jueves, 7 de junio de 2012

Crítica: Notre Jour Viendra

Dicen que ver a un pelirrojo trae mala suerte, y teniendo en cuenta que mi mejor amiga de la infancia era una niña pelirroja, esta superstición podría tener sentido. Y si algunos de vosotros os estáis preguntado a qué viene esto, la respuesta es muy simple: Esta película va de pelirrojos, de panochas, de zanahorios, de Pippi Calzaslargas, de rutilismo y eritrismo.

"Il faut faire de la vie un rêve, et faire d'un rêve une realité" (Hay que hacer de la vida, un sueño, y de un sueño, una realidad).

Como algunos sabréis, “Notre Jour Viendra” nació del polémico videoclip "Born free” de M.I.A que dirigió Romain Gavras hace un par de años, un video de 9 minutos de duración grabado a modo de mockumentary, que fue censurado en multitud de lugares (e incluso retirado de Youtube) ya que fue ridículamente tachado de fascista. En él, se podía ver cómo los ciudadanos pelirrojos eran perseguidos y finalmente asesinados por las fuerzas del orden. Con esta premisa, y estando protagonizada por el gran Vincent Cassel, la ópera prima de Romain Gavras (hijo del también cineasta Costa-Gavras), no podía pintar mejor.

"Quand la verité n'est pas libre, la liberté n'est pas vraie" (Cuando la verdad no es libre, la libertad no es verdadera).

Por un lado tenemos a Rémy, un joven adolescente que vive con su madre y con su hermana en un barrio de las afueras. El ambiente en casa es opresivo y en el instituto tampoco le van demasiado bien las cosas. Rémy lleva una vida aburrida y acomplejada, y su único placer en la vida es chatear con una persona que no ha visto jamás. Rémy es pelirrojo. Por el otro, tenemos a Patrick, un psiquiatra que se ha cansado de su monótona vida. Un tipo solitario que ya no muestra ningún interés por sus pacientes. Patrick es pelirrojo.

Vincent Cassel (Patrick): El actor francés por antonomasia está magnifique. Como de costumbre Cassel, se muestra increíblemente metido en su papel, con una excelente actuación que hace que la película merezca la pena de ser vista. Porque este hombre tiene el don de convertir a todos los personajes que interpreta en algo grande, porque Cassel siempre lo da todo.

Olivier Barthélémy (Rémy): A quien curiosamente, ya le pudimos ver junto a Cassel en la estupenda “Sheitan” (película incomprendida donde las haya, amada por pocos, odiada por muchos), hace un trabajo notable.

Una noche, mientras Patrick mata el tiempo dando una vuelta con su coche, se topa con Rémy que ha huido de su casa tras una discusión con su familia. Ninguno de los dos tiene nada que perder y todavía menos que ganar, así que Patrick se meterá en la piel del mentor de Rémy, el cual irá sacando toda la rabia que reprimía en su interior. Ambos iniciarán así una revolución, un viaje imposible a la tierra prometida, un viaje a su propio interior, un camino hacia la libertad, un camino a ninguna parte.

De este modo, Romain Gavras presenta a los pelirrojos como si se trataran de una raza más, y los muestra dolidos, enfadados e incluso acomplejados por su color de pelo, dispuestos incluso a iniciar una guerra en contra de todos y de todo, incluso contra ellos mismos.

"Il ne faut compter que sur soi-même. Et encore, pas beaucoup" (No se debe contar más que con uno mismo. Y aún así, no demasiado).

En ocasiones cómica, otras incómoda y en otras muchas, surrealista, “Notre Jour Viendra” es como la versión francesa y abstracta de “Thelma y Louise” y esto, me recuerda a su vez a la deliciosa “God Bless America”, película que vi posteriormente a la de Gavras. A simple vista, ambas pueden parecer similares, dos contra el mundo, enfadados con todo y sin ningún temor a perder nada, pero en la práctica son productos sumamente opuestos, que no ofrecen nada parecido. Lo curioso del caso es que la americana llega a tener más mensaje y a calar más hondo en el subconsciente del espectador que la francesa.

