martes, 28 de marzo de 2017

Crítica: Passengers

El ser humano es egoísta por naturaleza, mirando siempre por sus propios intereses aunque ello implique perjudicar a otros. Aquello de que el fin, justifica los medios, desde luego no puede ser más humano. En ocasiones, la necesidad, nos hace tomar decisiones inhumanas (o humanas, vaya usted a saber que es peor) con tal de mantener encendida esa pequeña llama que todos llevamos dentro y que algunos llaman instinto de supervivencia. En nombre de este, somos capaces de las más audaces de las hazañas, por más mezquinas que estas sean. Luego están los miedos, esos demonios sin forma que nos acechan en los momentos más sombríos y hacen de la necesidad, esa afilada espada de Damocles sobre nuestra cabeza esperando el momento apropiado para ajusticiarnos por nuestros pecados, ya sean los que hemos cometido, o los que aun nos quedan por cometer. Somos lo que somos, solo humanos, y en ocasiones, cualidades que se nos presuponen inculcadas como la moralidad o el altruismo, nos son tan ajenas que casi suenan a chiste.

Demonios, cada uno convive con los suyos. Pero hay uno que a todos, en mayor o menor medida siempre nos ronda, ese demonio mudo llamado soledad. Si hay una cosa que nos aterra, es estar solos, incluso aquellos que odiamos a la humanidad con más frecuencia de la que desearíamos, tememos encontrarnos cara a cara con tan antigua alimaña y que nos desgarre desde dentro con su atronador y ensordecedor silencio. Y la soledad, como terror asumido y auto proclamado, se ha convertido en un monstruo épico de cuento que ha servido para ilustrar mil y una historias para no dormir, hurgando en la herida además, para encontrarlo y saborearlo en su propio hábitat, en los confines más recónditos de la existencia, en los lugares más aislados y alejados posibles de cualquier rastro de humanidad. ¿Qué mejor escenario para ello que el vasto e inhóspito espacio?

El espacio y la soledad. Dos elementos que no nos son nuevos si hablamos en términos cinematográficos. Un binomio bastante productivo si miramos un poco hacia atrás de reojo para ver como en los últimos años la industria del cine, esa vieja incansable de contar cuentos para no dormir se ha ganado bien el sueldo con fábulas de todo tipo sobre pobres desgraciados que han tenido que bailar con el feo demonio de la soledad allá por las estrellas, por lo tanto, no podemos decir que la nueva película de Morten Tyldun invente la pólvora si observamos la secuencia desde una óptica más o menos cercana al ámbito de la ciencia ficción. Películas como “Moon” (Duncan Jones, 2009), “Love” (William Eubank), “Gravity” (Alfonso Cuarón, 2013) o “Marte” (“The Martian”, Ridley Scott, 2015), llegaron antes y patentaron la fórmula, cada uno a su manera. Pero quizás, no es esa la lente adecuada a través de la cual deberíamos valorar el cuento de Tyldun por más, que evidentemente, este esté ambientado en una nave espacial que viaja hacia los confines del universo.

“Passengers” es una propuesta típica dentro del marco de la ciencia ficción que difícilmente contentará en exceso a aquellos que busquen el placer personal en los entresijos de dicho género, pues como tal, nos encontramos ante un título que apenas aporta nada de cosecha propia y que coge un poco de aquí y un poco de allá, tanto en la forma como en el fondo, para que todo esté en su debido lugar cuando se alce el telón. Y es ahí donde encontramos a mi juicio la mayor virtud de la obra, en el escenario y en como este, es capaz de atraer a alguien tan profano como servidor, a presenciar una función de una temática a priori tan poco seductora como lo es una historia de amor, historia que cuando queremos darnos cuenta de que quizás, nos hemos equivocado de sala, nos tiene tan atrapados que nos es imposible despegar las nalgas de la butaca.

“Passengers” demás consideraciones aparte, es una película romántica, una especia de versión lejana y en rosa de aquella fabulosa “Horizonte Final” (“Event Horizon”, Paul W.S Anderson, 1997), pero como si su guionista, Philip Eisner (y algún día estaría bien analizar e intentar buscar una explicación medianamente lógica de como de dos mentes como las de este y el infame Anderson, pudo salir algo tan grande) acabara de conocer a la mujer de sus sueños y llevara unos días cagando algodón de azúcar, incapaz de arrancarse la flecha de Cupido del culo. En este caso, no se trata de un viaje de vuelta, sino en uno de ida y, los demonios de la historia no vienen de las estrellas, lo hacen del interior, de nuestra propia naturaleza humana.

