domingo, 14 de octubre de 2012

Crítica: Robot & Frank

Más propicia para el leit motiv sobre la inteligencia artificial de Sitges 11, “Robot & Frank” (2012, Jake Schreier) es un film independiente de ciencia ficción y comedia dramática que habla sobre un futuro no muy lejano en el que la integración de presencias robóticas entre los humanos hará posible que surjan, por ejemplo, androides programados para cuidar personas mayores. Esa es justamente la solución que encuentran Hunter y Madison para su anciano padre Frank (Frank Langella), cuyas pérdidas de memoria son cada vez más frecuentes. Sus dos hijos están preocupados porque su padre esta envejeciendo solo y tras sus frustrados intentos por llevarlo a una residencia, su hijo decide probar comprando un robot programado para mejorar la salud mental y física de su dueño. Venciendo su aversión inicial por la tecnología, Frank encontrará en el robot a un amigo cuidadoso y preocupado por su bienestar. Pero, paralelo a su mejoría, también surgirá en Frank el deseo por volver a ejercer su antigua “profesión” de ladrón de joyas.

Luminosa y tierna, “Robot & Frank” integra elementos de ciencia-ficción en una historia profundamente humanista. La actuación de Frank Langella (“Frost contra Nixon”) es magnífica debido a la veracidad con la que dota a su personaje, un anciano enfermo. Pero esta no es la única joya del reparto, porque también lo componen Lyv Tyler, James Marsden y Susan Sarandon. Todos muy creíbles y auténticos en sus respectivos roles.

El film es presentado como una película de atracos, como una cinta sobre amigos dispares, como una historia de ciencia ficción o incluso como una comedia sobre la tercera edad. El espectador asiste a una comedia con pocos "gags", es testigo de atracos donde no media auténtico suspense, observa la amistad de Frank y su robot sin hallar una evolución palpable o analiza un futuro de ciencia ficción no demasiado impactante. Pero lo que verdaderamente observa es una historia sobre lo que es hacerse major sin caer en sentimentalismos baratos sirviéndose de un contexto de ciencia ficción. El personaje de Langella descubrirá en el autómata un compañero ideal.

Con Peter Saarsgard poniendo voz al robot, James Marsden, Jeremy Sisto, Liv Tyler y Susan Sarandon, “Robot & Frank” combina la ciencia y ficción y el humor de manera magistral.

La banda sonora final cuenta con "Francis and the Lights", grupo del que el propio director fue teclista. Los otros temas corren a cargo de grandes clásicos como Bach y Mozart (Requiem, Ave Verum, Fuga en do menor).

El largometraje que se estrenó en el Festival de Sundance y ganó el premio Alfred P. Sloan que galardona aquellas películas basadas en temas de ciencia o tecnología.
 
LO MEJOR: El guión y el mundo futurista muy familiar al nuestro pero con pequeños detalles de ciencia ficción. Lo cercano con lo que supone la utilización de robots para el cuidado de ancianos crea dudas acerca de su calificativo de cinta futurista, porque ese futuro puede ser más cercano de lo que pensamos. Otro elemento a su favor es el diseño del robot.

LO MENOS BUENO: El ritmo de la película es un poco lento.


2 comentarios:

thewronggirl dijo...

Es muy tierna?

TED BUNDY dijo...

THE WRONG GIRL

La peli es tierna cual ternera y dulce cual pasta pastelera.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.