Crítica: La Nuit a Dévoré le Monde (Dominique Rocher, 2018) Crítica: Ghostland (Pascal Laugier , 2018) Crítica: Coma (Michael Crichton, 1978) Crítica: La Chica en la Niebla (Donato Carrisi, 2017) Crítica: Los Olvidados (Luciano Onetti, Nicolás Onetti, 2018)

viernes, 27 de abril de 2018

Crítica: Insidious: La Última Llave

El actual cine de terror, difícilmente se entiende sin la figura de James Wan. Cual nigromante, el personaje fue capaz de traer de vuelta desde el otro lado toda una serie de fórmulas caducas de otro tiempo y época, para volver a ponerlas en el candelero. Si “Saw” (2004) supuso el bautismo de sangre de un tipo de cine como el del torture-porn, “Insidious” (2010) tuvo un efecto similar dentro del subgénero de terror fantasmagórico, con el añadido extra, de además, vendérselo a las masas, al gran público. La bandera de Wan representa y aúna también en una sola, lo mejor y lo peor del género de terror, por un lado, esa capacidad innata de dibujar en la arcilla nuevas formas de entender el horror, el miedo, los temores latentes en cada uno de nosotros, como potenciales espectadores y futuros devoradores compulsivos. Lo mejor de un imaginario que se reinventa una y otra vez ya sea dando forma a nuevas fórmulas o reescribiendo las ya existentes para seguir ganándose adeptos. Pero por el otro, también, el cómo exprimir esa misma fórmula una y otra vez, prostituyéndola hasta convertirla en un simple mercantilismo.

Y esto es un poco lo que define a una saga como la de “Insidious”, una oportuna idea bien moldeada para la ocasión, adaptada a los tiempos y camino ya, con cuatro películas a sus espaldas, de la sobre explotación. No cabe duda de que “Insidious”, sin inventar nada, fue una película que sorprendió a propios y extraños. Jugando con la emergente fiebre de la nostalgia por los ochenta y sacando un excelente partido de las que para mi son las dos grandes virtudes del Wan creador, su capacidad para generar atmósferas y su sabiduría cuasi alquímica de conocer aquello que más nos aterra y por lo tanto, aquello que más ansiamos ver. Aunque la auténtica revolución y a mi juicio sin ninguna duda, punto álgido no solo de la franquicia, también del género en toda su dimensión, fue “Insidious 2”, una de las mejores cintas de terror de las últimas décadas en la que además de todas las virtudes de la cinta original, se sumaba un libreto brillante como pocos, y en este sentido, hay que reconocerlo también y con suma generosidad, el trabajo realizado por el guionista Leigh Whannell.

Hace tres años, nos llega “Insidious 3” (“Insidious: Chapter 3”, 2015) de la mano del propio Whannell, quien se pone detrás de las cámaras tomando el relevo, a priori traumático, de Wan. Nada más lejos de la realidad, pues el filme, aunque como era de esperar, lejos de la genialidad de su predecesora, mantenía intacta las señas de identidad de la marca para un filme mucho más redondo y disfrutable de los esperado. Por lo tanto, podemos decir que a lo largo de toda esta primera trilogía, la franquicia está lejos de resentirse del acuse de recibo del tiempo (y las secuelas), como sí le ha ocurrido a otras tantas. Es con esta nueva entrega, “Insidious: La Última Llave” (“Insidious: The Last Key”, Adam Robitel, 2018), donde comienza a hacerse patente el inevitable desgaste en lo que a mi juicio debería ser ya un punto y aparte en la que sin duda ha sido una de las mejores sagas de terror modernas que se puede disfrutar en la actualidad.


“la idea de indagar en los orígenes de una secundaria de lujo e icono de la saga como Elise Rainier, podría haber sido una perfecta rúbrica tanto para el personaje, como para la propia franquicia”


Vaya por delante que soy, parece ser, de los pocos que no supieron verle las supuestas virtudes a una película tan aplaudida como fuera un su día “The Taking of Deborah Logan” (2014), pese al innegable gran potencial de su relato. Con esta cuarta entrega de “Insidious” me pasa algo parecido, pues creo que la idea de indagar en los orígenes de una secundaria de lujo e icono de la saga como Elise Rainier (Lin Shaye), podría haber sido una perfecta rúbrica tanto para el personaje, como para la propia franquicia, extendiendo el universo de ambos y por lo tanto, contribuyendo a que la saga alcanzase una nueva dimensión.