“Passengers” plantea una historia más o menos (in)creíble sobre colonización espacial, plagada de tecnicismos de fábula que a la postre, terminan teniendo la importancia que tienen, es decir, más bien poca, pues en su núcleo fuerte, la cinta de Tyldun (a guion de Jon Spaihts, quien ya había escrito fantasías previas como el “Prometheus” de Ridley Scott o el “Doctor Extraño” de Scott Derrickson) se centra en la peculiar relación de amor/odio (habrá que llegar hasta el final de la travesía para descubrir si la cosa termina en boda gitana o en tragedia griega, como mandan los cánones del género romántico) que nace entre los dos personajes protagonistas en su particular infierno espacial, encarnados ni más ni menos que por dos de los actores del momento, Jennifer Lawrence (“X-Men: Días del Futuro Pasado”) y Chris Pratt (“Guardianes de la Galaxia”).

Una historia, la de Mística y Star-Lord, bastante más arriesgada y complicada de vender de lo que puede aparentar, pues al moverse entre dos géneros tan distintos y cogiendo tantos elementos prestados de ambos, no era difícil pensar que tanto los amantes del cine rosa, como los de la ciencia ficción, podían experimentar ciertas reticencias a la hora de acercarse a la película. Una nave espacial para los primeros, y un rollete post adolescente para los segundos, se antojaban dos escollos complejos que salvar, de ahí que la elección de la pareja protagonista tuviera tanta importancia en este caso y no se puede negar que en este sentido, si se ha tenido buen ojo a la hora de juntar a dos actores que pueden concitar consenso y ejercer de reclamo entre ambas aficiones.

En el tema reparto, hay que destacar también la presencia de otros dos ilustres que también encajan en ese intento por cohesionar universos. Por un lado, Laurence Fishburne , un habitual de la ciencia ficción, que ya protagonizó en su día (casualidad o no) junto a Sam Neill, la citada “Horizonte Final”, y por el otro, un latin lover de postín y sueño húmedo de las mamis venido a menos como Andy Garcia que aquí, resume de forma bastante fidedigna lo que ha sido su carrera en estos últimos años, con un papelazo a su medida que sin duda, tuvo que preparar a conciencia. Sin olvidarnos ni por un instante, de un irreconocible Michael Sheen, quien muda la piel de lobo, para ocupar el rol de personaje entrañable en los metálicos huesos de un cliché con patas de la ciencia ficción, que copa con clase y estilo, las partes más cómicas del filme.

“Passengers” es una historia de ciencia ficción típica y una historia de amor atípica. Imposible no acordarse de la reciente “Equals” (Drake Doremus, 2015), con la que guarda más de una similitud, aunque puede que esta vez, haciendo gala de un mayor ancho de miras y otras tantas pretensiones comerciales, o de “Space Station 76” (Jack Plotnick, 2014), por aquello de pasar de puntillas por la ciencia ficción, como simple excusa para contar otra cosa. Una película impecable en lo que a su puesta en escena se refiere y plagada de detalles simpáticos (aunque muchos son prestados) que consigue transportar al espectador hacia diferentes estados de ánimo a lo largo de la travesía y transmitir grandes dosis de emoción sin que esta parezca demasiado impostada, gracias a un guion sencillo, sin excesivas filigranas y muy reconocible por cualquier persona que haya experimentado las complejidades de las relaciones humanas y en especial, de las sentimentales.

Añadamos algunas cuestiones morales de baja intensidad, algunas momentos bombásticos propios de la ciencia ficción más palomitera, una banda sonora hipnótica (cortesía de Thomas Newman) y dos actores solventes y con buena química como grandes catalizadores de emociones y poco más se le puede pedir a una propuesta para no pensar mucho, entretenerse un rato e incluso, dejarse emocionar. Y es que a veces, los grandes momentos para el recuerdo y las emociones fuertes de la vida no se encuentran en las grandes aventuras, en los grandes viajes o en la búsqueda de los placeres prohibidos de este y otros mundos. A veces, es tan sencillo como que la rutina se convierta en un tiempo precioso y maravilloso cuando lo compartes con la persona adecuada. Aquí, en Marte, y en Pekín.

Ponga un motor de curvatura en su vida, disfrute de la velocidad warp y ahórrese unos cuantos años de viaje: Romance, aventuras y ciencia ficción en uno para toda la familia...

O viaje al espacio en Renfe por un ojo de la cara, pare unos años en cada jodido sistema solar y llegue a destino cuando a estos hijos de (piiiiiiiiii) les brote de los cojones: … siempre y cuando, uno se deje los prejuicios en la estratosfera, y (hablando ya en clave de ciencia ficción), no se fije demasiado en la cantidad de licencias que el filme se toma en según que cuestiones.


29 comentarios:

Donnie Darko dijo...

A mi esta película me dejó mas bien frío. Esperaba mas, mucho mas y sobre todo esperaba una historia que me llegara y me emocionara.. Creo que lo que mas me gustó fue el trabajo de Martin Sheen y los guiños a 'El Resplandor'. E incluso el plano a lo 'sunshine' consiguió ganarse un hueco en mi corazoncito...

