martes, 27 de agosto de 2013

Artículo: American Horror History: Asylum

 
Este manicomio es una jaula de grillos

(Contiene SPOILERS)

Nos quedaba claro en el primer episodio de American Horror Story: Asylum que la serie nos iba a mostrar un retrato superrealista de la clase social de los 50 a los 70. También veíamos la inclusión como de una película de ciencia ficción de los 50/60 con unos “pequeños hombres verdes”, aliens; de una manera fragmentada entre la trama principal, un drama de miseria religioso en el manicomio Briarcliff, dirigido por la Iglesia Católica de Massachussets. Entonces, en el segundo episodio; el Demonio hace acto de presencia. Y para la tercera entrega, ya estamos enmerdados con un científico loco que tiene un pene vergonzosamente amorfo y un complejo madre/puta que no se lo salta un gitano. Asylum se presentaba así; de la mejor manera posible; como un trayecto accidentado.

Se hacía palpable asimismo que algunos personajes sólo existían al servicio de la angustia sin piedad y que los escenarios se volvían tan desalentadores que no dejaban de tener un regusto a ese efecto trágico-oscuro-cómico que nos traía Historias de la Cripta. Así que un fuerte aplauso, por favor; a Chloe Sevigny y Clea DuVall que empezaron la serie como mujeres hechas y derechas y acabaron su historia como pedazos de cadáveres semi-humanos. Las cosas en esta segunda temporada empezaron a resolverse un poco con la historia en dos episodios de Anne Frank, así como en la primera temporada pasó con el capítulo en dos partes de Halloween. La inserción del nazismo ayudó, de hecho; al personaje ostentosamente demente del Dr. Arden a darle un pasado que casi inmediatamente le otorga una excusa para cualquiera de sus depravadas acciones que le vemos cometer a lo largo de los capítulos.

Una vez terminaron con el cuento de Anne Frank y vimos la parte humana de la Hermana Jude (Jessica Lange), las cosas comienzan a focalizarse sobre Lana (Sarah Paulson), que en ese punto todavía compartía protagonismo con Jude y el imán alienígena Kit Walker (Evan Peters). Con el secuestro de Lana por parte del Dr. Thredson (Zachary Quinto) – el verdadero asesino Bloody Face – encontramos finalmente una heroína a la que seguir, una heroína que tiene que salvarse ella misma del manicomio y, de paso; a Kit también. La memorable finale, tremendamente bien atada; más o menos solidifica el hecho de que, globalmente; ésta era la historia de Lana Winters, con cada personaje que conocemos convirtiéndose en un capítulo o una nota a pie de página de sus futuros proyectos y novelas.

Un gran tema de esta temporada parecía ser el sobrepago, casi grosero y vulgar; que cada uno tiene que pagar por sus pecados. Siempre mantengo presente que Jude no era ninguna maravilla, y estaba al acecho del accidente que la había marcado de por vida, pero una vez empieza a darse cuenta de las cosas que ocurren en el manicomio y empieza a sentirse culpable de las cosas que ha hecho, se deja caer el martillo. Tan pronto siente pena por ‘Anne Frank’ y comienza a ver las brechas en Arden y la hermana endemoniada Mary, recibe su merecido. Su castigo, que incluye ser internada por el asesinato de un guardia y encerrada incomunicada durante cuatro años, llega justo cuando Jude está preparada para confesar su crimen a la familia de la niña que atropelló con su coche por haberle dado un poco too much a la botella. El mensaje aquí es transparente: si la emprendes contra el mal y la injusticia, hay un sufrimiento esperando.

Y es, precisamente, dentro de este sufrimiento en que AHS pierde un poco el norte. Ya sé que esto es un batiburrillo de historias de miedo pensadas para perturbar y asustar a los televidentes. Y de alguna manera, con las elecciones de dirección y la música de fondo (“The Name Game” o “Spilt Milk”), tiene momentos de auténtico terror. Pero hay una naturaleza que aburre, de tristeza. El mal se hace agotador. Esto supongo que incluye, sobretodo; la huida inicial de Lana del sótano de Thredson y el complicado viaje en coche con el misógino suicida que termina en un accidente y su inmediata re-inserción en Briarcliff. O sea que sale del manicomio pero vuelve a estar dentro – atada a una cama con una cinta en la cabeza como al principio.

Y así, tras la segunda huida de Lana, Thredson también ha vuelto, sólo para ser capturado. Sólo para ser liberado OTRA VEZ. Con Lana entonces haciendo su tercera y última escapada de las garras del demonio. Además, está la naturaleza inconexa del penúltimo episodio “Continuum”, que introduce un nuevo paciente en Briarcliff que no sólo está representado por Frances Conroy, sino que parece tener relación con el otro papel que Conroy ya había representado en la serie como Ángel de la Muerte. ¿Para qué? Nunca se sabe, nunca se explica. Los personajes desaparecen con los años que Jude ve pasar. También, en este mismo episodio; Kit pierde a sus dos mujeres, las dos mujeres que le habían arrebatado los aliens. Para luego entregárselas, para luego quitárselas otra vez. Además, Alma se va al manicomio Briarcliff por la muerte de Grace, cuando Grace ya estaba técnicamente muerta, lo podría haber cubierto de alguna manera. Y si la razón de que las mujeres vivieran cuatro años más de lo esperado era por los hijos, bueno; tampoco vemos esto reflejado en ninguna secuencia más. Un poco despropósito.

