lunes, 31 de octubre de 2011

Crítica: El Ente

-Hola, mi nombde es Bádbada.
-Ah, americana, ¿verdad?
-No, padapléjica.

Lo sé, no tiene puta la gracia. Sobre todo si tenemos en cuenta el contexto en que lo solté. Estaba yo disfrutando relajadamente de un daikiri, bien despachado de ron de caña, mientras evaluaba sus curvas con ojos de chino (así conseguía borrarle casi todas las arrugas. La edad es como yo, no perdona). Cuando le comuniqué por teléfono que tenía la intención de realizarle una entrevista para este archiconocido blog, la actriz se apresuró a invitarme a su lujosa mansión de Beverly Hills. Ella siempre ha sido muy consciente de que la proyección internacional de sus trabajos depende de codearse con los mejores. Me costó un poco encontrar el imponente villorrio. La primera vez pasé de largo. El nombre que rezaba en la placa de bronce que había en la entrada era Hertzey´s Villa. Hertzey es su verdadero apellido, y la imaginación nunca fue mi fuerte.

Ella enarcó una ceja ante el desafortunado chistecito que yo acababa de largar y me miró con desconfianza. Esto no me sorprendió especialmente, puesto que me miran con desconfianza tropecientas veces al día. Y con razón. Lo que sí me cogió desprevenido es que la doña intentara devolvérmela con bastante mala leche, algo impropio de una dama de su posición. La señora me disparó a bocajarro si sabía yo el chiste de la puta y la sorda. "Do you know that joke about the whore and the deaf?", soltó de sopetón con su mejor cara de mosquita muerta. Pero le salió el tiro por la culata a la muy cabrona. Yo andaba dolorido, masajeándome los brazos con disimulo (por cierto, Rector, el próximo viaje a Los Ángeles lo paga la empresa ¿eh? Que con tal de ahorrarme el vuelo charter, me fuí aleteando hasta allí y tengo los hombros que parezco el gorila de los BIG JIM. Aparte que, a la vuelta, a la altura del Canal de la Mancha, habían abierto la puñetera veda del murciélago, un concurso de tiro patrocinado por Bacardi, manda webs, y bueno, casi no lo cuento. Me dieron tres veces. El tercer cartucho de perdigones ya casi ni dolía. Ahora, cuando chupo cuellos, pierdo más líquido que la cantimplora de un palestino).

Bueno, a lo que iba, que a mi la pregunta me pilló tó descuajeringao, con más dolores que un asilo; tenía tantas agujetas que me hervían hasta los picos del cuello de la capa. La jodidilla señora intentó replicar salerosamente, pero entre lo mal que andaba yo y lo mal que andaba mi ingles sólo acerté a decir: "What?". (Mi inglés es tipo John Wayne, ya sabéis, anda bastante oxidado. Últimamente es que sólo me como latinas morenas, choco latinas que digo yo), La cosa es que, como no entendí al pronto de qué iba el asunto, dije "What"• (o sea: "¿Qué?") Con lo cual le chafé la gracia a la señora Hershey, que me fulminó con la mirada y llamó al mayordomo para que me retirara la copa de daikiri. La terminé de un trago antes de que el maromo llegara.

Ya sé que ahora no entendéis nada, eso mismo me pasó a mí, pero os pongo este enlace que os ayudará a verlo más claro. Os aconsejo que respondáis lo mismo que respondí yo si alguien intenta pegárosla con el chiste de la puta y el sordo:

Barbara Hershey (Lantana, Retrato de una dama, El tren de Bertha, Hannah y sus hermanas...) ha participado en películas bastante buenas. La chica no es que tenga un talento excepcional, la verdad, pero ha sabido encontrarse con grandes directores. Aparte de que en su juventud fue una mujer muy atractiva. Yo al menos así lo creo. Y eso ayuda. Una de sus mejores películas, en la que consigue aunar sus aptitudes para la interpretación y sus evidentes encantos femeninos, es El ente (The entity, 1982). La intérprete, por este papel, ganó el premio a la mejor actriz en el festival de cine fantástico de Avoriaz de 1983. Los demás premios se los doy yo.