No quiero fastidiar a ningún lector que no haya visto esta película así que aviso que en mi comentario va a haber SPOILERS SPOILERS SPOILERS!!!

Hay algo que me preocupa de esta película y es que se la catalogue con la palabra 'romántica'. Creo que la idea original podría haber dado mucho juego si se hubiera desarrollado bien (El miedo a morir solo, el miedo a la soledad) pero tal y como está desarrollada, la película todo acaba pareciendo mas la obsesión de un tío por una mujer que un acercamiento al porqué este hace lo que hace.. La historia me sigue recordando mucho al comienzo de 'Foe' de coetzee: La relación y el aislamiento en el que viven Robison Crusoe (Jim) y Viernes (Arthur) se romperá por la llegada de Susan (Aurora) pero obviamente sin conseguir lo que hizo el sudafricano en su novela..

A eso hemos de sumar que 'Passangers' no es mas que una puesta al día de 'titanic'..El tío que viaja en clase económica con la esperanza de comenzar una nueva vida en la tierra prometida conoce a una mujer que viaja en la clase super bussines plus y a la que de otra manera no hubiera conocido nunca ¡Pero si hasta él sufre una congelación y en una nave donde viajan miles de personas solo hay una mesa para hibernar! Cambiemos la tabla donde se agarra rose por algo mas cool..

FIN SPOILERS FIN SPOILERS

Nunca acabé de créeme a Mística en esta película, creo que su rosto no refleja el hastío de la situación si no el de estar en una cinta donde ni ella se cree a su personaje. Y ¿De verdad no hay otra manera de mostrar el paso del tiempo que enseñar una barba por la que pelearían la mitad de los hipsters de este país? No sé.. creo que 'Passengers' tiene una buena base, una buena idea sobre la que o bien no han sabido trabajar o bien les ha dado miedo (no se si al director, a los guionistas o a los productores) y han preferido irse por lo más comercial y dejar la parte mas oscura y profunda aparcada..

Un Saludo!

Donnie

JuanCar dijo...

Hola a todos,

Pues a mi no me queda más remedio que suscribirme a las palabras del Rector, más aún teniendo en cuenta la sorpresa que me he llevado al ver que la review la había escrito el (cuenta la leyenda que la última película romántica que vió fue "La novia de Chucky", jajaja).

De acuerdo en la elección de la pareja, de acuerdo en que se me antoja una película romántica y de acuerdo en que aunque no es la panacea de la originalidad, es un pequeño oasis en un Hollywood plagado de remakes, secuelas, spins...
Hay que reconocer que de vez en cuando, los americanos hacen las cosas muy bien.

Yo la vi en cine; es el sitio perfecto para disfrutarla, y lo cierto es que el diseño de producción, como luce, es la potencia detrás del espectáculo que supone la película. En ese aspecto la película es un diez sin discusión.

Me ha gustado el paralelismo de Donnie con Titanic, no había caído y me ha parecido de una lógica aplastante.

En definitiva, me alegra Rector que también la hayas disfrutado, cosa poco extraña teniendo en cuenta que eres un fan total como yo de la space-opera.

Saludos a tod@s

El Rector dijo...

Donnie, si el bueno de Jack Torrance hubiese tenido un barman como Arthur, igual otro gallo hubiera cantado para él y su familia, jeje...

SPOILER

Hombre, a mi me queda bastante claro que hace lo que hace porque está solo. Demasiado demonio para Jim, y seguramente, para cualquier de nosotros. ¿Amor u obsesión? ¿Dónde esta la línea que separa una cosa de la otra? Jim se obsesiona con la idea de dejar de estar solo y en el proceso, sin duda se enamora de Aurora. Aunque eso no es lo complicado, el amor platónico es algo habitual, más si le añades unos gotitas de necesidad a la mezcla. La gracia de la historia, para mi, reside en el hecho de que ella termine enamorándose de él, pese a todo. Yo si veo una historia muy romántica ahí, y bastante más original de lo que suele ofrecer la industria de Hollywood, siempre con los mismos tópicos son gracia.

FIN SPOILER

Veo el paralelismo con "Titanic", aunque a diferencia de en aquella, yo aquí no veo el fondo clasista, más allá de para hacer funcionar algún que otro gag (como el del desayuno... muy divertido, por cierto). De cualquier forma, esto no me parece algo negativo, las grandes historias inspiran a otras y así seguirá siendo.

Sobre Jennifer Lawrence, ninguna sorpresa. Está claro que no estamos ante una de las actrices más expresivas del momento. Nada que no pueda aplicarse a cualquier otro de sus papeles. Su función, al igual que la de Pratt, era la de atraer a determinado tipo de público, ajeno al género, a sentarse casi dos horas a ver una película del espacio y creo que la jugada les ha salido bastante bien. ¿Comercial? Por supuesto, no se podía esperar otra cosa de algo protagonizado por este dueto. Una película para disfrutar en familia que desde luego, pasa de refilón ante cualquier atisbo de esa oscuridad que demandas y que sin duda, habrá que buscar en otro tipo de propuesta digamos, algo más intimista.