Pero aunque más pesada y mucho menos radical y violenta de cómo nos la vendieron, si es cierto que “Notre Jour Viendrá” logró captar todo mi interés hasta el final, porque no deja de ser un viaje en el que no sabemos hacia donde nos dirigimos, no sabemos a donde nos llevan, pero eso ocurre porque es un viaje a ninguna parte, y “Notre Jour Viendra” termina perdiendo el norte, se dedica a deambular, a dar tumbos sin sentido entre lo absurdo y lo gratuito, y lo peor de todo esto es que al espectador no le han dado ni tiempo ni motivos suficientes para simpatizar con los dos protagonistas. Pero quien sabe, tal vez el destino se encuentra en nuestro interior, ahí es donde debemos buscarlo, y de no encontrarlo estaremos perdidos. Porque sea como fuere, nuestro día llegará.

Lo mejor: Vincent Cassel y lo surrealista de algunas secuencias que parecen directamente sacadas de la colección privada y más fetish de David Lynch.

Lo peor: Que no es ni tan provocadora ni tan violenta como nos la han querido vender. Que la historia pierda su rumbo en mitad del viaje. Y su final, para mi gusto, un destino bastante precipitado que deja un sabor de boca bastante amargo.

7 comentarios:

El Rector dijo...

Absolutamente nada que objetar a tu estupenda crítica. Si bien es cierto, que yo hubiese sido algo más generoso con la puntuación, porque dentro de todo, a mi me gustó bastante.

Es una película que entretiene hasta el último minuto, sobretodo, gracias a la incertidumbre del desenlace (dado también es cierto, por esa anarquía narrativa que la caracteriza), pero engancha y eso, aunque al final el sabor sea agridulce, hay que valorarlo, pues no siempre se consigue.

Sin duda, se echa en falta, a parte de un guión más solido y definido, mucha más violencia, pero mucha mucha. Porque al final, al mensaje termina por faltarle algo de fuerza.

A parte de un descomunal Cassel (como siempre), yo destacaría a Olivier Barthélemy, quien como comentas, ya hizo tándem con grandiosos resultados en Sheitan. Al igual que en la película de Chapiron (la cual por cierto, dudo que sea amada por pocos, como dices, pues en Francia no es solo que tuviese éxito, es que es considerada película de culto) la química entre estos dos actores, es acojonante. Barthélemy interpreta al anti-héroe como nadie.

Para amantes de lo bizarro.

Yo le cascaría tranquilamente, siete estrellitas.

Saludos.

The Wrong Girl dijo...

Vincent Cassel es bien siempre. Es mi Vincent Gallo europeo!
Comparten nombre y no me había dado cuenta antes...

Darkotica dijo...

Bueno, es que soy un poco tacaña a la hora de repartir objetos que brillan con luz propia.

¿Sabes porqué le di un cinco Rector? Porque Notre Jour Viendra consigue tenerlo todo y termina por no dar nada, son como las 5 de 10, con un cinco has aprobado, pero te has quedado a la mitad del camino, en el meridiano. Y eso es lo que me ocurrió con la película, que en mi opinión tiene todo lo que tiene que tener pero no consigue sacarle provecho, se queda a la mitad de todo, a la mitad de violencia, de emoción, de extravagante, de afinidad entre personajes, de fuerza, de intensidad final...lo deja todo a medias (salvo las actuaciones), y yo me quedé esperando la otra mitad, porque ni es agria ni es dulce, y a todo esto...me han comenzado a salir pecas en la cara y comienzo a sentirme (más) extraña frente al mundo.

El tándem Cassel-Barthélemy es inmenso, eso no se puede negar, sus actuaciones son las que levantan a la película, todo el peso recae en ellas, especialmente en la de Cassel.

