viernes, 3 de mayo de 2019

Crítica: Welcome Home

La trama de “Welcome Home” (2018) gira entorno a un asunto que podría ser de actualidad, como es el alquiler de casas de temporada, sin embargo, el resultado es una película totalmente obsoleta y desfasada. Un thriller que no aporta nada nuevo y al que no sería justo echar toda la culpa a la historia, porque en gran parte es consecuencia de una dirección muy pobre. Falla el guion, falla la dirección de actores y falla, por encima de todo, un director que no ha sabido imprimir ninguna personalidad a su obra.

George Ratliff (“Joshua”, 2007), es el encargado de servirnos esta película totalmente prescindible, cuyos mayores alicientes son sus tres actores protagonistas y un precioso caserón ubicado en la campiña italiana. Saber qué fue de Aaron Paul tras “Breaking Bad”, ver a la modelo Emily Ratajkowski (“In Darkness”, 2018), y al italiano Riccardo Scamarcio (“Tre metri sopra il cielo”, 2004, “Edén al Oeste”, 2009, “Loro”, 2018), es lo que probablemente acerque a algunos (pocos) espectadores a esta película. Y de todos esos actores, al único que salvaría de la quema es a Riccardo Scamarcio, del cual (pese a su interpretación poco memorable, en parte por el anodino guion), se podría decir que es uno de los mejores actores italianos de su generación. Ha trabajado con directores de la talla de Abel Ferrara, Veronesi, Sorrentino o Costa-Gavras, y, al igual que la mayoría de conocidos actores de esa generación, salió de la miniserie italiana “La Meglio Giuventù” de Marco Tullio Giordana (2003), que le pega un repaso a la historia de las últimas décadas del S. XX. Otros dos buenos actores que también desfilan por esta película, aunque con mucho menos protagonismo, son Katy Louise Saunders (Che Ne Sarà di Noi”, 2004) y Francesco Acquaroli (“Dogman”, 2018, y que también participa en la recomendada serie “Suburra”).


“el director no juega con toda la fuerza que debería para hacer un thriller fuera de lo común”


La trama de la película es simple, pero creo que si estuviese mejor dirigida podría hasta funcionar, es la de una joven pareja en crisis que decide pasar unos días de vacaciones en una bonita casa en la región vinícola de Umbría, alquilada a través de una web llamada Welcome Home (tipo Airbnb). Lejos de encontrar el ambiente idóneo que les lleve a la ansiada reconciliación y recomienzo, una tercera persona (un vecino italiano llamado Federico), se entromete en su día a día con el afán de ayudar. Oscuras intenciones se irán destapando sobre todo lo que rodea esa idílica casa. Y es que al final amigos, uno escoge la casa, pero no a sus vecinos.

Problemas de pareja, terceras personas, celos, infidelidades, deseos, Italia, vecinos, caseros, voyeurs e internet, son un conjunto de elementos ya bastante vistos, pero que al menos podrían dar para algo más de sí. Creo que el director no juega con toda la fuerza que debería para hacer un thriller fuera de lo común o, al menos, más personal. Se nota en su parte final que la trama pretende dar un giro y llegar a ser algo menos predecible, pero el golpe de efecto es tibio y llega, en mi opinión, demasiado tarde. Sí veo, también, la intención de jugar la baza del thriller erótico, tal vez por explotar el trío de protagonistas, pero se queda lejos de entrar en cualquier zona caliente (lo que ofrece es frío, muy frío) y no hay nada peor que intentar vender algo como lo que no es.


“A estas alturas, tener que ver a un personaje femenino denigrado a ser mero objeto, es una actitud muy superficial”


Si hay algo que particularmente me resulta inaguantable en esta película es el tratamiento totalmente machista que la historia desprende en todo momento. A estas alturas, tener que ver a un personaje femenino denigrado a ser mero objeto, es una actitud muy superficial. Puedo imaginar, tras ver esta película, la escasez de propuestas de trabajo que vive Emily Ratajkowski para tener que aceptar este tipo de papeles tan pobres. Nunca fue fácil esa transición laboral, la de pasar de ser modelo a ser actriz. Al final, la película no deja de ser un espejo de la sociedad en la vivimos.

Aaron Paul ha tenido algo más de suerte pues, tras no conseguir grandes papeles en el cine, parece ser que volverá a tener protagonismo en una película-secuela de “Breaking Bad” centrada en el icónico personaje de Jesse Pinkman. Desde luego, su papel en “Welcome Home” no podría ser peor. Interpreta a un personaje totalmente patético, que va llorando por las esquinas atormentado porque su novia se ha acostado con otro. Ese papelillo de novio celoso acaba siendo bastante vergonzoso y, sin duda, es uno de los peores puntos de la película.


