jueves, 15 de noviembre de 2012

Crítica: Cosmopolis

La vida es un camino. La duda es si somos capaces de atravesarlo atajando o lo recorremos en su totalidad. Es importante también ser consciente de que para recorrer ese camino cada uno necesita un tipo de calzado diferente, el hecho de recorrerlo solos o acompañados es ya algo circunstancial, pero de el hecho de que la vida es un camino, a nadie nos plantea ninguna duda.

Por supuesto, "Cosmopolis" es un camino, uno de esos largos donde no hay atajos, es un camino lleno de ratas, ratas hambrientas y salvajes, ratas bien vestidas y con el frío en la mirada. Su director, David Cronenberg (hola de nuevo sr. Cronenberg!) lo que hace en esta película es mostrar la irracionalidad de un mundo de poder despiadado a través del diálogo, un diálogo constante, que encierra toda la podredumbre de un mundo gobernado por el capitalismo y la apatía, un diálogo incesante que lo cubre y lo disfraza todo, una narración atropellada e inconexa que encierra mas secretos de los que desvela, porque el mundo de los secretos nos pertenece a los espectadores y como tales, somos nosotros quienes tenemos que hacer un esfuerzo fatigoso por ver más allá de lo que se dice, para entender algo de lo que se expone. Creo que el esfuerzo compensa al finalizar la película, todos los esfuerzos compensan de una forma u otra.

Partimos de que "Cosmopolis" es una adaptación cinematográfica de una novela absolutamente metafórica escrita por Don DeLillo en 2003 , y que Cronenberg lo que hace es rodar una sucesión de situaciones donde la acción viene dada por las palabras, donde el movimiento reside en los significados y en las interpretaciones, donde la lentitud es el impulso y la realidad es sólo una fantasía.

Eric Parker es un joven y poderoso hombre de finanzas que maneja los hilos económicos de la cuidad a su antojo y bajo la mas absoluta deshumanización. Es un niño jugando a ser dios, en un mundo marcado por la constante evolución tecnológica, reveses económicos y una atroz falta de empatía y sentimientos.

Parker sólo quiere un corte de pelo en la peluquería en la que se cortaba el pelo de niño y para lo que tiene que cruzar la cuidad por completo en limusina, en un día de revueltas anárquicas, custodiado por su personal de seguridad, que constantemente le advierte de un ataque inminente hacia su persona. El peligro no es impedimento para Parker, mas bien es su motivación y la sensación de poder morir en cualquier momento es más un nexo con la poca humanidad que le queda que un temor real. El hecho de que lo único que le haga luchar por algo sea ese corte de pelo, no es otro indicativo mas, que el vacío interior de este personaje, pues esa peluquería es la unión que le queda con el YO que algún día fue y que sabe que ya nunca volverá.

En el camino, Parker recibe numerosas visitas en su limusina de muy diferentes pelajes. Con cada una de ellas se produce un diálogo que no tiene nada que ver con el siguiente y que hace que el hilo argumental se pierda por completo (un beso para aquellos que se salen del guión constantemente) para dejar en el aire sólo ideas desestructuradas que no completan a ningún personaje, pero que esbozan fundamentos y relaciones opuestas. Así Parker deja entrever cómo son sus relaciones laborales y afectivas, poniendo de relieve un imperante egoísmo y materialismo que no le puede hacer feliz de ninguna manera. Al final del camino y con un corte de pelo a medias ( que buscando la simbología, podría llevarnos a la conclusión de que su vida no es mas que la mitad de lo que se le supone que debería ser...me explico, un dinero que no es capaz de proporcionar felicidad, un poder que no es capaz de proporcionar respeto, y una apatía que sólo puede ser superada por un dolor autoinfligido, muestra, que todo es la mitad de lo que se supone que debería ser en un mundo ya no digo ideal, sino, normal), se encuentra con su opuesto, con la amenaza y la realidad de un antihéroe de proporciones bíblicas, un enemigo que es el único que finalmente le entiende y supongo que es lo mas cercano a un amigo que nunca va a tener, un hombre que dice llamarse Benno Levin y que está absolutamente reventado. Se produce entonces un duelo grandioso, y de lejos, lo mejor de la película, pues no se enfrentan Parker- Levin, lo que se enfrenta es el capitalismo y la anarquía, y ambos salen perdedores, pues Parker es ya un hombre destruido por sí mismo que sólo quiere acabar con su existencia y Levin es su contrario, pero está igualmente destruido y en la batalla dialéctica sale perdiendo aún más, si cabe.

