jueves, 7 de marzo de 2013

Crítica: Entrance

En una sociedad como en la que vivimos del bienestar hay tres factores importantes que la gente rehúsa con más énfasis que cualquier otro componente de sentimentalismo que nos hace prevalecer como seres vivos que somos: el temor a lo desconocido, la soledad y la felicidad.

Solo hace falta salir un día de casa para darse cuenta que la inseguridad a la que nuestro ser se expone, por ejemplo en un acto tan cotidiano como ir a comprar el pan, puede concluir muchas cosas malas: que te secuestren, que te atropellen, que te caiga una maceta de una ventana, que te roben o incluso que notes la presencia de alguien que te va siguiendo. Para combatir esta inseguridad hay gente que se rodea de los suyos, que se compra un perro o se pone los cascos del MP3 para sentirse más protegido o simplemente pasar desapercibido a ojos ajenos.

Por una extraña razón nos han enseñado de pequeños que la soledad es mala. Todavía busco a alguien que me de una explicación razonable a esto, ya que en mi etapa de soledad fue una de las mejores etapas de mi vida. Pero ahí está. Gente que aguanta a otra gente que de seguro que no soporta por el simple hecho de no estar sola. Muchas veces con el miedo a eso de “no quiero morir solo”, “quiero alguien que me cuide cuando sea viejo”, etc. Aunque estar al lado de la persona que amas es lo más bonito que te pueda pasar no siempre encuentras a esa media naranja y si la encuentras el tiempo te hace poner los pies en el suelo, más bien los morros, y te hace dar cuenta que tienes que volver a la soledad. Y hablando a favor de ella he de decir que es buena ya que no dependes de nadie y al no tener donde apoyarte te hace ser más fuerte, te convierte en un superviviente.

Alguien dijo una vez: “Si alguna vez te haces la pregunta de si eres feliz, seguro que no lo eres. Ya que si lo eres no haría falta preguntarte esto”. Felicidad, menuda palabra. ¿Qué es la felicidad? ¿Realmente llegamos a ser felices o solo guardamos pedacitos de buenos momentos en los bolsillos? Alcanzar tus metas te tendría que hacer feliz o tener una vida cómoda, pero cuando logras esto luego ¿Qué? Si estuviera en un terapeuta y me hiciera la pregunta de si soy feliz tan solo le contestaría: “Estoy bien, gracias”. Creo que es lo máximo que podemos llegar, a estar bien.

Pues bien, ¿Dónde quiero ir a para con estas tres propuestas? Pues como dice el título a “entrar” directamente en la película pero sin contaros nada relevante de ella. Son de esas películas que vale más encontrarte sin saber nada, una película que habla de la inseguridad, la tristeza y la soledad.

Grabada como si fuera un mockumentary, ojo, solo con la técnica ya que mockumentary no tiene nada, nos adentramos en la vida de una chica cualquiera en una ciudad cualquiera. Vemos su día a día con parsimonia, como voyeurs sentados en un banco observando a los transeúntes pasar pero en esta ocasión solo tenemos ojos para ella. Pero al mismo tiempo, la cámara juega a dos bandas. Por una parte nos muestra este voyeurismo innato que tenemos todos y por otro nos muestra el punto de vista de la chica. Sus temores, su soledad, su tristeza.

La película de una hora y media de duración, es lenta, muy lenta, extremadamente lenta. Normalmente rehúso y me aburren un montón estas propuestas pero Entrance engancha. El estilo de narración está muy bien rodado ya que juega constantemente con uno de los tres factores dichos anteriormente: el temor. Cada nuevo personaje, cada nueva situación te hace saltar la alarma de que algo va a pasar pero como en la vida misma al final no pasa nada hasta que…

El mirón que observaba pasa a la acción. Nuestra comodidad pasa a ser nerviosismo ya que la rutina al igual que la cámara se desdobla y nos muestra la tristeza, pero esta vez ajena, que en realidad no estamos solos en este mundo, aunque la manera en que se nos muestra es un poco, bastante, muy heavy.

Siempre hay alguien observando, para nuestro bien, o para nuestro mal. Esto solo el destino lo sabe. Que la soledad es tan solo un estado que uno mismo puede elegir entre estar a gusto o no, que la tristeza nos acompaña desde el primer llanto hasta el último suspiro y que el temor, por mucha protección o por mucho que queremos pasar desapercibidos está ahí, acechando en cualquier rincón de nuestra ciudad.

SPOILER

El clímax: Cuando el desconocido le susurra en la oreja que la ha estado observando y que se siente afín a ella, que muy pocas personas tienen está conexión.

El fallo: Cuando la chica va de habitación en habitación y la cámara nos muestra a todos sus amigos muertos. Para mi no hacía falta, la frase del desconocido en que dice que se los va a cargar era más que suficiente. Al mostrarnos los cuerpos es querer justificar y meter chicha de muertes al final. Creo que con solo la imagen de ellos dos en el patio hubiera bastado para hacer redonda la película y dejarse de la huida/persecución final ya que estropea el ritmo del film.


