. Junto a Cate Blanchett, las tres grandes y sólidas patas de la mesa sobre las que se construye esta divertidísima ópera espacial.


“Marc Ruffalo y Jeff Goldblum absolutamente entregados a la causa y que una vez más, dejan al rubísimo y dios del trueno relegado a su habitual segundo plano”


Visualmente no se le puede reprochar nada a la película. Todo lo contrario, estamos ante la cinta más espectacular de la trilogía Asgardiana, esta vez, mucho más cercana a “Guardianes de la Galaxia” que a las propias cintas de Thor. Otro gran acierto el de trasladar la acción a otra punta de la la galaxia y convertir el escenario en un desfile de naves espaciales y despiporre tecnológico, algo que cuaja como nunca con el que sin duda es otro de los grandes atractivos del filme, su descomunal banda sonora, de lejos, lo mejor que se ha oído en una película de Marvel. Una vez más, atípica y extravagante, todo un homenaje al Casio de los ochenta, una orgía de sintetizadores y ritmos marciales que le harán saltar la lágrima a más de uno.

“Thor: Ragnarok” es una película inesperada y muy pero que muy arriesgada. Si las cintas de Marvel suelen ser sospechosas habituales a la hora de generar controversia entre fans y detractores, la de Waikiki se lleva la palma. Dicen que quien no arriesga no gana y está claro que el neozelandés ha sabido resucitar, a su manera, una franquicia, la del dios del trueno, por la que al menos servidor a estas alturas, ya no daba ni un duro. Una propuesta diferente que ofrece una nueva vuelta de tuerca a un subgénero en el cual parecía todo inventado (al menos en lo que a Marvel se refiere) y que por el contrario, ofrece una experiencia nueva y diferente, no apta para paladares conservadores. Una descerebrada comedia de ciencia ficción que roza la autoparodia en buena parte de su metraje y que lleva la fórmula hasta sus últimas consecuencias, guste o no. A mi me ha encantado. Con diferencia, la mejor película de Thor rodada hasta la fecha.

Lo mejor: Transgresión en estado puro al servicio del dios del trueno, una banda sonora de órdago y unos Jeff Goldblum y Mark Ruffalo absolutamente delirantes.

Lo peor: A quien no le haga gracia la broma...


17 comentarios:

Donnie Darko dijo...

De todas las película de la Marvel creo que las que mas me aburren son las centradas en Thor, igual también tendría que añadir la de Ant-man... pero la verdad es que 'Thor: Ragnarok' me entretuvo una barbaridad.. El tono que Taika Waititi le da a la película se agradece muchisimo o por lo menos yo lo agradecí una barbaridad. Entretenimiento puro y duro alejado de los pesados y profundos dilemas existenciales de otras entregas. No se si es la mejor cinta de la Marvel porque las primeras partes de Ironman y Los vengadores hicieron que me lo pasara genial en el cine, pero desde luego este 'Thor: Ragnarok' creo que era lo mejor que le podía pasar a la franquicia centrada en el personaje interpretado por Hemsworth.. Muy entretenida y con una gran banda sonora de Mark Mothersbauch. Muy recomendable.

El Rector dijo...

Donnie, para mi las dos primeras de "Thor" también son lo más flojo de Marvel, quizás junto a las de "Iron Man" (a excepción de la segunda, que si me gustó bastante). Y aunque soy Muy fan de los pesados y profundos dilemas existenciales (je,je), no quiere decir que no sepa disfrutar de una película que en ningún momento se toma en serio a sí misma como esta "Thor: Ragnarok", un inesperado volantazo por parte de Waititi, que nadie podía esperar y que sin duda le coloca en el podio del cine Marvel en lo que a diversión se refiere, así como en una posición difícilmente clasificable dentro de los estándares de la compañía, por lo peculiar de la propuesta, algo así como lo que ocurrió con "Deadpool" en su momento.

Reconozco que desconocía por completo el trabajo de Mark Mothersbaugh, pero no tengo duda de que esta es una de las mejores bandas sonoras que vamos a poder escuchar este año. Hipnótica.

Y ojito a los cameos de gente como Sam Neill o Mark Wahlberg :)

Saludos.

Missterror dijo...

Por fin llegó el Ragnarok a Nido de Cuervos!! Me alegra ver que lo ha hecho con un valiente notable después de la mala acogida que tuvo la película y la furia de los fans y fons. No entiendo muy bien el motivo del cabreo y de todo el odio hacia "Thor Ragnarok" porque es una película tremendamente divertida.
Conste que a mi "Thor: El mundo oscuro" ya me entretuvo mucho y desde aquí la reivindico porque también creo que se le dio mucha caña y no lo merecía, pero "Thor Ragnarok" es un despiporre (me encanta utilizar esta palabra porque conjuga lo bueno de la diversión con lo positivo del caos) El tipo de humor que encaja tan bien dentro de todo ese universo que es Asgard y sus gentes es un soplo de aire fresco y todos los improperios que le han llovido al director porque se aleja de la seriedad de un personaje como Thor, deben estar provocados por alguna partícula tóxica en el ambiente que yo no he respirado, porque hasta donde yo sé, Thor (y me refiero a su faceta peliculera, no al formato comic) nunca ha sido un gran filósofo que vino a la Tierra a deslumbrar con su conocimiento, sino que siempre se ha prestado de alguna forma a la chanza. Waititi ha sabido exprimir esa gracia de la mejor manera para crear un humor cercano al universo Rogens & Co., que muy acertadamente comparas y que tan bien le va a Thor, Loki y Hela.
Me encantan las película de super héroes más serias e intensas, pero tener tardes tan refrescantes como las que te puede ofrecer "Thor: Ragnarok" es brisa del mar en un día soleado, en serio, es la misma sensación. Una gozada.
Y la banda sonora, canela en rama!!

