sábado, 26 de mayo de 2012

Crítica: Tesis

Siempre he creído que Alejandro Amenábar es un tipo muy listo. Con el tiempo se ha podido comprobar que efectivamente así es.

Tras sus cortometrajes ‘Himenóptero’ (Ídem; 1992) y ‘Luna’ (Ídem, 1995), Amenábar logró llamar la atención del productor, guionista y director José Luis Cuerda, el cual le produjo su primer largometraje, la notable ‘Tesis’ (Ídem, 1996).

‘Tesis’ es ni más ni menos que el resultado derivado de una pasión por el cine (americano), unas ganas tremendas de triunfar y un descaro sin igual.

Amenábar, al contrario que la mayoría de cineastas españoles, no tiene complejos de ningún tipo, si además, a esto se le suma un talento más que probado entonces el éxito está garantizado.

Hay en ‘Tesis’ dos momentos de los que yo considero míticos. El primero es algo que sucede de manera muy rápida pero que cada vez que lo veo no puedo evitar (son)reír. La protagonista se encuentra en clase con el resto de sus compañeros y el profesor (José Luis Cuerda) termina la clase diciendo: “y vayan más al cine”. Un recadito por parte de Amenábar hacia todas aquellas personas que no van al cine pero que se quieren dedicar al mundillo del cine y/o se creen que saben de cine por el mero hecho de estudiar cine y/o de haber visto algunas películas.

No puedo estar más de acuerdo.

El segundo momento mítico para mí de la cinta es aquel en el que otro profesor (Xavier Elorriaga) da un discurso sobre el cine español; que si el cine es industria, que si la industria americana nos pisotea, que si somos el futuro del cine español, que si hay que darle al público lo que quiere...

Otro recadito más de Amenábar con el que también estoy totalmente de acuerdo.

Es decir, primero, en España no se ve suficiente cine y segundo, debemos cambiar de actitud.

La película es de 1996, pero ese discurso sigue tan vigente ahora en el año 2012 como entonces, y es más, yo diría que ese discurso ha servido, sirve y servirá para toda la Historia del Cine Español. Lamentable, muy lamentable.

España es un país de pandereta y el cine español, salvo honrosas excepciones es, como lo que es el país, un cine de pandereta.

Pero bueno, en lugar de quejarnos pongamos soluciones (yo ya tengo la mía tomada, me marcho de España) y avancemos en lugar de instalarnos en la queja. Centrémonos pues en la película en sí y en el trabajo de su inteligente director.

Más allá de su éxito de crítica y público (que lo tuvo y fue excelente), ‘Tesis’ es una película que logra con creces su objetivo. ¿Y cuál es éste? Pues ni más ni menos que entretener y hacer pasar un buen mal rato.

Amenábar logra crear suspense en nada menos que una Facultad universitaria, un lugar que a priori está diseñado para adquirir conocimientos (que luego los estudiantes los adquieran es ya otra cosa).

El director chileno (se trasladó a España a la tierna edad de un año) coge lo mejor del thriller americano y lo traslada de manera brillante a la idiosincrasia española.

Hace uso de los pasillos y recovecos de la facultad como si de un complejo laberíntico se tratara y juega con los movimientos de cámara con estilo, solvencia y descaro. Planos cerrados y medios para crear incertidumbre y solo cuando es necesario (para mostrarnos dónde se encuentran los personajes) utiliza planos generales.

Con esta utilización de planos cerrados o medios cerrados Amenábar pretende crear inquietud en el espectador, lograr que éste no logre ver ni saber más que la propia protagonista (una muy implicada Ana Torrent en su segundo despertar cinematográfico), haciendo descubrir el misterio al público al mismo tiempo que la protagonista, y logrando que el espectador se involucre y quiera averiguar qué demonios está pasando con esas malditas películas snuff.

El director además nos mete en la piel de la sufrida protagonista, ella está indefensa, con lo cual al posicionarnos donde ella pues también nosotros nos sentimos indefensos. Y es que aquí no tenemos a ningún Jason Statham o Jean Claude Van Damme que en cuestión de pocos segundos habrían destrozado a golpes a los viciosos y enfermos realizadores de las snuff movies.

Aquí lo que tenemos es a un personaje normal y corriente (bueno, normal entre comillas porque la muchacha es un poco malsana también) que se enfrenta a una situación que le supera se mire por donde se mire.

Pero lo mejor de todo, aparte de jugar con la cámara como lo hace, de hacer un inteligente uso de los planos y de lograr que el público sufra con la indefensa protagonista, es que el director juega con el fuera de campo como no se hizo en toda esa década.