El resultado ha sido un trago de lo más agridulce, apuntando buenas intenciones, pero siendo estas excesivamente esclavas de las rígidas pautas marcadas por los filmes anteriores. El director, Adam Robitel, da la sensación de no haberse atrevido nunca a cruzar ciertas lineas, o en un oportuno símil, a abrir determinadas puertas. Esto se traduce en una propuesta continuísta que intenta explotar una vez más, todos los tics habituales de la saga. Si el propio Whannell (quien aquí firma su libreto más discreto) supo darle su toque a la tercera entrega, ofreciendo cierta frescura sin salirse excesivamente del tiesto, Robitel deambula a lo largo de todo el filme bailando al son del compás marcado por otros. Tengo muy claro que esta nueva precuela de la película original, debería haberse centrado a tiempo completo en la infancia de Elise, y no relegar esta a una serie de flashbacks recurrentes a lo largo del filme, compaginados con un tiempo “presente”, que no pasa de ser una degeneración de escaso interés de metraje que perfectamente podría haber aparecido en otras entregas.


“esta nueva precuela de la película original, debería haberse centrado a tiempo completo en la infancia de Elise, y no relegar esta a una serie de flashbacks recurrentes”


Lo cual evidencia varias cosas. Primero, que a estas alturas hay ciertos rasgos de personalidad de la franquicia que ya han perdido la eficacia que tuvieran antaño. A las súbitas subidas de volumen, los paseos por el otro lado o al tono cómico de algunos personajes, poco les queda ya de la gloria del pasado. Segundo, a Lin Shaye y su corte de bufones, se les queda muy grande el papel protagonista, más cuando los chistes malos de los segundos, hace ya tiempo que dejaron de tener gracia (si es que en algún momento la tuvieron). Y tercero, en una fórmula como la que propone el terror fantasmal de Wan, la figura de la némesis maligna, se antoja fundamental para el buen calado del relato y en este sentido, “The Last Key” se queda muy lejos de lo visto en entregas anteriores, con un villano más propio de otro tipo de género, de algún delirio o elucubración fantástica de Guillermo Del Toro, que de una cinta de terror como esta.

Esto se torna especialmente sangrante si atendemos al hecho de que la película peca de excesivamente rácana a la hora de soltarse la melena y entrar en faena. Y conste que en lo personal, suelo ser ferviente defensor de esta nueva ola de cine de terror de corte más sobrio, ese que prefiere insinuar a mostrar, a jugar con las ambigüedades e invitar al espectador a completar ciertos pasajes del relato, que no en caer en el recurso fácil de la pornografía, pero esto, aplicado a “Insidious”, chirría. Más cuando no hay una buena historia detrás en la que sostenerse, lo cual nos deja un alto porcentaje de metraje a modo de relleno, con la Elise adulta redundando sobre las mismas ideas de siempre o los dos payasos haciendo honor a su oficio, relegando todas las partes interesantes del filme, a los flashbacks del pasado, que por desgracia, no son tantos como nos hubiera gustado.


“en una fórmula como la que propone el terror fantasmal de Wan, la figura de la némesis maligna, se antoja fundamental para el buen calado del relato y en este sentido, The Last Key se queda muy lejos de lo visto en entregas anteriores”


“The Last Key” es una propuesta apática, que además de conservadora, parece transcurrir con cierta desgana y quedarse un poco a medias en todo aquello que propone. Buena conocedora de la teoría, pero sorprendentemente torpe en la práctica. Esto es muy palpable tanto en la historia, como en los personajes, la banda sonora y de forma muy especial, en todas aquellas partes que se desarrollan en el otro lado, una de las señas de identidad más maltratadas en esta cuarta entrega, quedándose muy lejos de los habituales festines de fantasmagórica imaginación de otros capítulos de la saga.

Queda claro pues que esta “Insidious: The Last Key”, entendida como lo que es, la cuarta parte de una de las sagas de terror más importantes de la actualidad, supone una importante decepción y en muchos aspectos, está muy por debajo de cualquiera de sus predecesoras, limitando buena parte de su interés, a conocer un poco más sobre el pasado de Elise y a los dos o tres guiños que el filme hace a los fans de la saga, lo cual dice muy poco del resto de la función, por lo que podemos hablar de un título que se sustenta más por la propia mitología de la franquicia, que por méritos propios. Ahora bien, es cierto que si hablamos en otra clave y ponemos la lupa sobre lo que se viene haciendo sobre casas encantadas y espíritus cabrones, la película de Robitel no rechina tanto y se deja ver bastante mejor que otras propuestas similares estrenadas incluso en pantalla grande en salas españolas. Una cosa está clara, con o sin Wan, las aventuras de nuestra medium favorita deberían terminar aquí, ahora que aun le queda un mínimo de dignidad.