Pero comercial no siempre es sinónimo de mediocre y creo que "Passengers" contiene los suficientes elementos como para conseguir enganchar a espectadores de muy distintos paladares. Al menos en mi caso, así ha sido y eso, que no esperaba gran cosa de ella, pues no es el romántico un cine que me haya dicho gran cosa nunca... a no ser que esté de por medio Ben Stiller, que ahí si me dejo enamorar de lo lindo :)

Entiendo que el que busque aquí una propuesta oscura o profunda, se va a llevar el chasco.

Por cierto, "Sunshine" siempre me ha parecido un coñazo de dimensiones épicas, lo cual es raro, pues me suelen gustar el 99% de las películas ambientadas en el espacio.

Juancar, veo que lo que no pudieron unir los cenobitas, lo ha conseguido the power of love... no podía ser de otra forma, jeje... y eso que la primera "Hellraiser" es una de las pocas pelis románticas que me habían llegado hasta la fecha, incluso más que la de Chucky :)

Ya ves, aquí todo el mundo flipándolo con el tráiler de "It", el enésimo remake que jamás debió existir, y nosotros hablando sobre los rolletes interestelares del Pratt y la Lawrence... será que nos hacemos mayores.

Muy de acuerdo con tus apreciaciones. El espacio es una de mis debilidades y cuando una película está tan cuidada como esta, por más comercial que sea (que lo es), imposible resistirse.

Por cierto, de fan del espacio a fan del espacio. Ya corre por ahí la antología de terror espacial "Galaxy of Horros", y no se si será muy romántica, pero tiene pintaza.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- A mi también me sorprendió esta película para bien. Leí bastantes reacciones negativas y asumí que iba a ser un bodriete, por lo que no tuve reparo en verla en un momento en el que creí que si me dormía, no pasaría nada. Error!
"Passengers" atrapa desde el principio porque está muy cuidada y si uno no pierde de vista que es una película romántica, y no tengo ninguna duda de que sí lo es, precisamente por lo que has comentado, porque la carga romántica la soporta Aurora y sus reacciones. Entiendo el debate que puede surgir y entiendo que todos haríamos lo mismo o peor. El dicho ese de que es mejor solo que mal acompañado, no nos engañemos, no es cierto y la perspectiva de pasar toda tu vida solo y aislado tiene que ser para empezar a abrir cápsulas a diestro y siniestro.
Entiendo que el espectador que se acercó a "Passangers" porque estaba en la cara oculta de la luna, se ha tenido que llevar una decepción, porque esto es una historia emotiva de supervivencia sentimental antes que la física. Para mi, como digo, sorpresa inesperada y rebrotar del romanticismo que hay en mi y de la envidia porque sólo por poder nada en una piscina mirando al universo y salir a que me de el aire en el espacio, vendería mi alma al diablo.
Respecto a los protagonistas, y no siendo nada fan de Lawrence, me parecen correctos y aprovechados. Poco que reprochar al respecto (eso sí, Andy García, papelón!!!)

Película comercial, sí. Muy disfrutable, también.Y tu crítica, al nivel de esa piscina. Sublime.

Saludos

JuanCar dijo...

Mmmm, "Galaxy of horrors", no la conocía. El póster tiene una pintaza, con homenaje incluido a "Lifeforce". En busca y captura desde ya.

Hay algo en "Passengers", que me atrajo desde que supe del proyecto.

Y es que a mi las propuestas minimalistas me encantan.
Cualquier película que se desarrolla en un escenario concreto, pocos personajes etc., pues es un cine que me pirra.
Hablo desde "La jungla de cristal" a "Buried", pasando por "The raid" o "Locke". Me encanta, es innato en mi.

Hablabas de "It", pereza. Pues ayer yo estuve más atento a los detalles que empezaron a salir de la nueva película de Gareth Evans, que distribuirá Netflix.
Y al hilo de lo que te comentaba acerca de ese tipo de cine mimimalista, se me hace la boca agua de pensar en que esta vez, Evans nos lleva a una isla, a conocer a una secta dedicada en cuerpo y alma a las artes marciales. Pa mear y no echar gota.

Saludos

Donnie Darko dijo...

Como de lo que voy a hablar es un poco delicado pongo ya lo de SPOILER SPOILER SPOILER que no quiero fastidiar.

Rector, sabes lo que me pasa con la idea de romanticismo que muestra esta película es que por ejemplo no podría calificar de la misma manera a, por ejemplo, 'El Coleccionista' de Fowles. En ella, Frederick Clegg se obsesiona con Miranda y la secuestra con la única intención de que esta acabe enamorándose de él. La posición de Clegg y la de Preston aún con sutiles diferencias me parecen bastante similares: La soledad y la obsesión en la que viven hace que estos se fijen en Miranda y en Aurora. Los sentimientos de ellas quedan relegados a un segundo plano, solo importan ellos. Y en ambos casos, Clegg y Preston llevan su obsesión al extremo, ya que se puede decir que tanto uno como el otro las secuestran, las apartan de sus vidas.

