domingo, 26 de febrero de 2012

Crítica: The Human Centipede 2

Durante los primeros y sorprendentes minutos de “The human centipede 2, Full sequence” me vino a la cabeza como podría llamar a este tipo de películas. Metasecuela. Películas dentro de películas.

Metasecuela por que no es que en esta segunda parte aparezcan referencias a la historia predecesora o la trama de esta continúe narrándose, no, no… es que se refieren directamente a “The Human Centipede” (la primera parte) como una película comercial, es decir un producto, rodado y editado en video, película sobre la cual gira “The Human Centipede 2, Full Sequence”. Auto homenaje? Pajilla mental? Estafa? Tomadura de pelo? Obra maestra? Hay opiniones de todos los tipos.

Para entender esta pirueta argumental lo mejor es empezar contando como empieza todo esto: Martin, nuestro personaje protagonista, es un autentico freak, pero de los de verdad, y esto digo por lo que se ha abusado (y corrompido) el termino. Martin es un retarded con graves trastornos mentales: un padre que abusaba de él, una madre tan o mas loca que el mismo con la que vive en un barrio marginal (esto nos lo imaginamos a tenor de su vecino de arriba)… vamos, la ya habitual historia del psicokiller de postín, en resumen.

No sé de dónde ha sacado Tom Six (el director) al actor que da vida a Martin, pero estoy seguro de que cuando lo vio en el casting debió empezar a bailar encima de la mesa; es muy difícil encontrar un tipo más desagradable, repugnante y con más aspecto de enfermo mental que Laurence R. Harvey: una especie de lagarto bizco con cuerpo escombro, precisamente lo que requiere el personaje, y este señor logra el súmmum con su “actuación” o lo que sea que hace en la película.

Pero eso de hacer tan creíble a un personaje como Martin da mucho miedo, siempre nos quedara la duda de si Laurence R. Harvey es una actor increíble o realmente esta tan chalado como nuestro querido protagonista, además el hecho de que no hable en toda la película no ayuda a pensar bien de todo esto. Me gustaría pensar que hay maquillaje detrás de su aspecto en la película.

Por si todo esto fuera poco, Martin como no podría ser de otra manera, tiene un trabajo de mierda. Aprovecha las horas de su puesto de guardia de seguridad de un aparcamiento para ver películas, pero sobre todo hay una película que tiene a Martin obsesionado y que no deja de ver una y otra vez. Seguro que ya lo habéis adivinado, es fácil; esa película es “The Human Centipede”.

Aquí es cuando uno se plantea las intenciones de Tom Six con esta segunda parte. Para mí está claro, la única intención es básicamente multiplicar por un millón todo lo visto (y lo no visto) en la primera parte, como dice el dicho: queríais mas sopa? Pues tomar ciento treinta y ocho tazas.

El sr. Six se debió decir a si mismo que para que desperdiciar todo un guión para, simplemente, darle asteroides a una historia que ya estaba escrita? De eso nada, le daba pereza escribir un guion nuevo, y como supongo tampoco quería hacer un remake tal cual, ha tirado por el camino del medio: un tipo se obsesiona con la primera película y decide que tiene que emularla, que eso de tener un ciempiés humano tiene que ser la ostia y se pone manos a la obra.

Y esto es “The Human Centipede 2”. Martin fabricándose su propio ciempiés humano. El metraje tiene dos grandes partes: la recolección de “patas” para su ciempiés de las cuales se nutre básicamente en el aparcamiento donde trabaja con la inestimable ayuda de una barra de acero y una segunda parte, que es la “construcción” del ciempiés.

El principal problema es que Martin es subnormal. Aunque “el casting” de candidatos para integrar su ciempiés humano no se le da demasiado mal, a la hora de unir los cuerpos con la técnica del culo-boca es cuando empiezan las adversidades. El pobre Martin no tiene ni idea de lo que es un bisturí, ni la anestesia, ni los puntos de sutura ni las extirpaciones, ni falta que le hace. Nuestro héroe solo necesita una maleta llena de viejas herramientas, martillos, alicates, y una grapadora que sustituirá a los sobrevalorados puntos de sutura, para realizar su pequeña obra homenaje a su película favorita.

El resultado os lo podéis imaginar… bueno, no. No podéis. Os lo aseguro.

Hacía tiempo que una película gore no me hacia apartar la mirada, y “The Human Centipede 2” lo ha conseguido en más de una ocasión. El resultado es una autentica salvajada, una monstruosidad de película, muy incómoda, enferma y sórdida.

La cantidad de autenticas burradas y atrocidades que Martin comete para construir su ciempiés debería provocar alguna que otra risa, pero no amigos, lo que acabamos viendo en pantalla lo cierto que es no tienen ni puta gracia.

