martes, 6 de diciembre de 2011

Crítica: Regreso al Futuro

La historia de "Regreso al futuro" comienza en 1980, cuando Bob Gale, guionista y productor de la famosa trilogía, descubrió durante una visita a la casa de sus padres, el anuario estudiantil de su progenitor.

Al ojearlo descubrió que su padre había sido el delegado de su curso, algo que desconocía por completo. Este hecho le llevó a plantearse varias cuestiones. Si hubiese estudiado con su padre ¿Habrían sido amigos? ¿Qué pasaría si pudiese retroceder en el tiempo y ver como era su padre entonces?

Con esta idea en la cabeza, empezó a formar una historia para una película sobre un joven, aún sin nombre, que por alguna razón, todavía desconocida para el joven guionista, viajaba al pasado y se encontraba cara a cara con sus padres en la época en la que estos eran estudiantes.

Le comentó la idea a su amigo Robert Zemeckis y este añadió una nueva cuestión a las anteriormente planteadas por Gale ¿Qué pasaría si descubriésemos que todas las anécdotas de juventud contadas por nuestros padres no fuesen ciertas?

Con todas estas premisas empezaron a escribir juntos el primer borrador de "Back to the future", o como aquí la conocemos, "Regreso al futuro".

Un joven Steven Spielberg se enamoró rápidamente de la historia y como había hecho con las dos últimas películas de Zemeckis y Gale, les propuso producirla.

Zemeckis, consciente de que Spielberg había perdido dinero produciendo sus dos primera películas como director, Locos por ellos y Frenos rotos, coches locos, prefirió esperar a tener mejor suerte en su carrera para llevar a cabo el proyecto.

Durante tres años, el guión de "Regreso al futuro" estuvo dando vueltas por los diferentes despachos de Hollywood sin conseguir que nadie apostase por aquel diamante en bruto. Disney incluso llegó a acusar al guión de incesto por la relación que mantiene Marty con su madre en 1955, pero las cosas estaban a punto de cambiar…

Tras el enorme éxito comercial de la tercera película de Zemeckis como director, Tras el corazón verde, todo Hollywood estaba interesado en aquel guión loco sobre los viajes en el tiempo.

Pero Zemeckis fue fiel a la única persona que tuvo fe en el proyecto desde el principio y se lo ofreció a Steven Spielberg.

El resto es historia…

"Regreso al futuro" cuenta la historia de Marty McFly, un joven cuya familia está formada por perdedores y cuyo único amigo es el científico chiflado local.

Además, las únicas motivaciones de Marty son la música y su novia.
Una noche, acude a una extraña cita convocada por su loco amigo el Doctor Brown. Allí descubrirá que éste, ha construido una máquina del tiempo en un Delorean, pero todo se tuerce cuando entra es escena un grupo terrorista extremista y asesina a Doc.

En un intento desesperado por salvar su vida, Marty se introduce en el Delorean y sin quererlo, viaja al año 1955.

Atrapado en el pasado, provoca que sus padres no se enamoren, poniendo en peligro su propia existencia. Solo hay un hombre que puede ayudarle a regresar al futuro, el único problema es que este, aún no lo sabe…

Si "Regreso al futuro" se caracteriza, sobre todo en esta primera parte, es por tener un guión sin fisuras, perfecto en su totalidad. Todo lo que aparece en la historia está porque tiene que estar, no falta ni sobra nada. De los mejores de la historia.

Los personajes son todos fantásticos, pero sobre todo los actores que los encarnan en la pantalla.

Zemeckis estaba tan seguro de que su Marty McFly debía ser Michael J. Fox, el eterno adolescente de Hollywood, que no dudó en despedir al actor previamente elegido, Eric Stolz, tras dos semanas de rodaje y empezar de cero otra vez.

El humor físico de Fox era perfecto para el papel.

Christopher Lloyd es el único doctor Brown posible y el complemento perfecto para la actuación de Fox.

Ambos actores se compenetran a la perfección en la pantalla y hacen crecer aún más las actuaciones de sus compañeros.

El resto del reparto está sensacional, destacando por supuesto, Crispin Glover y Lea Thompson como padres de Marty y Thomas F Wilson como malo de la película.

Si algo diferencia a esta película de sus entretenidísimas secuelas, es el sentimiento nostálgico que consiguen transmitir con la historia de amor de los padres. La interacción de Marty con ambos personajes es tierna y a la vez divertida, dotando a la historia de un sabor y alma especiales. Las secuencias en las que descubrimos valores o actitudes que Marty nunca pensó que sus padres pudiesen tener, ya sea por el paso del tiempo o por la vida que les ha tocado vivir, son de lo mejor de la película. Todo ello se pierde en las secuelas al centrarse más en los personajes de Marty y Doc, debido a la negativa de Glover a volver a dar vida a su personaje.

