Crítica: Superlópez (Javier Ruiz Caldera, 2018) Crítica: The Night Comes For Us (Timo Tjahjanto, 2018) Crítica: Mandy (Panos Cosmatos, 2018) Crítica: Clímax (Gaspar Noé, 2018) Crítica: Aterrados (Demián Rugna, 2017)

domingo, 25 de marzo de 2018

Crítica: American Satan

Ash Avildsen nos propone en su segunda película, a priori, una atractiva película metalera que camina entre el pseudo documental, el thriller y el drama. Con un ambiente metalero retro modernista, el resultado es una mezcla bastante extraña en lo visual, la verdad. Con el atractivo título de American Satan, los amantes del cine underground puede que se sientan atraídos y muerdan el anzuelo fácilmente.


“American Satan es un pequeño biopicture de las grandes bandas estadounidenses de los 80, como Guns n’ Roses o Motley Crüe”


Es cierto que Avildsen, que ha escrito también el guión, parece andar bien documentado sobre grupos y la temática de la que trata el film, la formación y el éxito contractual con una gran discográfica. American Satan es un pequeño biopicture de las grandes bandas estadounidenses de los 80, como Guns n’ Roses o Motley Crüe, por poner un par de ejemplos. Precisamente, el film toma como referencia a Guns n’ Roses para formar Relentless en la ficción del film. Una banda que encabeza el cantante de la banda de metal alternativo Black Veil Brides, Andy Biersack. La verdad, es que me siento bastante viejo cuando veo estas bandas enfocadas a adolescentes.

Una banda de rock de jóvenes de Estados Unidos e Inglaterra, dejan sus estudios para ir en busca de sus sueños, viven en una van, y un desconocido que ve el potencial de los jóvenes intenta manipularlos aprovechando sus debilidades.

La película tiene momentos interesantes de forma muy aislada, pero en líneas generales flojea de lo lindo. Está claro que no esperaba grandes interpretaciones ni una desternillante parodia sobre los tópicos del Metal, género que amo desde mi adolescencia, pero con casi 4 décadas a mis espaldas, se apreciar y valorar los tópicos con bastante humor. El Metal es una género musical fácilmente parodiable y con ejemplos como Deathgasm, son más que aceptables los tonos burlescos. Además, vivimos en una década en que todo el mundo se ofende por cualquier nimiedad. Y personalmente, estoy por encima de ese comportamiento, siempre y cuando lo hagas con respeto y cariño.


“El Metal es una género musical fácilmente parodiable y con ejemplos como Deathgasm, son más que aceptables los tonos burlescos.”


El problema de American Satan es que no se decanta por algo concreto. Al principio inserta el buen rollismo y el friends forever con algunas pinceladas humorísticas sin demasiada gracia, dicho sea de paso, para acabar desembocando en un tono dramático no demasiado coherente con el tipo de banda rebelde que nos vende su guionista y que intenta reflejar el comportamiento rebelde de las bandas pioneras del hard rock clásico.

La función parte de una idea atractiva, el pacto satánico, aunque sea una premisa más que trillada, siempre funciona en este tipo de películas. Pero el film crea un contraste que no termina de encajar entre lo argumental y lo visual. Con un tono visual extraño, puesto que mezcla el estilismo del Metal-Gótico actual con la esencia más descuidada y gamberra de las bandas que he mencionado al principio.


“La función parte de una idea atractiva, el pacto satánico, aunque sea una premisa más que trillada”


Es cierto que también había una parte de marketing en la estética de dichas bandas, pero al menos ofrecían un tono más auténtico que en las bandas de la actualidad y los propios Relentless en el film. La aceptación del Metal en la sociedad es un paso adelante, sin duda, pero es el precio que hemos pagado los fans, la parte visual está mucho más estudiada y cuidada.

Aunque, la advertencia del capataz de este blog, me puso en sobreaviso que era bastante vergonzante, y tenía razón, me esperaba algo mucho peor. Tampoco puedo decir que American Satan sea una película para recordar, ni especialmente buena. A pesar de contar entre su reparto con caras como Malcolm McDowell (La naranja mecánica), John Bradley (Juego de Tronos) o Mark Boone Junior (Batman Begins) en papeles secundarios pero que cumplen bastante bien sus roles en el film, la película en conjunto es bastante floja. Es una película para ver por simple curiosidad, pero dudo que ni siquiera triunfe entre el circuito de seguidores del Metal.


4 comentarios:

El Rector dijo...

Bochornosa. Ya de por sí, me genera gran rechazo todo lo que tiene que ver con el universo del negocio americano de la música y todo lo que lo rodea. El royo este de las rock stars y tal siempre me ha parecido en sí mismo, una parodia del maravilloso mundo de la música que tanto me gusta. "American Satan" no deja de ser un reflejo ridículo de una escena, que aunque parezca mentira, es aterradoramente real, con estas bandas de niñatos disfrazados de rockeros (ni me atrevo a utilizar el calificativo de "metaleros"), que se suben al escenario con toda la parafernalia y se quitan la careta tras el primer acorde.

"American Satan", cumple como fiel reflejo de ese rock americano de mentira para adolescentes (si tienes estómago para soportarlo), pero como supuesto thriller sobrenatural, su personal versión de Fausto (pese a los esfuerzos de Malcolm McDowell), resulta tan patéticamente sosa y vacía, como la banda de ridículos que la protagonizan.

No tengo nada contra las parodias/homenajes como la que por ejemplo se hacía en "Deathgasm" sobre la música metal (que creo que es tan parodiable como cualquier otro estilo musical), pero si me molesta más que se relacione todo este universo de tópicos prefabricados que tanto se lleva en los USA con estilos tan ricos como son el rock o la música metal.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Rector, totalmente de acuerdo. El Metal tiene su lado parodiable, por supuesto, pero hay que saber hacerlo bien. Deathgasm fue un buen ejemplo de ello. En cambio, American Satan no lo es, cosa que no entiendo bien. Creo que era mucho más fácil la vía que toma. Lo cierto es que, a priori, prometía.

Saludos.

El Rector dijo...

Sr.Bateman, la diferencia es que "Deathgasm" hace parodia y "American Satan" refleja fielmente una realidad paródica.

Saludos.

Missterror dijo...

Y yo que siempre he sido una hortera para esto de las rock stars y me ha gustado mucho toda esa pose que esconden y la macarrada que se esconde tras este término, creí que "American Satan" me resultaría al menos entretenida y ha sido un bochorno en toda regla. No solo es un videoclip chungo de esa banda chunga que sale en escena (ya les gustaría tener la milésima de talento que tenían Guns n' roses!!), es que todo está tan cogido con pinzas y tan mal expresado que al espectador se le van subiendo los colores de vergüenza ajena a medida que la trama avanza y todo se hace cada vez más insalvable. Creo que no algo tan manido, pero a la vez aprovechable como es el mito de Fausto tiene poco donde fallar y "American Satan" falla en todo. De verdad que no es comprensible.
A lo mejor soy un poco exagerada, pero hoy por hoy, la meto en lo peor del año de cabeza.
Con lo grandiosa que me pareció "Deathgasm"!!

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.