Crítica: La Nuit a Dévoré le Monde (Dominique Rocher, 2018) Crítica: Ghostland (Pascal Laugier , 2018) Crítica: Coma (Michael Crichton, 1978) Crítica: La Chica en la Niebla (Donato Carrisi, 2017) Crítica: Los Olvidados (Luciano Onetti, Nicolás Onetti, 2018)

viernes, 25 de mayo de 2018

Crítica: Los Extraños: Cacería Nocturna

En la mayoría de los casos es peor convertirse en un extraño real que simplemente parecerlo. Es cierto que pecamos de juzgar con ligereza lo que de repente nos asusta o nos incomoda como una conversión hacia lo extraño y no es menos cierto que la frase “es como si te hubieras convertido en un extraño” deja al descubierto toda nuestra inseguridad. Cuando aquello que consideramos familiar y controlado deja de estarlo por un millón de factores (de entre los cuales no todos tienen que ser negativos), activamos un mecanismo de defensa que cataloga de “extraño” lo que se empieza a salir de la norma o mejor dicho, de nuestra norma. Ese es nuestro Yo protegiendo el lugar donde se siente seguro, ese Yo que no es capaz de avanzar en determinados momentos donde pierde la dirección y no es capaz de analizar y asumir los imprevistos. La vulnerabilidad sale a flote y no somos capaces de ponernos en la mente del “extraño”, de la persona de la que creíamos que conocíamos todas las reacciones y que de repente nos sorprende con algo insospechado y espontáneo. Ya no empatizamos con esa nueva manera de sentir o actuar y deseamos que siga siendo lo que nosotros esperamos, ni siquiera nos paramos a pensar si es lo que nosotros queremos, solo lo que esperamos, porque esa sensación de pérdida de control nos descoloca por completo y nos vuelve extraños a nosotros mismos, sin entender que realmente en esa “extrañeza” reside el espíritu indomable del ser humano.

Queda claro que utilizamos el término “extraño” muy a la ligera y después de ver la secuela de “Los Extraños” (2008), tengo aún más claro que esta afirmación se puede rubricar con imágenes y que el señor Johannes Roberts es el ejemplo viviente de ello. Si hablo de Mr. Roberts, tengo que rendirme a la evidencia de sus claro-oscuros y quedarme en suspenso sobre su carrera cinematográfica. Con películas muy notables como “F” (2010) y “47 meters down” (2017) y otros patinazos que le hacen caer de culo como “El Otro lado de la puerta” (2016) y esta “Los Extraños: Cacería nocturna” (2018), no queda claro si hablamos de una cuestión de talento que de vez en cuando se queda empañado con encargos realizados sin el más mínimo interés o de sonadas de flauta en las que los planetas se alinearon de la manera correcta para que el director inglés brillara cuando menos se esperaba. Como digo, no lo tengo claro, pero lo que es meridiano es que con esta secuela ha sacado a pasear al director más incapacitado que habita en su ser.


“Los Extraños: Cacería Nocturna es un lastre, una película que no aporta absolutamente nada al universo extraños”


“Los Extraños: Cacería Nocturna” es un lastre, una película que no aporta absolutamente nada al universo “extraños”. Un universo que realmente no existe de manera natural, por más que determinadas productoras busquen a la gallina de los huevos de oro aquí. “Los Extraños” supuso un éxito de taquilla porque en aquel momento descolocaba y porque el home invasión tiene siempre un añadido en la creación de la tensión y el suspense, que es la posición de fragilidad a la que expone también al espectador que no tiene más remedio que empatizar con los protagonistas y eso añade potencia sin demasiado esfuerzo. Tengo claro que se exponían una serie de incoherencias en determinados pasajes del guión y en la extraña actitud de víctimas y verdugos y que esto lo alejaba de ser un film redondo, pero esos fallos también tenía una carga positiva en la sensación general que dejaba al finalizar el visionado y ayudaba mucho a enrarecer la atmósfera creada en la película. Ni que decir tiene que las máscaras siempre han sido una apuesta segura y que tenían un diseño que casaba muy bien con la falta de filosofía de los verdugos. Aún no habíamos sufrido la fiebre “The Purge” y estas cosas aún tenían su peso.