Hablamos de snuff movies, de torturas, de salvajes muertes, de ultraviolencia, sin embargo, no vemos una sola imagen (bueno, casi ninguna) de violencia explícita. Una gran, lúcida y brillante decisión que hace si cabe más terrorífico todo el asunto. Lo fácil habría sido caer en el gore y la truculencia (y por mí encantado de la vida), sin embargo Amenábar no quiere ir por ahí, lo que quiere es crear suspense y tensión -y a buena fe que lo consigue-.

‘Tesis’ no es una obra brillante (casi ninguna lo es), tiene un guion muy tramposo y algunas incoherencias, pero no nos importa porque lo que nos están vendiendo nos lo están vendiendo con clase y entusiasmo.

Pocas veces en este triste país se ha presentado en sociedad un director novel con tanto descaro, tanto talento y con un discurso tan claro y coherente.

Es una lástima que no hayan muchos más directores así en España, porque seamos objetivos y sinceros, este es el tipo de director que hace falta para levantar una industria en esta parodia de país que es España, y mientras los mandamases se empeñen en que no, seguiremos anclados y perdidos en el más deplorable y patético de los laberintos sin salida que uno pueda encontrar.

Lo que más me ha gustado: a pesar de sus 120 minutos de metraje se pasa en un suspiro.

Lo que menos me ha gustado: algunas trampas e incoherencias de guion.

13 comentarios:

Vicente Laheos dijo...

Totalmente de acuerdo, letra por letra, palabra por palabra, esta película se sale del guion del cine español, siempre mas pendiente de cobrar la subvención del gobierno de turno, que de trabajar con criterio de cara al publico que a fin de cuentas es el que debería marcar tu situación en el mercado.
Como film creo que es una joya, por lo menos en mi colección lo es.

Dr. Gonzo dijo...

Tésis no me entusiasmó demasiado, y mira que el tema que trata me resulta ciertamente interesante. Pero vamos, que no es una mala película ni mucho menos.

Estoy de acuerdo con eso de que en España no se ve suficiente cine y que debemos cambiar de actitud.
Si en España diésemos más preferencia a la cultura y menos al fútbol y al cachondeo, igual había menos ignorantes por metro cuadrado.

En lo que no estoy de acuerdo, para nada, es en que la mayoría del cine español sea de pandereta. Hay ejempelos de sobra como para hablar positivamente del cine español. Tenemos muy buenas películas (y malas, como en TODAS partes), y no pocas, pese a lo que diga la gente.
Pero hay dos problemas gordos con los espectadores de este país:

1-Les gusta automacharcarse. Cualquier película es mala si su procedencia es España, así, sin verla siquiera.
El cine español viene acarreando desde hace años una serie de tópicos y mala faa que ya sería hora de ir dejando atrás, principalmente porque está más que demostrado que todo eso es erróneo. Está obsoleto y muerto.
Por esta razón, muchísimas películas españolas que aquí se han comido una mierda, en el extranjero han triunfado o directamente se han convertido en films de culto, como Los Cronocrímenes.
Esa es la razón principal por la que me repatea que alguien diga que el cine español es malo (todo o su mayoría). Si el cine patrio no gusta en España no es porque sea mediocre, sino porque tenemos un público estúpido y americanizado.

2-Perdonan todos los errores, salvo los nuestros.
A un espectador español le puedes poner 40 películas de la Segunda Guerra Mundial o Vietnam y se quedará tan tranquilo. Ahora, si son de la Guerra Civil empezará a rebuznar y a decir esa estupidez de "¿¿otra de la guerra civil?? ¡es que todas las pelis españolas van de lo mismo!"
Y esto del cine bélico es sólo un ejemplo.
El típico espectador español puede perdonar a EEUU por la cantidad de cine cutre que nos llega desde esas tierras, pero si una película española resulta ser un bodrio, pondrá el grito en el cielo y reafirmará constantemente, con la vena de la frente hinchada, que todo el cine español es malo.

Y para terminar el sermón, diré que yo no catalogo las películas por nacionalidades. El cine es cine, venga de donde venga, y no se deben tener prejuicios por el hecho de que una película provenga de España, Francia o El Congo.
¿Qué más da? En todos los países se hace buen cine y mal cine. Nadie se libra ni de una cosa ni de otra.
El problema, como siempre, son los prejuicios sin fundamento. Posiblemente sea esto lo que tanto daño hace al cine español.
Mucha gente hablando sin saber. En eso se resume todo.

Darkotica dijo...

