viernes, 6 de agosto de 2010

Crítica: The Collector

Puede que por si solo, el nombre de Marcus Dunstan no llame demasiado la atención, cosa por otro lado, bastante normal si tenemos en cuenta que hablamos de un director novel. Ahora bien, si decimos que este señor es el guionista de "Saw 4", "Saw 5", "Saw 6" y la esperada "Saw 3D", pues seguro que mas de uno ya comienza a tener cierta curiosidad. De hecho, esta directa participación en la saga del amigo "Jigsaw", ha sido el factor que mas ha publicitado su primera película, "The Collector". Aunque en mi caso particular, y teniendo en cuenta que nunca he sido un gran seguidor (y estoy siendo generoso) de las películas de "Saw", este no es un detalle que haya influido en mi interés por el proyecto. Lo que si que me puso realmente cachondo fue saber que de la mente de este tío, también ha salido una de las trilogías mas alucinantes que ha dado el fantástico en los últimos años, pues es el guionista de "Feast", "Feast II: Sloopy Seconds" y "Feast 3: The Happy Ending", las tres entregas de los alienígenas folladores de John Gullager. Pero es que no contento con esto, también es el compositor de "The Ballad of Feast: Parte uno, parte dos, parte tres", el desternillante tema musical que cerraba la trilogía con broche de oro.


Con estos precedentes, el visionado de "The Collector" era una auténtica obligación para un servidor, y eso que el "tufillo" a "Saw" que se desprendía de la sinopsis oficial, no me ponía las cosas nada fáciles. Por suerte, lo que nos ofrece "The Collector" dista mucho de lo que me esperaba, por que aunque es cierto que encontramos elementos "Saweros", la inclusión en la ecuación de títulos como "Jeepers Creepers" o "Solo en Casa", hacen de "The Collector" una de las películas mas entretenidas que he visto en los últimos días (que no han sido pocas).

Y eso que los comienzos no fueron fáciles, por que soportar la horrible secuencia de créditos en plan videoclip de la MTV, aderezada con una no menos horrible pieza musical, especie de rock industrial barato engendrado por el ex "NIN" Jerome Dillon (lo siento, pero nunca he podido con el señor Reznor y sus huestes), pusieron a prueba mi paciencia (exageradamente escasa una noche de Domingo en pleno Agosto). Con este mal regustillo de boca (para mi los créditos iniciales dicen mucho de una película), comienza "The Collector", situándonos en una lujosa casa de esas de película americana de terror, donde un grupo de obreros hacen reformas en el lugar. Uno de estos obreros es Arkin, un joven de mirada perdida que después de una dura jornada de trabajo, regresa a su hogar junto a su esposa y su hija, donde la primera, muy angustiada, le comunica que si no consigue para antes de medianoche una importante suma de dinero, la cual debe a unos supuestos mafiosos, sus vidas estarán en serio peligro. Por esto, Arkin planea dar un pequeño golpe en un lugar que conoce a la perfección, la lujosa casa de película de terror. Sin saber, precisamente, que va a ser partícipe de una en primera persona, y de las chungas. Por que una vez en la casa, supuestamente vacía (pues lo dueños tenían previsto marcharse de vacaciones ese mismo día), Arkin, mientras manipula la caja de seguridad, escucha como alguien entra en la casa, un misterioso enmascarado que tiene en mente planes mucho mas perturbadores que un simple robo doméstico.

Una entretenidísima mezcla de "slasher" y "torture-porn" es lo que nos ofrece el señor Dunstan, que plasma en la pantalla una idea que siempre me ha parecido muy atractiva, meter a dos villanos en el mismo terrario a ver que pasa (y ojo, me refiero en una película seria, "Freddy vs Jason" no me vale), y pasa lo que tiene que pasar, que al menos malvado le toca el papel de víctima accidental. ¿Quien es el menos malo? Pues el desgraciado Arkin, un ratero del tres al cuarto que poco tiene que hacer ante un "slasher" profesional con el kit de asesino legendario incluido. Este convertirá la casa en su particular patio de recreo, infestando el lugar de trampas mortales (de ahí la reminiscencias a "Solo en Casa") con una sola finalidad, cazar a sus presas.

En el momento en el que ladrón y asesino coinciden en escena, la cinta da un vuelco absoluto, desaparece esa sensación inicial de película independiente de tres al cuarto, ya no se respira cutréz, y lo mejor, nos damos cuenta de que estamos ante el inicio de algo grande, de una nueva saga con tufillo a clásico (de hecho ya tenemos secuela confirmada), donde se sacará todo el partido posible del principal problema de esta primera parte, la gran cantidad de incógnitas que nos deja la trama. ¿Quién o que, es el coleccionista?, ¿Cuáles son sus motivaciones? Y lo mas importante, ¿como diablos puede alguien elaborar semejante cantidad de trampas en unos pocos segundos? Y es que esto no lo supera ni McGiver en una ferretería.

Es por eso que para disfrutar de la película al cien por cien, no hay ni que comerse mucho el coco, ni esperar a que se nos despeje ninguna de los muchos "vacíos" que nos dejará la historia, simplemente tenemos que dejarnos seducir por el coleccionista, sus inventos y la obscena cantidad de putadas a las que serán sometidos los protagonistas. Incluso la banda sonora se permite el lujo de sorprendernos, en un alarde de buen gusto, con temazos como "I Feel You" de Depeche Mode, o "Bela Lugosi´s Dead" de "Bauhaus". Para quitarse el sombrero.