En esta innecesaria secuela, se apuesta por la repetición de los clichés que funcionaron en la película original de una forma descarada y bastante estúpida, pues el conjunto no deja de ser del todo antinatural y es contemplado como una sucesión de escenas que tienen que estar ahí por una imposición en esa copia y no porque la película así lo requiera. Queda claro que no se pretende innovar ni proporcionar un aire renovado, sino estar al servicio del fan y optar por satisfacer los supuestos deseos de este, algo que permitidme que dude, pues nadie quiere ver más de lo mismo pero mucho peor, ¿no?. La única originalidad radica en que en esta segunda parte, se nos aleja del home invasion y se nos adentra más en el slasher descafeinado, lo que convierte a “Los Extraños: Cacería nocturna” es una versión tremendamente pobre y anodina.


“En esta innecesaria secuela, se apuesta por la repetición de los clichés que funcionaron en la película original de una forma descarada y bastante estúpida”


En “Los Extraños” lo que realmente funcionaba es que toda esa colección de clichés que se nos iban mostrando en pantalla, se reducía a un único espacio que hacía el ambiente irrespirable. En “Los Extraños: Cacería Nocturna”, se abre ese espacio para que podamos asistir a desplazamientos varios que lo único que aportan es una incoherencia total en cuanto a decisiones y acciones. Eliminada pues la carga de tensión de la ecuación, nos queda una película de terror al uso, sin ninguna característica singular que pueda levantarla. A partir de aquí, todo cuesta abajo y sin frenos. La primera muerte llega cuando aún no hay ningún tipo de angustia o incertidumbre por parte del espectador y en adelante, una sucesión de repeticiones a cada cual más absurda. No solo son absurdas las conductas de las víctimas, sino que lo son también las de los asesinos, llegando a un punto donde todos ellos actúan como si fueran Michael Myers o Jason Voorhees, y teniendo en cuenta su condición de adolescentes enclenques, ver estas reacciones supone un real martirio.

Esta mención a Myers o Voorhees no es casual, es algo otra vez impuesto (esta vez por mí, para mi tranquilidad) pues a lo largo de la película vais a observar guiños varios a películas de culto del cine de terror, por más que nos pese, pues en mi caso se me hacía complicado ver determinada escena tan mítica para mí en un contexto tan vacío. Johannes Roberts no se ha despeinado para dirigir esta película y deja toda su suerte en manos de los guionistas Bryan Bertino (director de la cinta original) y Ben Ketai. Desafortunadamente para Roberts, quien está acostumbrado a guionizar sus propias películas, seguir los mandamientos de terceros le ha pasado factura, bien porque no han sabido entenderse o bien por desgana y desconexión mental del proyecto, parece que todo esté dirigido con el piloto automático puesto, sin ningún tipo de pasión o entrega, llegando a aburrir en varios momentos.


“esta segunda parte debería ser una sentencia de muerte para este proyecto de saga”


A nivel técnico, encuentro que hay un abuso del zoom, pero en líneas generales no hay reproche en este aspecto. La fotografía es todo lo correcta que se le puede presuponer a un director con este rodaje que ya debería saber en quien confiar, la banda sonora es la verdadera protagonista de la película y la que destaca de manera positiva, los efectos escasísimos y rácanos y las interpretaciones con unos altibajos impresionantes, por mucho que se cuente con Christina Hendricks (“Lost River”, “Mad Men”) o una crecida Bailee Madison (“Dont’t be afraid of the dark”). El montaje, en concordancia con el guión de la película, es vago e impreciso. Sobra decir que esta segunda parte debería ser una sentencia de muerte para este proyecto de saga, pero me temo que teniendo en cuenta que ha salido más barata que la primera y que en su primera semana en cines ha recaudado ya cinco veces el presupuesto con el que contó, tenemos Dollface, Pin-up girl y saco face para rato, muy a mi pesar.

