Crítica: Nancy (Christina Choe, 2018) Crítica: Overlord (Julius Avery, 2018) Crítica: Superlópez (Javier Ruiz Caldera, 2018) Crítica: The Night Comes For Us (Timo Tjahjanto, 2018) Crítica: Mandy (Panos Cosmatos, 2018)

viernes, 2 de marzo de 2018

Crítica: The Lodgers

La tremenda atracción por lo paranormal y los lugares encantados y malditos no es un bien común por la mayoría de los mortales. Muchos se preguntarán para qué diantres investigadores en parapsicología o parabiofísica se encierran en búsqueda de otras evidencias de un mundo paralelo, post-mortem o simplemente otra dimensión; se les considera charlatanes, locos, irracionales por ir contra las leyes puristas de la física y la ciencia más rancia. Y puede que el hecho de que haya muchos farsantes agrande la incredulidad generalizada sobre el más allá. Con este paralelismo que viene como el clavo al martillo, quiero reivindicar el tipo de cine que esboza nuestro amigo irlandés Brian O’Malley en “The Lodgers”, un cine gótico, a la vieja usanza, simple desde el punto de vista de los generalistas, interesante y hasta fascinante para los creyentes, los clásicos, los amantes del género old school… Sí, llamadme viejo, antiguo, involucionado, me da igual, tanto como que algunos hayan puesto a caer de un burro la cinta por el mero hecho de que Sitges la utilizará para clausurar su última edición. ¡Tendrá la culpa el bueno de Brian! En fin, la industria y sus cosas, nosotros aquí a lo nuestro, a escribiros una opinión personal que os ayude dilucidar si merece la pena su visionado. Busquen un hueco en sus apretadas agendas…

Para empezar, nos vamos de viaje a la Irlanda de los años 20 , principios del siglo XX, y eso ya de por sí me parece un aliciente para ver una película de terror y fantástico. No es lo habitual, y la historia del IRA original en el momento en el que declararon la guerra a Gran Bretaña, nos asegura un escenario diferente, histórico. Un paisaje y una estética que casan a las mil maravillas con la mansión encantada que tenemos ante nuestros ojos: la enorme e imponente Loftus Hall. Que la grabación de interiores y exteriores (no sé hasta que punto se han recreado ciertos decorados) se haya hecho allí, a mí, me pone el vello de punta. Una auténtica gozada visual del terror más gótico pero también con esa perspectiva realista, histórica, no tan fantástica como sí podría habernos dibujado el bueno de Guillermo del Toro o Tim Burton, que a mí me ha convencido y casi enamorado. Y digo casi, porque no sólo de estética vive una buena película, aunque el género sí lo hace; qué pena no haber redondeado el producto con algunas asperezas que harán suspender al conjunto para unos, pero que no será definitivo para otros. Ya os habéis dado cuenta que estoy en el segundo punto.


"Una auténtica gozada visual del terror más gótico pero también con esa perspectiva realista, histórica, no tan fantástica como sí podría habernos dibujado el bueno de Guillermo del Toro o Tim Burton"


Con esta perspectiva, quiero deciros de qué trata la historia fantasmal de “The Lodgers”: en ésta mansión viven Rachel y Edward, dos hermanos gemelos huérfanos, dónde una maldición familiar ancestral les condena a vivir allí para siempre. El hecho de no poder salir de allí, no relacionarse con el mundo exterior y estar condenados a un destino final, despierta en Rachel el sentimiento de querer salir de esa cárcel impuesta, de esa maldita vida, y abrazar la libertad en un mundo exterior donde un aldeano valiente y apuesto, parece haberla robado el corazón. Pero ahí fuera, un mundo en guerra, ¿será la mejor opción?