Puntualizo esto último: esto lo digo desde el punto de vista generalista, los verdaderos fans de los mas enfermo, desquiciante y repugnante del cine si sabrán valorar el nivel cáustico que tienen algunas escenas (no os perdáis detalle en una escena en la que participan una embarazada y un acelerador), aunque como digo, a un público en general no solo no le hará gracia sino que le horrorizara. Ni que decir tiene que yo si me reí con algunas escenas.

Si tuviera que valorar la película como tal, no le daría más de un tres o un cuatro como puntuación. No tiene apenas guion, algunas situaciones son totalmente absurdas, SPOILER como el hecho de que nuestro protagonista logre contratar a la actriz protagonista de la primera parte haciendo llamadas a sus agentes de Hollywood sin decir una sola palabra; o que esta viaje a Londres, se monte en el coche con el hombre-iguana Martin y se meta en un almacén abandonado creyendo que la ha contratado Tarantino para su última película (¡!!??). FIN SPOILER

La cosa es que Tom Six no quería hacer una película sesuda, ni siquiera tenía pretensiones de película como tal. Tom Six pretendía incomodar, perturbar y sobretodo provocar, tanto al espectador como a la prensa. Y lo ha conseguido, y muy certeramente además. Por lo tanto la valoraré como una película que cumple totalmente el cometido para el que fue hecha, como una sucesión de situaciones e imágenes con mucha fuerza visual, cosa que ayuda que este producida en blanco y negro. Tiene además, un más que decente trabajo de dirección.

Se trata de una película seria, no es una película de Troma, por decir algo, hecha para que el personal se eche unas risas, es un film incómodo, enfermizo, escatológico y sobre todo brutal, pero no es una película vacía.

Aunque su guion si es realmente algo vacio; las tomas, el trabajo artístico del actor protagonista, la dirección y demás la sitúan muy por encima de la media de este tipo de películas.

Yo no esperaba prácticamente nada de ella y me ha salvado, fílmicamente hablando, este primer mes y pico de 2012 (gracias Rector!), el cual si no he me habéis visto mucho por aquí, ha sido por qué no tenía mucho (bueno) que decir sobre casi ninguna película.

Si os gusta el cine extremo no podéis dejar de ver “The Human Centipede 2”.



11 comentarios:

Machete dijo...

A mí me encantó, solo espero que no la cague en la tercera.
Buena crítica, aunque desvelas algunos puntos clave de la historia.
Es cierto que algunas situaciones son un tanto inverosímiles pero la película es caótica de principio a fin, así que no importa. El guión es como su eslogan 100% impreciso, pero mola.
Respecto al actor, investigué y te diré que viene del mundo del teatro y además presentaba programas para los niños en televisión, yo me partía cuando lo leí. Y el único maquillaje son las gafas, el es así, bueno físicamente...XD

Darkotica dijo...

Conociendo un poco al bueno y egocéntrico de Tom, me atrevería ha decir que The Human Centipede 2 es lo que a Six le hubiera gustado que pasara en realidad: que un loco se hubiera obsesionado con su película y hubiera querido continuar su obra, si...estoy segura que Six se pone cachondo imaginando la publicidad y la fama que eso le otorgaría, porque lo que busca Tom Six es ser el director más polémico de nuestra generación.

Lo que no sabe Six, es que muchos de nosotros, de sus espectadores, somos más retorcidos que él... Me da la sensación de que Six va a lo fácil: caca, culo, pedo, pis...Si, da asco, es desagradable, pero en realidad no dejan de ser el camino más fácil para escandalizar a la gente. Lo mejor que ha hecho el director para ésta secuela, ha sido la elección de Martin, si cambiáramos al protagonista por cualquier otro actor, se quedaría en prácticamente nada, y es que Martin es lo más asqueroso de toda la cinta, lo de éste hombre es absolutamente increíble, todo lo demás me parece bastante flojo.

Personalmente me quedo con la primera película, con aquel mad doctor y su desagradable experimento, y aunque ésta secuela no me ha disgustado, si que me ha parecido que Six ha cogido el camino más fácil, y de paso ha optado por poner algunas secuencias que, sinceramente sobraban, no porque me escandalicen, sino porque como bien dices en la crítica, ésta es una “película seria” y por eso pienso que eran cosas totalmente gratuitas y que no venían a cuento.

Yo espero que la tercera se asemeje más a la primera y que intente aportar algo más que “caca-culo-pedo-pis”, que nos remueva las tripas pero con algo un poco más inteligente, porque creo que guarradas y burradas es lo más fácil de hacer.

Machete, me dejas de piedra ¿Qué el actor que hace de Martin había trabajado en programas para niñooossss??? WTF!!!Bueno, iba ha decir que me parecía increíble, pero teniendo en cuenta que aquí hemos tenido joyitas como la Leticia Sabater en los programas infantiles…ya no me parece tan extraño ;D

Machete dijo...