En este caso, me hubiera gustado darle el significado real a la palabra “extraño” y me hubiera entusiasmado que algo que casi se daba por hecho, que es la poca necesidad que había de una secuela como “Los Extraños: Cacería Nocturna”, hubiera supuesto una sorpresa muy distinta a la habitual y que lo extraño se hubiera convertido en lo positivo, en aquello que hace que nos entretengamos y que disfrutemos del cine de terror. Lamentablemente no ha sido así y me he quedado anquilosada en esa rutina que hace que yo también sea capaz de ver cine con piloto automático cuando la película no es capaz de sacarme ningún tipo de sensación. Sigo pensando que en la mayoría de los casos es peor convertirse en un extraño real que simplemente parecerlo, pero hay momentos donde aunque sea, me conformaría con que un “extraño” al menos pretenda serlo. Está claro que en días extraños el que lleva una máscara no es porque no quiera ser reconocido, lo hace para esconder sus vergüenzas.


13 comentarios:

Patrick Bateman dijo...

Hola Missterror

Pues yo me lo pasé bien. Es cierto que toda la tensión que tenía la primera parte, se disipa al abrir el espacio a varias calles, en lugar de una casa cerrada.

Yo no me la tomé demasiado en serio desde un principio, ni intenté buscar demasiada coherencia en algunas de las acciones que desempeñan los personajes. Para mí esta secuela no consigue ser una película demasiado seria y muy terrorífica o angustiosa (tampoco creo que lo pretenda) dada el tono absurdo, sobre todo, en el tramo final. Incluso, me provocó alguna que otra risa, que me hizo disfrutarla sin más.

Saludos.

Jesús Haro dijo...

Diez años después sale la secuela de Los extraños, un film entretenido con una Liv Tyler en uno de sus mejores papeles. Missterror, la voy a ver y saldré de dudas, aunque no sueles fallar en tus valoraciones (cumplido :))

El Rector dijo...

A mi esta secuela me parece directamente una tomadura de pelo y ya no me refiero a las situaciones dantescas e inverosímiles que el filme nos regala una detrás de otra, hablo más bien del hecho de intentar vendernos la misma fórmula de la primera película, que ya de por sí suena descabellado, pero además, haciéndolo tan mal como lo hace Johannes Roberts, un tipo que a estas alturas de su carrera, no puede permitirse una propuesta como esta.

Ya que NADA de lo que ocurre es creíble o tiene el mínimo sentido, no voy a entrar a analizar situaciones concretas, pero que una niña con una máscara pueda intimar a una mujer y su hija tal y como propone la película en un momento dado, es un buen ejemplo de como el director y compañía se ríen del espectador y eso es algo, que personalmente, si que no tolero.

Lo único destacable de esta película, es que hace buena a la primera entrega, lo cual creo que ya resulta lo suficientemente esclarecedor.

Missterror, una cosa sí te voy a reconocer, después de ver esta "Los Extraños: cacería Nocturna", incluso veo a "F" con otro ojos ;)

Por cierto, que una basura de este calibre (con todo lo bueno que hay por ahí perdido y dejado de la mano de dios), se estrene en salas españolas, es otro buen ejemplo del nivel cultural de este país. De juzgado de guardia.

Saludos.

victor dijo...

Este secuela me hace recordar que no he visto la primera. Merece la pena?
Un saludo

El Rector dijo...

Victor, no.

Saludos.

Missterror dijo...

Patrick- El problema es que el director de esta película sí se ha tomado en serio la secuela y no pretendía llevar al espectador a la risa, aunque lo consiga de manera involuntaria. En realidad no es menos seria que la película original. El argumento no es que tenga un punto absurdo, es que es del todo increíble e incoherente y ojo que a mi todo esto no me parecería tan mal, si la película hiciera pasar un rato entretenido, pero es que en mi caso, ni eso. Perdí casi todo el interés a los veinte minutos, en la primera muerte, que roza el insulto al espectador.
Para mi esta es de esas películas que tienes de fondo mientras haces otras cosas, osea, lo peor que le puede pasar a una película. Si en tu caso pasaste un rato divertido, pues poco más le puedes pedir, así que al menos no fue una hora y media perdida.

