Crítica: The House That Jack Built (Lars Von Trier, 2018) Crítica: Nancy (Christina Choe, 2018) Crítica: Overlord (Julius Avery, 2018) Crítica: Superlópez (Javier Ruiz Caldera, 2018) Crítica: The Night Comes For Us (Timo Tjahjanto, 2018)

miércoles, 18 de julio de 2018

Crítica: Misery

El fenómeno fan. Esas pequeñas pasiones siempre presentes, siempre avanzando, cambiando. Hace no tantos años, los jóvenes fantaseaban con Bombón Jovi (Jon Bon Jovi para los profanos), o con Samantha Fox (atreveos a negarlo). Hoy en día los gustos han evolucionado. Ahora sueñan con conocer y tocar a los youtubers de moda. Pero a su favor hay que decir que el fenómeno fan, no es sólo cosa de adolescentes. Servidora, con gustos ya más refinados, no haría ascos a algún cantante heavy, de pelo largo, con cuero… ¡Ejem! ¿Por dónde iba? Eso, el fenómeno fan, algo que todos hemos vivido de una manera inocente y platónica. Pero no siempre es así. La admiración puede atraer la envidia, y esta, al odio. Películas más actuales como, “Like, share, follow” (2017), también muestran el peligro de la idolatría mal gestionada. Lo que en principio es un póster en la pared, puede acabar con un tiro en la espalda. “¡Qué exagerada!”, diréis. Ya, pues que se lo cuenten a John Lennon, o al protagonista de nuestra historia.

Todo da comienzo en una tranquila habitación, el ruido de una máquina de escribir, un hombre, una novela, un cigarro y una botella de champán. El famoso escritor, Paul Sheldon, ha terminado su último libro. Brinda consigo mismo y coge carretera. Pero lo que parecía un tranquilo viaje de vuelta a casa, se trunca cuando una tormenta de nieve le sorprende y hace que su coche se salga de la carretera. Lo siguiente que Paul verá, será la dulce cara de Annie diciéndole “soy tu fan número 1”. Paul ha tenido suerte, Annie Wilkes, una enfermera local que vive en una cabaña en medio de ninguna parte, le ha logrado rescatar y poner a salvo en su casa.En este momento dará comienzo un juego del gato y el ratón marcado por la tortura psicológica y física. La dulce Annie perderá la máscara progresivamente, mostrando a una feroz carcelera. Sheldon tendrá que poner a funcionar su inteligencia y sus escasos recursos para lidiar con esta mujer y con su nueva situación de retiro forzado. 


“Goldman se empeñó en mantener en la película una parte del libro donde un pie es amputado. De mantener esta escena, la película corría el peligro de obtener en salas la clasificación R (Restricted), lo que suponía un suicidio en cuanto a ventas en taquilla” 


“Misery” (1990), se trata de una adaptación de la novela homónima de Stephen King. Acerca de cómo King tuvo la inspiración para esta historia hay diversas versiones. Se dice que la creó en una época de adicción a las dogas, como análisis introspectivo en el que Annie representaría el sometimiento a las sustancias que sufre el individuo. También se dice que está inspirada en una experiencia similar a la narrada, vivida por él y su mujer cuando en una ocasión un fan se les coló en su casa. Según una entrevista al propio King, la idea le vino de un sueño que tuvo. Inspirado, se levantó de la cama y lo escribió todo en una servilleta y eh voila, habemus historia. 