Cuando hablo de la comercialidad de 'Passengers' me refiero sobre todo al hecho de que esta se aleja de lo que por ejemplo hizo Fowles en su novela y tras una pataleta de Aurora, esta cae rendida a los pies de la persona que la arrancó de su vida, simplemente porque él se sentía solo. Todo demasiado romántico y prefabricado como para que me llegue (Hablo obviamente de lo que sentí yo al ver la película)

FIN DEL SPOILER FIN DEL SPOILER

Un Saludo!!!

Donnie

El Rector dijo...

Missterror, por eso es muy recomendable no hacer más caso de la cuenta a las opiniones generalizadas y abstraerse un poco de las corrientes de opinión "populistas" (ahora que está tan de moda el término). Y no te negaré que yo tenía mis propios prejuicios, sobretodo por la figura de Jennifer Lawrence, que ni estaría entre mis actrices favoritas, ni por lo general, suele aparecer en el tipo de cine que me gusta. Pero fíjate tú por donde, que resulta que la tan criticada (para mal) "Passengers", es un entretenimiento para todos los públicos, bastante más disfrutable de lo que el más optimista podía esperar. A riesgo eso sí, de sacrificar una placentera siesta. No se puede tener todo ;)

Eso sí, como comentas, hay que entenderla como lo que es, una propuesta mainstream, muy cuidada, pero mainstream for all the audiences al fin y al cabo, por lo que no se pueden esperar excesivas connotaciones metafísicas ni tonalidades tirando a oscurillo. Entiendo que al que busque aquí eso, ya puede tener a mano la insulina.

Lo de Andy García es brutal... solo espero que se le tanga en cuenta para los próximos premios de la academia. O al menos, para los Razzie. Para sublime, su barba. No veas como la luce el cabrón. Ríete tú de los hipsters esos que dice Donnie...

Juancar, minimalismo y espacio es una combinación a la que cuesta resistirse... te recomiendo, si no la has visto, "Love". A mí me dejo un poco frío, pero contiene elementos que pueden ser muy de tú agrado. Y ya más en clave terrenal pero sin alejarnos del minimalismo, no puedes perderte (aunque esta la has visto ya seguro) "Scenic Route", película que me sorprendió muy gratamente.

Este finde cae "Galaxy of Horrors" ("Lifeforce" es amor puro, por cierto). No se si hablaremos sobre ella de forma oficial, porque me da un poco de pereza escribir otra vez sobre una antología, pero quien sabe... pintaza tiene. Siempre podemos comentarlo por aquí.

Ganazas de los nuevo de Evans... y encima en el salón de tu casa. No se puede pedir más. La que no puede perderse ningún fan de las dos entregas de "The Raid", es "Headshot" de su compadre Timo Tjahjanto y Kimo Stamboel. Muy en la línea de la primera entrega de "The Raid". Poco guion pero hostias como panes.

SPOILERS

Donnie, es que me estás hablando de dos películas absolutamente distintas. En "El Coleccionista" hablamos de un perturbado que secuestra a una mujer de la cual se obsesiona. Algo parecido a lo visto en la reciente "Pet". Es como si me comparas a "Passengers" con "Boxing Helena" de Jennifer Lynch. En ningún caso hablamos de películas románticas. En el caso de "Passengers", Jim no sufre ninguna patología, no es ningún demente, es un tipo normal y corriente como tú y yo, que se enfrenta a un gran dilema moral víctima de las circunstancias, en las cuales pienso que, tarde o temprano, todos actuaríamos igual. De ahí la gran verisimilitud de la historia y que esta termine llegando tanto al espectador.

Preston se obsesiona con la idea de no estar solo, se fija en Aurora, ya que le debe parecer de buen ver y luego, al indagar en su vida, se enamora platónicamente de ella. Todo muy lógico y normal como la vida misma.

Aurora. Yo no hablaría de una "pataleta". De hecho, ella llega incluso a intentar cargárselo a palazos mientras él duerme y se supone que pasa mucho tiempo en el que viven completamente ajenos el uno del otro. Más tarde, las circunstancias, los vuelven a unir y el amor que Aurora siente por él (consecuencia de una relación ´sentimental plenamente normal y duradera) vuelve a aflorar en el momento que ella cree que puede perderlo. No veo lo prefabricado por ninguna parte en ese sentido. Otra cosa es si nos ponemos a analizar temas científicos o demás consideraciones del guion, que ahí si que habría tela que cortar, pero tratándose de un blockbuster familiar, me parece algo anecdótico.

Saludos.

JuanCar dijo...

