Crítica: Predator (Shane Black, 2018) Crítica: Langosta (Yorgos Lanthimos, 2015) Crítica: Upgrade (Leigh Whannell, 2018) Crítica: La Monja (Corin Hardy, 2018) Crítica: The End? L´Inferno Fuori (Daniele Misischia, 2018)

miércoles, 27 de junio de 2018

Crítica: Future World

Mi curiosidad hacia esta película no viene ni de sus conocidos actores, ni del hecho que esté codirigida, coescrita y coprotagonizada por James Franco. Tampoco viene de un argumento, el de un futuro pos apocalíptico, que siempre es bienvenido por lo estimulante que pueda resultar la propuesta. Lo que realmente ha llamado mi atención es la unanimidad de la crítica a la hora de catalogar “Future World” (2018) como una auténtica basura. Con un 3 en filmaffinity, un 0% en rotten tomatoes y otro 3 en IMD, entre otras puntuaciones, se candidata de forma inmediata como una de las peores películas de los últimos años. ¿Pero es realmente tan mala o es ridícula de forma intencionada? Bien, efectivamente la película es mala, pero vayamos por partes, porque tal vez estemos tomándonos demasiado en serio una película que no lo es. Si James Franco asumió este proyecto con la intención de hacer algo notable en su carrera, sin duda alguna, se habría pegado uno de sus batacazos más sonados, pero mi teoría es muy distinta. ¿Conocéis el Burning Man? Es el festival que se celebra en la ciudad inventada de Black Rock City, Nevada, y que congrega a unas 50.000 personas en el desierto con una atmósfera a lo Mad Max. Históricamente fue un festival contracultura, hoy probablemente es una oportunidad para que yuppies y workalcoholics de Silicon Valley vivan como neo hippies por unos días.

“Future World” fue rodada en Imperial Valley, California, a medio camino entre LA y la localización del Burning Man. Es decir, que me imagino a James Franco y su amigo Cheung inventando rápidamente una historia (probablemente en una noche de copas) para aprovechar sus trajes del festival y rodar una película durante el camino al Burning Man. Esta es una de las ventajas de ser James Franco, tener buenos amigos como Suki Waterhouse (The Bad Batch), Milla Jovovich (Resident Evil), Lucy Liu (Kill Bill) o los cantantes Snoop Dog y Twin Shadow (si alguien no lo conoce, para mí su mejor canción es Tyrant Destroyed), que se suben al proyecto como actores probablemente cobrando poco y en especie. También se suman a esta película los sobrinos e hijos de otros colegas de James Franco, como Jeffrey Wahlberg y Rumer Willis.


“cualquier comparación con Mad Max Fury Road, una de las mejores películas del 2015, sería perder el tiempo”


Concretamente la historia se desarrolla en un mundo pos apocalíptico y desértico en el que la fiebre roja ha arrasado la población (no podía ser de otra manera utilizando los parajes del Burning Man). El joven Prince se ve obligado a abandonar su zona de conforto en un Oasis en busca de una cura para su moribunda madre, Queen (Lucy Liu). A lo largo de un camino lleno de áridas llanuras y alguna que otra piedra, Prince tendrá que enfrentarse a Warlord (James Franco), al robot Ash (Suki Waterhouse), a Love Lord (Snoop Dog) y a Drug Lord (Milla Jovovich).

Este es el excéntrico viaje que propone James Franco y que pasa por varias tribus, como la de Love Lord, un burdel hecho a imagen y semejanza de todas las perversiones que probablemente almacena la cabeza de James Franco, y como la de Drug Lord, lugar en el que todos está tan “high” que consiguen atravesar a base de química los límites del mundo agonizante en el que viven. Aprovecho para hacer una pequeña advertencia: cualquier comparación con “Mad Max Fury Road”, una de las mejores películas del 2015, sería perder el tiempo. Future World no llega a ser ni un homenaje ni una parodia del clásico de George Miller, entre otras cosas, porque no tiene ni la calidad ni el sentido del humor para serlo. 


