domingo, 26 de agosto de 2012

Crítica: The Dark Hours

¡Hola amigos y amigas! ¿Qué tal están?

Hoy les vengo a hablar de una película canadiense de la que tengo que decir, así de buenas a primeras y para hacer justicia frente a su nombre en español, que se trata de una película bastante decente e incluso podría decirse que es una buena película a pesar, como digo, de que su titulo en español sea “Horas de horror”. Si amigos y amigas, “Horas de horror”, tal y como lo leen, una vuelta de tuerca mas a las traducciones (o debería decir interpretaciones) de títulos. Subliminalmente el titulo induce a pensar que estamos ante un horror de película, es decir, una mierda, y que además debe ser larga de la hostia… “Horas de horror”… pero por suerte, no es así.

Pero no quiero desviarme, discúlpenme ustedes, no quiero seguir dándole bola al ya rancio tema de las traducciones patrias de los títulos de las películas, cuestión de la que ya nos hemos quejado (yo personalmente en repetidas ocasiones), y si a ustedes no les parece mal, a partir de ahora hablaremos de “The Dark Hours”.

Además de poco acertada comercialmente hablando, la traducción de su títulos es también poco atinada con respecto a las características de la película, “The Dark Hours” es una película muy corta, apenas llega a los 80 minutos y no se trata de una película de horror en la mas estricta descripción del genero, mas bien es uno de esos llamados thrillers psicológicos, aunque si tiene sus pequeñas dosis de terror y e incluso se atreve con su pequeña porción de gore.

La película nos muestra a una guapa psiquiatra, que tras un duro día de entrevistas y evaluaciones mentales a enfermos (mentales se entiende) asesinos recluidos e intentos de agresiones por parte de estos hacia ella (no quiero volver a escucharos quejaros de vuestros trabajos) decide pasar un fin de semana con su hermana y su marido en la ya clásica y omnipresente cabaña-en-medio-del-bosque para relajarse de tanto estrés, aunque para su desgracia (y la de su marido y hermana, claro) recibirán una inesperada visita un tanto… pues eso, inesperada.

Vale, aunque ya he dicho que “The Dark Hours” es un película interesante, su planteamiento inicial y su localización no es precisamente el colmo de la originalidad, mas bien creo me costaría recomendar a alguien a que vea una peli de terror, en pleno 2012, diciéndole que va de “unos tíos que deciden pasar un fin de semana en un cabaña de madera en mitad del bosque y una noche reciben una visita…” lo admito, a mi no me convencería demasiado. Pero como se que ustedes confían ciegamente en mi criterio y como nunca les he defraudado (ejem), déjenme decirles que después de este inicio de película, a lo “torture porn”, genero con el que coquetea mucho, mas poco original que uno se pueda plantear se desarrolla un thriller de terror con los suficientes giros de guion como para que esos escasos 80 minutos que dura se pasen prácticamente volando.

La película plantea también algunos temas muy interesantes, los cuales se podrían haber explotado un poco mas, pero que dan un plus de interés bastante elevado. Y aunque como digo, el resultado final es bastante bueno, como viene siendo habitual en este tipo de films “indies” americanos (en este caso canadiense, aunque para el caso…) la película finalmente resulta un tanto telefilmesca, además algunas interpretaciones que no están a la altura (ese papel de hermana pequeña a.k.a. Lolita lloriqueando y esas sobreactuaciones de algún que otro personaje…) hacen que el efecto final quede un poco menos brillante, que no desaparezca esa sensación de que estanos viendo una capitulo largo de “El Mentalista” en versión “La Mentalista”.

Cabe destacar, no obstante, la interpretación de la psiquiatra protagonista, Kate Greenhouse, y sobre todo el desarrollo de su personaje.

“The Dark Hours” actúa como uno esos de esos medicamentos masticables contra una mala digestión (de películas), actúa rápidamente y no tiene efectos secundarios. Es lo mas parecido que hay a ver un capitulo bueno de una serie sin tener que tragarse dos temporadas previas para seguir la trama, y todo ellos en lo que duran dos capítulos de Los Simpson en Antena 3 (y sin anuncios!).


2 comentarios:

El Sepulturero Torero dijo...

Me la apunto, Ash. Prometo no volverme a quejar de las dark hours de mi trabajo. Hasta que lo tenga, al menos. Saludos, Ash.

thewronggirl dijo...

Me apetece mucho verla!!!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.