Crítica: Mandy (Panos Cosmatos, 2018) Crítica: Clímax (Gaspar Noé, 2018) Crítica: Aterrados (Demián Rugna, 2017) Crítica: What Keeps You Alive (Colin Minihan, 2018) Crítica: Animal (Armando Bo, 2017)

sábado, 28 de abril de 2018

Crítica: El Otro

En las profundidades de la psique humana se encuentran los mayores y más temibles terrores de la historia del cine. Si además éstas tinieblas del subconsciente provienen de la a priori inocente mentalidad de un niño, el resultado es impactante. “El otro” nos demuestra, y no es la primera vez, cómo una película clásica puede resultar más aterradora que cualquier cinta moderna llena de sustos, vísceras y evidencias fantásticas.

Robert Mulligan nos dejó esta joya para la posteridad, en un ejercicio virtuoso sobre la perspectiva y la psicología infantil, inspirada en cierta manera en la esencia de “Psicosis” (1960), y que junto a “Matar a un ruiseñor” (1962) es para mí su cinta más destacada, no obstante ganador en 1972 al mejor director por ésta en Sitges. Su atmósfera ponzoñosa y perturbadora, no llega al nivel de obras maestras del calibre de sus cercanas e influenciadas “La Profecía” (1976), “El final de la escalera” (1980) o “La centinela” (1977), principalmente porque estamos curiosamente ante una película donde la parapsicología o el satanismo no forman parte de ese eje y añaden un ingrediente de calado, pero sí una de las historias más siniestras en la que un aparente e inocente niño puede ser el peor de los demonios sobre la faz de la tierra.

Basada en la obra de Tom Tryon, él mismo se encargaría del guión para el film, nos traslada a los años 30 en la América rural y familiar, en un caluroso verano donde un par de gemelos, Holland y Niles no dejan de hacer travesuras y juegos propios de su edad. La diferencia es que el primero tiende a pasarse de la raya empleando cierta crueldad con los animales de su entorno, además de ejercer una mala influencia hacia su hermano, y éste termina por aceptarlo. Su padre fallecido en un accidente en el granero, representa la hegemonía de la familia y el anillo que siempre llevaba, ahora lo esconde Niles en su caja metálica con otros objetos porque Holland ha decidido dárselo a él (a pesar de que por escasos minutos él nació antes por lo que debería ser el heredero legítimo de ese poder). En la misma finca viven la madre de los niños, la cual vive encerrada tras no haber superado el trauma de la muerte, la tía de los niños, su hermana mayor (que espera un bebé) y su abuela rusa, Ada, la cual ha enseñado a Niles como a través de la mente salir de su cuerpo y ponerse en la piel de otro. Según avanza la historia y los terribles acontecimientos en éste entorno cerrado, asfixiante y aislado del mundo moderno, comprenderemos qué terrible secreto se esconde bajo la personalidad de uno de los niños.


“Las creíbles actuaciones de los hermanos Udvarnoky, protagonistas absolutos de todo el metraje de manera intencionada, nos abordan de lleno sobre la esquizofrenia infantil y sus posibles consecuencias”


Las creíbles actuaciones de los hermanos Udvarnoky, protagonistas absolutos de todo el metraje de manera intencionada, nos abordan de lleno sobre la esquizofrenia infantil y sus posibles consecuencias, sobre como los ángeles pueden ser demonios, sobre cómo el sentido de la vida se torna indefinido cuando la crueldad y la muerte prematura intentan llenar ciertas carencias pero expresan el terror más absoluto sobre la múltiple personalidad de los seres humanos. Estamos ante una propuesta inteligente, más incluso que la que ha mamado mucho de ésta cinta, “El sexto sentido”, y que Mulligan dirige con más que simple eficacia. El otro papel destacado sin lugar a dudas es la abuela Ada, que con cierto halo de brujería y misterio adentra a Niles a “jugar” adentrándose en los cuerpos de otros, para hacerle superar sus peores traumas, intentando protegerle de la cruda realidad y de una vida que no ha jugado a su favor en los últimos tiempos. ¿Hasta qué punto será capaz de protegerle, de salvaguardarle de la verdad?

