jueves, 26 de abril de 2012

Crítica: Babycall

Noomi Rapace, ella fue la principal causa de mi interés por “Babycall”, y es que la sombra de la primera Lisbeth Salander, la sueca, es muy alargada y a mi aún me cobija. Así que quería comprobar con mis ojos, como la actriz sueca de raíces españolas, se desenvolvía en otro papel que no fuera el de la famosa hacker informática de la saga Millennium.

Tras algo más de noventa minutos viéndola hacer otro papel, puedo decir que la Rapace puede con todo (y eso espero, porque “Prometheus” está a la vuelta de la esquina), porque aquí, a parte de su anguloso rostro, su menudo cuerpo y sus andares rápidos y cabizbajos, poco queda de aquella que un día fue Salander. Y aunque en esta ocasión, Rapace se vuelva a meter en la piel de una mujer a la que la vida no ha tratado precisamente bien, su rol es bien distinto.

Esta vez, Noomi Rapace da vida a una mujer muy frágil y asustada, con una apariencia algo descuidada, una de aquellas madres que se abandonan porque parece que solo viven por y para su hijo, una de aquellas que lucen un bonito anorak del Carrefour y un tinte de hace al menos cinco meses. Rapace es Anna, una joven madre de un niño de ocho años que se muda a un bloque de apartamentos (una especie de conglomerado de viviendas sociales de las afueras de Oslo), huyendo de un marido maltratador. Anna está visiblemente muerta de miedo, no confía en nadie, y se encuentra bajo la vigilancia de los servicios sociales. Pero todos sus temores los vuelca en lo único que tiene, su hijo Anders, a quien trata de forma sobreprotectora, ahogándolo en sus propios miedos. Hasta que un día decide ir a  comprar un “escucha-bebés”, uno de esos chismes transmisores que sirven para oír  lo que ocurre en la habitación del niño sin tener que dormir con él. En la tienda de electrónica conocerá a Helge, un dependiente que la atenderá amablemente. Pero al cabo de unos días, a través de la misma frecuencia del escucha-bebés, y proveniente del mismo bloque de apartamentos, escuchará como maltratan a un niño hasta el punto que parece oír como lo asesinan. A partir de ese momento, Anna vivirá una serie de acontecimientos que le harán dudar de su salud mental.

Uno de los puntos más agradables de la cinta, es la historia que surge entre Anna y el dependiente de la tienda, un hombre tímido que también pasa por un mal momento y que esta interpretado por un rostro conocido, el actor sueco Kristoffer Joner (“Hidden”, “Villmark”). Ambos personajes, solitarios y visiblemente tristes, se sentirán atraídos el uno por el otro, seguramente con la esperanza de que ambos llenen sus respectivos vacíos emocionales. Y este inicio de una historia de amistad, hace brillar una luz al final del túnel.

Y mientras Anna deambula a través de unos cuantos escenarios cerrados (prácticamente se limitarán a la cocina del apartamento, los pasillos del edificio, y la tienda de electrónica), curiosamente, será en los grandes espacios abiertos donde ésta se sentirá realmente encerrada. De ese modo, y acompañada de una banda sonora que rezuma tensión, la cinta logrará ir manteniendo el suspense en prácticamente todo su metraje, y mientras, vemos como la protagonista estará cada vez más difusa entre los sueños y la realidad, provocando que el espectador esté cada vez más desorientado, y que desgraciadamente le empiece a ver las orejas al lobo.

No quiero engañar a nadie, por mucho que me pese, este thriller psicológico de ritmo pausado y ambiente frío, dirigido por Pål Sletaune (“Next Door”, 2005),  que bien sería catalogado por nuestro querido Ash Williams como “sobrenatural-drama”, no ofrece tanto como puede parecer, y es que “Babycall” queda lejos de lo visto en “Take Shelter”. La sueca es una de esas películas que según vas viendo, te vas imaginando que se guarda un as en la manga, una de esas trampas que pretenden dar un giro de ciento ochenta grados a la historia. ¿El problema? Que ese giro, aunque interesante, es probablemente uno de los más tramposos que yo recuerde haber visto. Porque señor Sletaune, podemos estar todos un poco locos, pero no somos tontos y aquí las cosas no terminan de cuadrar.

“Babycall” viene cargada de suspense, drama, y un par de estremecedoras imágenes que quedarán grabadas en el subconsciente de por vida. Una cinta que muestra sin tapujos la desestructuración de una mente enferma, débil y cansada. Lástima de ese tramo final repleto de trampas argumentales que termina por empañarla.

Lo mejor: Las brillantes actuaciones de Noomi Rapace y Kristoffer Joner. El suspense que se respira en todo el film y la inquietante banda sonora.

Lo peor: Su tramposo final que acaba convirtiéndola en una tomadura de pelo.


 

11 comentarios:

The Wrong Girl dijo...

Jo, qué buena pinta. No tendrás el link a mano, no?

El Rector dijo...

Pues a mi me gustó bastante, aunque más que por la trama principal (a mi esto de madres e hijos como que no me tira mucho), por el personaje de Helge, entrañable, y todo lo que le rodea. Todo muy triste.