En ésta película de actores, de atmósferas y de homenajes a los cuentos de toda la vida, contamos a la cabeza con una Rachel interpretada de manera destacable y creíble por Charlotte Vega (sobretodo conocida en “El club de los incomprendidos” o “Velvet”), en un papel donde nos ofrece varios registros y todos ellos muy buenos. Su lucha por ser libre en ese universo hostil, amenazante literal de su integridad, su virginidad, su vida, enriquece con fuerza la historia en su mensaje protesta. Un mensaje que me ha recordado mucho a “En compañía de lobos”, donde incluso hará de caperucita, cuando tiene que salir a hurtadillas de la casa para acercarse a la aldea a por comida. El problema principal curiosamente de “The Lodgers” es que su interpretación sobrepasa al guión en calidad, en profundidad. El papel de su hermano gemelo interpretado por Bill Milner es oscuro, rozando en momentos la esquizofrenia, en mi gusto quizás demasiado intenso desde el principio, desvelándonos demasiado rápido cuestiones de la historia que con un poco más de slow-tempo hubieran mejorado al conjunto, sobretodo, al interés en el guión. Por allí también aparecerá David Bradly haciendo de abogado con ganas de usurpar la gran mansión a los hermanos, en un papel demasiado corto, y otras actuaciones, aún más altibajas con el joven enamorado de Rachel y algunos aldeanos poco amables por allí rondando.


"El problema principal curiosamente de “The Lodgers” es que su interpretación sobrepasa al guión en calidad, en profundidad."


La cuestión atmosférica, espectral, está muy lograda. Para mí, el hecho de haberse aprovechado de los entornos, de las grandes escaleras, la vieja madera, los siniestros cuadros, la supervivencia bajo la luz de las velas… todo eso es indiscutiblemente el elemento potente de ésta cinta. Un planteamiento casi teatral, donde todo surge como parece que tiene que surgir y dónde no hay la sorpresa, el factor guión, una sencillez a veces monótona y que nos deja con una sensación de que se podría haber aprovechado más todo. Ni el factor agua, ni el lago, ni los acechantes y escondidos espíritus, son verdaderamente terroríficos, el verdadero terror lo encontraremos en esos sentimientos de Rachel, dónde chocarán con los deseos de Edward.


"Un planteamiento casi teatral, donde todo surge como parece que tiene que surgir y dónde no hay la sorpresa, el factor guión"


Complaciente o no, siento que cuando ha terminado la película y teniendo en cuenta que con este final de cuento que ya conocemos si se hubieran pulido y enriquecido ciertos altibajos, la psicología podría  habernos hecho pasar un entretenimiento más redondo, finalmente quedo satisfecho. Sé lo que he visto, y mis ojos con todos esos placeres oscuros recopilados en 92 minutos, me han engañado para bien. A veces la exquisitez no compensa sacarla a relucir siempre, a veces hay que disfrutar sin más de lo que nos gusta, de su sencillez y de sus defectos y virtudes.

Lo mejor: Penetrante atmósfera paranormal en una Irlanda bien recreada. Charlotte Vega salva todos los platos rotos. La dirección de Brian O’Malley es de destacar. No intenta engañarnos en exceso, su simpleza de guión contrasta con toda su belleza poética y siniestra. Recomendable darle una oportunidad, sin excesivas miras.

Lo peor: Si hubiera profundizado aún más en su factor fuerte, la mansión, aún hubiéramos pasado si acaso algo más de miedo, ya que en resumen, no hay especialmente un potencial de terror. Eso y para los que solo ven cine por los buenos guiones, seguro que no aguantarán su visionado hasta el final sin echar un buen bostezo.


10 comentarios:

El Rector dijo...

A mi me ha resultado una gran decepción. Una película que lo tiene todo a nivel estético e interpretativo, que por contra nos cuenta una historia inverosímil sin sentido alguno, que ni se molesta en desarrollar. Por no hablar de lo muy de puntillas que pasa sobre la parte más tórrida del relato, que podría haber dado para mucho y al final, se queda en una anécdota más.

Muy generoso se me antoja su nota sr.Black, aun sabiendo su afición por este tipo de "terrores" de corte clásico y reminiscencias góticas (que comparto con usted, por cierto), ya que aquí de terror, muy poquito también. Viendo películas como esta, es cuando uno valora más, si cabe, títulos como "La Cumbre Escarlata" de maese Del Toro.

Saludos.

Rhaul Black dijo...

Hola Rector!!

Cierto que naufraga en su historia, sin llevarla a los puntos donde debería, a profundizar y darnos un juego que casi no existe. Cierto es. Pero tan cierto como que todo lo demás me parece muy bueno, y ésta vez, he sido benévolo en su puntuación final. Es una peli que o le pones un 4 o le das mi puntuación. Pero sinceramente no creo que merezca tal degradación. Y no nos engañemos, le hizo mal la clausura de Sitges, vamos que nos la ponen solo en Netflix y seguro que estaría mas valorada. Me he tirado a la piscina!!