Bueno, no sé que ocurrirá con Sheitan en Francia, cuando vuelva a la ciudad de las luces haré una encuesta a los ciudadanos. Pero si tú me dices que allí la consideran película de culto, chapeau!!!. Lo que está claro es que Sheitan no gusta a todos, y conozco a más gente que la detesta que la adora. Precisamente esta semana la he estado defendiend (Missterror, David Abraham, Lestat, ¿que tal?), si....porque si no ha quedado claro lo repito: A mi Sheitan me mola y no soy francesa, aunque no me importaría serlo.

Me encantaría ver más películas con Cassel y Barthélemy juntos, pero me gustaría aún más si su próxima película consiguiera levantarme del asiento para aplaudir...

The Wrong Girl, menuda combinación de Vincents. No estaría nada, pero que nada mal, una película protagonizada por Cassel y Gallo ;)

david abraham basualdo silva dijo...

Darkotica: Excelente critica, en un comienzo me dieron un ganas locas de ver esta película, pero mas adelante mientras iba leyendo, me di cuenta que no era del todo buena y que no es como la intentaron vender, así que esas ganas de visionarla se esfumaron, pero estoy dispuesto a darle una oportunidad ya que actúa el maravilloso Vicent Cassel, y ver en acción a este hombre, siempre es una experiencia increíble.

Pero tu Darko sigues con Sheitan?, pues con esto me dejas mas que claro que es una de tus películas favoritas y las vas a defender hasta la muerte..... si ya hasta me da miedo comentar mas cosas negativas sobre esta, porque tu disparas con comentarios que me dejan plop!, por esto mismo, doy por que terminado este debate, que no quiero salir herido en todo esto jejeje.

Pero estoy de acuerdo en que es "odiada por muchos y amada por muy pocos". Eso de que se convirtió en una película de culto en su país(al parecer solo fue en Francia ya que en el resto del planeta es odiada a no poder mas), no como mi querida "Martyrs" que se convirtió en una película de culto en el mundo entero.


Saludos querida darkotica...

Missterror dijo...

Hay que hacer de la vida un sueño y de un sueño una realidad- Solo con esta frase ya me has ganado para siempre, Darko, porque es una verdad tan grande como la propia vida-sueño que deberíamos vivir.

Cuando leí tu crítica, estuve unos días tentada a ver la película para poder comentar con conocimiento de causa,peeeero, hay algo que definitivamente me echa para atrás, así que me quedaré con la idea, que me parce buenísima, (ayyyyyy los pelirrojos, qué peligro!!!), y con las explicaciones que nos has dado sobre esta propuesta. Por ahora dejaré el viaje a ninguna parte para mas adelante, este año prefiero tener otras vacaciones...

Darkotica dijo...

Si, es una cita maravillosa de Pierre Curie que debemos aplicárnosla a nosotros mismos, a nuestras vidas...
Missterror, tal vez deberías ver Notre jour Viendra, porque aunque te deja a la mitad y con un sabor agridulce...merece la pena verla, es interesante, así que cuando no sepas a donde ir, vete de viaje con los pelirrojos...
David, como siempre muchas gracias por tus palabras, aunque últimamente no nos pongamos de acuerdo con el cine francés jeje!. Sheitan no es una de mis películas favoritas (aunque figura en mi colección), pero como sigamos con el tema...lo terminará siendo. Tampoco creo que sólo haya gustado en Francia y que el resto del mundo la odie, si que es una cinta muy incomprendida, pero conozco a más gente que no es de allí que la ha visto y que le ha parecido una buena película, en el mundo hay millones de personas...individuales todo ellos, y porque una película guste a la “mayoría” no significa que sea necesariamente buena ni mucho menos (por cierto, también conozco a gente a la que no le gustó Martyrs), con esto te quiero decir que cada uno tiene sus gustos y lo que a uno le perece genial, a otro le puede resultar algo indiferente y viceversa, porque todos tenemos maneras diferentes de pensar y de ver las cosas...

Un saludo y muchas gracias por los comentarios (a mi ya me han salido los colores...) ;)

C. MatLuc dijo...

La pelicula es muy buena y el soundtrack ni se diga!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.