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Por lo que veo, hay mucha gente bastante molesta con el giro humoristico que dio Waititi a Thor. Desconozco los comics originales por lo que no puedo decir si esta 'Thor: Ragnarok' trasmite el espirtu de estos o no pero sinceramente en este caso me da igual porque Waititi ha conseguido que me lo pase genial en el cine algo que desde luego no consiguieron ni Brannagh ni Alan Taylor. Para mi esta película es un soplo de aire fresco a un género como el de los zombies empieza a dar muestras de saturación.

A Mothersbaugh lo descubrí con la gran banda sonora de esa maravilla titulada 'Life Aquatic' de Wes Anderson. Temas de esa película como 'We call them pirates out there' o especialmente 'ping island-lightning strike rescue op' tienen ese tono tan de parodia que creo que lo hacían perfecto para componer la música de Thor:Ragnarok' algo que noto en 'Planet Sakaar' o en 'The Revolution Has Begun'. Y bueno cuando se tiene que poner serio o épico, también sabe hacerlo :-)

Un Saludo!

Donnie

Shaun dijo...

Hola Rector. Muy buena película, he de decir que me esperaba que fuera entretenida, pero la verdad es que superó mis espectativas.

Los actores todos aprueban con nota, especiálmente Cate Blanchett en su papel de la villana Hela, de una belleza espectacular y con unas manos suaves y delicadas. Impone tanto que dan ganas de arrodillarse ante ella y besarle los pies (o en este caso los zapatos), siempre me ha gustado Cate, y en este film me ha dejado fascinado. Mark Ruffalo y Jeff Goldblum también cumplen a la perfección. Una gran película sin duda alguna.

Saludos Rector, y un gran abrazo a todos !!!

El Rector dijo...

Missterror, supongo que el rechazo que ha generado la película en determinados sectores de aficionados, es precisamente por eso, por ser tremendamente divertida, cosa que desde luego, no eran sus dos predecesoras, cuando precisamente resultaban cuasi ridículas cuando más en serio se tomaban a sí mismas (y sí, sin duda "Thor: El Mundo Oscuro" es mucho más digerible que la primera entrega, lo cual le da como mucho, para un aprobado pelado).

Esta nueva entrega gustará o no, pero desde luego tiene un punto de personalidad del que carecían las dos anteriores. Le sumas una puesta en escena espectacular, grandes personajes (algo en lo que fallaban también las anteriores) y la mejor banda sonora compuesta para una película de Marvel, y el resultado no puede ser otro del que es.

Donnie, tengo claro que el espíritu de los cómics de Thor, no es el que Waititi plasma en la película. Pero para hacer dos películas "serias" mediocres, prefiero una comedia genial como esta, sin ningunda duda, plasme mejor o peor el espíritu de los cómics. "Thro: Ragnarok" puede cuestionarse como adaptación, nunca como gran divertimento.

A mi el cine de superhéroes (como cualquier otro), no me satura siempre y cuando esté bien hecho. Si encima aporta cosas nuevas, como es el caso, mejor.

Y esa banda sonora... es de las que merecen ser disfrutadas con o sin la película.

Shaun, ni te cuento las mías, que no esperaba absolutamente nada (bueno) de ella.

Cate Blanchett está tremenda, no era un personaje fácil y la tía lo borda (como casi siempre), es una actriz muy elegante a la que le van ni que pintados este tipo de personajes tan majestuosos.

Lo de la pareja Ruffalo & Goldblum, ya entraría en terrenos de índole casi sexual y eso que la diosa de la muerte ya pone el listón muy alto en esta ocasión :)

Saludos y otro abrazo cuervil para ti.

Anónimo dijo...

Rector, el humor no me molesta, hasta en los x-files hay de tanto en tanto un capitulo comico, pero si me hubiera gustado una explicación para ponerme en onda -me imagine a Loky disfrazado de Odin dándole un vino adulterado a Thor-, algo que justificara el cambio de caracter del heroe. Con respecto a la escena del Neil y Damon, el tercer actor en escena es tambien el tercero (en fama) de los hermanos Hemsworth, el hermano petiso de Thor. Saludos, Adrian.

El Rector dijo...