11 comentarios:

Anónimo dijo...

Sabes algo. Tu crítica me ha hecho revalorar esta película, que en su momento encontré muy aburrida y lenta. Tienes mucha razón en eso de la soledad y el temor a lo desconocido; a eso que puede romper la rutina.Y esto se gráfica muy bien en el film... Le daré un segundo visionado...

Blanch dijo...

Anónimo, me alegra que te haya echo replantearte un segundo visionado ya que es una película que se merece ser vista. También estoy contigo que para verla uno tiene que tener esos días sin estrés, porque es lenta, lenta, lenta. Aunque aburrida solo los primeros minutos, una vez te metes en la vida de la prota los minutos pasan volando.

Saludos!!

Sandra Skull dijo...

joder esta no la e visto tu critica me a convencido siempre es un placer leerte señor blanch me encanta las pelis de ritmo pausado axfisiante esas q te ponen desquiciado esta parece una buena propuesta el rollo documental ya agobia pero la vere gran reseña.cuando la vea te digo algo .

thewronggirl dijo...

Pues me apetece mucho, eh? Le voy a dar una oportunidad por tu crítica :)

Blanch dijo...

Gracias chicas. Ya direis que os ha parecido.

El Rector dijo...

Blanch, yo la aguanté media hora, se me estaba haciendo pesadísima. Esa parsimonia narrativa fue demasiado para mi a veces escasa paciencia. Intentaré ponerme otro día con ella y darle una segunda oportunidad.

Te diré en referencia a tu pesimista mensaje, que la soledad no te hace fuerte, todo lo contrario, tener a alguien a tu lado que te quiere, eso, te hace invencible. Y la felicidad, no es una utopía, está ahí fuera esperándonos, solo hay que tener la suerte o la habilidad para encontrarla.

Interesantísima crítica.

Saludos.

Missterror dijo...

Sin duda creo que esta es de las mías!!! Prioridad en el visionado máxima.

Tus reflexiones invitan a nuestras reflexiones Blanch.
Por mi parte, solo puedo decir que me aterra la soledad, que es algo superior a mis fuerzas, que no solo no es que no lo lleve bien, es que soy incapaz de disfrutar un solo instante en soledad, en mi caso, la felicidad (que te aseguro que existe y cuando la encuentras, auuuuuuuuuuuuuu!!!!) es compartida siempre. Es por todo esto, que creo que "Entrance" me va a llegar...
Qué ganitas de verla!!!

Gracias Blanch

Blanch dijo...

Rec, la verdad que mi también me costó engancharme a su lentitud, el truco está en meterse de lleno dentro de la protagonista. Tómatela con calma y si le das otra oportunidad quien sabe.

En lo referente al tema del término felicidad podriamos estar rato debatiendo. Puedes encontrar felicidad en tu pareja u otros aspectos de tu vida. Pero la felicidad completa? Si la encuentras pásame la fórmula que me interesa. Pir experiencia personal, sobre la soledad creo que me haya expresado mal o en cierto sentido también es cuestión de suerte que encuentres esa media naranja. Yo he tardado 30 años y creo que la soledad anterior me hizo más fuerte para llevar mi vida sentimental pir buen camino. Asi que le debo mucho a la soledad.

Gracias furcio.

Missy. Cuando terminé de verla pensé en ti. Pero me descolocaste tanto con Holy Motors que no te comenté nada. A eso sumemos que no coincidimos en ninguna peli! A ver si te cae una lágrima al final no por la prota... bueno esto lo hablamos cuando la termines.

Lo de la soledad ya lo he contado más arriba y supongo que estoy a favor de ella por ciertos temas pasados.

Para disfrutar de la peli repito, fíjate en los pequeños detalles de la vida de la chica. Espero que te guste. Y Y gracias a ti Missy.

Anónimo dijo...

ya la tengo esta noche cae,la felicidad esta sobrevalorada es mas creo q solo son pekeños momentos, puedes tenerlos incluso en soledad yo los e tenido, no creo q alla q estar acompañado para ser feliz rector, aunq te da mas momentos luego disminuyen te lo dice un padre casao q solo es feliz a cuentagotas pero compesa. si e de serte sincero tenia mas momentos felices estando solo.

Sandra Skull dijo...

LA VI LA SEMANA PASADA BRUTAL ME MOLO BASTANTE HUBIESE PREFERIDO VER COMO MATABA A TODOS SUS COLEGUITAS PEEEEEEEEEEEEEEEERO CREO Q HUBIESE ESTROPEADO LA PELI EL DETALLE DE LA MASCARA ME GUSTO,ESCRIBO EN MAYUSCULAS PARA HACERME NOTAR POR CIERTO ME ALEGRO Q ESTES MEJOR .

Blanch dijo...

Como dices mejor que no se muestren como los mata en plan salvaje aunque sigo diciendo que enseñan demasiado. Me alegro que te gustara.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.