Ésta semana estamos muy en línea, Rector.
"Headshot" es un puto peliculón de esos para las tardes de los sábados de sofá con una buena caja de cervezas al lado y un plato de aceitunas. No me ofrezcas otro plan porque te dejaría plantado. Tienes razón en lo del guión, pero que coño, si es que lo que menos te apetece con un espectáculo así es pensar. Que nos den zapatilla y fuera balones. Violencia macarra de la buena, buena. ME ENCANTA.

De "Scenic route", cómo no, tengo un gratisimo recuerdo. Aunque me falla la memoria un poco con la historia y eso, sé de sobras que es una película que me gustó y mucho.

Si "Love", es la de Noe, me guardo los comentarios.
Y me duele, porque tengo a Noe en un pedestal, pero sé de sobras que lo puede hacer muchísimo mejor.
Ánimo Gaspar, que tu puedes.

Hablaremos de la galaxia la semana que viene.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, ¿"Love" de Noe? Que va, que va... me refiero a "Love" de William Eubank. Una curiosa película de ciencia ficción independiente, de la cual por cierto, puedes encontrar la crítica en estas mismas páginas de puño y letra de servidor. Que igual luego me crujes, pero intuyo que puedes sacarle algunas cosillas.

Saludos.

JuanCar dijo...

Joder, en que coño estaba pensando?.
Llevo mucho tiempo queriendola ver, voy a darle su merecida oportunidad.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, pues no se en que COÑO estabas pensando, aun no he tenido oportunidad de ver el "Love" de Noe :)

Saludos.

JuanCar dijo...

Jajaja, es lo qué tiene estar casado y ver que se aproxima el finde, por que entre diario...no toque li botone, jajaja!.

Mi consejo para potenciales espectadores del "Love" de Noe: El tiempo es oro.

Buen fin de semana a todos

El Rector dijo...

Juancar, lo que no entiendo es que Stephen King no haya escrito ya una novela al respecto... y por supuesto, tanga ya su respectiva adaptación cinematográfica/televisiva ;)

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Hola juancar!

SPOILER SPOILER

La verdad es que no estoy de acuerdo con lo que dices. La idea de obsesionarse con no estar solo también degenera es una especie de psicopatía, en una enfermiza obsesión por una mujer a la que no conoce, igual que el protagonista de 'El coleccionsita', solo que en un caso fowles muestra a este como un psicopata y en el otro como un adorable mécanico que no soporta estar solo y del que no sabemos nada del protagonista de 'Passengers' como para decir que algo fallaba en su cabeza antes de estar en la situación en la que se encuentra. Ya te digo, ese punto de la película me da mucho miedo. Y lo siento, yo no actuaría así, es algo que tengo muy claro.

uff.. considerar que la relación entre los protagonistas es 'una relación ´sentimental plenamente normal y duradera' es dejar de lado el hecho de que a ella se le ha apartado de su vida y de que él es la única persona con la que se pueda relacionar. La relación que tienen es forzada por la situación, no es ni natural ni normal. Si que considero que la forma que tienen de mostrar la reacción de Aurora es de pataleta. Está todo tan preparado para que se acaben enamorando 'de verdad' que da igual el egoísmo de él. Ya te digo, los sentimientos de ella no le importan, solo quiere no estar solo. Me parece un mensaje realmente peligroso..

FIN SPOLIER SPOILER

Un Saludo!

donnie

Missterror dijo...

Donnie- SPOILERS- Cualquier tipo de relación en el contexto en el que nos sitúa "Passengers" y en el que nos insinúa pero no muestra (me refiero al futuro en el nuevo planeta) no puede considerarse normal, o mejor dicho convencional. Aurora se aparta ella misma de la vida que conoce, eso no lo podemos olvidar. Ella, al igual que los que se embarcan en ese viaje, deciden dejar su vida atrás, toda la gente que conocen atrás, toda la gente que aman atrás, su entorno atrás, todo queda atrás y comienzan desde cero, con la incertidumbre sobre qué harán en el planeta, a quién conocerán y sobre todo, cómo encajarán todas esas novedades, por tanto de lo único que se le arranca es de un espacio al aire libre y de poder interactuar con más personas, pero por lo demás, ni ella sabe cómo iba a ser su vida, ni nosotros, ni Jim. Jim lo que hace es privarle de esa experiencia, pero la que le ofrece a cambio tampoco está nada mal. En cualquier relación,, te centras en la otra persona y para que sea duradera y exitosa el truco está en la complicidad a la hora de enfrentar la rutina y el paso del tiempo. Creo que Aurora es consciente de que su futuro con Jim tiene buena pinta, y tampoco debemos olvidar que ella tiene una cámara para poder "dormirse" cuando lo plazca...
Yo no veo ninguna psicopatía en Jim antes del despertar de Aurora, y eso que un año en esas condiciones da para que se quede tocado y hundido.