Surgiese como surgiese la idea, estaba claro que era carne de cañón para la gran pantalla. Ya se habían adaptado obras suyas como “Carrie” (1976) o “El resplandor” (1980) y, “Misery”, era un caramelito. Fueron varios los estudios que pujaron por hacerse con la historia, pero sólo uno el ganador, Castle Rock. A uno de los fundadores de Castle Rock, Rob Reiner, le conocemos por su maestría al timón de la dirección sobre todo de películas ajenas al género del terror. Entre su haber cuenta con clásicos como “Cuando Harry encontró a Sally” (1989) o “Algunos hombres buenos” (1992). Reiner ya era amigo de King desde que hiciera “Cuenta conmigo” (1987), basada en un relato corto del escritor. Con “Misery”, King lo tenía claro, quería a Reiner en la dirección. Dicho y hecho, la guinda vino con la elección del guionista, otro de los caballos ganadores de la Castle Rock, William Goldman. Goldman es el culpable obra maestras como “Todos los hombres del presidente” (1976) o “La princesa prometida” (1987), llevada al cine por el propio Reiner. Tras estas dos elecciones, el símbolo del dólar ya se veía en el horizonte, pero como en todos los matrimonios, algún problema hubo de surgir. 


“El papel de protagonista masculino fue ofrecido a varios candidatos entre ellos Jack Nicholson. Nicholson lo rechazó alegando que no sería bueno para él, ya que había encarnado hacía no mucho, El resplandor” 


El más resaltable fue cuando Goldman se empeñó en mantener en la película una parte del libro donde un pie es amputado. De mantener esta escena, la película corría el peligro de obtener en salas la clasificación “R” (Restricted), lo que suponía un suicidio en cuanto a ventas en taquilla y la productora comenzó a preocuparse. Reiner convenció a Goldman de que se podía lograr el mismo efecto creando una escena que se ahorrase lo gore de una mutilación y sus consecuencias. Goldman le dio unas vueltas y creó una alternativa que gana con creces en crudeza a la original. Castle Rock, toma cazo y medio. 

Al buen hacer de Reiner y Goldman, se une una acertada elección de personajes principales. El papel de protagonista masculino fue ofrecido a varios candidatos entre ellos Jack Nicholson. Nicholson lo rechazó alegando que no sería bueno para él, ya que había encarnado hacía no mucho, “El resplandor” (1980). Quien finalmente se hizo con el personaje del escritor Paul Sheldon, fue James Caan a quien conocemos por “El Padrino” (1972). El papel de la protagonista femenina, el eje central de la película, parecía tener nombre propio desde un principio, el de Kathy Bates. Bates era ideal para el personaje tanto como por su calidad interpretativa, como por su aspecto físico, que combinados dotaron al personaje de Annie Wilkes, de una contundencia aplastante. 


“Barry Sonnenfeld juega de manera tremendamente efectista con unos primeros planos y un juego de zoom, que graban la cara de Annie en la mente a fuego” 


No en vano, la interpretación le otorgó a Bates el Oscar a la mejor actriz en el año 1990. A destacar que es la primera vez que una mujer ganaba el Oscar por interpretar un papel del género de terror. Como punto negativo, destacaría el “encasillamiento” que este personaje supuso para Kathy Bates. Con esto no me refiero a que la actriz sólo interpretase personajes similares desde ese momento, ni mucho menos. Pero sí que supuso un encasillamiento en las mentes de los espectadores. Es imposible ver a Bates en cualquier papel y no pensar en Annie una vez que has visto “Misery”, os digo yo que no se puede. 

La elección del reparto se cerró con Richard Farnsworth en el papel de sheriff Buster y con una icónica Lauren Bacall para el papel (puede que demasiado insustancial) de Marcia Sindell, la representante de Sheldon. Pero toda la angustia que “Misery” nos mete en el cuerpo, no habría sido posible sin el notable trabajo de fotografía de Barry Sonnenfeld. Todo en la película tiene una atmosfera tranquila, de luz natural, que lejos de relajar, hace que nos pongamos de los nervios. Y esos nervios estallan en los picos de actividad del lado oscuro de Annie. Barry Sonnenfeld juega de manera tremendamente efectista con unos primeros planos y un juego de zoom, que graban la cara de Annie en la mente a fuego. Para dar vida a las sensaciones de Sheldon, usa el plano en primera persona. Vemos lo que la víctima ve, empatizamos y sentimos su angustia e impotencia. Sonnenfeld hace un uso del espacio con una aparente simpleza que crea de “Misery” algo asfixiante y claustrofóbico, demostrando elegantemente que en lo que a terror se refiere, en ocasiones menos, es más.