SPOILER En este largometraje, supuestamente basado en hechos reales, un ser maligno y obsesivo, un rato pesao y más salido que el pitorro un búcaro, se pasa la hora y media de metraje endiñándole a la Hershey todo lo que guarda para ella debajo de su sábana. FIN SPOILER Mucho "metraje" es eso. Y aún no se había descubierto la Viagra ni ná. La película me gustó más cuando la vi hace un par de décadas. Las cosas moco son. Sobre todo cuando se trata de entes ectoplasmáticos. El paso del tiempo no favorece a nadie, esto lo saben hasta las momias. De hecho los vampiros no nos vemos en los espejos por lo mismo, para que estos no nos recuerden lo feos que nos hicieron los años. Pues con el cine pasa tres cuartos de lo mismo. El tiempo arruga las expresiones de los actores, seca el celuloide como si fuera piel de cebolla, apelmaza los guiones y hace que lo que antaño fueron mieles doradas sean hogaño un puñado de moscas danzando gozosas sobre un charquito infecto. Bueno, tampoco es eso, veréis, personalmente me ha gustado revisitarla, pero... Ha envejecido regular, no es lo que era. Los médicos fumando en el hospital, esa escena es un despiporre... No es lo mismo, los ectoplasmas moco son.

SPOILER El ente es un íncubo que viola en repetidas ocasiones a Carla Morán, la protagonista. Mientras, en la ausencia de un padre como dios manda, su hijo mayor intenta hacer las veces de pater familias. El pobre chico es un auténtico fracaso en esto, todo sea dicho. Las hijas pequeñas compiten a su vez a ver cuál de ellas logra gritar más alto que la madre. Y un barbudo psiquiatra (un Ron Silver bastante cuestionable) sueña con hacerle a la víctima del violador del más allá lo mismo que él, sólo que más acá. Todo muy divertido. Memorable y morbosa resulta la escena en la que le dice a Carla que le enseñe las marcas y heridas; y también aquella otra en la que ella reconoce que tuvo un sueño húmedo con la criatura de rabo infernal. FIN SPOILER

La dirección es de Sidney J. Furie, que en su casa lo conocen. El colega se lo guisa bien aquí, cocinando con poco aceite. La fotografía es sobria y convencional, sin alardes de ninguna clase. Y, tal vez por ello mismo, el clima de la historia es muy cercano, casi entrañable, lo que eleva el suspense de la trama de igual manera que se eleva un pene (fantasmal o no), ante la llamada de la selva: con inevitable naturalidad. El realizador cuenta la historia al más puro estilo ochentero, sin concesiones ni altibajos, administrando con cuentagotas unos efectos especiales tan escasos como logrados a pesar de su bajo coste. (La escena del magreo de tetas está resuelta de modo magistral, se os va a caer la babilla). Ni el previsible desenlace ni los casposos personajes de cazafantasmas cangilones consiguen empañar los innegables aciertos de la cinta.

La banda sonora es lo más parecido a un mete y saca con maracas, sólo superada en cuanto a eficacia y economía de medios por la BSO de Tiburón. El compositor es un tal Charles Bernstein. A éste sólo lo conocen en casa de Sidney J. Furie. Una encomiable, y encoñable, tarea de percusión diabólica contra trompas de falopio. Lo que unido a las virtudes anatómicas de una sugestiva Hershey (uaoooo, esta chica está bárbara) hizo que en las escenas más tórridas se pusiesen palotes hasta los inocentes clicks de famobil de la época.

Por último decir que, por aquello de que de los viejos jamones salen buenos caldos, me papeé a la Hershey junto al borde de su piscina. Antes hice con ella ciertas cosas que también me apetecían, mientras le susurraba al oído un conocido chiste. No dijo ni what. Luego puse rumbo a casa. Si alguien esperaba ver alguna película más de esta actriz, que sepa que va a ser que no.