Lo mejor: Todo lo que tiene que ver con la pequeña Elise y los siempre agradecidos guiños a los fans de la saga.

Lo peor: Una historia sin gancho, menos terror, menos sustos, menos “Insidious”.


11 comentarios:

Spupydo dijo...

La tengo pendiente todavia. La 3 me parecio floja y esta no me despierta mucho entusiasmo tampoco. Yo soy de los que consideran a las 2 primeras excelentes, mejores que las de El Conjuro que tambien son muy buenas. Y tambien como vos, considero que Insidious 2 es una obra maestra mejor que la primera pero lamentablemente no fue muy bien recibida a nivel critico en su momento. Muy infravalorada.
De todas maneras ya tengo la 4 y seguramente la vere en cualquier momento.

El Rector dijo...

Spupydo, "Insidious 2" es un absoluto escándalo de película. Pasarán muchos años hasta que una película de terror, vuelve a atesorar un guion de semejante calibre, pero es cierto lo que comentas sobre la templada acogida que tuvo en su momento y no deja de ser curioso, ya que a mi me ocurrió algo parecido, dejándome algo frío en un primer visionado, pero ganando mucho a cada nueva revisión, lo que habla mucho de la cantidad de detalles del guion.

La tercera, estando a otro nivel (inferior, claro está), a mi me resultó muy entretenida, con algunas escenas fantásticas y un villano de órdago. Ya nos contarás que tal esta cuarta, pero no esperes gran cosa, más si ya te flojeó la anterior, que a mi me parece bastante mejor que esta.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

No soy muy fan de la saga 'Insidious' la verdad. La primera parte de la primera película me parece soberbia pero a partir de ahi todo me flojea. La segunda parte me pareció tan mala que no he podido volver a verla, pero si decís que mejora en distintos visionados y que esta infravalorada igual le doy un oportunidad. Con la tercera y cuarta parte me pasa que tengo la sensación de que son películas que van con el piloto automático puesto..

De 'Insidious: La última llave' me sobra la primera parte de la película, que se me hace muy pesada pero los últimos 30 minutos me gustaron bastante. Sigo pensando lo mismo, es una lastima que Alejandro Hidalgo director de 'La casa del fin de los tiempos' no acabara dirigiendo esta película porque creo que podría haberle sacado mas jugo a ciertas partes de la historia. De todas formas creo que esta película se ve bien... por lo menos entretiene mas que 'Winchester'.

Un Saludo!

Donnie

Tracy Kong dijo...

Buena premisa y arranque. Final atropellado (fantasma tirando una onda vital?). Montaje final recortado? (Falta al menos un personaje ¿breve? Que aparece en uno de los trailers del film).

El Rector dijo...

Donnie, "Insidious 2" para mi es un 11 sobre 10 y de largo, lo mejor que ha salido del dúo Wan/Whannell, una de esas película de terror que salen cada mucho tiempo. Me deja temblando tu comentario, pero ya te digo que es una de esas películas, que por la cantidad de pequeños detalles a descubrir que contiene, es imposible de disfrutar en toda su magnitud con un único visionado.

Si esta cuarta entretiene más que "Winchester", miedo me da la película de los Spierig...

Tracy, Sin duda. El prólogo es de lo mejorcito y la familia de Elise daba para mucho más que unos cuantos flashbacks. Una pena que no terminara siendo esa la apuesta.

El desenlace, precipitado, previsible y más propio de una película de fantasía que de una de terror.

Sobre el tráiler no puedo opinar, no lo he visto (creo que el último que vi fue el de "Superman III" y de eso ya ha llovido bastante), pero viendo el resultado final, no me extrañaría nada.

Saludos.

Missterror dijo...

Con "Insidious IV" deberíamos asistir ya al final de una saga que empieza a correr peligro de muerte agónica, como comentas Rector, la saga ya se resiente y este cuarto episodio muestra ya un desgaste importante.
Yo fui bastante crítica en su momento con la primera y segunda parte porque por separado no terminaban de convencerme, pese a que no era ajena a la calidad que demostraban. Fui a verlas al cine y no terminaba de convencerme su argumento, ¿por qué? por mi desastrosa memoria. Los dos años que pasaron entre una y otra me hicieron olvidar muchos detalles cruciales para entender la grandeza de la segunda parte. Realmente he sido consciente de la calidad de ambas películas, cuando las he visto seguidas en una maratón y he comprobado cómo nada se deja al azar y todo está perfectamente hilvanado, así que Donnie, si vas a revisionar la segunda parte, búscate un huequecito para hacer maratón "Insidious" y todo irá mucho mejor.