Lo bueno de "Passengers, entre otras cosas, es este dilema moral que presenta. Es un poco como cuando terminamos de ver "Seven", ¿tú que harías? Esa fue la pregunta de todos. Yo en este caso, no sólo despierto a uno, despierto a unas cuantas personas, no te digo más...No imagino algo más terrorífico que la soledad no elegida, y como le dijo alguien sabio a su amigo Bernard: "Somos humanos, nunca confíes en nosotros. Inevitablemente te decepcionaremos", Donnie, somos tan imperfectos, que no podemos manejar algo como la soledad con cordura. Yo al menos, no podría.

Saludos

El Rector dijo...

Donnie, SPOILERS la obsesión por no estar solo no es una psicopatía, es una necesidad innata del ser humano. Preston no se obsesiona con una mujer a la que no conoce, se obsesiona con la necesidad de no estar solo y con la idea de poder compartir su tiempo con alguien interesante, perfil que sin duda cumple Aurora, cuando este indaga en su historia.

No hay nada en la historia que indique que Preston sufre de algún tipo de desequilibrio ni de que sea una mala persona, todo lo contrario, como queda demostrado en sus altruistas actos del final.

Es muy fácil decir como creemos que actuaríamos en situaciones extremas y otra cosa muy distinta es como lo haríamos realmente si nos encontráramos en ella. Yo creo que todos reaccionaríamos igual que Preston, unos antes, y otros después, pero al final, la necesidad de cercanía humana podría con cualquiera de nosotros.

La relación entre los dos protagonistas es "normal", dentro de un escenario "anormal". Aurora se enamora de Preston de manera legítima y sin trampa ni cartón. El hecho de que este sea su único potencial compañero sentimental, no implica necesariamente que ella fuera a enamorarse de él. Podrían haber sido amigos, conocidos o simplemente, no soportarse. Pero no, congenian, conectan y se enamoran. El dilema moral del filme, no viene dado solo por la decisión inicial se Preston, también en la posterior de Aurora de perdonar lo que este le ha hecho, decisión que se me antoja aun más dura que la primera.

Ni te imaginas la cantidad de maravillosas relaciones de amor que han surgido de situaciones atípicas, poco normales o incluso oscuras... lo de "Passengers" te puede parecer impostado, artificial o poco creíble, pero créeme cuando te digo que la realidad, siempre supera a la ficción.

¿Mensaje peligroso? A mi me parece todo lo contrario. Me parece un mensaje muy positivo, demasiado incluso, como no podía ser de otra forma tratándose de una película para toda la familia.

Missterror, yo si creo que Preston le roba algo a Aurora, le roba la vida que ella ha elegido, que por más interrogantes que esta tenga, no deja de ser su elección. Si es cierto que luego, Preston le da la oportunidad de regresar a esa vida y ella, la rechaza y prefiere quedarse a su lado.

Yo aguantaría solo el tiempo que me durasen los videojuegos a bordo, luego tendría que hacer un pensamiento, jaja!

Saludos.

P.D: Juancar, ya he visto "Galaxy of Horros" y creo que al final, me voy a animar a escribir sobre ella ;)

JuanCar dijo...

Voy a imaginar que es por que te ha gustado.

Aquí estamos para leerla, así me ayudas en la decisión.

Saludos!

El Rector dijo...

Juancar, permíteme que no me pronuncie aun al respecto... por aquello de darle emoción al tema y mantener a la audiencia atenta, jaja! La respuesta, en breve... (entre nosotros... no te la pierdas, jeje).

Saludos.

P.D: No hice demasiado hincapié en la crítica, pero para los amantes de las buenas bandas sonoras, la compuesta por Thomas Newman para "Passengers", no tiene desperdicio. Llevo días dándole cancha y cada día me atrapa más. MUY recomendable.

JuanCar dijo...

Yo soy muyyyyy melomano, para mi la música en una película, es el 50 por ciento.
Y sí, esta BSO es una auténtica pasada. Yo me la descargué en streaming a través de Deezer el mismo día que la vi, y no dejo de darle vueltas. Es muy, muy buena.

Me parece bien mantener el suspense acerca de lo que vayas a escribir próximamente, hay que saber venderse, di que si ;)

Saludos

JuanCar dijo...

Como siempre, la excepción que confirma la regla.
"Celebración" de Vinterberg, no tiene música extradiegetica, y aún así me resulta una obra maestra sin contemplaciones.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, yo me la estoy escuchando de YouTube y suena de puta madre :)

Muy de acuerdo contigo, la música es como mínimo, el 50% de una película. Películas muy buenas, han ascendido a la categoría de clásicos gracias a su banda sonora... y la lista sería interminable.

Pon en tu vida un Shore, un Silvestri, un Young o un Carpenter, y sin duda serás un poquito más feliz.

"Celebración" de Vinterberg... ríete tú de las truculencias Jim/Aurora, jeje... no hay nada más oscuro que la familia.

