miércoles, 21 de junio de 2017

Crítica: The Shack

Es difícil escribir sobre una película como ‘The Shack’ sin herir sensibilidades y más hoy en día donde las personas estamos demasiado susceptibles a comentarios que puedan criticar aquello en lo que creemos o que nos lleven la contraría como si nuestra opinión fuera única e irrefutable. Fui educado en la fe cristiana y hoy en día no solo no practico sino que además no comparto muchas de las decisiones que ha tomado la Iglesia a lo largo de los años en infinidad de temas pero eso no me impide ser justo cuando he de serlo y extremadamente crítico cuando toca en lo referente a los temas que afectan a esta institución.

‘The Shack’ ha sacado mi parte mas crítica, mi lado mas oscuro porque a pesar de que creo que sus intenciones en lo que a su parte dramática se refiere me parecen realmente interesantes y dan para mucho juego, la cinta dirigida por Stuart Hazeldine basada en una novela de William Paul Young acaba por convertirse en una clase de catequesis que creo que gustará mucho a las personas que compartan su visión de la fe con la de Paul Young pero que al resto les parecerá una cinta muy poco sutil cuyo único fin es (edulcorarnos) hablarnos de las bondades de Dios. ‘The shack’ es el uso del cine como propaganda vendido con estética new age. Parece ser que Paul Young se considera discípulo de C.S. Lewis y que ‘The Shack’ fue escrita originalmente para que sus seis hijas abrazaran la fe cristiana algo que al ver el desarrollo de la película queda bastante claro y que en muchos momentos la historia bordea lo panfletario.

Tras la muerte de uno de sus hijos, Mack Phillips interpretado por Sam Worthington al que podríamos definir como un ángel caído ya que tras rodar ‘Avatar’ o ‘Terminator Salvation’ su estrella se fue apagando hasta acabar protagonizando cintas tan decepcionantes como ‘The hunter’s wife’ de Jonathan Mostow, recibirá una extraña nota en la que Dios le pide que se encuentre con él en una cabaña.

A priori, ‘The Shack’ tiene elementos suficientes como para captar la atención del espectador: Un gran reparto, al ya citado Sam Worthington hay que sumar la presencia de Radha Mitchell, Graham Greene, Olivia Spencer o la de Alice Braga y un interesante punto de partida donde dejando de lado el prefabricado prólogo nos encontramos con una parte dramática que a pesar de su tono a lo telefilme posee bastante fuerza. Si en la que es una de sus mejores obras, Atom Egoyan exploraba las distintas maneras en las que se enfrenta un grupo de padres a la muerte de sus hijos mientras escuchan los cantos de sirena de un abogado sin escrúpulos que intenta sacar provecho de su dolor, Hazeldine muestra la manera en la que Mack Phillips afronta la perdida y la culpa. ‘Es un momento espantoso, pero es importante que hablemos’ esa frase dicha por Mitchell Stevens en la cinta de Egoyan bien podría ser la posdata de la nota que recibe Phillips, aunque como es obvio los motivos y los intereses derivados de la conversación son bastantes diferentes.

Es en la parte fantástica donde la película hace aguas, donde el aburrimiento y el sopor se apoderan del espectador haciendo que las dos horas y diez minutos que dura la película se conviertan en una autentica tortura. Puede que muchos espectadores se acuerden por motivos mas que obvios de películas como ‘Belleza Oculta’ de David Frankel donde su protagonista interpretado por Will Smith tras la muerte de su hija se dedica a escribir cartas al tiempo, al amor y a la muerte en lo que parece ser otra sagrada trinidad, ‘Mas allá de los sueños’ de Vincent Ward basada en una novela de Richard Mathesson (Aunque Phillips se encuentra con Dios en una bonita cabaña en medio del bosque, el jardín revuelto y desastroso que hay alado nos hace recordar la búsqueda de Chris Nielsen aunque como no puede ser de otra manera la visión de Hazeldine de ese jardín dista mucho del poderío visual de Ward) e incluso de ‘Big Bad Wolves’ de Aaron Keshales y Navot Papushado. Obviamente la cinta de Hazeldine se aleja radicalmente de las intenciones y el humor negro que Keshales y Papushado muestran en su película pero hay un detalle que no debemos dejar pasar por alto: En ambos casos, unos padres que han perdido a sus hijas de manera violenta se encuentran en un cabaña perdida en medio de la nada con la persona a la que ellos consideran culpable de dichas muertes bien sea por acción o por omisión. Repito: Por acción o por omisión.

Javier Ocaña dijo de ‘Belleza Oculta’ que a sus creadores les había salido un desastroso manual de autoayuda de librería de aeropuerto. Exactamente lo mismo se puede decir de esta ‘The Shack’ donde todo resulta demasiado prefabricado como para que las respuestas a las dudas de Phillips sean tan universales como las dudas que tiene este. No hay una sola pregunta, miedo, rechazo de Phillips que no hayan tenido alguien, es por eso que la manera de justificar las respuestas resulta tan increíblemente decepcionante. No son respuestas elaboradas, no son respuestas cuya profundidad nos impida rebatirlas, son respuestas que muchos de nosotros hemos escuchado una y mil veces, que por repetitivas carecen de fuerza y que por la sensación de manipulación que tiene el espectador pueden llegar a irritar.

Pero hay dos detalles que consiguieron sacarme definitivamente de la película. El primero de ellos fue ver que Jesús sigue teniendo como hobby la carpintería (Topicazo), el segundo de ellos fue la confirmación de que Hazeldine como director y Paul Young en su faceta de escritor explotan todos los tópicos alrededor de este personaje lo que deriva en alguna escena realmente ridícula (Os dejo el placer de descubrirla).

En su parte fantástica, ‘The Shack’ se queda muy lejos de películas como ‘Mas allá de los sueños’ llegando a aburrir soberanamente al espectador. Todos los actores están correctos, sacan sus papeles adelante pero no hay nada en sus interpretaciones que vaya a ser recordado. ‘The Shack’ es otra pequeña losa en la carrera de Worthington que tendrá que tener mejor ojo a la hora de escoger ciertos papeles. Yo por mi parte voy a ver ‘Religulous’ de Bill Maher para compensar y una vez tenga dos visiones distintas, formar mi propia opinión.


2 comentarios:

RONETTE PULASKI dijo...

Uffff, Donnie, yo de estos argumentos que parecen un libro de autoyuda escapo todo lo que puedo... recuerdo que la novela fue todo un best-seller, pero ni con esas me acerqué a ella. Me da que con esto el amigo Samy no va a relanzar su carreta.

Donnie Darko dijo...

Haces bien en alejarte de ella todo lo que puedas. La verdad es que el pobre Sam si sigue eligiendo los papeles con tanto tino, no va a levantar la cabeza. Dicho con todos los respetos del mundo, cuando la gente necesita ayuda o algo se aferra a cualquier libro o novela, recuerdo que cuando falleció mi padre nos recomendaron que leyéramos 'La rueda de la vida'. No dudo de que a alguien le viniera bien leerlo, pero a mi se me hizo insufrible. Creo que hay que dejarse de libros y películas y buscar ayuda, consuelo y demás en las personas que tienes a lado..

No se quién dijo eso de que los libros de autoayuda al único que ayudan es al que lo escribió, pero para mi tiene toda la razón..

Un Saludo!

Donnie

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.