En esta cuarta parte pesa mucho la falta de punch, como dices, Elise es una estupenda secundaria pero cuando tiene que brillar como personaje principal se queda pequeña y su séquito de bufones desentonan sin parar. Lejos de ser graciosos resultan extremadamente cargantes y lo que les hace buenos en anteriores entregas y sirve para relajar la tensión, en esta cuarta parte, sólo sirve para que te salgas de la película aún más.
La historia sosita y floja. Ojalá hubieran insistido más en todo lo que roseaba a la Elise niña. Como dices, eso es de lejos lo más interesante de la película.
Rematamos con un espíritu que parece que pasa de puntillas por esta producción y que no resulta nada atractivo.
Estoy de acuerdo con tu nota. Un cinco pelado me parece justo. No aburre, pero no aporta nada a la escena y le pesan ya los palitos detrás del título. Si esto sigue dando pasta, van a destrozar esta saga, una vez más vamos a asistir al hartazgo de ver películas sin almas creadas únicamente para vivir de las rentas.

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, pues no sabría que decirte... estando muy de acuerdo contigo en que esta debería ser la última entrega de "Insidious" (y sin saber como ha funcionado la cosa en taquilla), no lo tengo el todo claro. Y no lo tengo porque ya se ha anunciado no solo que habrá una nueva película de los Warren, si no que además, volverá a girar en torno a la muñeca Annabelle :0

Sobre la película, muy de acuerdo. Visto lo visto, hubiera molado un montón que la película se centrase exclusivamente en la Elise niña y su familia (el personaje del padre interpretado por Josh Stewart, es de largo el más interesante de la película).

Coincidimos también en lo que respecta a "Insidious 2", que es bastante más, que un bonito envoltorio y los cuatro sustos de rigor.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

soy de los que también piensan que es hora de ir acabando con la saga Insidious y con las Anabelle y las monjas y los Warren y cia... creo que se está saturando el género como muchas cintas mediocres. Si es cierto que de vez en cuando sale una buena película pero la media es flojita, flojita...

No se si al final 'Insidious 4' haría buena taquilla o no pero su arranque fue bastante bueno tanto en España como Estados Unidos, así que la existencia de una posible quinta parte es mas que posible..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, viendo lo que hicieron con "Annabelle", pereza máxima es lo que genera la monja y eso que yo a las aventuras de los Warren, si que le veo aun cierto recorrido, ya que abordan temáticas bastante más generalistas de lo que se ve en la saga "Insidious". Quiero decir que cualquier terror sobrenatural que se ruede a partir de ahora, puede formar parte de ese universo, con la ventaja que significa el hecho, en términos de calidad, de la presencia de Wan.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Rector, mi mayor problema con las cintas de terror del Universo Wan es que creo que todas están cortadas por el mismo patrón, da la sensación de que se ruedan con el piloto automatico porque una serie de sustos y demás siempre funcionan muy bien en taquilla. Cada vez me dan mas pereza estas películas. PAra mi lo de lo mejor que nos han dejado ha sido Expendiente Warren pero la segunda parte me dejó demasiado frío. Para bien y para mal estas películas han marcado y creo que si, tal y como dicen cualquier cinta que se ruede a partir de ahora podrá formar parte de ese universo.. esperemos que llegue pronto la persona que revitalice el género..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, hombre, yo hablar de "piloto automático" para referirnos a alguien que, nos guste más o menos el tipo de cine que propone, ha inventado una fórmula propia, no lo acabo de ver. Te lo compro si nos referimos a las secuelas dirigidas por supuestos herederos o simples perpetuadores de dicha fórmula, eso sí.

Yo opino que las dos primeras entregas de "Insidious" son algo más que una simple serie de sustos. Pienso que son películas muy personales, muy bien rodadas y repletas de detalles a descubrir, más pensadas para el fan del terror que para el espectador ocasional, por más accesibles que puedan ser también para este. Quizás las aventuras de los Warren puedan acercarse más al reverso más comercial de la fórmula, pero macho, están tan bien hechas que uno termina cayendo, pese a los tópicos y tal. Y uno aprecia más las virtudes de este tipo de películas, cuando se pone a buscar cine de fantasmas por ahí...

Donnie, que el que ha revitalizado el género ha sido precisamente Wan.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.