Si escarbara en ésta crítica un poco más en las raíces de la trama os desvelaría todo, y aunque desde el minuto cinco ya podemos prever y suponer muchas cosas, quizás demasiadas porque se podría haber tapado contenido para darle un giro final más brutal, no nos importa en demasía, ya que el hipnotismo de la cinta es clamoroso. De un mérito ejemplar, ya que se juega todas las cartas al puro thriller psicológico con un colofón de terror de cátedra, en el que no hay excesiva oscuridad, ni entornos siniestros. Casi siempre a luz del día en un entorno familiar, pero de un hermetismo inquietante y clave, nos mantendrá atentos hasta el final, uno de esos finales épicos que hacen elevarse y que dejan un sabor de boca tan angustioso como sublime. No es que sea sorprendente, porque no lo es, pero no puede dejar indiferente a nadie.


“desde el minuto cinco ya podemos prever y suponer muchas cosas, quizás demasiadas porque se podría haber tapado contenido para darle un giro final más brutal”


Con una banda sonora a cargo del conocido Jerry Goldsmith que nos asegura ese sonido setentero clásico y un ritmo lento, la composición artística es sencilla pero efectiva, sin querer adornar de más lo que no hay que adornar, porque merece la pena resaltar más la perspectiva de los niños. De ellos sale todo, gira todo y va todo hacia ellos, hacia lo que ellos quieren, lo que ellos juegan y lo que no deberían hacer. Un mensaje final áspero, pero real y de una crueldad pocas veces vista en pantalla.

Definitivamente cualquier seguidor del cine clásico de terror no debería pasar por alto “El otro”, porque es una pequeña joyita que aunque no esté a la altura de otros títulos del género de la época, sencillamente por no ser tan explícita en ciertos momentos, y por apoyarse mucho en el thriller y el drama, y no tanto en lo fantástico, no serán impedimento para disfrutarla mucho y seguro querer repetir su visionado a modo de ejemplar forma de entender el verdadero miedo y lo que realmente debería de causarnos terror: nuestra propia mente.

Lo mejor: Los gemelos y sus conversaciones reveladoras, adentrándonos en su universo psicológico enfermizo, la escenografía simple y hermética, la maestría de entender el terror más allá de litros de sangre e imágenes explícitas. La esquizofrenia en estado puro.

Lo peor: Los que no disfruten de títulos atemporales como éste encontraran todo lento, luminoso y poco alentador, donde no habrá mucho “terror” al que puedan agarrarse y prefieran no terminar su visionado.


6 comentarios:

Donnie Darko dijo...

Vi esta película hace unos años y creo que es una de esas cintas que por méritos propios ha de ser considerada una obra de culto. Si que creo que está a la altura de otras películas de género pero no se si otras cintas pudieron eclipsar a esta o que por diversos motivos el espectador tenga mas presentes otras películas de terror de los años setenta Sea cual sea el motivo, 'The other' es una película de obligada visión para los amantes del género.

Muy de acuerdo con tu gran critica, Rhaul y es una lastima que otra vez tengamos que recalcar que lo peor de una película es que su ritmo o su tono puedan frenar a mas de un espectador..

Un Abrazo compañero!!

Donnie

JuanCar dijo...

Con lo que me gusta el cine de terror de los 70, y desconocía por completo ésta película...
La verdad es que nos lo has puesto a huevo Rhaul con tu excelente critica.

He visto que está en el catálogo de Netflix y vamos, que de éste puente no pasa.

Excelente recomendación.

Saludos

Diego Liverty dijo...

Gracias por la recomendación no la tenía en el radar a esta. Saludos desde Argentina amigos!

Anónimo dijo...

Una de las mejores películas de terror que he visto. Altamente recomendable si te asusta el terror psicológico.

victor dijo...

La vi hace muchos años, y mi recuerdo es algo vago. Momento ideal para recuperarla.
Un saludo

Josef Méndez dijo...

Muy buena a la altura del libro. Por cierto hay una peli más reciente que tuvo excelentes críticas y que es como un remake de ésta , y aunqe tiene cosas ,en mi opinión es inferior.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.