Jesús- Pues no te creas que tú y yo estamos muy de acuerdo por lo general...Ya veremos con esta. Cuando la veas, me dices :)

Rector- A mi la primera entrega sí me gustó y pese a algunas licencias y comportamientos que no cuadraban, me pareció bastante malrollera y generaba una tensión a la altura de lo que se esperaba de un home invasion con esas características. Obviamente no era "Funny Games", ni te dejaba el mal cuerpo de "Ills", pero creo que en conjunto salía más que airosa.
Esta segunda parte, más que una tomadura de pelo, creo que muestra un desinterés máximo y para mi eso es peor que la falta de talento.
"F" es una película que no me cansaré de reivindicar. Me pareció una de las mayores sorpresas que me llevé ese año y un ejemplo de cómo crear tensión y sufrimiento en el espectador. Lo que duele que es que Johannes Roberts si ha destacado en algo, es en esto, en tener al espectador con el culo apretado todo el rato, por eso esta cacería nocturna me parece tan torpe.
Sobre la elección de este estreno en cine, no me extraña demasiado. La cartelera se rige por la recaudación única y exclusivamente, no por la calidad. La Primara "Los Extraños" funcionó muy bien y esta lo ha hecho también en EEUU, así que supongo que aquí no sea una excepción.Otra cosa es la cara con la que la gente salga del cine...

Victor- Desde mi punto de vista, la primera sí merece la pena. Ahora no te sorprenderá como cuando se estrenó porque seguro que ya has visto varias que se subieron al carro del éxito de "Los Extraños", pero creo que la tienes que ver de igual manera. La que no te recomiendo bajo ningún concepto es esta segunda parte.

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, es que a mi precisamente, lo que no me genera en ningún momento "Los Extraños", es tensión ni mal rollo de ningún tipo. Puede que sea porque el home invasión es un subgénero que me suele producir indiferencia, pero no se, la vi el típico producto pensado para el gran público. Por ejemplo, me pareció mucho más intensa en todos los sentidos, una película del año anterior que pasó mucho más inadvertida como fue "Vacancy" de Nimród Antal.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

La verdad es que me la esperaba peor, bastante peor pero aun con eso esta es una de esas películas que se ven con el piloto automatico puesto. Que lo mejor de esta película se escuchar el 'Total eclipse of the heart' de Bonnie Tayler y otra canción cuyo titulo no recuerdo dice mucho. Eso si, reconozco que esas dos escenas están muy trabajadas y son sin duda lo mejor de esta película. como dice el Rector, esta película no me trasmite nada de tensión y la subtrama de la hija rebelde que no sabe ni fumar ni coger un cigarrillo como que no me interesa lo mas mínimo.

La verdad es que esta mini purga no me ha entusiasmado demasiado pero como os digo me la esperaba mucho peor.. Eso si, es una lastima que la persona que ha hecho el trailer no haya dirigido la película.. :-D

Un Saludo!

Donnie

Missterror dijo...

Donnie- Supongo que hay película más merecedoras de mi nota que esta porque a nivel técnico tiene pocos puntos negativos, pero me parece de una sinvergonzonería tremenda el no esforzarse lo más mínimo para presentar diez años después exactamente lo mismo que ya se nos enseñó en la película de Bryan Bertino, pero mucho peor y más inverosímil. Para mi esto es reírse del espectador directamente.
Si lo mejor de esta película es una canción mal vamos, pero no negaré que "Total Eclipse of the heart" es un temazo de ayer, hoy y siempre y es una gozada escucharlo bien alto en cualquier momento de la vida. Reconozco yo también que la escena de la piscina está bien hecha, pero creo que es más mérito de la musicalización que nos absorbe que de otra cosa. Y esto me hace acordarme inmediatamente de la escena de "You're next" en la que no paraba de sonar "Looking for the magic". Supongo que también hay por ahí alguna influencia maligna...
Me alegra saber que no soy la única que no puede parar de mencionar el tema de lo mal que queda poner un cigarro entre las manos a actores que no saben fumar. Supongo que cualquier rebelde que se precie tiene que fumar o si no se le considera un tolai, pero de verdad que es tan ridículo ver a alguien cogiendo el cigarro de una manera tan tensa en la que parece que su vida depende de ello y soltando una bocanada inmensa de humo en el instante de dar la calada porque no lo quiere tragar, que me hipnotiza y ojo que en el cine pasa muchísimo :)Yo dejé de fumar hace años y cada vez que veo una escena así me entran ganas infinitas de decirles a esos actores "dáaaaaaaamelo a mi".