15 comentarios:

Anónimo dijo...

Se agradece la crítica sucinta, no obstante, en mi opinión la calificación un tanto mísera (sic) para tamaño clásico del cine de terror. Saludos.-

victor dijo...

Menudo clásico. Quizás la mejor adaptación de un libro de King a la pantalla. (he leído la novela y me gustó más que la peli). Pero consiguen plasmar muy bien casi toda ella. Con ciertas ausencias(que bien explicas por su crudeza). Una peli muy buena, que yo le daría ese medio punto para redondearla a 8.
Un saludo

Donnie Darko dijo...

Una de las primeras películas en V/H/S que alquilé. A lo ya dicho poco mas se puede añadir. Puede que esto le pueda sonar a sacrilegio a mas de uno, pero en mi caso me gustó mucho mas la película que el libro. Puede que porque viera antes la película, porque me es imposible no pensar en Kathy Bates y James Caan pero lo que me trasmitió esta película por desgracia no consigue transmitírmelo el libro..

Desde que vi 'Misery' cada vez que me fotografio con algún actor o director en Sitges, tengo la sensación de que me va a ver como el personaje de Kathy Bates en esa película y su famoso.. Soy tu fan número uno... :-D

Un Saludo!

Donnie

Jesús Haro dijo...

Yo siempre iba buscando la foto, el autógrafo. En el festival de Sitges. Ahora me los encuentro. Llevo viendo tantas pelis, desde niño en mi videoclub y siguen apareciendo pelis como esta, que me faltan por ver. No diré que sea imprescindible si no ya la conocería. Me la apunto.

Riatha dijo...

Saludos Donnie. Al igual que tú, yo también vi la película antes de leer el libro, de hecho, pasaron unos cuantos años entre uno y otro. Ahora creo que fue un error, me condicionó muchísimo. Todo el rato tenia la cara de Bates en mente. También echo de menos en la película, cierto "salvajismo" del personaje de Annie presente en el libro. Pero que la eche de menos no quiere decir que crea que la necesite, eso es lo grande de "Misery", su brutal-sutileza. Para mí son obras entre las que no puedo elegir, no puedo decir si quiero más a mamá o a papá.

Riatha dijo...

Siento que la nota no haya agradado. Puede que sí fuese un poco dura. Pensé mucho en ella y en dar el salto al 8, pero finalmente, aunque la nota es igualmente notable, se le quedó raspando por distintos motivos. Es muy relativo esto de las notas, pero si con esta discordancia logro que no seáis "mis fans nº1", bienvenida sea. XD XD

Donnie Darko dijo...

Riatha, puede que a mi me pasara lo mismo.. me condicionó mucho la película, me resultaba muy difícil no pensar en los protagonistas de la película al leer la novela y puedo decir lo mismo de 'El Resplandor'. Cuando actores como la Bates o Nicholson bordan sus papeles es difícil por no decir imposible establecer distancia y olvidarse de ellos..

La verdad es que Misery, la película es una notable cinta que sabe jugar muy bien con sus bazas.. Y a mi la nota me parece un acierto, la verdad :-)

Un Saludo!

Donnie

Anónimo dijo...

Ustedes mismos reconocen la profunda huella que os dejó la película, como a casi todos los visionarios. Es por ello que calificar con un 7.5 una experiencia tan trascendente en la historia del cine y las personas es mezquino. Obviamente, se entiende que entre colegas se apoyen para la buena imagen hacia el público ;) .

Donnie Darko dijo...

No..no.. aquí no hay colegueo ni nada parecido.. y si no puedes ver la discrepancia de opiniones que tenemos con cintas como 'Ghost stories' cuyo final a mi me gusta muchos y a un compañero le parece una autentica basura. Creo que es mas importante que haya disparidad de criterios entre las personas que escribimos aquí a que opinemos lo mismo porque eso puede dar una visión mas global gracias a las distintas perspectivas. Un 7,5 o un 8 es una muy buena nota. 'Misery' es una grandisima película, una cinta notable que impacta y deja huella pero que para mi no es perfecta. 'La profecía' me parece una obra clave en la historia del cine de terror pero tampoco le daría un diez, y asi podríamos seguir citando ejemplos..

