martes, 29 de junio de 2021

Crítica: Monster Hunter

KRUEGER NOS HABLA SOBRE OTRO VIDEOJUEGO ADAPTADO A LA GRAN PANTALLA POR... PAUL W. S. ANDERSON


Milla Jovovich en Monster Hunter
Ha querido la casualidad que la actual reseña se relacione, directamente, con las dos anteriores que escribí. Por un lado, estamos frente a una propuesta que coquetea con el cine Kaiju, monstruos gigantes mediante; aspecto que podría emparentarla con la reciente “Godzilla vs. Kong” (Adam Wingard, 2021). También tiene su origen, al igual que “Mortal Kombat” (Simon McQuoid, 2021), en el mundo de los videojuegos, concretamente en una saga de reconocido éxito entre los aficionados: Monster Hunter. Para rizar el rizo, Anderson fue el responsable de la primera adaptación al celuloide de la obra de Midway en la divertida “Mortal Kombat” (Paul W.S. Anderson, 1995). Casualidades vaya. 


“Con el paso de los años he sabido perdonar como Anderson traicionó el espíritu de uno de los padres (al menos si nos referimos a explotación comercial) fundadores del survival horror” 


Milla Jovovich guerrera de videojuego
Muchos de vosotros estaréis temblando al saber que tenemos (de nuevo) a Paul W. S. Anderson al volante, y curiosamente de nuevo junto a su esposa Milla Jovovich; matrimonio que ha legado (con mayor o menos implicación en el caso de Anderson) una saga, la de “Resident Evil”, que, si no me fallan las cuentas, alcanza un total de seis entregas. Nada mal para una propuesta de pura serie B, con tiros, zombies y monstruos; aunque aquejada de la gran mayoría de males del cine de acción y fantástico de los dos miles (cámaras lentas, dependencia de los efectos especiales…vaya, igual que Zack Snyder…). Voy a quitarme, desde ya, el peso de encima de los hombros: me ha gustado (bastante) “Monster Hunter” (2020). 

Milla Jovovich militar
Con el paso de los años he sabido perdonar como Anderson traicionó el espíritu de uno de los padres (al menos si nos referimos a explotación comercial) fundadores del survival horror, en la ya lejana “Resident Evil” (Paul W.S Anderson, 2002), y cada cierto tiempo me descubro volviendo a disfrutar la excelente “Horizonte Final” (Paul W.S. Anderson, 1997), la que a día de hoy sigue siendo su mejor obra. Quiero decir, no tengo nada en contra de Anderson: me parece un currela, que se ha entregado en cuerpo y alma, a las producciones medianas con ínfulas de blockbuster (lo que en videojuego, valga la oportunidad, sería un AA) y que siempre ha tenido un pie puesto en el fantástico. No es Rob Zombie vale, pero hay directores por ahí que dirigen propuestas más comerciales y que en, mi humilde opinión, presentan la mitad de entusiasmo que el bueno de Anderson. 


“los combates, en esta primera mitad, se desarrollan a plena luz del día y en desiertos. Todo se ve de lujo y perfectamente. Estoy harto de las ambientaciones oscuras para ahorrar unas perrillas” 


monstruo más difícil de Monster Hunter
Es cierto que parte del éxito de “Monster Hunter” radica en lo sorprendentemente disfrutables que son sus dos primeros tercios de metraje. El film comienza con el habitual comando de soldados que, para sorpresa del espectador, no tardan demasiado en convertirse en carne de cañón. Una vez que se ha quitado de en medio la carnaza, la película se convierte en una suerte de survival soft, con una entregadísima Milla Jovovich (que poca falta hacen en la historia sus asideros emocionales…) y un reparte estopa Tony Jaa. Reconforta, más allá de los muy notables efectos especiales, la simplicidad de la historia en este punto: solo Jovovich y Jaa curtiéndose el lomo (en enfrentamientos de sorprendente fisicidad y montaje claro) entre ellos, para acto seguido hacer frente común a la galería de monstruos, superando el problema del idioma y aprendiendo a comunicarse gracias a la universalidad del concepto de hostia en toda la cara. 


“si te da por buscar un guion vas a dar más vueltas que una cabra en un garaje, pero es lo que tiene una película en la que la gente cambia de dimensión en dimensión, para encontrarse con un mundo habitado por monstruos gigantes” 


Milla Jovovich y Tony Jaa
Otro elemento positivo: las batallas y los combates, en esta primera mitad, se desarrollan a plena luz del día y en desiertos. Todo se ve de lujo y perfectamente. Estoy harto de las ambientaciones oscuras para ahorrar unas perrillas en efectos especiales. Hemos venido por monstruos señores, que se vean. Desde luego estamos hablando de Anderson, por lo que no todo iba a ser positivo: una vez que Jovovich y Jaa se han convertido en coleguitas de supervivencia, aparece una banda de ¿piratas?, comandados por un Ron Perlman vestido con los sobrantes de vestuario de Rufio en “Hook” (Steven Spielberg, 1992). Y desde aquí todo va a peor