Yo creo que las personas que hacen los trailers son expertos cortometrajistas, porque ya hemos llegado a un punto donde se condensa la película entera en unos pocos minutos. ¿Os acordáis de aquellos tiempos donde los trailers se hacían mostrando lo mínimo para generar curiosidad y ansiedad? Yo ya no, la verdad.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Hola Missterror

Pues seguramente el director se la haya tomado muy en serio, pero viendo el final, la verdad es que yo no. Y precisamente me gustó más ese final en el que todo vale sin importar demasiado si es coherente desde un punto de vista real.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

MissTerror, a nivel técnico la película esta muy bien pero efectivamente es mas de lo mismo. Casi sería mas honrado decir que esto no es una segunda parte sino un mal reboot de la cinta original..

El problema de estas películas es que no tienen una marca propia aunque creo que tampoco la buscan. La historia la hemos visto mil veces antes y la volveremos a ver, el uso de ciertos recursos como el de la música nos trae a la memoria a otras películas, los clichés son los de siempre...

Lo de los cigarrillos lo llevo muy mal como todo lo que hace referencia a 'niño rebelde con aspecto gótico' porque o bien se cae en el mas absoluto de los ridículos por el uso de absurdos tópicos llevados al extremo o porque como en este caso los detalles dan vergüenza ajena.. De verdad, me extraña que nadie se diera cuenta de ello...

Patrick, a mi a partir del momento 'Total eclipse of the heart' la película ganó muchos enteros. El desprecio a toda lógica para conseguir escenas donde la estética manda, me gustó bastante. Lastima que el sinsentido de la parte final no se aprecie durante el resto de la película..

Un Saludo!

Donnie

Tracy Kong dijo...

Cierto es que ir al cine (la vi anoche) a ver una supuesta secuela sin expectativa alguna de que sea tal ya suena raro y dice mucho de ambas pelis como "conjunto". Al margen de eso, o por ello precisamente, disfrutè mucho del film, asumido que todo en él es gratuito y que aparezen unos enmascarados como los de Los Extraños como podrìan ser los de Scream o cualquier otros por mucho que se desvirtùen. Un ejercicio de estilo que algunos dirìan, un festival de referencias, una puesta en escena resultona. Un divertimento sin màs que pide sòlo apetencia y falta total de expectativa, cosa que no siempre puede esperar dado su tìtulo.

Missterror dijo...

Patrick- Ojalá la hubiera podido ver así, en ese tono desenfadado que necesitaba la película. Lamentablemente me la tomé ta en serio como su director y su homenaje a los slashers de los ochenta.

Donnie- Yo sí creo que buscan una marca propia,pero claro, otra cosa es que lo consigan. Tres máscaras no es suficiente para tener personalidad y una frase desconcertante, si no lleva algo detrás se queda en una anécdota que se olvida en cuanto se escucha.
Sobre los adolescentes rebeldes góticos, totalmente de acuerdo. Debe ser que sólo se puede ser rebelde si se es gótico y sólo se puede ser gótico si se es rebelde...El Gran Cliché. Por eso "Pyewacket" me gustó tanto, porque en realidad no pretende mostrar ni el cliché gótico, ni el rebelde, solo el cliché juvenil aunque caiga en el goticismo y la rebeldía.
A mi la parte final de "Los Extraños 2" tampoco me dijo gran cosa, la verdad, puede que para ese momento yo ya estuviera totalmente off de la película o puede que realmente no viera absolutamente nada de carisma ni potencia en lo que veía en la pantalla.
Como dices, esto es un mal reboot, ¿y qué sentido tiene hacer un mal reboot de "Los Extraños"? No logro entender esta apuesta de Johannes Roberts. Menos mal que vuelve a los tiburones, eso se le da de maravilla :)

Tracy Kong- Me alegra que la disfrutaras, yo no pude. Para mi ese festival de referencias sin un contexto detrás queda muy vacío e impuesto. Ya no es que la violencia sea o no gratuita o que los slashers tengan que ser el máximo exponente de la coherencia en las decisiones de los protagonistas, es que hay que seguir una mínima lógica para que el espectador no se sienta insultado.Yo tengo claro que "Los Extraños 2" el guionista se lo llevó muerto.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.