El diseño de producción, arte, peluquería y vestuario es otro punto fuerte del film, consiguiendo, literalmente, transportarnos a los felices e inocentes años 50.

La dirección y puesta en escena de Zemeckis es imaginación en estado puro. Siempre en perfecta armonía con la historia que se nos está contando y con los personajes que transitan en ella.

Porque algo muy importante que Zemeckis no olvida en ningún momento, más allá de que su película sea ultra comercial y pertenezca al género de la ciencia ficción, es que lo importante son sus personajes, no los efectos especiales.

Su historia es una historia sobre personas y en ningún momento las olvida a favor del espectáculo visual, ¡Bravo!

No puedo acabar está crítica sin nombrar a Alan Silvestri, autor de la magnífica banda sonora que acompaña al espectador durante la gran aventura de marty.

Sin duda, una de sus mejores obras, ejecutada por una orquesta impresionante, consiguiendo por momentos, recordarnos aquellas bandas sonoras del Hollywood clásico más que a una película de los años 80.

El éxito de "Regreso al futuro" salvó de la quiebra a la productora de Spielberg, Amblin, lanzó las carreras de sus protagonistas e inició una de las mejores trilogías de la historia del cine.

Larga vida a Marty McFly.

7 comentarios:

The crow dijo...

Para mi, la mejor trilogía de la historia.

"¡Ey chuck! ¡soy tu primo, Marvin Berry! ¡escucha, este es el sonido que andabas buscando!"

Ash dijo...

Irrepetible(a no ser que te montaras en el jodido coche...)

Darkotica dijo...

¿Pues que puedo decir de Regreso al Futuro que no hayáis dicho ya? Si digo que es un peliculón me quedo corta, creo que a todos nos marcó, mientras que Doc y Marty McFly han estado siempre ahí, en nuestros buenos recuerdos... (joder, como se echa de menos a Michael J.Fox).

Desde luego que ya no se hacen películas como ésta, habrá que montarse en el Delorean...

Un saludo!

El Rector dijo...

Excelente trabajo Sr. Bates, muy bien documentado además. Hay que ver con que poquito se hacían antes, grandes películas de ciencia ficción, pocos efectos especiales pero historias cojonudas (vamos, todo lo contario que ahora, si, acabo de ver Green Lantern), este Regreso al Futuro es el mejor ejemplo. Que decir de esa dupla, de ese genial Christopher Lloyd, de todas esas paradojas temporales orquestadas con la precisión de un cirujano... película imprescindible, no, como diría nuestro buen amigo Wikus, película de cabecera.

Curioso lo de la Disney. Por cierto, soy el único que se ha fijado que esta Lea Thompson es un poco viciosilla... primero se lo quiso montar con un pato (véase Howard) y luego con su propio hijo.

Ash, coño tío, te dábamos por desaparecido, tu si que has viajado en el tiempo cabrón.

The Crow, la flojita tercera parte, dice que esa afirmación tuya es algo temeraria.

The crow dijo...

El rector, puede que mi objetividad no sea del todo correcta con estas pelis, pero la tercera la veo cojonuda también. Obviamente la primera está un punto por encima de las otras. Aun así, me reafirmo en mi temeridad, la mejor trilogía de la historia (seguida por Toy Story)

Missterror dijo...

Regreso al futuro fue una bomba que nos estalló en la cara!!!y lo mejor es que los pedazos que quedaron de nosotros se repartieron entre Marty y Doc (imposible juntar esos pedazos solo en uno de los personajes...despues de ver regreso al futuro,esta pareja te acompaña siempre)
Michael J. Fox siempre será Marty,aunque para mi es extraño,porque siempre le veo también como Teenwolf (me encantaba Teenwolf...),para mi si J. Fox cubierto de pelo se sube en el Delorean ya es lo máximo...

Unknown dijo...

Para mi es la mejor película. Divertida, tierna, te hace soñar y disfrutar de cada minuto, no lo he encontrado en ninguna otra. No importa si tiene alguna imperfección académicamente hablando ya que... para mi es arte en estado puro. La vi del videoclub,la tuve en VHS,en DVD,en bluray con el Delorean, y la sigo viendo cada vez que la ponen en la tele. Sigo sin encontrar nada que la supere, nada. Como diría aquel, para morir en paz hace falta escribir un libro,plantar un arbol, tener un hijo y ver Regreso al Futuro :)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.