domingo, 8 de agosto de 2010

Crítica: Higanjima

Solo hay una cosa casi tan terrorífica como las adaptaciones de videojuegos al cine, las adaptaciones del cómic, especialmente del japonés, es decir, del manga. Esto lo afirmo tiendo aun muy reciente el fuerte trauma que me produjo (a mi, y a los millones de seguidores de la serie) la lamentable adaptación del mítico manga de Akira Toriyama, "Dragon Ball", sin duda, una de las "crónicas de una muerte anunciada" mas salvajes de los últimos tiempos con permiso de Samuel Bayer y su nueva "Pesadilla en Elm Street", por supuesto.

Ante todo debo decir que no soy un gran aficionado al manga (aunque aquella fantástica serie hentai titulada "Angel" del celebre autor U-jin, calentase muchas de las frías noches de invierno de mi adolescencia), razón por la cual, enfrentarme nuevamente a un producto de esta naturaleza, no terminaba de producirme la erección deseada. Por otra parte, dejarme seducir nuevamente por chupa sangres asiáticos, después del excelente sabor de boca que me dejo "Thirst" de Chan-wook Park, tampoco era una idea que sonase tan descabellada… adelante pues me dije.


"Higanjima" es una co-producción entre Japón y Corea del Sur dirigida por Tae-gyun Kim, un no habitual del género que a pesar de todo, se a atrevido con el popular manga vampírico de Kôji Matsumoto, donde se nos cuenta la historia de dos hermanos, Akira y Atsushi, quienes viven una existencia normal y corriente hasta que el segundo se enamora de una joven y desaparece misteriosamente sin dejar rastro alguno. Dos años mas tarde, aparece en el instituto de Akira, una enigmática mujer que le asegura que su hermano sigue vivo, atrapado en una recóndita isla que no aparece en los mapas llamada "Higanjima" que además, ha sido infestada por un ejercito de vampiros sedientos de sangre. Sin dudarlo, Akira y sus amigos deciden poner rumbo hacia el lugar para intentar rescatar a Atsushi.

Como gran desconocedor de la obra original, no puedo opinar sobre la fidelidad de la adaptación cinematográfica respecto al manga, y por supuesto, tampoco tenía ni idea de lo que me iba a encontrar, terror, aventuras, humor… y si bien el prólogo (fantástico, por cierto) hace inclinarse por lo primero, gracias a una tétrica y sangrienta secuencia donde Atsushi da buena muestra de sus aptitudes como cazador de vampiros, no tardaremos demasiado en abrir el melón y descubrir que en realidad estamos frente a un filme que aboga por el cine de aventuras de índole bastante juvenil, con dosis de sangre, si, pero cogiendo siempre por timón la clásica historia de superación para adolescentes de este tipo de mangas para susodichos, es decir, un joven tímido y sensible que termina descubriendo su auténtico potencial oculto con el cual hacer frente al villano de turno para terminar convirtiéndose en un héroe. Algo de melodrama y unas pinceladas de humor, terminan de sazonar la propuesta.

Con un nivel visual que cumple sobradamente, comenzando por unas mas que correctas caracterizaciones, generosas dosis de sangre e incluso algunos efectos digitales bastante bien resueltos (atención a la llamativa vampira alada), el principal problema de la cinta reside en su falta de continuidad y sus muchos altibajos, esto, teniendo en cuenta su larga duración (dos horas), se convierte en un escollo difícil de superar para el espectador, donde después de un prometedor inicio que promete el oro y el moro, caemos presa de una parte intermedia demasiado densa donde muchas veces tenemos la sensación de que no pasa absolutamente nada, donde gran parte del metraje se nos escurre como arena entre los dedos de la mano a base de empalagosos diálogos sensibleros sobre amor, amistad y moralidad hasta que la cosa vuelve a reanimarse en el tramo final, donde la acción vuelve a colocarse en primer plano gracias a la típica batalla final entre las fuerzas del bien y del mal.

Conclusión, "Higanjima" es una entretenida a ratos, película de aventuras con tintes de terror (pocos) que sigue a rajatabla los tópicos del manga japonés, donde dejando en interrogante la presumible fidelidad con este, por lo menos una cosa es segura, y es que como película en si misma da el pego, se nota que los personajes están integrados en la historia de forma natural y no con calzador como ocurriese por ejemplo en "Dragon Ball". Destacar sobretodo su notable apartado técnico a nivel general y su generosidad en sangre y violencia, algo sorprendente en un producto destinado a priori a un público de edad específica.

Por el contrario, su excesiva duración para lo que es la historia en si, lo caótico de algunas secuencias de acción (especialmente en la primera parte del filme) y el empacho de "palique" de los personajes (todos ellos por cierto, sacados de manual), hacen que el visionado se torne algo aburrido en demasiados momentos, además de dejarnos la sensación de que se ha desaprovechado una base argumental con mucho potencial. Mención aparte merece el villano principal, una especie de vampiro afeminado maquillado en plan "gothic Lolita" que da vergüenza ajena (incluso más lamentable que el "Piccolo" de James Masters) y que cuesta bastante tomarse en serio. Solo para fanáticos del manga.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.