jueves, 13 de octubre de 2011

Crítica: Apollo 18

Oficialmente el Apolo 17, lanzado el 17 de diciembre de 1972, fue la última misión tripulada a la Luna. Pero un año después, en diciembre de 1973, dos astronautas estadounidenses fueron enviados en una misión secreta al satélite financiada por el Departamento de Defensa de EEUU.

Lo que verán en esta película (titulada simplemente “Apollo 18”) es el material del archivo “real” que los astronautas capturaron en esa misión. Mientras que la NASA lo niega todo, otros dicen que es la verdadera razón por la que nunca se volvió a la Luna. El material de archivo rodado por camarógrafos anónimos, hallado mucho tiempo después, fue montado para la ocasión y se presentó en el Festival de Sitges para que todos conozcamos lo que sucedió.

“Descubre la razón por la que nunca se volvió” o “La misión prohibida” reza la nueva película del español Gonzalo López-Gallego (“El rey de la montaña”). Una superproducción norteamericana con Warren Christie, Lloyd Owen y Ryan Robbins en el reparto.

En Sitges, la curiosidad del espectador se traducía en largas colas (muy comunes en este tipo de festivales, por otro lado). El producto presentado es morboso. A modo de falso documental, el film expone al público las imágenes de John Grey, Nathan Walker y Benjamin Anderson, tres astronautas que descubrirán un secreto militar histórico y se encontrarán con algo no muy agradable en la Luna. Ahora, después de tanto tiempo, la verdad sale a la luz. La experiencia es intrigante: imágenes muy reales, datos muy precisos sobre la misión (se dice, a modo de promoción, que la NASA quedó sorprendida por la veracidad) y una situación angustiosa: la de dos astronautas solos en el lado oscuro de la Luna, donde habrán hallazgos y mucha tensión.

A la salida del cine, opiniones muy dispares y, a favor del film, diré que motivado por el tipo de historia y la forma en la que se explica. La historia se sustenta en la clásica y dosificada progresión ascendente de la normalidad al suspense de lo desconocido, que encontramos en películas como “Alien”. Los medios con los que cuenta son el recurso de plantear que lo que se ve es real (influenciado por “The Blair Witch Project”) a través de imágenes obtenidas por la cámara de mano o las cámaras internas de la nave y el asustar con poco, enseñando lo justo. De lo primero, afirmaré que es cierto que se planeó un viaje decimoctavo a mediados de los 70 y que fue abortado siendo la última expedición del programa espacial Apolo que se proyectó. Y con esta premisa se valen los productores, aunque su intención no es que lo que muestre la película sea al cien por cien real, sino que la mentira funcione y nos haga olvidar que todo está orquestado de forma lúdica.

LO MEJOR: las escenas de la llegada a la Luna y el primer paseo lunar en el que descubrirán un sorprendente e histórico secreto.

LO MENOS BUENO: Todo lo fantástico de la cinta suena a lo mismo de siempre.

5 comentarios:

Darkotica dijo...

Apollo 18 era una de las que más me tentaban de este Sitges 2011, sobretodo después del buen sabor de boca que me dejó Moon (que merecidamente fue la gran ganadora del festival hace un par de años). Leyendo tu opinión casi que me has asegurado que me gustará...¿Situaciones angustiosas hasta el punto que la Luna se vuelve un lugar (aun más) claustrofóbico y hostil? estas cosas me chiflan...

Anónimo dijo...

ESTOY CASI CONVENCIDO, DE QUE ÉSTE FILM ASÍ COMO LA GRABACIÓN DE AUTOPSIA FALSA A UN EXTRATERRESTRE, FUE FINANCIADO TODO POR LA NASA PARA DESMENTIR DUDAS QUE LA GENTE TIENE CON ALGO FALSO QUE DESMIENTA TOTALMENTE LA PROBABLE VERDAD. SIEMPRE HACE LO MISMO CON ESA BUENA TÁCTICA DE MARKETING, ASÍ SE LIMPIA UN POCO...

Anónimo dijo...

Entre a verla por que llegue tarde para ver otra..sabiendo que no podia ser buena....pero al verla quede sorprendido.....era maliiiissssiiiimmmmaaaa la vida en la luna son cangrejos que se convierten en piedras, pero interfieren las telecomunicaciones, y cuando se meten en el cuerpo de los astronautas pierden la memoria....y los astronautas incumplen todos los protocolos de seguridad...y encuentran una capsula rusa apretan dos botones en ruso y la hacen despegar....por que funcion igual que la apolo..socorro!!!!

Anónimo dijo...

Ah!! y no se para que necesitaban un martillo con uña para sacar clavos en la luna...jajjaj

El Rector dijo...

Ted, para mi gusto, ese hiper realismo que comentas, es precisamente el punto mas negro de la película. Los primeros 20 minutos me han parecido un coñazo, un arranque demasiado frío, como estar viendo un documental sobre la NASA. Pasados (después del aterrizaje) la cosa ya se anima, a base de tópicos, si, pero bueno, funcionan bastante bien, aunque la amenaza lunar no ha terminado de gustarme. Secundo esa puntuación de 6.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.