Adrian, yo es que no veo tanto ese cambio de carácter, más en un universo el del Marvel cinematográfico, donde un mismo personaje puede pasar del chiste fácil a la reflexión existencial con una sola secuencia de diferencia. El personaje de Thor en concreto, siempre se ha movido en esa dualidad serio/cómico a lo largo de todas sus apariciones y a mi juicio, siempre ha brillado más en lo segundo que en lo primero. Entiendo que lo de "Thor: Ragnarok" va por ahí, además de la intención de darle un enfoque diferente a una franquicia, hasta la fecha, instalada en la mediocridad.

Pues mira, no me había fijado en el detalle del pequeño de los Hemsworth, la presencia de Neil y Damon fue tan inesperada que no vi más allá, jeje. Gracias por el dato.

Saludos.

Lulo dijo...

Hola Rector, a mí Cate Blanchett me tiene perdidamente enamorado. Dejando a un lado sus excelentes dotes interpretativas, es una mujer guapísima, alta y refinada, de piel blanca y suave, con un cuerpo perfecto, y unas manos suaves y delicadas (podría ser perfectamente modelo de manos). Una auténtica Diosa, de la cabeza a las plantas de los pies.

Y como bien has dicho es una mujer muy elegante: vista como se vista, hasta con ropa masculina y zapatos mocasines de hombre está majestuosa.

Gracias una vez más, y un fuerte abrazo.

El Rector dijo...

Lulo, eso es amor platónico y lo demás son tonterías, jeje. Galadriel es mucha Galadriel y hay personas, por las que parece que no pasan los años. Supongo que es lo que tienen los elfos :)

Gracias a ti por compartir tu pasión.

Saludos.

Jesús Haro dijo...

La nueva entrega de Thor nos explica como dos hermanos, uno residente en la gran ciudad y otro que viene del campo, visitan a su anciano padre antes de morir. La hermana mayor desconocida de ambos se presenta a la cita y les arrebata la herencia.

Thor, el vaquero vikingo, acaba desterrado en un mundo plástico ochentero, donde deberá luchar como gladiador contra Hulk y contra el mal gusto para poder volver a su hogar y recuperar el trono, en manos ahora de su hermana.

La tercera entrega de la saga Thor es la peor y una de las peores películas de superheroes de la historia, situándose al nivel de Batman y Robin. Una pena porque la primera entrega me pareció interesante, como interesante fue el villano de la misma.

El Rector dijo...

Jesús, aunque como es habitual, estamos en las antípodas a la hora de entender el cine de superhéroes, esta vez si entiendo que una genialidad como "Thor Ragnarok te haya podido parecer una tomadura de pelo. El "problema" de la película de Waititi, como pasa siempre que se cruzan según que líneas rojas, es que o conectas, o te dejas llevar por su juego, o no hay forma humana (ni divina), que vayas a poder disfrutar de la experiencia. Está claro que tu te has quedado en las puertas.

Si te diré que la primera película de "Thor", estaría sin dudarlo, en mi lista de las diez peores películas de superhéroes que se han rodado. La simple comparación con "Thor Ragnarok" me pone los pelos como escarpias.

Saludos.

Anónimo dijo...

A mi me gusto, cumple con su cometido, entretener, Cate Blanchett hermosa, maravillosa, perfecta...Si quieren ver una película genial de Taika Waititi, (que aquí ejerce de director) véanse What We Do in the Shadows, es una genialidad, el la dirigió, la produjo, la escribió y la protagonizo junto con Jemaine Clement y otros buenos actores, es una maravilla esa película, les aseguro que no se van a arrepentir y se van a divertir muchísimo...

El Rector dijo...

Anónimo, gracias por el dato sobre "What We Do in the Shadows", se me olvidó comentarlo en la crítica y no es cosa baladí, siendo aquella una de las más destacadas comedias de terror de su cosecha. Queda claro el marcado carácter innovador de un director como Waititi, aportando siempre ideas frescas a sus películas.

Pero te diré que con todo lo divertida que me pareció la vampírica, amén de su gran acogida entre el público, me he reído mucho más con esta nueva y controvertida epopeya del dios del trueno :)

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

No sé si algún día veré Ragnarok (o como se diga), porque las anteriores me aburrieron (creo recordar), pero desde luego el resumen de Jesús Haro es probablemente la mejor descripción de una película que he leido en meses.
Thor, el vaquero vikingo ochentero.
Abrazos!

Donnie Darko dijo...

Ronette, a mi las otras cintas de Thor me aburrieron hasta decir basta... pero he de reconocer que con esta me lo pasé genial.. así que vista la experiencia común de sopor que hemos sufrido con las cintas centradas en este personaje solo puedo recomendarte que veas esta película..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Ronette, me sumo a la recomendación de Donnie, ya que yo soy otro que se aburrió sobremanera con las dos primeras películas de "Thor". Esta tercera no tiene absolutamente nada que ver con aquellas, como se suele decir, es un "borrón y cuenta nueva" por parte de un director que siempre va un paso por delante y no tiene miedo de apostar por cosas nuevas.

Eso sí, tienes que tener claro donde te metes ;)

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.