De lo que no cabe duda, al menos para mi, es de que un factor determinante a la hora de decidir si aguantas la película mas de veinte minutos o directamente desistes en tu empeño en verla con cara de circunstancia, es la interpretación que cada actor da a los personajes, y hablo de interpretación pura y dura, porque en "Cosmopolis" es imposible empatizar con ninguno de los personajes, pues el rasgo característico de todos ellos es la absoluta frialdad y un discurso caótico que no conduce a ninguna parte. Y aquí entra la elección del casting, que desde mi punto de vista es inmejorable, ya que el Robert Pattinson que nos estomagaba en sus anteriores trabajos, se convierte en pieza clave para "Cosmopolis" con sus inexpresividad y su pose atormentada, pues el hecho de que este chico (y dándole el beneficio de la duda), me parezca un actor plano como él solo, le ha ayudado tantísimo para meterse dentro de Eric Parker ( y teniendo mis sospechas de que ni él mismo sabe de qué va la película que ha interpretado), que no imagino un actor mejor elegido que él. De hecho creo que Pattinson nació para interpretar este personaje, de la misma manera que Christian Bale nació para interpretar a Patrick Bateman (y sí amigos, hay semajanzas...). Por otra parte tenemos la breve, pero intensísima actuación de Paul "hayalgoquenohagasbien?" Giamatti, que se exhibe como un titán bajo la piel de Benno Levin y que devora cada palabra que pronuncia para vomitarla en pantalla y ser lo mejor de "Cosmopolis".

Y ahora si me preguntáis si la película es buena, os diré que no me arriesgaré con ninguno de vosotros, esto si que ya son gustos y esta vez en mayúscula y negrita. A mi me ha gustado mucho, yo me sentí cómoda en la limusina y en el final una sonrisa en mi boca (y unos breves aplausos) lo dijeron todo por mi, pero no nos engañemos, esto es puro Cronenberg y ya sabemos lo que eso significa, que habrá un tipo de público que no soporte el tedio que le produce la falta de sentido lógico y mascado y habrá otro que se esfuerce y llegue al final del camino.
 
No es una propuesta fácil, de hecho es una de las películas mas complejas sobre las que he tenido que escribir. Este Cronenberg se aleja mucho de Videodrome o Crash, pero definitivamente su manera de comprender la alienación me fascina y ese pesimismo imperante en toda la película me envolvió por completo.

Una película arriesgada y asfixiante, pero merecedora de dos horitas de nuestra vida, no digo más...
 
 

15 comentarios:

sandra skull dijo...

completamente de acuerdo

Ivan dijo...

Alicia!
Que subidón, es la primera critica que hacen de forma positiva. A mi tambien me entusiasmó!

Hasthur dijo...

a mi lo unico que me gusto fue la guardaespaldas :D

El Rector dijo...

Missterror, ahora, leyendo tu crítica, mi oscuro recuerdo de la película se distorsiona y hace que me entren unas ganas (moderadamente) locas de volver a verla para intentar captar oarte de todo ese simbolismo que tu tan bien sabes encontrar siempre en todas las cosas y que a mi, por cortito, se me suele escapar.

Yo la vi en el cine y me aburrí como una ostra, lo reconozco, incluso llegué a pegar algún que otro cabezazo. Si reconozco que Pattinson, con su expresión de muñeco de cera, lo clava, este papel se hizo para este tío y por supuesto, "hayalgoquenohagasbien", se sale, como siempre. Pero tanto diálogo inconexo, reconozco que pudo con mi paciencia, si al menos hubiera tenido al lado a alguien a quien abrazar...

Prometo, no obstante, una segunda oportunidad para Cosmopolis. A veces las segundas oportunidades valen la pena.

Y por si hace falta que yo lo diga que creo que no, profundísima y GRANDIOSA crítica.

Saludos.

Blanch dijo...

Me encontré con una cosa bien cuiriosa en su visionado. La película es muy densa, soo aguanté 30 minutos porque me aburrí como veo que le ha pasado a Rec, pero al mismo tiempo la encontré interesante. No la volveré a ver pero no sé... no es mala pero tiene algo que me cansó mucho... puede que también sea cortito y no me enteraba muy bien que contaba, no sé... una película que te deja con una sensación bien rara.

Missterror dijo...

Gabriel- no sé por qué, pero intuía que te había gustado mucho ;)

Iván- qué grande que coincidamos (uffff, después de Beyond the black rainbow, ya me he quitado la espinita contigo...) Me alegro mucho de que la disfrutaras tanto y la verdad, no he leído casi ninguna crítica por ahí de "Cosmopolis", pero no puede ser que sean todas negativas...no puede ser!!!