Conclusión, "The Collector" es una de esas películas que llegan sin hacer mucho ruido y que además, lo hacen con la espada de Damocles sobre la cabeza en forma de aquella tediosa cantinela: "de los guionistas de…", aunque por suerte y sin que sirva de precedente, esta vez la cosa va en serio, por que si "Saw" y sus clones os parecieron retorcidas e incómodas, esperad a ver de lo que es capaz el coleccionista, perfecto maestro de ceremonias de esta sangrienta función, donde su único objetivo es dar por culo a sus victimas y de paso a nosotros, pobres e inocentes espectadores a merced de este psicópata encapuchado de enorme carisma al que por cierto, se le coge cariño a la segunda faena.

Tengamos claro no obstante, que "The Collector" está lejos de la complejidad narrativa de "Saw", nada de complicados rompecabezas, giros argumentales o sorprendentes desenlaces, pero si es una película sangrienta donde las haya, incómoda, tensa, dotada de un ritmo endiablado y donde sobre todo, se nota que los responsables se han comido la cabeza en un intento de ofrecer cosas diferentes y originales que puedan "enamorar" a un público, el del fantástico, que ya parece haberlo visto todo, por no hablar de parir a un monstruo que de seguro va a dar que hablar en los próximos años a poco que se lo curren. Darle sentido y coherencia a la historia ya es otra cosa, ahí nos la han querido meter doblada, de acuerdo, pero para eso existen las secuelas, ¿no?.


9 comentarios:

Dani dijo...

Un mas que correcto thriller que alterna momentos brillantes con otros pateticos (la escena del telefono con el clavo...); no aporta demasiado al genero pero entretiene mucho.

quetzal dijo...

Una porqueria absoluta, sin pies ni cabeza, lo unico rescatable son los primeros 10 minutos y ese padre obligado a robar con el cual nos identificamos de inmediato, luego, es una porqueria absoluta y no es cuestion de gustos, el asesino es lo mas soso que se ha visto en una pelicula de terror, no abunda en profndidades, ni los porques ni los como, ni los cuando, una casa llena de trampas cada vez mas complejas armadas vaya a saber en que momento, un desastre de pelocula, solo disfrutable por algun niño sin experiencia

El Rector dijo...

Quetzal, pues mira, precisamente, es una cuestión de gustos, porque a mi me parece una película brillante y de niño sin experiencia tengo poco.

A mi el asesino, me parece de lo más inquietante que haya dado el género del slasher (si bien The Collector también bebe del torture-porn, por supuesto) y, precisamente, lo que más me gusta de él y donde creo que reside su principal encanto, es ese desconocimiento sobre el personaje, sobre sus orígenes y sus motivaciones.

La secuela, un peldaño por debajo, también es de lo más disfrutable.

Saludos.

Missterror dijo...

De acuerdo con El Rector. El desconocimiento del entorno, motivaciones, desequilibrios, etc del asesino, no lastran para nada una película trepidante de principio a fin, que, pese a seguir una fórmula repetida, termina siendo un soplo e aire fresco.
"The Collector" es un grandísimo slasher.

Damien Thorn dijo...

Yo la he vuelto a ver esta noche y he disfrutado como un enano!!!
Es cierto que su secuela es un pelín más floja, pero porque el personaje central (el coleccionista, por supuesto) ya no era cosa nueva. Aún así, a mí, esos ojillos de animal bajo la máscara me siguen dando escalofríos.
Pienso como vosotros que es una de las pelis en su género más destacable de los últimos tiempos. Sobre todo por lo terrorífico que tiene esa aficción de coleccionar, que si os paráis a pensar ya nos ha dado "El coleccionista", esa obra maestra del 65 de W. Wyler, "El coleccionista de cadáveres", "el de huesos", "el de muñecas", "el de amantes"...
Yo seré un paleto, pero me quedo con esta, sin duda, porque me sigue inquietando años después. De la secuela súper alabo el personaje de Abby, la pieza de la colección preferida y capaz de darnos el único momento en que nuestro amiguete de la máscara muestra un mínimo de ser humano.
Grandeee!
Saludetes!

El Rector dijo...

Damien, completamente de acuerdo, esos ojitos son la leche... a mi juicio, The Collector es muy superior a la cansina y sobrevalorada saga de Saw (a excepción de la primera entrega si quieres, que si me parece un estupendo film). También superior a la secuela, si bien como comentas, esta es la mar de disfrutable (solo por la secuencia inicial en la disco, ya merece la pena).

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Y tantísimo que merece la pena... The collection, aún inferior a esta, que es de mis favoritas de los últimos tiempos, es bastante efectiva y merece al menos una continuación para ser saga.... A mi estantería junto a Hostel, de cabeza! Por cierto, en el caso de Hostel, me quedo clarisimamenteeee con la 2... ESPECTACULAR
Saludetes

Damien Thorn dijo...

Y Jeepers Creepers 3 está al caer!!!!! Me relamoooo

El Rector dijo...

Damien, comparto y con mucho, tu opinión sobre la secuela de Hostel, muy superior a la cinta de Roth y por supuesto, a esa basura de tercera entrega que se atrevieron a intentar meternos doblada.

Y también espero con ansias la tercera entrega de Jeepers Creepers, otra de las grandes sagas de terror del siglo XXI. Desconozco si Víctor Salva volverá a estar al frente del proyecto, pero desde luego, sería lo suyo. Hablaremos de la primera entrega por aquí un día de estos. Lo merece.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.