En efecto era una especia de Leticia Sabater pero en hombre....XD.
Respecto a la película a mí me parece perfecto lo que ha hecho. Me gusta igual que la primera, eso sí, estoy de acuerdo que es gracias al actor elegido lo que hace que la película sea tan buena para mí. Por eso espero que con la tercera cierre bien el monstruo que ha creado, el cienpies humano.

newzombie dijo...

me parecio muy superiro esta segunda parte que el bodrio de su primera entrega. el pedazo de actor escojido es impagable.

El Rector dijo...

Me ha gustado, me quedo con la primera de largo, pero me ha gustado, mas que nada por que Martin es uno de los personajes más repulsivamente logrados que ha asomado las carnes por el celuloide en los últimos años. Martin a parte, la primera me parece mucho más película, mucho más incomoda y perturbadora. Esta secuela es un poco: "vamos a tirarnos más pedos, vamos a enseñar más caca y vamos a hacer la gracia más larga", lo que está bien, pero no se, a mi me ha parecido algo cómica en muchos momentos (la secuencia de la embarazada en el coche es una burrada divertidísima), cosa que no me ocurrio con la primera. Y coincido con el Sr. Williams, gran acierto haberla filmado en blanco y negro, le da un toque muy personal. Eso si, si algún día tiene usted tiempo, me gustaría que me explicase por que relaciona al amable vecino de arriba, con un barrio marginal. ¿Sabe usted lo que jode que le pique un vecino por tener la música alta???

Curiosidad: atentos a la genial portada que le han puesto a la edición en HD que ya circula por los países culturalmente civilizados.

Lestat dijo...

Que asco de película, y no lo digo en el buen sentido. La primera parte me incomodo muchísimo, sobretodo por lo verosímil que parecía todo y ese mad doctor acojonante, pero esta solo logró darme un buen cabreo. Me molesta cuando un director, como ya bien mencionas, se carga un guión que tenia pintas de ser de lo más interesante para irse al camino fácil de mostrar escenas "desagradables" que realmente bordan en lo patético por lo irreales que resultan. Sobre todo la escena de la embarazada en el coche me pareció totalmente fuera de contexto e inverosímil (¿realmente se puede creer que una madre haría esto? Yo no me lo trago). Los fanáticos del cine de terror buscamos más que escenas desagradables, y si lo que quería era ser controversial, Six podía trabajar un poco el guión. Ya películas como A Serbian Film y Martyrs han demostrado que se puede ser controversial y exageradamente obsceno sin tener que irse por el camino más fácil. Y sobre Martin, si el hombre es desagradable de cojones, pero a nivel interpretativo no lo veo igual. En las escenas donde se suponía que me acojonara solo lograba que me diera risa.
Para mi es una película que cumple con su propósito de que se hable de ella (miren que comentario más largo de alguien que no le gusto), pero como película no tiene mucho que ofrecer, aunque lo disfrace con su morbosidad.

Disculpen que mi primer comentario en tanto tiempo sea una descarga de este tipo! Saludos!

Anónimo dijo...

Esta pelicula no la conssidero asquerosa, pero tampoco la moejor de terror, coincidos con todos sobre Martin pues quedo como anillo al dedo a la pelicula. En cambio la pelicula de A serbian film me provoco una repulsion enorme a los que se atreven a premiar una violacion de una bebe recien nacida, o el incesto. Se que cada quien tiene su manera de pensar pero la mia no me dejo encontrarle alguna critica positiva a A serbian film

Anónimo dijo...

una mierda de principio a fin

Anónimo dijo...

Esta pelicula puedes decir que es una mierda, y eso es alagarla, porque precisamente trata de mierda jaja

Sebastián Nogueira dijo...

La pelicula más aburrida que vi en mi vida. carece totalmente de sentido, el director se cuelga de las aberraciones de los sucesos, me parece un transtornado que quiere sacarse cartel de sadico, si hubiese sabido de que iba la pelicula no la hubiese visto, opino que hay que estar enfermo para disfrutarlo, no creo que califique como peícula mucho menos del genero terror, no aterroriza a nadie, simplemente disgusta

Bieitols dijo...

Auténtica joya. Una bizarrada en toda regla. Y a diferencia de la primera ésta si satisfará a los fanáticos de lo extremo. Entre los que me encuentro. Al gore le debo mi afición por el cine.
El actor principal de nuevo lo mejor. Espectacular. De donde sacaron a ese tío?
El precioso blanco y negro me hizo recordar Singapur Sling, otra bizarrada preciosa. Aunque mucho más poética. No sé por qué, me gusta particularmente el BN para el cine bizarro y extremo.
Con todo lo escatologico del film. Lo que realmente pone los pelos de punto son las escenas hogareñas. Esa relación madre e hijo totalmente enfermiza.
He sido comercial a puerta fría, y he estado en hogares realmente extraños. Quizás me afecten ese tipo de escenas porque sé cuán extraña y loca puede llegar a ser la vida de la gente.

Hay que verla. Pocas películas pasan directamente a ser Cult Movies desde su mismo estreno. Para mi ésta es de esas.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.