Hasthur- bueno, algo es algo

Rector- A ver, un cortito viendo "Cospómolis" solo en el cine (y sin nadie a quien abrazar) pues supongo que tuvo que flipar con la peli...(tampoco sé si "flipar" es la palabra mas exacta o acabo de decir un eufemismo como la copa de un pino) No sé, la próxima vez llámame y vemos qué podemos hacer para que no estés tan solo en el cine... ;).
Supongo que si hubieras podido comparar opiniones al finalizar la película, te habría ayudado a verlo de otro modo, o al menos a intentar profundizar más en el simbolismo que la película desprende.

Blanch- Me gusta que te dejara con una sensación rara, al menos no es indiferencia. La primera hora es complicada, soy consciente, pero ya que, al menos, te produjo algún tipo de sensación que no sabías identificar, creo que deberías haber terminado de verla, quien sabe? A lo mejor te llevabas una sorpresa. :)

saludos a todos

Vagabundoespiritual dijo...

Otra estupenda reseña, Misterror, aunque hemos visto películas distintas.

El film de Cronenberg me resulta una película fría y aséptica que pretende ser una ínfula apocalíptica del capitalismo, que encajaría a la perfección en estos tiempos de crisis globalizada y admitiría múltiples lecturas (intenciones más que probables de su creador y también de Don DeLillo autor de la horrorosa novela que prácticamente es trasladada a imagenes sin notables cambios) y sin embargo sólo es una hueca, pretenciosa y tediosa historia indigna del gran cineasta canadiense.

La factura técnica es impecable, Cronenberg depura al máximo su estilo y con un corte minimalista, apoyado por un gran trabajo de fotografía (lo más destacado de la cinta), montaje y sonido, nos sumerge en un Nueva York actual, y a la par futuro y apocalíptico, distante y ambiguo, metáfora del mundo capitalista paranoico en el que vivimos y que se desmorona. Los actores en su mayoría desaprovechados (Juliette Binoche, Samantha Morton, Mathieu Amalric y Paul Giamatti, entre otros) se limitan a recitar unos diálogos que transitan entre lo absurdo y lo esperpéntico y engullen a un voluntarioso Robert Pattinson que no sabe dónde está.

Una lástima que esta incursión en el frío mundo del capitalismo amoral, despiadado y vanidoso no se haya saldado con una cinta donde la nueva carne brotara de nuevo entre los laberintos de los gélidos datos financieros. En otra ocasión será.

Kontroverse dijo...

Pues yo lo siento mucho, ya que la crítica me ha gustado, pero la película nada.

Simbolismo tiene, pero mal llevado. Es decir, se me hizo pesada como a muchos de los que habéis comentado. Y sí, que cada persona que entra en la limo representa algo y su "dialogo" con nuestro gusiluz particular, es la relación del que entra con el capitalismo, hasta ahí genial. Pero repito, que está mal llevado. No porque una película esté cargada de simbolismo tiene que ser soporífera. Estoy con Vagabundo al decir que su fotografía es impecable.

Un saludo!

Missterror dijo...

Vagabundoespiritual- No me sorprende para nada tu percepción de la película,de hecho, creo que es bastante lógica. Esa frialdad narrativa de la que hablas es su rasgo identificativo, el disfraz intelectualoide indiscutiblemente existe, no hay discusión ahí. El tema es la irresistible atracción que sientas ante lo que ves, lo que oyes,lo que intentas entender... y eso, como el amor, no tiene explicación, simplemente te dejas llevar, y hasta donde llegues. No puedo explicar demasiado bien por qué me ha gustado "Cosmopolis", sólo puedo decir que me fascinó, que yo sí me dejé llevar, que el hastío que se muestra en pantalla, y ese frío tedio era lo que yo necesitaba en ese momento.
Cronenberg es así, amado, odiado, incomprendido, vanagloriado, y en algunas ocasiones sobrevalorado, solo hay que decidir cual es el adjetivo que quieres poner...

Voy a atreverme a hacer una cosa Vagabundo espiritual...me podrías escribir un e-mail al correo del blog??? nidodecuervosweb@yahoo.es, hay una cosa que me gustaría contarte ;) ahí lo dejo... :)

Kontroverse-lo cierto es que generalmente este tipo de películas donde el simbolismo lo es todo (y no digo que este sea el caso, pues aquí funcionan otros factores muchos mejor y son mas decisivos a la hora de inclinar la balanza), suelen ser lentas, densas, pesadas si quieres, son de esas que hay que paladear bien o se te atragantan hasta la arcada. A mi esas películas que exasperan por la lentitud y el "aburrimiento" que conllevan me suelen gustar muuucho, pero, lo dicho, entiendo totalmente vuestra postura.
Para la próxima a ver si coincidimos con un plato que nos guste a las dos ;)

saludos kiddies!!!!

