sábado, 25 de diciembre de 2010

Crítica: Resident Evil: Ultratumba


Que Paul W. S. Anderson dirija una película de género fantástico no es precisamente una buena noticia para los que amamos y sobretodo, nos tomamos en serio este género, pues el tipo tiene en su haber, aberraciones tales como “Mortal Kombat”, “Alien Vs Predator” o “Resident Evil” y tan solo en un momento de iluminación, fue capaz de parir un producto tan sorprendentemente digno como “Horizonte Final”, de largo, lo mejor de su tormentosa filmografía. Tampoco como productor ha tenido excesivo buen ojo, mas allá de la entretenida “Pandorum”, ha producido mediocridades como “The Dark” o una que no firmaría ni el mismisimo Uwe Boll, la lamentable “Dead Or Alive”.

Con todo este historial y viendo como se “cubrió de gloria” con la primera “Resident Evil”, me gustaría saber quien ha sido el desalmado que ha vuelto a poner a este personaje al frente de una nueva entrega de una saga, que después de su fallida primera parte, había recuperado un poco el norte gracias a Alexander Witt primero, con “Resident Evil: Apocalypse”, seguramente igual de mala que su predecesora pero por lo menos bastante mas divertida y sobretodo, Russell Mulcahy con “Resident Evil: Extinction”, por fin, una auténtica película de zombies pese a que no tenía demasiado que ver con el videojuego, de largo, la mas disfrutable de la trilogía.

“Resident Evil: Afterlife” (o “Ultratumba” en territorio español) transcurre cuatro años después de los acontecimientos narrados en la anterior entrega, con una Alice omnipoderosa gracias al virus-T que acompañada de sus clones, se infiltra en la base central de la corporación Umbrella con el objetivo de destruirla de una vez por todas, pero no solo fracasa en el intento de eliminar a su líder, Albert Wesker, sino que también pierde sus poderes. Ahora, nuevamente humana, emprende un viaje por el mundo en busca de Arcadia, un lugar supuestamente seguro y libre de la infección que ha asolado la tierra, lo que la termina llevando a una prisión estatal en medio de un Los Angeles asediado por hordas de zombies. Allí, junto a un reducido grupo de supervivientes, tendrá que encontrar la forma de escapar con vida.


Con Anderson de por medio, me esperaba lo peor y bueno, puedo decir que los primeros veinte minutos de película son el espectáculo mas lamentable y bochornoso que he visto en mucho tiempo, en los que el director hace gala de su habitual mal gusto y eleva al máximo exponente el cine hortera que le caracteriza, plagado de cutres efectos especiales por ordenador (se han visto cosas mucho mas “reales” en los propios videojuegos), abusivas cámaras lentas y coreografías imposibles al mas puro estilo “Ultraviolet” (… in nómine patri) que no rozan, sino que sobrepasan el mas absoluto de los ridículos y una banda sonora a base de ese “bakalao” para fiesteros de fin de semana que tanto le gusta a Anderson y que tendría que estar prohibido utilizar en una cinta de terror por decreto ley.

Por suerte para todos, los siguientes cincuenta minutos nos dan una ligera tregua, se aparcan los tintes cómicos (a grosso modo) y asistimos a la típica historia de supervivientes asediados por fuerzas maléficas (zombies en este caso), aunque lo de “zombies” dicho con boca pequeña, pues aunque hay un gran número de ellos, estos apenas tienen incidencia en la historia mas allá de un par de secuencias contadas (las mejores del filme, por cierto), todo el protagonismo se lo lleva un gigantón encapuchado armado con una descomunal hacha (debe ser familia directa del cabeza cono de “Silent Hill” por decirlo de forma suave) y una especie de infectados mutantes que han cogido “prestadas” las mandíbulas expandibles de los vampiros que vimos en la genial “Blade 2” de Guillermo del Toro, quienes dejan a los muertos vivientes en un marginal papel de mero “atrezzo”.


Esta parte, aunque plagada de tópicos y personajes estereotipados (mas el plus de ridículos que siempre viene de fábrica con Anderson), resulta lo suficientemente entretenida y mínimamente “seria” como para que dejemos de lado por un rato la bombona de oxigeno gracias a la cual subsistíamos hasta este momento, incluso se nos deja de atormentar con el tedioso “chumba, chumba” de la banda sonora, substituido ahora por un montón de remixes del tema rockero compuesto por los americanos “A Perfect Circle”, la otra banda de Maynard James Keenan, líder de los eclípticos “Tool”.

Pero claro, quitarse los dejes y los vicios de encima no es tarea fácil, y el Anderson de mas mal gusto regresa en el tramo final para perpetuar un nuevo crimen de guerra fílmico, con una pelea a cuatro bandas entre Alice, los Redfield y Wesker en un chapucero intento de emular a “Matrix” que ponen de manifiesto por enésima vez, cual hortera y pasado de rosca puede llegar a resultar el cine de este hombre.

Conclusión, “Resident Evil: Afterlife” es una nueva cagada dentro de esta tormentosa tetralogía y un buen ejemplo de cuan complicado es llevar un videojuego a la gran pantalla sin caer en lo ridículo, cosa que desde luego, no consigue Anderson en este, su segundo intento, un filme hortera, ridículo en muchos momentos y engendrado con un mal gusto que se sale de lo habitual por un tipo, que debería dedicarse a rodar videoclips musicales y dejar esto del cine para los que saben.

