sábado, 3 de noviembre de 2012

Crítica: Evil Bong

- Hola, me llamo Blanch y soy un fumeta
- Hola Blanch!
- Llevo sin meterme algunos años y la verdad que estoy mucho mejor…

Esto sería un ejemplo de una sesión de grupo. Todos lo habéis visto en algún que otro sitio: películas, series e incluso un tema de Eminem empezaba así, con la diferencia que su obsesión era el alcohol.

Otra sesión de grupo podría ser:

- Hola, me llamo Blanch y me gusta el cine cutre
- Hola Blanch!
- Llevo sin meterme media hora y es que este “pasajero oscuro” es más fuerte que yo…
- ooooooo pobrecito…
- Tranquilos, porque me gusta. Me hace pasar un rato con las neuronas desconectadas. Mi mala leche por la decepción no existe. Veo tetas. Me río de cosas absurdas. Es mucho mejor de lo que pensáis. Solo tened la mente abierta y dejad que entre. No es fácil. Nadie dice que lo sea. Os gustará o lo odiaréis más. Solo intentadlo.

Lo intentaron… y me echaron del grupo.

Lo que intento decir es que “Evil Bong” no es una película fácil. Primero hemos de tener en cuenta que es de Charles Band y es un director un tanto… especial. Son de esos que, o no te lo tomas en serio y solo disfrutas de sus pelis, o a la primera que veas en tu vida nunca más querrás volver a saber nada de él, que por descontado esta segunda opción no es mi caso.

“Evil Bong” trata de lo que su título indica. De un bong malvado, en este caso uno representado por una fémina malvada, que absorbe las almas de los fumetas que tantean las dulces pipas de plástico que salen de dicho bong... para llevarles al mismísimo infierno, juas juas juas. ¡Y un cuerno! El “infierno” dicen... Si el infierno es una sala de streaptease con todo de mujeres enseñando las peras y sobándote ¡Qué me envíen este bong inmediatamente a casa ya! Que me voy al infierno cagando leches.

Es en este contexto donde nos encontramos en un piso de estudiantes, ¿donde iba a ser si no?, con los típicos… pues eso, estudiantes: el nerd, el superfumeta, “el normalillo” y el guaperas. Todos fuman, menos el nerd que quiere tener su mente despejada para los estudios. Así que entre visitas de abuelos, memorable esta escena y la presentación de la novia del viejete, las succiones del bong a sus respectivos usuarios y el peor baile sexual que he visto en mi vida, perpetuado por una colocada; nos introduciremos dentro de tal bong para ver las maravillas que se esconden y conocer la razón de porqué quiere tantas almas: convertir a todo el planeta en un planeta de drogados, tachán!!!
 
Pero antes de entrar en este fantástico y triposo viaje al interior de dicho objeto, remarcar otra secuencia inolvidable: la aparición de Chong!!! ¿Os suena? Y si os digo ¿Cheech & Chong? Supongo que para los más jovencitos no os sonarán de nada, pero los de una cierta edad como la mía la sonrisa de oreja a oreja está garantizada.

Ahora que tenemos los ingredientes nos falta la salsa. Pues la salsa es que el nerd junto a la ayuda de Chong intentará destruir el malvado bong. El primero desde dentro y el segundo desde fuera cual Leatherface se tratara empuñando una motosierra… pero el bong es más fuerte que eso y tendrán que buscar alternativas.

Ahora sí, explicaré lo que nos encontraremos dentro del bong: personajes-muñecos que no pintan nada en la historia, tetas, muchas tetas, sostenes que muerden, cochecitos de juguete, las almas de los fumetas más felices que unas pascuas y… redobles de campana… a ¡Bill Moseley! Y es que este tío se apunta a todo.

Pues nada, una peli mala pero que cae simpática sobretodo por los actores que son muy graciosos y no lo hacen del todo mal. Por sus situaciones sin significado para la historia que se quiere contar –si es que existe tal historia-, por lo podridamente mal hecho que está el bong y su transformación y porque me ha hecho revivir mis épocas de fumeta.

Abstenerse: Yo diría que todo el mundo, pero si eres retarder como yo seguro que no te defraudará y además dura bastante poco que en estas películas es lo que más aprecio.
 
 

5 comentarios:

thewronggirl dijo...

Pero qué es un bong? :(

Blanch dijo...

TWG...te quedas conmigo no?

thewronggirl dijo...

Pues no... explícamelo!

Blanch dijo...

Es el hermano pequeño del ping pong...se llama ping bong en realidad pero es tan pequeño...bah!!!

En serio coño, es una pipa de fumar, un bong mujer. Es un tubo con un pipeta que pones la maria la enciendes y por el extremo del tubo aspiras...yo lo sé porque lo he leido eh?? :)
Y también dicen que coges unos colocones de la ostia!!!!!

thewronggirl dijo...

anda coño! es que yo a eso lo llamo pipa... si, qué pasa? xD
Vale, ya sé que es. Pensaba que era algo maligno, el plan el cubo de Hellraiser o yo qué sé.
A ver si ahora tendremos que estudiar para hablar de cine de terror
horror cinema (a lo chiquito)

PD. yo conocía el beer pong. No comments!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.