En mi opinión Tesis es una de las mejores películas que han salido de este país, así que en eso estoy absolutamente de acuerdo contigo Wikus. En cambio hay otras cosas que no termino de comprender, vamos a ver, si el que ve x películas a la semana (desconozco cuantas películas entran en "algunas" ¿2, 3, 8?), ni el que estudia cine saben de ídem, ¿quien sabe entonces?, ¿el que no ve películas?, el que ve muchas?, el que no estudia cine, el que lo estudia? o sólo sabe el que paga la entrada para verla en una sala de cine?. Es más, ¿Qué o quien dictamina que alguien sepa o no de cine?.

Dr. Gonzo, has escrito verdades como puños, y veo que todos estamos de acuerdo en que el público español debería ir más al cine, por eso yo intento ir siempre que puedo y es algo que me gusta muchísimo, pero eso si, suelo ir a las que pienso que me van a gustar (que las entradas no la regalan precisamente y eso que jamás compro palomitas porque es algo que me molesta bastante), pero aquí nos encontramos con un problema muy gordo, desgraciadamente una gran mayoría de películas que me interesan no llegan a estrenarse en los cines de España jamás, es más...ni siquiera llegan en ningún formato doméstico ¿Que puedo hacer entonces? Pues sólo tengo dos opciones: Joderme y no verla jamás, o conseguirla de algún otro modo "supuestamente ilegal".

Sobre el tema de España, la pandereta y la peineta, pues mejor que no hable de política porque se me llevarán los demonios, pero creo que el cine español de los últimos años ha mejorado de una manera brutal, y lo ha conseguido gracias al cine de terror y fantástico, por pelíclas como Los Otros, REC 1, 2 y 3, El Día de la Bestia, Teis, El Orfanato, Enterrado, Mientas Duermes, El Espinazo del Diablo, El Laberinto del Fauno, Los Cronocrímenes, Secuestrados, etc...(si, aquí también se hacen muchas mierdas, pero como en todas partes).

Ahora bien, se crítica mucho al cine español e incluso se dice que aquí hacen pocas películas, pues a mi no me lo parece, sobretodo si lo comparamos al número de películas que nos llegan de otros lugares de Europa ¿cuantas películas de género alemanas vemos al año?, ¿y cuantas polacas, ucranianas, noruegas...? Y no es que no nos enteremos de lo que allí va saliendo...es que salen poquísimas! por eso siempre que me entero de alguna producción de algún lugar no habitual lo pongo en forma de noticia, pero si lo comparamos al número de películas que se realizan aquí se quedan en nada. Como bien ha dicho el Dr. Gonzo, en este país a la gente le gusta mucho hablar por hablar, pero lo más grave es que a la gente de España le encanta echar mierda sobre su propio tejado y ensalzar a todo que viene de fuera...y así nos ha ido siempre.

El Sepulturero Torero dijo...

Yo sé de cine, Preguntadme lo que querais :)

Dr. Gonzo dijo...

Darkótica, tú lo has dicho: Nos gusta echar mierda sobre nuestro tejado, con y sin razón. Parece que todo lo que se haga en España es mediocre y motivo de burla. Sólo respetamos a nuestros futbolistas y deportistas, algo que, dicho sea de paso, me importa dos pimientos.

Y luego está el otro tema que ha tocado Darkótica: las películas que ni podemos oler en nuestras tierras.
No voy a extenderme mucho porque tengo que irme y no me apetece salir con espuma en la boca, pero las distribuidoras hacen una verdadera mierda de trabajo.
Me parece muy bien que quieran apostar por lo seguro, esas toneladas de blockbusters que nos llegan cada año, pero es una falta de respeto para los amantes del cine (no sólo adolescentes que van a las salas para pasar el rato cuando llueve y no pueden hacer botellón) que buscamos algo más que simple entretenimiento barato de usar y tirar.
No podemos ver esas películas porque nadie se molesta en estrenarlas o distribuirlas (¿¿dónde coño está el dvd de Martyrs, Frontier(s) o A L´interieur entre otras muchas??), pero tampoco podemos descargarlas porque, supuestamente, es ilegal. Bien, cabrones, distribuirlas y veréis como las compro, igual que hago con todas las películas que me gustan, mientras tanto las voy a tener descargadas en mi disco duro.
No las estrenan ni las editan en España, y encima es un "delito" descargarlas de internet. Según esa lógica, no podemos ver esas películas POR EL HECHO DE SER ESPAÑOLES ¿verdad?
¡Anda y que os follen! Si quieren fomentar el cine en este país de paletos, que empiecen por hacer las cosas bien y satisfacer a TODO tipo de público. Mientras no hagan eso, que se estén calladitos.

El Rector dijo...