Saludos.

JuanCar dijo...

De Carpenter iba a decir directamente Halloween, pero me he acordado del track de Vampiros, y se me pasa...

Sin duda, que alguien me corrija, Braveheart es el disco de BSO que mejor se puede escuchar sin saltar ni una sola canción. Está plagada de melodías arrebatadoras. Una pasada.

"Celebración"...que puñetazo en el estómago.
Ayudame a pensar Rector: ¿La calificarias como mockumentary?.

Saludos

El Rector dijo...

Jancar, no menciones "Vampiros" que se me acumula toda la sangre en el mismo sitio... y no es la garganta. Igual me tomas por loco, pero es una de mis películas favoritas del maestro.

la banda sonora de "Braveheart" es casi tan gloriosa como la película y eso que no es James Horner uno de mis favoritos, de hecho, no sabría destacarte nada suyo más allá de "Aliens", que también me gusta bastante, pese a estar lejos de la de otros clásicos de la época.

"Celebración"... en mi caso, más que de mockumentary, yo la tacharía, salvando las distancias, de biopic, jeje... veo que te va el tema familias escabrosas, entiendo que te gustara tanto "Bloodline". yo no terminé de cogerle el punto.

Saludos.

JuanCar dijo...

Si, me encanta el tema líos de familias, me encanta el drama.

Matizando, entrando en el ajo, te puedo decir que para que una película me guste, lo primero, me tiene que entretener. Eso es fundamental. Y después que si es un drama, me haga llorar. Si es comedia, que me haga reirme a mandíbula partida. Y que si es de terror, me haga apretar el culo en el sofá.
Si cumple algo de esto, significa que he visto una buena película.

"Vampiros", típica que película que la crítica "especializada", se encoña a repetir ese tópico de clásico del culto a reivindicar.
Decirlo claro, panda de inútiles, es una puta obra maestra. No sólo de terror, también es una másterclass de como rodar una secuencia de acción violenta y rotunda como las que plagan el film.
Esos montajes de planos secos, casi cortados al límite, con la pista de sonido de los impactos al por mayor...que pasafa

JuanCar dijo...

Que pasada, digo.
Menudos años tuvo el maestro Carpenter de inspiración.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, sin duda. Lo principal es que una película entretenga. A partir de ahí, hablamos.

Veo que vemos "Vampiros" con los mismos ojos de admiración. Si es que no puede ser de otra forma, es una película redonda a la que ha día de hoy, sigo siendo incapaz de encontrarle alguna pega. Mismo me pasa con "Fantasmas de Marte", por más que esta no despierte tantas pasiones como las aventuras de Jack Crow y el padre Adam.

La familia da para mucho y para muy variopintos géneros, jeje... una pena que no terminase de cogerle el gusto a "Bloodline". De hecho, me ha costado estos últimos tiempos encontrar una serie potente de verdad que me haya llegado. Lo intenté también con la aclamada "Vikingos" y por más empeño que le puse, terminé renunciando a ella tras las dos primeras temporadas. Muy bien ambientada y tal, pero vacía y a mi juicio, más propia de otra época. Quizás hace diez años... "Iron Fist", sin ser la basura que muchos han querido ver, no deja de ser una serie entretenida sin más. Técnicamente muy buena (como todo lo que produce Netflix para la tv), pero con una historia que da para lo que da. Pero no hay que perder la esperanza... y al final, he encontrado una que ha colmado mis expectativas y que te recomiendo apasionadamente a poco que te vaya el tema. Te lo digo ya, "Black Sails" es mi serie de este año, sin duda. FASCINANTE. Una sola temporada vista y me tiene ganado para siempre.

Saludos.

JuanCar dijo...

Al hilo de tema bandas sonoras, estos días me estoy quedando bastante acojonado con los videos que están circulando en Internet de la actuación que ha hecho Hans Zimmer en el festival de Coachella, guitarra eléctrica en mano punteando las composiciones de The Dark Night.
Es asombrosa la capacidad de reinvenvencion de Mr Zimmer. Ole!.

Saludos

The Surge dijo...

Ahora si reemplazáramos el Avalon con un lugar como Corea del Norte, a Jim como guapetón agente comunista del lugar y a Aurora con una linda japonesa llamada Aki que no tiene nada que ver con su gobierno, el resultado sería casi el mismo, no? Y ojo que Sony Pictures también fue el que publicó ese otro bodrio llamado La Entrevista.

El Rector dijo...

The Surge, pues desconozco el nivel de intimidad alcanzado por Kim Jong-un y Shinzö Abe, pero así desde fuera, no los veo compartiendo cama y desayunos.

No he tenido oportunidad de ver "La Entrevista", así que no puedo opinar cuan bodrio o no es, pero si con ese "otro" insinúas que "Passengers" no es una estupenda película, entenderás que esté en absoluto desacuerdo :)

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.