Kontroverse dijo...

Missterror, puede que generalmente sí, sean cansinas hasta la médula... Pero por películas llenas de simbolismos, dobles sentidos y finales abiertos tenemos al sr. Lynch que también es aclamado o lynchado (*introducir aquí solo de bateria de chistes malos) con Lost Highway o Mulholland Drive (por decir alguna), y ninguna me pareció un coñazo como Cosmopolis, es más, están entre mis favoritas. A eso me refería en el anterior comentario, esas me engancharon desde el minuto uno.
En fin, que desde Promesas del este, en mi opinión, no levanta cabeza este hombre. A ver el hijo, que aun no le he echado el ojo a Antiviral.
Y sí, a ver si coincidimos! ^^

Un saludo!

Missterror dijo...

Kontroverse- (una luz brillante en medio de la oscuridad para ti!!)- Precisamente Lynch, tenía que ser Lynch!!!! Curioso el mundo de los gustos, de las sensaciones, de las percepciones, de las miradas a lo ajeno...De las dos películas que nombras de Lynch, ufffff, qué puedo decir???? que prefiero Cosmopolis a cualquiera de ellas con diferencia, y eso que sí que es cierto que atraen cual imán!!!
"Promesas del este " me decepcionó mucho y no me he atrevido a ver " Un método peligroso", pero a mi "Cosmopolis" me ha ayudado mucho con este director ;)
He oído cosas taaan buenas de "Antiviral" que voy con precaución...que ya sabes que las expectativas no cumplidas son MAL :)

saludos

thewronggirl dijo...

Pues yo creía que la película me gustaría. Y que yo adoro a Pattinson, me da igual loq ue me digáis. Pero no fue así... me pareció una mierda como un piano. Me aburrí muchísimo y no me parecía que la inconexión que había en los diálogos estuviera bien dibujada, pero para nada. Es inconexa a un nivel erróneo.
No llegué a dormirme porque me cuesta mucho dormirme viendo una película a menos que esté ultra echada en el sofá y con la perra encima dándome calorcitos en los pies pero vaya... me faltó poco, estaba deseando que terminara.
Aix, Robert, why?

Vagabundoespiritual dijo...

Missterror debo decir que en el fondo creo que coincidimos en que Cosmopolis pretendía ser una señal de alerta de lo frío, irracional y ,si se me permite, estúpido y sin sentido del mundo capitalista en el que vivimos. El problema estriba en que en este caso (uno de mis directores favorítos, el señor Cronenberg) no sabe expresar y materializar lo que quiere transmitir y lo que a mí me llegó es una vacuidad enorme. No soy capaz de empatizar con nada de lo que veo y escucho, me resulta todo impostado.

Y tal vez, por el hecho de tratarse de quien se trata me decepcionó aún más, pues creo que la historía tiene posibilidades (una mezcla entre Wall Street y Videodrome no habría tenido precio).

Pero no cabe la menor duda de que aquellos que habeis experimentado ese vacío, esa supuesta disección de la descomposición de nuestro tiempo, habreis disfrutado de la película.

Aunque es innegable que en línes generales Mr. Cronenberg en esta ocasión ha pinchado en hueso (incluso la interesante a la par que desaprobechada Un Método Peligroso, tenía más enjundia y trasfondo que la fallida aunque voluntariosa Cosmopolis).

P.D. Has recibido mi correo?

Missterror dijo...

Vgabunoespiritual- ¿pero no crees que, precisamente, una de las exigencias de "Cosmopolis" es el hecho de no ser capaz de empatizar con lo que ves o lo que escuchas? ¿No crees que esa frialdad, que sin duda traspasa la pantalla, era uno de los máximos objetivos?

Puede que, siendo Cronenberg uno de tus directores favoritos, exijas mas a la película que yo y por tanto, si decepciona, lo haga en mayor grado.
Yo es que disfruté mucho la película....qué le voy a hacer!!!

P.D- Recibido y contestado ;)

carnet de manipulador de alimentos dijo...

Otra criatura pretenciosa del Sr. Cronenberg (por qué no seguir el camino de 'Promesas del Este'?), perdido en sus masturbaciones capitalistas y apocalípticas disfrazadas de vampiros...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.