Monseñor Timothy (Joseph Fiennes) casi muere como un imbécil, mentiroso y conspirador cuando estúpidamente se cree las palabras del psycho-Santa (un señor que disfrazado de Santa Claus mata a la gente), Leigh Emerson. Pero tras sobrevivir a ser crucificado, renace como un nuevo hombre que tiene una misión, destruir el mal que vive dentro de Mary Eunice. Y lo consigue. Otra vez, Mary Eunice era un personaje diseñado para no hacer otra cosa que vivir una vida miserable y morir, después; a manos del diablo. Pero Timothy, tras encontrar el coraje y la convicción que tanto le había faltado previamente; consigue de una manera extraña convertirse en el héroe que esperamos toda la maldita temporada para acabar con la zorra de Mary. Todo el mundo, a excepción de Sevigny y DuVall, actúa como si fuera a sufrir una terrible explosión de un momento a otro, sobretodo Zachary Quinto y Lily Rabe como Bloody Face y Devil Mary.

McDermott convirtiéndose en el hijo crecido de Lana, que fuma crack; también es divertido. Asylum tiene sus pros y sus contras. Nunca fue una historia que fuera a convertirse en LA SERIE en nuestros corazones pero el capítulo final sí que cierra la trama y pone la temporada en perspectiva – aunque la parte de los extraterrestres se quede un poco en el aire tras la muerte de Kit. La reunión entre Kit y Jude hacia el final de la vida de ésta es un giro bonito, intercalando un poco de perdón y dándole a Jude, aunque sea por un corto espacio de tiempo; una familia que la quiere. Si el intento aquí era que AHS nos diera un montón de escenas y momentos WTF, entonces misión cumplida. Sí, entretejida entre locura hay momentos de emociones tiernas y honestas, pero no tienen nada que ver con los hombres mutantes caníbales, Santa Claus que atacan a sus víctimas mordiéndoles en la cara o platos hechos con calaveras humanas. Es una experiencia divertida, aunque no tan satisfactoria como debería haber sido.

 

6 comentarios:

Missterror dijo...

Lo cierto es que de esta segunda temporada sólo he visto cuatro episodios y esto es porque no me ha enganchado NADA.
De la misma manera, que la primera temporada me tuvo pegada a la tele con la boca abierta capítulo tras capítulo, por mas predecible que algunos digan que fue, la segunda no me ha cazado en ningún momento (y eso que la esperaba con ansia absoluta).

Supongo que es cuestión de avanzar un poco más en los capítulos para conseguir que la historia me interese, pero es que me da una pereza enorme tener que obligarme a seguir viendo algo que me está dejando fría, solo para poder saborearla como debería haber hecho desde el principio...

Yo es que era muy fan de Tate en la primera :)

saludos

El Rector dijo...

Yo no voy a leer nada porque aun no me he puesto con esta segunda temporada, lo único que espero es que tenga un poquito más de nivel que la primera, porque menudo coñazo, me quedan aun cinco capítulos y no me pasan ni con agua, todo el rato lo mismo, menuda reiteración de situaciones y personajes...

Saludos.

thewronggirl dijo...

Puedes ver la segunda temporada sin ver la primera, porque no tienen nada que ver la una con la otra. Son historias diferentes!
A mi la primera me gustó más que la segunda también, me sobran muchos alienígenas en la segunda!

Damien Thorn dijo...

Felicidades por el artículo!
Os llevo la contra casi por norma,pero yo he disfrutado esta segunda como un enano!!!!El. Momento Anna Frank casi me lleva al éxtasis y la hermana Jude es de lo mejorcitoooo... ES verdad que el tema alíen cantaba un pelin...aaay qué ganas de Coven ya,no?????

thewronggirl dijo...

Coven empieza ya en breve y tengo unas ganas locas! La hermana Jude es la salsa de la serie!

Anónimo dijo...

TWG, buen artículo, como el de la primera temporada.

Tengo que disentir (y me sumo al Rector): Murder House me quedó corta (no sé si porque el subgénero haunted no es lo mío o por el ritmo y repetición cansina de la misma). Si concuerdo que la primera mitad de Asylum es un revoltijo de cosas que no dicen mucho, pero la cosa mejora (ni hablar del final).
El personaje de Lana me termina de cerrar con la escena del entierro simbólico, que "reaparece" para cerrar la temporada. Por lo demás, empatizaba a duras penas (sólo por su rol protagónico/"justiciera de los internos")

Una corrección, el ingreso de Alma a Briarcliff no es del todo injustificado, ya que en la secuencia de la "abducción"(ataque de los amigos de Kit a su casa), cuando éste quiere denunciarlos, el policía le amenaza con denunciarlo por poligamia. Si bien la "muerte" de Grace le ayudó a salir de Briarcliff, no le garantizaba inmunidad en la vida exterior...

Las perlitas de Asylum para mi son: el por qué Kit era especial para los aliens, y el personaje de la niña psicópata. Joder! cómo es que una niña presta declaración de forma tan calmada (ni un atisbo de shock o trauma al menos fingido) y la policía no sospecha nada..?

Vamos a ver que tal Coven. Saludos.-

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.