Técnicamente impecable, como casi todo lo que nos llega de Escandinavia. Noomi estupenda, el ritmo algo lento (también marca de la casa) pero no soporífero y bueno... a mi el final no me disgustó, me sorprendió incluso. Cierto que hay algunas cosillas que no terminan de cuadrar, pero cosas más gordas nos han querido colar.

Yo le doy el visto bueno.

TGW, see your email.

Saludos.

Missterror dijo...

Si he de ser sincera, a mi "Babycall" no me llamaba para nada la atención, pero es que es oir "final tramposo" y algo maligno en mi interior(es el pequeño Satán) dice: "uyyyyy, si esos son los finales que nos molan....venga, no esperes, venga Missy, vamos a verla" y termino haciéndole caso...
¿tú como lo ves Darko? ¿me gustará? Es que habiendo tanto por ver, ya voy a lo fácil,jijiji. Dime que me fío a ciegas de tu criterio.

Darkotica dijo...

¿Qué como lo veo? Tienes que verla Missy, porque creo que a ti te encantará.

A mi el argumento de la película tampoco me llamaba demasiado la atención, pero es mejor de lo que parece, es más...me he dado cuenta que según la voy recordando, más me gusta, porque son de esas películas que se quedan grabadas en la mente y te pasas unos días dándole vueltas y vueltas a la cabeza, y eso...es bueno ¿no? jeje!

El final, pues...eso ya depende del gusto de cada uno, yo hubiera preferido algo un poco más no sé, elaborado, porque como dije en la crítica...hay muchas cosas que no terminan de cuadrar (y eso me fastidia), en mi opinión fue todo un poco precipitado.

Aún así es una película muy recomendable, al menos para los que no tienen problemas con el cine pausado, ni para los que tengan trastornos depresivos (porque triste es un rato largo) pero sobretodo ADVIERTO que Babycall hay que verla en su versión original en sueco y con subtítulos. ;)

Rector, es cierto que el personaje de Helge se hace querer, es un buen hombre que pasa por un momento muy delicado, me dio pena. Como ya dije, una de las cosas que más me gustó de la peli fue esa relación (taaaan tímida) que comienzan los dos protagonistas, me ilusionó.

No, si a mi el final también me sorprendió, peeeero creo que quedan demasiadas cosas en el aire y me da rabia pensar que de habérselo currado un poquiiito más, hubiera sido maravilloso.

¿Que a ti te han intentado colar cosas gordas? De lo que se entera una por aquí, jajaja!

Anónimo dijo...

Aburrido de ver peliculas,con personajes imaginarios,ya hay varias de su estilo.
Y lo peor de un director es hacer un final donde en su mente cree que dejara ha todos metidos....
Por lo mismo no vere nunca mas un pelicula de este director....

Anónimo dijo...

es un trabajo bien hecho, yo no seré un gran crtitico de cine, pero me parece de mucho mayor calidad que muchas pelis americanas con temas similares. Yo la ví porque me encanta el trabajo de Noomi Rapace, que mujer tan intensa, además se debe destacar la calidad de este tipo de cine hecho no para desesperados que quieren tramas sencillas; lo del final me parece muy congruente ya que si además de ver fantasmas el estar enferma de depresión paranoia y demás trastornos que presentaba hubiera sido peor verla en un psiquiatrico de no ser por este final, que de lo que se trata es ver juntos y felices a madre e hijo.

Darkotica dijo...

Anónimo 1: Habrá varias películas con "ese estilo" pero lo importante es la manera en la que se cuenta ¿no crees?. Cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero si por una película que no te ha gustado, ya te niegas a ver más pelis de este director...mal vamos, no es bueno cerrarse tanto...

Anónimo 2: Si, es un trabajo bien hecho...no es perfecto, pero esta muy bien, y estoy contigo en que tiene más calidad que muchas pelis americanas y en que Noomi es toda una profesional, es muy grande. Sobre el final de la película pues creo que a mi no me pareció tan congruente como a ti, porque quedan muchas cosas sin atar y que no tienen explicación posible, pero a pesar que de eso me pareció un final muy doloroso, y debo decir que después de que haya pasado cierto tiempo tras su visionado, aún lo sigo teniendo grabado en la mente...

Saludos!

Anónimo dijo...

Primero me a encantado la película, segundo si he quedado un poco en el aire por el descenlace y final de la peli pero aun asi no me ha quitado el dulce sabor de los labios.
No sé, pero una de las tantas preguntas que me surguen es ¿Acaso los de las escuela pudieron ver a Anders? me refiero a su maestro de musica, el director y esa secretaria mayor:S?
Me hubiera gustado saber más, no sé como explicarlo, lo único que se es que me ha encantadoo!

Cata dijo...

No me gusto mucho me parece que tiene un final muy enredado y no entedi no mostraron lo suficiente como para entender la pelicula, al principio es muy buena es misteriosa pero lo que no me gusta fue el final.

caro dijo...

no la entendi para nada?

Mariano Di Carlantonio dijo...

Bueno a mi la peli me gusto bastante. La premisa que ata los cabos es el hecho del trauma que la persigue y que la volvio tan pirucha que la hace confundir los eventos pasados vividos con el presente... ejmplo la escuela y todo el asunto de los servicios sociales..

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.