“Es en el apartado de la ambientación y de la fotografía donde la película alcanza lo que cabría esperar de ella”


Acompañan a George Ratliff, el director de esta película, un conjunto de variopintas personas, algunos con experiencia y otros sin ella. Esta es la primera película del guionista David Levinson, por ejemplo, del cual solo se conoce un trabajo hasta la fecha, el corto titulado “Irreversible” (2012), escrito y dirigido por él. Encargado de la música está Bear McCreary, que entre otras películas fue el compositor de “10 Cloverfield Lane” (2016). Y nada menos que Shelly Johnson es el nombre que está tras la fotografía de esta película, conocido por su trabajo en “Captain America: The First Avenger” (2011).

Es en el apartado de la ambientación y de la fotografía donde la película alcanza lo que cabría esperar de ella. Por otro lado, cuanto mayor es el protagonismo de Federico (Riccardo Scamarcio), más interesante se pone la trama, porque admitámoslo, a su lado el personaje de Aaron Paul es un pusilánime. El de Federico es un rol que podría recordar al de Rebecca de Mornay en la película de Curtis Hanson “The Hand that Rocks the Cradle” (“La Mano que Mece la Cuna”, 1992). La entrada en escena de Eduardo (Francesco Acquaroli), el otro italiano, que en este caso es el dueño del caserón alquilado, aporta a la película nuevas respuestas a los acontecimientos que vive la desprevenida pareja que tan solo buscaba un fin de semana romántico. Pero estas respuestas, poco razonables, están lejos de ofrecer aclaraciones que justifiquen las actitudes vistas en esta película. Al final este thriller que debería ser sexy, osado y perturbador, acaba siendo una broma, como mucho, de humor negro.

Lo mejor: La localización de la película en el corazón de Italia y la posibilidad de alquilar una casa con derecho a bodega abierta, no tiene precio, una pena que la pareja esté tan preocupada que apenas hacen uso de ella. Su fotografía y el pueblo de Todi (Umbría).

Lo peor: El machismo que se desprende de la historia, y la falta de originalidad para proporcionar algo nuevo en un género tan trillado como este. Es un thriller que en un determinado momento tenía posibilidades para haber tomado un camino diferente, pero que finalmente opta por mostrarnos lo que ya vimos mil veces.


6 comentarios:

Spupydo dijo...

El unico aliciente que tenia para ver esta pelicula es la bomba Emily Ratajkowski aunque ni tanto ya que ya ha mostrado todo lo se le podia ver en producciones de fotos y en fotos filtradas. De hecho, debe tener mas fotos desnudas que vestida.:P Esta critica no ayuda a que mi ineteres aumente pero ya caera en algun momento cuando la encuentre en alguna web de descargas gratuitas.

Jesús Haro dijo...

Esta película es una mierda. Y además dura muy poco.

El Rector dijo...

Jesús, si es una mierda, lo de que dure poco, habrá que contárselo como una virtud, no?

Yo ya viendo ese póster de telefilme de sobremesa, no me acercaría a esto ni con un palo.

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

Hola Spupydo, sin duda, la película es poca cosa. A veces las críticas sirven como selección previa, en este caso es casi un aviso para que no perdáis el tiempo. No veas la de películas malas que he conseguido evitar leyendo las críticas de mis compañeros. Aunque claro, como todo, cada uno con sus gustos y su ánimo de arriesgar, que sorpresas siempre las hay.
Jesús, por mi lentitud a la hora de responder se me adelantó el Rector al decirte eso de: menos mal que dura poco! Si encima durase tres horas, probablemente no la habría ni acabado.
Rector, pues fíjate que el póster es de lo poco aceptable de esta película. No el de las caras, claro, que es patético, el otro. Sin duda no te pierdes nada, como bien intuyes, es un telefilm de sobremesa.
Saludos a los tres

Unknown dijo...

Creo que la pelicula es mala pero tu critica es peor, denota tu inferioridad y tu odio, no hacia el machismo sino sacia el genero masculino.
Seria bueno hacer una critica a esta o cualquier pelicula sin reflejar sus miedos en ella.

RONETTE PULASKI dijo...

Hola Unknown, vaya, qué comentario más agresivo. De todas formas, cuando veas la película, por aquí estaremos para hablar de cine. Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.