Lejos de perder vigencia, el tema de los espíritus cachondorros sigue vivo en películas como "Lovely Molly" (2011), muy alejadas, eso sí, del encanto de la primera.

Y ahora os dejo, que me voy a dar un baño en helio líquido. Dicen que va bien para estirar las arrugas.

7 comentarios:

Missterror dijo...

Interesante encuentro el tuyo con la Hershey,muy interesante.

"El ente" ha sido una de las películas que mas me ha aterrorizado después de "El exorcista" y creo que a día de hoy (con la mente mucho mas viciada y perversa),sigue impresionándome,mas que por el hecho en sí de las agresiones,por el hecho de la resignación a la que tiene que hacer frente Carla.

Una muy buena elección,Sepulturero

El Rector dijo...

Sin duda una de las pelis mas terroríficas que se han filmado nunca y además, tiene la cualidad extra de aliviar a enamorados plantados.. que grande la Hershey. Películas con la dureza de esta, difícilmente se ven en la actualidad, está aquella 100 feet que es maja, aunque cinta juvenil al lado de esta y poco mas... Sepulturero, no habrá visto usted Lovely Molly? por que ya me está contando donde y cuando, sobretodo, me interesa el "donde".

El Sepulturero Torero dijo...

No he visto lovelly molly, sólo su trailer, lo de "alejadas del encanto de la primera" lo digo +prque en el trailer se ve quetratan el asunto como algo que bulle dentro de la cabeza de la protagonista-víctima, y no como un verdadero acoso sexual de un ente "real" Subjetividad frente a objetividad, Es como si se analizara la posesión del exorcista como una engermedad mental, friedkin lo apunta en su libro, pero en mi opinion la historia gana si sele dota de un elemento sobrenatural ?NO? de todos modos creo qye hay un enlace HD para bajarla en baja calidad de resolución para los más impacientes, yo me espero

El Sepulturero Torero dijo...

yo vi, en esta línea de la dualidad de posubiludades, 100 m vbajo tierra, o 1000 m o 10000 qye YA no me acuerdo, en la que un djin ocypaba el cuerpo de una rubia de toma `pan y moja, ne qustó mucho esa peli, no sé apenas nada de ella, pero el elemento natural .unos gases tóxicos que afectaban al cerebro-y el sobrenatural -un djin- se superponíab Eso le daba más fuerza al argumento, creo que era una gran peliculak. me gustaría que comentarais algo de ella.

El Rector dijo...

Sepulturero, esa peli de la que hablas es Nine Miles Down, con la cual disfruté mas que el general Carter jugando al risk, y eso que ni suqué pan ni nada. Dualidad en estado puro, ambigüedad también. Tienes una crítica (o reseña en su defecto) muy maja (no por que sea mía) en el blog. La peli incluso está editada en DVD en nuestro país, cosa rara.

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com/2010/06/critica-nine-miles-down.html

El Sepulturero Torero dijo...

Coño, eso es, Rector, acabo de leer tu crítica,recuerdo más cosas ahora, lo de los sonidos que brotabam del fondo, es cierto. "Ambigüedad, con ese toque de erotismo y sensualidad que tan bien les sienta a las plículas del género". Buena síntesis. Yo casi le daba un nueve a esa (así no se me olvidaría el título :)) ESPOILER Recuerdo que el final salía como un laberinto de espejos en el que el ti`po se veía perdido especulorum suicidorum eRA Quiza la escena más fallida porqye se veian un poco falsos los efectos digitales, pero todo lo demás me encantó, sobre todo esa cara de la tipa en la cama del hospital, ya al final. FIN ESPOILER Gran película, la recomiendo.
Muy bueno el término "Militares comiendose el marrón de otros" para definir este subgénero.

Anónimo dijo...

Vaya mierda de crítica....

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...