Pues sobre Tesis, ya opiné en su momento. Una peli entretenida y bien rodada (Amenábar sabe un rato de esto) pero muy sobrevalorada dentro de nuestras fronteras y que se vio muy favorecida por el bajísimo (por no decir NULO) nivel del cine de género patrio por aquel entonces. A mi tampoco me dice gran cosa, ya habíamos visto muchas historias similares a esta en cientos de thrillers americanos y de estos, nadie se acuerda.

Sobre España y la pandereta, pues ya está todo dicho, solo hace falta tener ojos en la cara. Lo que está claro es que la cultura no parece ser una prioridad en este país y mientras no lo sea, seguiremos sufriendo las consecuencias. Lo único que nos queda a los que nos gusta realmente el cine (más allá del de centro comercial), es seguir tirando de la denominada por algunos personajes, "piratería".Porque yo no se donde coño está el mal, de disfrutar de una película descargada en la red. O eso, o largarnos a vivir a algún país civilizado, claro.

Sobre la salud del cine de género nacional en la actualidad, pues yo, que siempre he sido muy crítico con lo que se hace por aquí, creo que ahora es muy buena. Se ha parido mucha cosa de calidad en los últimos años, en este sentido, hemos avanzado mucho. Claro que se hace mierda todavía, y mucha, pero como en todas partes.

Saludos.

Wikus dijo...

Por supuesto que hay de todo en todas partes.

Hay que ver la cantidad total de películas que se realizan en este país y cuántas de ellas llegan al notable.

Yo durante años he defendido el cine español, he tenido muchos debates sobre este cansino y tedioso tema, pero de verdad, cada vez me cuesta más defenderlo, me quedo sin argumentos.

Por otra parte, hay pelis flojas aquí y en cualquier otro país.
La gran diferencia estriba en que las pelis flojas de aquí no logran lo mínimo que debe hacer toda película: entretener.

Si no fuera por el cine de género...

Saludos.

The Wrong Girl dijo...

No has nombrado a Fele! Y creo que hace un trabajo excepcional. Es curioso pero vi Tesis el domingo por la noche para que la viera mi chico, que es irlandés y no la había visto.
Se quedó a cuadros!
Ole tu, Amenábar! ;)

Missterror dijo...

He leído la crítica y las opiniones con atención y solo puedo decir que lo expresado por Dr. Gonzo es exactamente lo que yo pienso, pero tal cual en sus dos comentarios (Gonzo, no seremos gemelos siameses, no???) Es que lo has clavado punto por punto...

Sobre Tesis, poco que añadir. En su día fue una bomba, una esperanza, un sueño (y me refiero a que el cine de género español ocupara un puesto preferente), hoy en día todo ese revuelo armado por Amenábar sigue vigente cuando vuelves a ver Tesis. Como Wikus, opino que tiene fallitos, pero también considero que son tan irrelevantes para el conjunto que ni se tienen en cuenta. Es una gran película y punto.
El Amenábar post-Tesis llegó a aburrirme soberanamente. Me encantaría poder decir otra cosa cuando saque otro proyecto, a ver si hay suerte.

saludos

El Rector dijo...

Missterror, tan tal cual no será, porque a Dr.Gonzo no le entusiasma especialmente Tesis, jeje. En lo demás, creo que todos coincidimos sin excepción.

Lo que más me llama de tu comentario es tu afirmación de que todo lo que ha hecho Amenábar después de Tesis, te aburre. Abre los Ojos?? Los Otros?? Te aburren semejantes genialidades y disfrutas con algo tan tópico como Tesis??

I don´t understand ¿?

Saludos.

Anónimo dijo...

Hagan mas peliculas como la gente y por favor(POR FAVOR!!) no doblenn mas peliculaaaaaaaaassssss. Subtitulado es mas facil y mas barato.
Se pierde todo. En una pelicula hay dos elementos importante que la componen: El audio y la imagen. El primero no es menos importante que el segundo, es la mitad. Cuando escucho sus doblajes de mierda veo la mitad de una pelicula., Chau.

El Rector dijo...

Anónimo, coincido contigo en que en ocasiones, los doblajes no están a la altura de las circunstancias (si bien en España el nivel de los doblajes es francamente bueno en comparación a otros países) , aunque me extraña que comentes esto en Tesis cuando ésta NO está doblada.

Saludos.

Anónimo dijo...

No lo dije por tesis. Ya se que no esta doblada. Y además me parece una excelente película! Fue una calentura del momento.
No considero al doblaje como una profesión digna, ni siquiera como una profesión. Una película es una película, y esa misma es como los que la hicieron, la hicieron. Si esta en ingles, la pelicula debería quedar asi. Es su esencia. Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.