“la historia cae en una dinámica superficial que vacía de contenido todo lo que pudo haber sido y no fue”


De todas formas, tengo que destacar que el comienzo es interesante. La introducción con el personaje de Suki hablando en off que ocupa los primeros minutos de la película es un momento prometedor. Desgraciadamente, luego la historia cae en una dinámica superficial que vacía de contenido todo lo que pudo haber sido y no fue. Es una pena que se les haya acabado toda la droga antes de tiempo, porque al final “Future World” no aporta nada. La superficialidad de la película podría haberse arreglado en parte con un final digno, que recuperase la esencia de los aceptables primeros minutos de la película y colocase un poco de la profundidad psicodélica que la atmósfera demandaba. Es imperdonable que a James Franco se le hayan acabado las sustancias alucinógenas antes del fin del rodaje, siendo que éste duró menos de un mes, y se haya quedado sin ideas para la conclusión.

Personalmente creo que James Franco es un actor que va dando una de cal y otra de arena, capaz de tocar el cielo hace tan solo unos meses con su gran película “The Disaster Artist”, y ahora de estrellarse con esta intrascendente birria futurista. En cualquier caso, no parece ser un actor que se tome demasiado en serio a sí mismo, siendo ésta una actitud muy loable. Hay que tener en cuenta que desde el 2017 ha participado en unas 30 películas (buen ritmo), por lo que no se le puede pedir que todo le salga bien. En mi opinión, su thriller sobrenatural “The Vault” (2017) es la que se lleva el premio a peor película suya hasta el momento, incluso por encima de la protagonista de hoy, “Future World”.


“Suki Waterhouse se afianza como musa de los mundos futuros pos apocalípticos dando vida a un robot con más alma que cualquier otro personaje de la película”


Además de la breve introducción, hay otras dos cosas que se salvan de la quema en esta película, la actriz Suki Waterhouse y el director de fotografía Peter Zeitlinger. Suki Waterhouse se afianza como musa de los mundos futuros pos apocalípticos dando vida a un robot con más alma que cualquier otro personaje de la película. Con su interpretación se come a James Franco y a Jeffrey Wahlberg y hasta nos deja una escena post créditos; Y Peter Zeitlinger, que como buen veterano supo racionalizar el LSD necesario para aguantar el tirón hasta el final de la película, nos deja unas pinceladas de calidad en lo que a la fotografía de la película se refiere. Tengo que mencionar que de Peter Zeitlinger no se podía esperar menos, ya que es el habitual director de fotografía del alemán Werner Herzog (genio y figura del denominado Nuevo Cine Alemán de los 70), con el que trabajó en las interesantes “Cave of Forgotten Dreams”, “Encounters at the End of the World” o “The Bad Lieutenant”, todas ellas películas por las que fue reconocido con diversos premios; Siendo condescendiente, también salvaría la música de Toydrum, el dúo de música electrónica compuesto por los ex Unkle, Clements y Griffith, que componen unas canciones cuya sinergia con la fotografía consigue una atmósfera razonable en comparación con el endeble resultado del resto de la película.

Lo mejor: La breve introducción de la película, la actriz Suki Waterhouse y la fotografía de Peter Zeitlinger.

Lo peor: Una historia simple, vacía y superficial que poco aporta al género pos apocalíptico.


4 comentarios:

Jorge Soto Sepulveda dijo...

Película muy mala, corran hacia las colinas! Parece que James Franco, uno de los productores, se tomó unos tragos (y otras cosas más), tenia dinero sobrando y llamó a los amigos para hacer esta porqueria que no se considera ni un sub-Mad Max. Una pena, porque es muy bien producida y entre los protagonistas vemos que la única dedicada es la Milla Jovovich.

Tracy Kong dijo...

Màs cerca de los màs flojos exploit de Mad Max y Terminator que de los originales. Recupera aquella sensaciòn de cal con mucha arena que transmitìan films de hace dècadas como Destroyer:Brazo de Acero y similares. Simpàtica si eres muy condescendiente.

RONETTE PULASKI dijo...

Jorge Sepulveda y Tracy Kong, efectivamente habéis ofrecido dos puntos de vista muy acertados. Por una lado es una mala película que parece pensada en una noche de copas con los colegas, y por otro lado, podría hasta tener un pase si nos la tomamos de coña ... (Brazo de Acero son palabras mayores). Lo mejor de todo, el último fotograma que se nos coló en la crítica (diría que es de la película Superfumados ;) Un abrazo a los dos

El Rector dijo...

El que montó la crítica si que debería de ir super fumado :)

Saludos y disculpas.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.