Ron Perlman en Monster Hunter
Los nuevos personajes no se encuentran desarrollados y resultan ciertamente ridículos, en una propuesta que hubiera sido estupenda de haberse mantenido en ese enfoque minimalista a lo “Enemigo Mío” (Wolfgang Petersen, 1985); pero había que subir las apuestas y al menos el tercer acto resulta distinto a lo visto previamente. También resulta evidente que un poco de gore le hubiera venido estupendamente a la cinta (aunque vuelvo a comentar que me ha sorprendido el número de muertes de la película) y que si te da por buscar un guion vas a dar más vueltas que una cabra en un garaje, pero es lo que tiene una película en la que la gente cambia de dimensión en dimensión, para encontrarse con un mundo habitado por monstruos gigantes. Me lo he pasado mejor que con “Godzilla vs. Kong”, he aplaudido la simpleza del producto y me he entretenido cosa fina. Una de esas películas que cada vez va a resultar más difícil visionar, al menos en cine.


5 comentarios:

El Rector dijo...

Mi perdón se vende algo más caro, de hecho, atentados cinematográficos como el que nos ocupan, no ayudan, jeje. Y eso que en este caso, no siento especial apego por la obra original, ya que después de mi descafeinada experiencia con el mundo de la caza de criaturas en "Horizon Zero Dawn", nunca me he atrevido con "Monster Hunter", pero es que ni con esas. Anderson es tan hortera en todo lo que rueda (me sigue pareciendo imposible a día de hoy, que pudiera dar forma a algo como "Horizonte Final"), que me es imposible tomarme en serio nada de lo que hace (y a razón de tu mención de Snyder, parece mentira que de un mismo recurso, el de la cámara lenta, puedan obtenerse resultados tan antagónicos). Y lo se, no sería esta esa película en la que buscar coherencia ni grandes alardes argumentales, pero es que ni por esas. Me huele todo a un The Asylum millonario... demasiao pa mi body.

De la Jovovich, uno ya está acostumbrado. Pero lo de Perlman... joder, eso sí que duele a la vista. Haciendo el ridículo en semejante percal. La sola comparación con "Enemigo Mío" debería ser motivo de azote nalguero y mira que la fórmula ha sido explotada hasta la saciedad, pero esta nueva "adaptación", me parece de las peores que he visto.

Eso sí Krueger, me hablas de Rufio y de mi adorada "Hook", y te lo perdono todo. Incluso esto :)

Saludos.

Art0rius dijo...

Buf....Krueger compañero, tu siete y medio se me me hace muy cuesta arriba.
Este nuevo artefacto de Anderson no me parece que tenga nada de disfrutable y sí mucho dolor a mi juicio. Mira que he visto a Perlman en fregados terribles pero este se lleva la palma, y en global lo aburrida de la propuesta me resulta una losa difícil de superar. Pero a gustos, colores.

Missterror dijo...

A mí también me pareció un despropósito importante. Una película con todos los elementos para llevarte al cielo, consigue que te aburras como un ostra y que no seas capaz de encontrar alma en nada de lo que ocurre en pantalla desde que el team Jovovich entra en acción.

"Horizonte final" es mi película espacial favorita de todos los tiempos (incluso por encima de "Alien") Me flipa de una manera extraterreste. Todo lo que ha hecho después Tomas W. Anderson me ha parecido poco menos que atentados cinematográficos contra el disfrute. Me cuesta tantísimo entender su trayectoria que dejé de seguirle hace tiempo. Aun así, juro que no vi "Monster Hunter" con prejuicios, sino con la curiosidad de quien da un voto de confianza, pero no fui capaz de disfrutar nada. No sé si tiene que ver con que yo no haya jugado a este videojuego (ni a ninguno), pero para mí fue una pérdida de tiempo en toda regla.

Un abrazo.

El Rector dijo...

Missterror, en este caso, a Anderson no creo que le penalice en exceso el justito nivel interpretativo de Mila Jovovich, con sus propias "dotes" se sobra y se basta para dispararse en el pie. No sería por ejemplo, un caso como el de Rob Zombie, ese sí que tiene al enemigo en casa...

Tampoco creo que hayas jugado a "Resident Evil" y eso no te ha impedido sufrir toda la infame saga en pantalla grande como todo hijo de vecino, jeje.

Saludos.

Krueger dijo...

La verdad es que no puedo quitaros la razón a ninguno jeje, bueno un poquito sí me ofende lo de Rob Zombie Rector...

Al menos todos estamos de acuerdo en el tema Horizonte Final, aunque ponerla por encima de Alien, o Pluto Nash jeje Miss terror..

Saludos!

Publicar un comentario

¿Tienes opinión? No seas tímido/a y compártela, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores/as siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.