Por cierto, La cumbre Escarlata me aburrió bastante y me parece inferior a ésta. He llegado a un punto en que me chirrian ciertas fantasias digitales barrocas de ciertos directores.

Abrazooo

El Rector dijo...

Sr.Black, coincido mucho más contigo en la valoración individual de "The Lodgers", que en la blasfema comparación con "La Cumbre Escarlata", incluso más bonita en lo visual y sonoro que esta y desde luego, contando una historia mucho más interesante. Y lo de fantasías digitales, no lo dirás por Del Toro, que precisamente suele abogar por todo lo contrario. Entiendo que haya cierto tipo de público, que se aburra con películas como "La Cumbre Escarlata", pero me extraña viniendo de ti, buen amante, por ejemplo, de los viejos clásicos de la Hammer, de los cuales mama el mexicano en "La Cumbre Escarlata".

Si coincido en lo que comentas de las clausuras de Sitges. El festival, no atina mucho en sus elecciones para cerrar los certámenes. No lo hizo con "The Lodgers", como tampoco lo hizo el año anterior (creo, igual fue otro) con "Into the Forest", otra de esas producciones no aptas para afines al cine de ritmo alto.

Saludos.

Rhaul Black dijo...

A nivel vestuario La cumbre me gusto mucho, la epoca, su recreación, pero a veces menos es más para mi gusto personal. Bien sabes que la Hammer es sagrada para los hammerianos como yo jajaja, donde el guión si que importa poco y lo que nos mola es la artesanía, los escenarios, los actores británicos, el regusto a cine antiguo. Pero claro, éstas reliquias son de otra época y entiendo que los artesanos directores de hoy en día ya solo pueden homenajear ese género particular y Del Toro me gusta, es muy bueno en su parcela, pero su última propuesta, laureada aún no se bien porqué (sí lo sé, pero soy tan anticomercial...) me ha dejado gris en su universo. Me pasó con Burton, sufrí un empacho al ver como se encasillaba él mismo en el gótico.

Me repito, soy un romántico de ciertas atmósferas, en ésta ocasión me he he dejado llevar. Estoy por darle una segunda oportunidad a “La cura del bienestar” y todo!!

victor dijo...

Me la apunto...........por lo menos la atmósfera es de las que me gustan.
Un saludo

Missterror dijo...

Siento disentir esta vez con tu crítica, Rhaul, para mi "The Lodgers" ha sido un suplicio. A mi se me hizo muy aburrida y no me entretuvo nada. El hecho de que estén todo el rato dando vueltas sobre lo mismo, intentando generar un misterio que termina por parecer que no importa ya que ni se desarrolla ni mucho menos se concluye y el supuesto "giro" se desvela desde el principio por lo que me da a mi en la nariz que no debía ser tan importante para el director.
Para crear esa atmósfera gótica, yo necesito algo más que una caserón hecho polvo y un lago de pueblo. Yo no entré en el supuesto misterio en ningún momento y me venció el duelo entre hermanos.
La fotografía está bien y la banda sonora pasable. Pocas virtudes más le puedo encontrar.
A años luz de la mencionada "La Cumbre escarlata", película que por cierto me gustó aún más la segunda vez que la vi.

Saludos.

Rhaul Black dijo...

Hola missterror!

He de reconocer que me dejado llevar por una opinión muy personal en ésta crítica, últimamente me dejo llevar más por mis gustos personales a la hora de repartir cal y arena, pero sigo pensando lo mismo. Una cinta lenta y a la vieja usanza con muchos defectos que puedo perdonar a cambio de sus virtudes.

Creo que le daré una segunda oportunidad a La cumbre escarlata, no me disgustó, solo me dejó frío, a pesar del esfuerzo visual empleado.

Saludos!!

victor rustan dijo...

Esa película es horrible y que significa ese final que ahora si los aldeanos la van a poder violar

victor dijo...

Empieza bien,,pero va degenerando en algo tan soporífero y hueco como una cáscara de nuez. 4/10
Un saludo

TyKelh Res Non Verba dijo...

La atmósfera es perfecto. Una banda sonora que acompañan bastante bien. Empieza interesante, con algo que genera intriga, la cual, poco a poco empieza a desesperar, dado que nunca avanza. Casi al final, me quedó un resquicio de esperanza de que todo ese misterio se aclarase y no fue asi. Se me quedo cara de imbécil al darme cuenta de que nada de lo que vi tuvo explicación

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.