viernes, 26 de febrero de 2010

Crítica: Hora

Si hace pocos días comentamos "No Moriré Sola" del argentino Garcia Bogliano, película que venía a recuperar un subgénero un tanto en desuso en la actualidad como es el "Rape & Revenge", ahora desde las frías tierras de Noruega, nos llega "Hora" ("puta" en noruego), debut como director de Reinert Kiil si no tenemos en cuenta aquella broma con los amigos llamada "Fuck Norge" que filmó en el año 2004. Kiil nos ofrece con "Hora" su particular homenaje al subgénero con esta a priori poco original propuesta, que pese a lo que se puede deducir de su absurdo argumento de manual, tiene bastante mas que ofrecer de lo que se le puede presuponer siempre que estemos dispuestos a darle una oportunidad.

El argumento de "Hora" no deja lugar a dudas respecto a su naturaleza, poniéndonos en la piel de Rikke, una joven escritora de novelas de misterio que se traslada sola a la vieja casa de sus fallecidos padres, la cual se encuentra en una alejada zona rural de noruega, reencontrándose con un viejo amigo de la infancia, locamente enamorado de ella. Después de varias negativas por parte de Rikke, su desesperado pretendiente reúne a un par de amigos y la violan y torturan repetidamente, dejándola en un estado de absoluta demencia y haciéndole perder toda su humanidad, cosa que comprobarán en sus propias carnes cuando esta decide llevar a cabo su venganza.


La película se abre con una brutal secuencia que sirve para marcar el terreno por si alguien no tenía aun muy claro donde está a punto de meterse, donde la sangre, la violencia mas escabrosa e incluso la necrofilia, desfilan ante nuestros ojos con total naturalidad. Como se puede ver, puro y duro "Rape & Revenge" si, pero a pesar de todos los tópicos sobre los cuales está construida, "Hora" consigue diferenciarse respecto a otras muchas propuestas similares gracias al buen hacer de su director, quien echando mano de un gran número de recursos cinematográficos, como la gracia con la que juega con el color y el blanco y negro, el constante uso del efecto de carrete de película en mal estado, incluso llegando a fundir el mismo (cosa que ya pudimos ver en el "Planet Terror" de Rodriguez) o la utilización de sonido defectuoso en algunos pasajes, le otorgan al filme un toque muy personal que sin duda ameniza mucho una historia, que por otra parte podría resultar bastante aburrida por si sola sin este tipo de detalles, especialmente en su primera mitad, donde realmente no ocurre nada y que tan solo sirve para que conozcamos un poco mejor a Rikke, la joven escritora que viaja a su antiguo hogar para alejarse de los problemas conyugales con su pareja y poder centrarse en su nueva novela, (algo que ya hicieran antes William Katt en la genial "House: Una Casa Alucinante" o la tristemente desaparecida Britanny Murphy en "Dead Line") acompañando así a la chica en su soledad y compartiendo con ella sus actividades cotidianas (véase "The House of the Devil"), todo ello para que nos acerquemos lo máximo posible al personaje y que esto sirva para enfatizar en toda la medida de lo posible la traumática experiencia que le va a tocar vivir. Y a nosotros con ella.

Esta primera mitad y como no podía ser de otra forma, se finiquita con la correspondiente escena de violación, donde los tres desalmados de marras, abusan de la protagonista hasta el éxtasis, en una secuencia que pese a lo explicito e incluso atroz de algunas imágenes, no alcanza los niveles de "mal gusto" de "No Moriré sola", pues todo está rodado con enfermiza elegancia. Por supuesto esto no quita que la experiencia sea turbadora y desagradable, así que desde luego no gustará a los que no estén acostumbrados a este tipo de cine, pero bueno, llegados a este punto, dudo que nadie se pueda dar por sorprendido.

A partir de este momento, el ritmo de la cinta es muy distinto, incluso se introducen matices que no entraban en el guión como pequeñas dosis de humor negro, guiños a clásicos del terror (atención a la secuencia del cobertizo donde la muchacha se prepara para la venganza, seguro que os recuerda a cierta película de un tal Sam Raimi...) e incluso paranoias de tintes sobrenaturales como ver a la tía levitar hacia su víctima o aparecer de la nada...

Esta segunda mitad está muy trabajada y se le dedica todo el tiempo que merece, dando un tratamiento muy personalizado y cuidado a cada una de las muertes, todas ellas atroces y muy variopintas, remitiéndonos a películas como "Storm Warning", "La Última Casa a la Izquierda" de Craven e incluso al "spaguetti" western de toda la vida. Acompañando a cada una de las atrocidades con ese sutil punto de humor absurdo capaz de hacernos sonreír incluso en una película tan dura como esta.

El trabajo del reparto es un bastante irregular, contrastando mucho el buen hacer de la debutante Isabel Vibe, quien no tiene tapujo alguno en enseñar sus generosas carnes y quien da vida a la joven escritora que termina convirtiéndose en un "Slasher" de vieja escuela digno de la mejor saga ochentera. Aportando además ese punto de erotismo y morbo que merece la ocasión gracias a un buen puñado de sinuosos planos, con el de el resto de sus compañeros, quienes quitando al que hace de retrasado, están en un nivel muy inferior de la protagonista. Como curiosidad destacar el pequeño cameo de su director, Reinert Kiil, quien no quiso perderse la oportunidad de probar su producto en primera persona.

Conclusión, "Hora" es dentro de su brutalidad y crudeza, una propuesta mucho mas accesible dentro del "Rape & Revenge" que por ejemplo, la reciente "No Moriré Sola", mas que nada por ese ligero tono humorístico que impregna la historia por momentos y por que pese a contar con algunas secuencias realmente salvajes (y explicitas), en general está filmada de forma muy elegante y con gran cantidad de matices artísticos, una gran fotografía, una cachonda banda sonora y una protagonista, a la que no descartó se recupere para una posible secuela dado su gran carisma e infinitas posibilidades. Ahora bien, aquellos que demonicen en exceso la presencia de carne femenina, violencia extrema o gusten de comer palomitas mientras ven una película, casi que pasando de esta "Hora". Si no eres de estos últimos, y aunque no te vaya mucho la onda, dale una oportunidad a estos noruegos e igual te sorprenden.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.