Pese a esto, si le intentamos seguir el juego al tito Anderson (en medida de lo posible) a riesgo de nuestra propia salud mental y sobrevivir a los esperpénticos veinte minutos iniciales, vamos a poder disfrutar por lo menos, de un producto ameno de entretenimiento de usar y tirar (sobretodo si eres de esos que disfruta con el royo del 3D, pues la gran mayoría de secuencias están concebidas para tal propósito). Obviamente, los fans de Milla Jovovich tampoco van a salir defraudados, pues la chica aparece en el 90% de los planos encarnando por enésima vez a la heroína Alice (en lo que a mi respecta, espero que no siga desperdiciando su evidente talento con este tipo de papeles y sus próximos trabajos estén mas cercanos a cosas como “A Perfect Gateway” o “La Cuarta Fase”) junto a Claire Redfield, interpretada nuevamente por Ali Larter (“Return To House on Haunted Hill”, “Resident Evil: Extinction”), dando forma al sexy tándem protagonista. A su lado, otro rostro popular de la televisión americana, el de Wentworth Miller, conocido por su papel en la exitosa serie “Prison Break” y como curiosidad, comentar también la sorprendente (por inesperada) presencia del español Sergio Peris-Mencheta, del cual me pregunto como habrá llegado a parar aquí. ¿Te atreves?


9 comentarios:

Productor. dijo...

Aún no he visto "AFTERLIFE". Y es que es verdad que Anderson no da mucho juego (que tiempos aquellos de "Event Horizon" y en mucha menor medida "Soldier"). El problema es que escriba sus propios guiones...
Y me ha gustado la referencia a "Apocalypse" que yo defiendo contra viento y marea precisamente por la excelente labor de Alexander Witt. Es lo que tiene estar años como director de 2ª Unidad. No recuerdo ni de que va pero era entretenidísima...

Ash dijo...

Poco más se puede añadir a esta excelente crítica.No sé dónde leí que pretendian hacer otra entrega más,eso si,y es lo gracioso,"escuchando a los fans del videojuego"...vamos,que parece que encima se cachondean de uno.Que lo dejen ya de una vez por todas.En lo que a mi respecta,y eso después de haber vuelto a picar como un primo,(no sé ya si disfruto con este tipo de cosas,en todo caso estoy enfermo)NO EXISTE NINGUNA PELÍCULA SOBRE LA SAGA DE VIDEOJUEGOS RESIDENT EVIL.

El Rector dijo...

"Apocalypse" era entretenimiento puro y duro, sin pretensiones y mucho mas cercana a la serie B que al cine de perfil "taquillero" de la primera parte. Mucho menos presupuesto pero mucho mas mimo a la hora de intentar plasmar la esencia del videojuego. Yo tengo que reconocer que en el cine lo flipé, pues el personaje de Nemesis me chifla y aunque cada vez que la he visto posteriormente, me ha parecido mas mala (supongo que este tipo de productos vienen con fecha de caducidad), no se puede negar que es muy divertida.
Por lo menos esperemos que si hay una quinta entrega, esta caiga en manos un poquito mas competentes, que se yo, un Zack Sneyder, por pedir...

fabo dijo...

Bueno a lo que mi respecta me gusta mucho las peliculas de la saga. estas peliculas estan basada en " resident evil" el juego osea con alguno elementos de el juego que aun son fieles. si no ponemos a pensar por ejemplo el juego trata de lo mismo siempre solo que en diferentes personajes y lugares pero en conclusion son lo mismo todos yo los e jugado casi todos. bueno las pelicuals han venido evolucionando perfectamente bien y me gustan y a los fans de las peliculas tambien y cada vez son mas y mas

Ash dijo...

Respeto tú opinión Fabo,pero esta saga de películas es una MIERDA.Una mierda muy rentable,eso si.Pero que vaya,Resident Evil 5 también era otra mierda,y así van las cosas.

El Rector dijo...

Ash, yo también respeto tu opinión, ya lo sabes, pero espero que esa afirmación sobre Resident Evil 5, se refiera a la inminente quinta entrega cinematográfica y no al videojuego (aunque esa forma verbal en pasado me hace temerme lo peor)...

Ash dijo...

jaja,lo siento queridísimo Rector,me estaba refiriendo al juego.Un auténtico bodrio y una decepción absoluta que tuve que padecer,y gracias doy que no lo adquirí original porque me olía a ladrillazo en la cara.Los hay mucho peores,eso si,pero acabé harto de los zulúes con taparrabos y mil chapuzas más que no merece la pena relatar.Es de esas cosas que por narices tiene que ser una pasada y parezca que nadie se atreva a decir que es un tostón aburrídisimo y repetitivo,hijo bastardo del 4,que le dal mil patadas a pesar de que son de tal palo tal astilla,como digo.Como los primeros NINGUNO.El tremendo remake que hizo Capcom del original sigue siendo el mejor RE de la história.

El Rector dijo...

Ash, pues en lo que se refiere a la saga videojuegil, no estamos tan de acuerdo como en la cinematográfica. Para mi, Resident Evil 5 es una MARAVILLA, al igual que el 4. Dos prodigios de la técnica que han reinventado una franquicia que lo único que hacía antes de la salida de este último, era exprimir la misma fórmula del juego original de 1996. A mi, personalmente, ya comenzaba a aburrirme siempre lo mismo. Con el 4 y el 5, se ha buscado ofrecer al usuario, una experiencia nueva dentro del mismo universo de siempre y yo creo, que lo han conseguido. Menos exploración y más acción, cierto, pero manteniendo intacto todo el carisma de la saga.

A mi el 5, me parece un prodigio técnico (de lo mejor que se ha visto en esta generación), además de un juego casi eterno y con una historia cojonuda.

En lo que si estamos de acuerdo, es en señalar al remake que se hizo de la primera parte para GC, como el MEJOR (y con diferencia) de todos los RE hechos hasta la fecha.

Ash dijo...

Bueeeeno..."te acepto pulpo como animal de compañia".porque sigue usted siendo El Rector y yo un simple estudiante...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.