Un Saludo!

Donnie

Riatha dijo...

Llevo muy poco tiempo colaborando en el Nido, pero siguiéndolo algo más, y lo que siempre me gustó es la objetividad y que nadie se casa con nadie. Todas las opiniones son recogidas, y si estas, encima contrastan, mejor. Claro que es una película trascendente, mucho, pero eso no la hace perfecta. Perfectas... Diría que se cuentan con los dedos de una mano. Pero me encanta la disparidad de opiniones y te agradezco la tuya, Anónimo.
Salud!

Stifler dijo...

Hola!
Llevo tiempo leyendo el blog. La verdad es que me encanta! Sin embargo, ninva me habia decidido a hacer una entrada... Hasta ahora.

A mí me pasa lo contrario que a Donnie: me lei el libro en primer lugar, y luego me vi la película. He de decir, tal vez sea por el orden que segui, que me gustó más el libro de Stephen King. Sin embargo, creo que la película es una obra de arte. Kathy Bates simplemente está increíble.

De nota, le pondría un 8.5. También es verdad que no llevo mucho siendo un cinéfilo, pero gracias a este blog, voy poco a poco.

Un saludo, y gracias!

Donnie Darko dijo...

hola Stifler!

Me alegro que te hayas animado a compartir tu opinión :-) Estoy contigo en la importancia del orden al leer el libro o ver la película. Cuando lees un libro o ves una película que te impacta, es dificil librarte de esa sensación al acercarte a la película si antes lo has hecho con el libro o viceversa. En la mayoría de los casos siempre decimos que el libro es mejor que la película, pero en otros la película tiene tanta calidad que ocurren estas cosas, esta disparidad de sensaciones.. TEngo muchos amigos que opinan como tú, y aunque a mi el libro no me llegó como esperaba solo se puede reconocer que tanto la película como la obra en la que se basan tienen ambas una calidad enorme, algo que por desgracia no suele ser habitual..

Riatha, en este caso opino como tú. Una misma película puede provocar distintas sensaciones en el espectador y por mucho que uno intente ser objetivo hay puntos de vista sobre los que es difícil ponerse de acuerdo. Siempre he tenido en mente la revista 'Fotogramas' y las estrellas que les daban a las películas. Al mirar el resumen de las críticas veía películas a las que un critico la puntuaba con una estrella y otro con cinco..

Un Saludo para los dos!

Donnie

Riatha dijo...

Buenas Stifler,
Gracias por tu entrada, ¡espero que sea la primera de muchas más!
Esto de, libros vs pelis, es tan personal. A mí el libro me parece más oscuro (y eso gusta), pero imposible decantarme.
En cuanto a Bates, básicamente, ella es la película.

RONETTE PULASKI dijo...

Excelene Riatha, esta película de Reiner no podía faltar. Muy buena en todos los niveles, a destacar sobre todo las actuaciones de Kathy Bates y James Caan. Me alegro que también menciones a Richard Farnsworth, grandísimo actor que quedó inmortalizado con su interpretación de Alvin Straight en Una Historia Verdadera.
Sobre el debate de la nota: Sin duda una crítica debe ser subjetiva, si no serían todas iguales. También depende de la posición que tomemos al calificar, es decir, si nos restringimos a la influencia que una película tuvo en el ámbito del género de terror o, por el contrario, en el ámbito del cine generalista.
7,5 es una buena nota.
Un abrazo,

Riatha dijo...

Buenas Ronette, desde luego hay clásicos que poco a poco hay que recuperar, y este era uno. Y si se habla de clásicos, es obligado mencionar a Richard Farnsworth al hablar de Misery. El papelón que hace y la entrañabilidad que transmite. Aisss... Ya no se actúa como antes.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.